Prepara tu piel por dentro y por fuera. ¡Se acercan los días de sol!

¡Debes conocer estos consejos para los días de sol!

Se aproximan los días de sol, y tras meses de frío ha llegado el momento de lucir de nuevo nuestra piel. El viento y el frío favorecen que sintamos la piel seca, agrietada o incluso con una ligera tirantez. Durante el invierno es especialmente importante focalizarnos en la hidratación de nuestro organismo, tanto a nivel exterior como interior.

Con la llegada de la primavera es posible que abandonemos nuestras rutinas de skincare al realizar más vida en el exterior de nuestras viviendas. No obstante, con la llegada de la primavera no debemos relajarnos en el cuidado de nuestra piel ¡Debemos seguir nuestras rutinas!

Tu piel, el órgano más grande del cuerpo

Hasta hace poco, el órgano más grande del cuerpo ha sido el gran olvidado dentro del autocuidado personal. Afortunadamente, hoy en día tenemos más consciencia de la importancia de las rutinas de cuidado de la dermis. Pero, cuidar la piel no solo es tener unas las rutinas faciales, sino que engloba todos los actos -internos y externos- que llevamos a cabo en nuestro rostro.

La epidermis es nuestra capa más externa, por lo que, está constantemente expuesta a las agresiones externas como los efectos del frío, el calor, el viento, la contaminación, y la radiación solar. De hecho, esta última, es la que más influye en el envejecimiento de la piel y en el desarrollo de las arrugas faciales. Si quieres mantener una piel sana, rejuvenecida y sin manchas, debes proteger tu piel con un protector solar durante todo el año.

Cómo preparar la piel del rostro para la primavera

La gran mayoría de los signos del envejecimiento dependen de los factores externos, o radicales libres. Hay que tener en cuenta que los factores externos -el tiempo, la humedad, la contaminación, etc.- afectan a nuestro sistema cutáneo. Por eso, aunque estemos acostumbrados a una serie de productos que nos ayudan a tener una tez radiante, es posible que a lo largo del año debamos hacer algunos cambios.

Con la llegada del buen tiempo, nuestro cuerpo se expone largamente a los radicales libres, Por eso, nuestra piel debe estar preparada para lucir lo mejor posible durante los meses de calor, y nada mejor que comenzar a prepararla y cuidarla durante la primavera ¿Cómo puedo hacerlo?

  • Es conveniente que te realices algún tratamiento exfoliante para eliminar las células muertas y combatir la piel apagada; así lucirá más luminosa y radiante.
  • Hidrata tu piel con alguna crema, o aceite específico, para tu tipo de piel. Es mejor que hidrates tu rostro por la mañana y antes de acostarte. Para el cuerpo puedes utilizar una crema corporal después de la ducha. Es muy aconsejable hidratarnos en profundidad antes de comenzar a exponernos al sol. Así lucirá tersa y saludable.
  • El sol nos comienza a atacar. Debemos proteger nuestro rostro -y las partes expuestas- de los rayos UV.

Tu cuidado a través de la alimentación

Una dieta sana y equilibrada es fundamental para tener una piel sana y joven. Por eso, es importante evitar el consumo de alimentos ricos en azúcares libres y ultra procesados. Así mismo, es necesario aumentar el consumo de vegetales y frutas que nos aportan los antioxidantes que retrasan el envejecimiento, y protegen a las células del cuerpo de la acción de los radicales libres.

A veces parece que el cuidado de la piel solo podemos hacerlo a través de cremas y productos, sin embargo, olvidamos la parte más importante… El cuidado de la epidermis comienza con la alimentación sana ¿Quieres algunos consejos?

– Incluye más frutas y verduras crudas. Contienen potentes antioxidantes que aportan vitamina C. Puedes encontrarla en alimentos como las fresas, naranjas, o los pimientos. Te damos ideas de recetas en nuestro blog.

– ¡Más vitamina A! Ayuda en la síntesis de la formación del colágeno, que le aporta elasticidad a tu piel. Incluye alimentos con vitamina A en tu dieta cómo, por ejemplo, las zanahorias.

Omega-3. Puedes encontrarlo en las nueces, el atún y el salmón. Este famoso ácido graso reduce los compuestos inflamatorios del organismo que se traduce en una mejora a nivel general del estado de la piel.

– Bebe suficiente agua. Asegúrate de beber líquidos durante todo el día. Lo mejor es que tomes unos dos litros al día entre agua o infusiones sin azúcares. Puedes probar con la infusión Antiox que dispone de cúrcuma para mantener tu piel saludable. Como ves, es muy importante que te hidrates tanto por fuera cómo por dentro.

Mantener en buen estado tu piel es fundamental para que luzca radiante, además, de garantizar que realice sus funciones esenciales. Cuidarla debe ser tu prioridad.

 

 

10 tips para el cuidado de tu piel en invierno

10 tips para el cuidado de tu piel en invierno

Nuestra piel recorre distintas etapas según van pasando los meses, por eso, el cuidado de tu piel debe ser distinto según estemos en la época veraniega, o cuando apriete el frío. Con la llegada del invierno nuestra piel se deteriora haciendo que la sintamos seca favoreciendo irritaciones, sequedad y aparición de rojeces.

Además del frío que siente todo nuestro cuerpo, lo cierto es que la piel sufre mucho con la exposición a temperaturas bajas. Por otro lado, al utilizar calefacción en los interiores, nuestra piel sufre cambios bruscos de temperatura que alteran nuestro equilibrio cutáneo.

Nunca está de más saber algunos trucos para cuidar la piel en invierno, por eso, te daremos consejos para protegerla y mantenerla sana.

Cómo debemos cuidar la piel en invierno

Una de las dudas más frecuentes que tenemos con la llegada de esta estación es si debemos seguir con la misma rutina facial que utilizamos en verano, o si debemos realizar algún cambio.

Cómo norma general, la piel en invierno es más frágil. Las bajas temperaturas hacen que los capilares se contraigan y no llegue el mismo riego sanguíneo a todas nuestras células. La falta de nutrientes y de oxigenación hace que se acumulen células muertas en la superficie de la piel lo que provoca una baja hidratación de la epidermis.

Nuestra piel acaba resecándose y, consecuentemente, sufriendo descamación, tirantez y escasa luminosidad. Debido a este aumento de sequedad, es indispensable establecer como pilar de nuestra rutina invernal la hidratación profunda. Es necesario mantener correctamente hidratado todo el cuerpo, prestándole especial atención a la zona de la cara y las manos por su sobreexposición al viento, la lluvia y la humedad. En todo caso, es crucial la hidratación de la epidermis después de la ducha.

Otra forma de cuidar a nuestra piel de la exposición al frío son los antioxidantes saludables que podemos encontrar, por ejemplo, en alimentos como las frutas y las verduras. Además de hidratar nuestra piel por fuera, debemos realizar una correcta nutrición e hidratación que ayude a mantener la epidermis protegida y radiante.

¿Por qué debemos proteger nuestra epidermis?

Durante el invierno debemos cuidar nuestra piel, ya que, la sequedad y el frío pueden generar su envejecimiento prematuro. Pero ¿por qué es necesario preservar la dermis? No hay que olvidar que estamos ante el órgano más grande de nuestro cuerpo, y el más visible. Nos protege y nos defiende de factores exteriores como la contaminación, la radiación, el tabaco, etc. A través de ella sentimos y nos conectamos con el exterior gracias al tacto.

 

Consejos para el cuidado de la piel

El cuidado del rostro es fundamental en invierno, ya que, nuestro cutis es la parte más expuesta a las inclemencias del tiempo. Pero, veamos otros consejos para cuidar tu piel en invierno.

 

  • Es recomendable que tu estilo de vida sea tranquilo, sin estrés ni fatiga para no generar radicales libres que empeorarían el estado de nuestra piel en invierno.
  • Los labios son más delicados y sensibles al frío. Mantenlos hidratados y protegidos, pero no los tengas mojados continuamente porque esto no empeorará la sequedad.
  • Las manos es otra zona del cuerpo que merece una debida atención. Procura utilizar un jabón no abrasivo para que no se sequen y aplícate una crema hidratante cada noche.
  • Evitar el agua muy caliente es un gran remedio para que la dermis y el rostro estén cuidados. Las temperaturas tan altas deshidratan la piel y colaboran a que pierda lubricación.
  • Después de cada baño con agua caliente es importante secarse bien, ya que, las altas temperaturas la deshidratan.
  • Opta por productos suaves, hidratantes o emolientes, que contengan ingredientes como el ácido hialurónico o la glicerina. Y, por supuesto, no olvides ponerte protección solar aunque no veas el sol.
  • Hay que tener un especial cuidado con la exfoliación. Si eres de piel seca, o sensible, lo mejor es que solo realices una exfoliación una vez a la semana. Las células muertas se eliminarán y así penetrarán mejor

 

Cada persona tiene un cutis o una dermis diferente, por eso, debes buscar las cremas o productos más aconsejables para ti.

No podemos dejar pasar que además del cuidado de la piel, en invierno es necesario cuidar también de nuestro cabello para que permanezca fuerte, vigoroso y brillante. Puedes cuidarlo gracias a la alimentación, o tomando una deliciosa infusión que te ayudará a mantener un pelo fuerte y sano. Proteger a tu piel es protegerte a ti misma.

 

Beneficios de la Salvia: mejora tu digestión naturalmente - Infusiones Susarón

Beneficios de la Salvia: mejora tu digestión naturalmente

La rebotica de las abuelas estaba siempre a rebosar de plantas, y de hierbas, con propiedades magníficas para el organismo. Esta sabiduría popular ha traspasado los hogares y han llegado a convertirse en el manual para la creación de nuevas fórmulas naturales que podemos encontrar en productos para el cuidado de nuestra salud. Y una de las plantas con grandes beneficios es la salvia ¡Descubre sus propiedades!

Hablemos de qué es la salvia

La salvia es una planta que se utilizaba -y se utiliza- en la medicina tradicional, además de ser usada por muchos sus propiedades aromáticas. Es una de las plantas que desde la antigüedad se le atribuyen más propiedades para la mejora de muchos síntomas, o dolencias. De hecho, Hipócrates, en sus escritos, recomendaba su uso en cataplasmas o apósitos, para la curación de las llagas.

Curiosamente, su nombre, Salvia, viene del latín, que hace precisamente referencia a las propiedades que se le confieren a esta planta: “salvar” (salvere).

Propiedades de la salvia

Las partes de este arbusto perenne que se suelen emplear para aliviar las dolencias son las hojas y las flores. Sus componentes principales son aceites esenciales, flavonoides y principios amargos.

A la Salvia se le atribuyen propiedades medicinales. Veamos algunos de sus principios activos:

  • Antisudorífica

Este efecto se debe a que el aceite esencial que contiene actúa en las terminaciones nerviosas de las glándulas sudoríparas.

  • Antiespasmódica

Gracias a su aceite esencial posee un efecto inhibidor de espasmos y calambres.

  • Astringente y antiséptica

Su acción astringente se ha empleado para enjuagues bucales o, como ya recomendaba Hipócrates, para cicatrizar heridas abiertas o de difícil cicatrización.

  • Mejora de los trastornos digestivos

Por su composición en taninos y sustancias astringentes, la salvia calma problemas gastrointestinales, vómitos, problemas de acidez, flatulencias, hinchazón abdominal o hernias de hiato. Si quieres conocer más de cómo cuidar tu salud digestiva puedes consultar nuestro blog.

  • Hipoglucemiante

Este es un efecto que se consigue dado que compite por el control de la glucosa y esto le confiere una propiedad hipoglucemiante. Es decir, que puede ayudar a reducir el nivel de glucemia en nuestra sangre.

  • Efecto de mejora de los síntomas de la menopausia

Tiene un efecto ligado a su actividad estrogénica, es decir, que tiene compuestos similares a los estrógenos, por lo que se unen a los receptores de estos. Al unirse a los estrógenos se mejoran los síntomas y molestias asociadas al climaterio.

¿Cómo podemos usarla?

La manera de utilizar la Salvia dependía del tipo de cura que se quería realizar. Como hemos visto, se podía aplicar en apósitos, pero también, una de las maneras de tomarla ha sido desde siempre en forma de infusión.

Y, actualmente, también podemos incluirla en nuestro día a día, por ejemplo, si tenemos problemas digestivos, digestiones pesadas, acidez… Vientre Sano de Susarón es una opción ideal para incluir esta Salvia en tu día a día. Así te beneficiarás de sus propiedades en la mejora de la digestión y del dolor de estómago. Esta infusión, con un toque de limón, contiene además jengibre y una fuente de fibra, que le confieren un efecto prebiótico que promueve una flora intestinal saludable.

Haz lo mismo que hacían nuestras sabias abuelas con la salvia ¡No puede faltarte en la rebotica para mejorar tu salud!

Té verde, negro, rojo… ¿conoces sus diferencias?

Hoy en día hay tantos tipos de esta bebida que es difícil que no nos guste ninguno. Lo hay blanco, verde, negro, rojo… sea como sea proviene de la misma planta, pero es su procesado lo que hace que cada uno de ellos tenga sabores y propiedades diferentes. ¿Sabes para qué sirve cada uno? Vamos a descubrir los beneficios del té en sus variedades.

EL Origen de esta bebida

Los primeros indicios de esta bebida aparecen en China, hace más de 5000 años. El té es una bebida que se instauró en los países orientales sobre todo, convirtiéndose en una bebida ceremonial. En Europa, el té llegó en el siglo XVI, así que su consumo es bastante más reciente comparado con China, Japón…

Hablemos del té en general

Es algo ya muy conocido que el té tiene unas propiedades y beneficios para la salud que se atribuyen a su contenido en polifenoles y catequinas, que los convierte en una bebida antioxidante por excelencia. Se obtiene de la planta Camellia sinensis, y lo que hace diferente a cada clase o tipo es la cantidad que contienen de estos nutrientes. Esta cantidad varía en cada tipo de té según el grado de oxidación, los procesos de fermentación y el secado al que se somete esta planta. Este proceso hace que las hojas adquieran colores diferentes, dándoles también el nombre a las diferentes variedades: té rojo, negro, verde… Vamos a hacer zoom en cada uno de ellos para conocer sus propiedades.

Té rojo

Para la obtención del té rojo, las hojas se enrollan y se mantienen así. Se fermenta durante años.

Su composición, similar a los otros tipos de té, pero de la que se puede destacar que tiene menos teína que el té verde, y que contiene más vitamina C y potasio que sus compañeros.

El té rojo es el más típico de China por ser una infusión que se ha considerado medicinal de manera tradicional.

Té negro

Las hojas del té negro siguen un proceso que hace que se oxiden y fermenten, aunque sin bacterias ni levaduras, de una manera superior a las otras variedades. Este té contiene más cafeína que otros tés, y además contienen más cantidad de potasio, fósforo o vitamina B9.

Por su contenido en cafeína,  se recurre a él para mantener lucidez mental, un estado de alerta mayor y, consumido con moderación, para mejorar concentración. Esta misma cafeína es responsable también de aumentar la tensión arterial, por lo que está contraindicado en personas con tensión arterial alta, pero recomendado a aquellas que suelan tener la tensión baja.

Té verde

En este caso, las hojas de té, enrolladas, se exponen al calor para evitar el proceso de la oxidación. Este tipo contiene una cantidad moderada de cafeína, que lo convierte en una opción no tan “fuerte” como el té negro. Además contiene aminoácidos, las piezas que forman las proteínas; y vitaminas del grupo B, que ayudan a mejorar el cansancio y la fatiga.

Todos los tés son una opción ideal para asegurar la hidratación a lo largo del día. Quizás es una de las opciones más consumidas, por delante de refrescos y otras bebidas, precisamente por sus características organolépticas. Eso sí, para ser considerado una bebida saludable tal y como lo es, debe consumirse sin azúcar.

¿Y tú cuál prefieres?

Nuestras infusiones clásicas pueden acompañarte en tu día a día, en el momento que prefieras, de la manera que prefieras.

Te proponemos nuestra selección de tés: té verde, estimulante suave: té rojo, que evita la retención de líquidos o té negro, un potente antioxidante que ayuda en la pérdida de peso.

Y como ya sabes, es una deliciosa manera de hidratarte, ¡prueba también a hacerte las infusiones frías, verás como las disfrutas!

 

 

 

Los increíbles beneficios del azahar

Los increíbles beneficios del azahar

La popular flor de azahar es el nombre con el que se conoce a la flor del naranjo. Esta flor es muy valorada por la intensidad de su fragancia y desprende un aroma cítrico muy peculiar. Esta flor blanca nos transporta al verano de manera inmediata.

Por su aroma es un ingrediente fundamental para la creación de aromas, no solo para la cosmética, sino también para el ámbito culinario. Pero la flor de azahar tiene muchas más cualidades. ¡Vamos a ver las propiedades del azahar!

La flor de azahar

Esta flor tan característica crece en primavera en árboles frutales de cítricos como el naranjo, el limonero y el mandarino. Su nombre, de procedencia árabe, significa “flores”. Florece a comienzo de la estación primaveral, en concreto en el mes de marzo y abril. Es una flor pequeña de color blanco de 5 pétalos.

Es un ingrediente fundamental de fragancias, productos de cosmética y por supuesto de algunas infusiones. También se ha utilizado para extraer su aceite esencial conocido por el nombre de nerolí.

Usos y propiedades de la flor de azahar

El aroma de las flores de azahar es una de las utilidades por las que esta flor es reconocida y utilizada para la creación de perfumes y ambientadores, pero también para aromatizar platos.

La flor de azahar es comestible y podemos encontrarla, por ejemplo, en forma de agua de azahar. Esta se obtiene por destilación de una infusión en agua de los pétalos de esta flor, donde se concentran sus aceites esenciales. Esta agua se utiliza en cocina como ingrediente, por ejemplo, en el roscón de reyes. Pero también sirve para aromatizar infusiones u otras bebidas.

Pero además de esta fabulosa propiedad aromatizante, el azahar se ha utilizado tradicionalmente en remedios caseros como, por ejemplo:

  • Se emplea popularmente desde hace muchos siglos como remedio casero para las molestias menstruales.
  • Se ha utilizado de manera tradicional por su acción sedante y espasmolítico.
  • Otra de las propiedades de esta flor es la de ser antidiarreica, ya que contiene pectina.

Por lo tanto, sus usos como planta medicinal se han dirigido hacia el tratamiento de manera popular de problemas de insomnio, para disminuir las molestias menstruales y los dolores estomacales. También se le otorgan propiedades para la mejora de los problemas digestivos sobre todo los del tránsito intestinal.

Recupera tu descanso

Cuando se produce una alteración en los ciclos del sueño, puede aparecer el insomnio, es decir, la incapacidad de dormir. El sueño es el mejor reparador, ya que es necesario para reprogramar todas las funciones del organismo, y para que se lleven a cabo ciertos procesos que solo se dan durante esas horas de la noche. Por ello, recuperar el sueño es fundamental para garantizar un buen estado de salud.

La flor de azahar es un remedio casero utilizado por sus propiedades sedantes. Por eso, es uno de los ingredientes de nuestra infusión Japón, la infusión del equilibrio interior. La combinación de la flor de azahar con la hoja de naranjo contribuye a reducir la tensión. Ayuda a promover la relajación en casos de nerviosismo y ansiedad y es una combinación muy acertada si buscas un momento de calma.

Si necesitas mejorar tus hábitos y rutinas de sueño, no te pierdas nuestros artículos con consejos para dormir mejor, y sobre las infusiones y plantas recomendadas para antes de ir a la cama.

¡Envuélvete de las propiedades de los ingredientes que nos da la naturaleza con Susarón!

 

 

 

 

Disfruta tus infusiones en frío

Preparar unas infusiones en frío no siempre es fácil porque si queremos mantener su sabor y propiedades, debemos conseguir ese frescor sin aguar la infusión. Y esto, ¿es posible? ¡Pues claro que sí! Te lo contamos a continuación.

Verano e infusiones, ¿son compatibles?

La respuesta a esta pregunta es… ¡Rotundamente sí! Las infusiones son una manera ideal de hidratarnos en época estival, ya que, recordemos, se hacen con agua. Pero seguramente estás pensando que con el calor que hace, lo último que apetece es tomar una infusión caliente. ¿Quién dijo que solo podíamos tomar las infusiones calientes? Son una buena manera de entrar en calor durante el invierno, pero también lo son de refrescarnos en verano. Nos aportan además unos sabores exquisitos y unas interesantes propiedades beneficiosas para el organismo.

 Qué pasa cuando preparamos unas infusiones en frío

Si te has preguntado en algún momento como hacer infusión fría, o si la infusión que ya has preparado pierde propiedades al enfriarse, lo cierto es que va a depender del tipo de planta. Si quieres preparar una infusión en verano puedes prepararla antes de su consumo. De todas maneras, cuando prepares tus infusiones frías, recuerda mantenerlas en la nevera por un periodo de tiempo de no más de 2 o 3 días, de esta manera te aseguras que tanto sus aromas como sus propiedades, se mantienen lo más parecidas a su fórmula inicial.

Aunque no afecta directamente a la propiedad saludable del principio activo de la planta, en algunas ocasiones es probable que notes que, cuando pasen los días, tu infusión fría haya cambiado de color. También, en el caso de los tés que llevan teína, esta sustancia estimulante similar a la cafeína, puede ir disminuyendo en concentración con el paso del tiempo, ya que se une a los taninos presentes en el propio té, y precipitan. En este caso, se produce una ligera pérdida de este componente con el paso de los días.

Cómo se prepara unas infusiones en frío

Las infusiones dan muchísimo juego en verano, más del que nos imaginamos. Más allá de preparar la infusión y ponerle unos hielos, que es lo que seguramente nos imaginamos cuando hablamos de infusiones frías, hay un ritual que puede seguirse para asegurarnos que, sí, pese a ponerle hielo, no acabará siendo agua coloreada. Y por ello es importante seguir unos pasos muy sencillos.

En primer lugar, prepara como de costumbre tu infusión preferida. Puedes hacer para varias tazas, por ejemplo, para 4 tazas. Una vez hecho, déjala enfriar a temperatura ambiente. Cuando haya atemperado, pásala a un envase de vidrio, por ejemplo, una botella rellenable que puedas tapar, y métela en la nevera. Recuerda que puedes tenerla ahí 2 o 3 días máximo.

Cuando quieras tomarla, puedes añadir un par de hielos a tu vaso. Si no te gusta que el hielo “agüe” tu fiesta particular, puedes probar con hielos reutilizables, que no se deshacen, pero mantienen tu bebida fría.

Pero aquí no acaba todo. Esto es la base de un sinfín de posibilidades que puedes probar. Te dejamos a continuación algunas ideas:

Un poco de menta y…

Y nos sentiremos más frescos si cabe. Puedes añadir un poco de menta o hierbabuena a tus preparaciones, unas hojitas ligeramente machacadas por ejemplo a tu infusión enfriada de Adelgasana de Susarón, ¡te va a parecer una experiencia riquísima!

Con cerezas y un toque fresco

En este caso te proponemos una deliciosa bebida fría con Té Verde de Susarón. Para ello, coge 4 cerezas para tu vaso o taza, y tritúralas. Ponlas al fondo. Puedes añadir si quieres unas hojas de hierbabuena también. Añade tu infusión enfriada y mezcla. Si quieres, puedes añadir un poco de Endulzante Natural de Susarón para darle un toque dulzón, y ¡a disfrutar del verano!

Con un toque de leche de coco

Si a la infusión de India de Susarón, que ya es exótica de per se, le añadimos un toque de coco, ¡no puede salir nada mal! Para que prepares esta deliciosa bebida fría necesitas tu infusión India enfriada, un chorrito de leche de coco fría al gusto y, si quieres, una ramita de canela que puedes romper un poco y añadir al vaso. Ponle unos hielos, y añade una pajita y ¡teletranspórtate a otro Mundo!

¿Qué infusiones frías preparas tú?

 

 

Mejora las digestiones pesadas con hibisco.

Mejora las digestiones pesadas con hibisco

Tenemos a nuestro alcance multitud de plantas y flores que nos pueden ayudar a mejorar ciertos síntomas, o simplemente nos reconfortan, o tal vez ¡las dos cosas a la vez! Conocer las bondades y los beneficios nutricionales que nos aportan las hierbas silvestres, nos va a permitir saber qué deliciosa infusión prepararnos para aprovechar todas las propiedades de esa planta. Y por eso os hablamos de las características del hibisco, una planta que no debe faltar en nuestra despensa y que ayuda a mejorar tus digestiones. Vamos a ver esta propiedad más en profundidad.

Origen del hibisco

La “flor de Jamaica” o flor de hibisco es originaria de América y África, catalongándose como planta medicinal desde la Antigüedad. En 1216, el botanista sevillano Abul-Abbas-el-Nebate resaltó que, en Egipto era muy habitual tomarlo en infusiones, y sus frutos inmaduros se utilizaban para mezclar con la carne. También se utilizaba como remedio por sus propiedades emolientes, es decir, hidratan y cuidan la piel.

En la India, este fruto también es conocido tradicionalmente por sus propiedades diuréticas, entre otras cosas, así como es apreciada en muchos otros países por sus amplias propiedades. 

Propiedades del hibisco

Además de los descubrimientos sobre su uso que nos dejó descritos Abul, y de su utilización tradicional como remedio en otros países, al hibisco se la conoce como planta medicinal por su implicación en el sistema digestivo. Pero también hay que mencionar que además de esas propiedades que ahora veremos, el hibisco también ha sido utilizado como afrodisíaco, con efecto antioxidante y para otros usos. Su uso por vía tópica ofrece una protección si se aplica en forma de cataplasma, gracias a su propiedad demulcente, es decir, que calma las molestias de las mucosas y la piel. Y gracias a su propiedad emoliente, ayuda a reducir inflamaciones por vía externa.

¿Problemas digestivos?

No es raro escuchar a alguien a nuestro alrededor, o nosotros mismos, quejarnos de padecer algún episodio gastrointestinal: gases, dolor de barriga, indisposición, dispepsia… El resultado de nuestro día a día, de nuestro ritmo desenfrenado, nos lleva a descuidar nuestra alimentación y hábitos saludables de cuidado físico y psicológico. Y esto nos pasa factura con problemas de estómago o intestinales que acaban por afectarnos en todos los aspectos de nuestra vida. Por esto, es importante mantener en buen estado nuestro sistema digestivo, y para ello, el hibisco nos proporciona un ayuda.

Tradicionalmente, las semillas de esta planta mascadas, se han utilizado para tratar incomodidades digestivas por su efecto estomacal y por ayudar a combatir el mal aliento.

No hace falta que masques sus semillas, ya que puedes beneficiarte de sus propiedades mediante deliciosas infusiones que puedes incorporar en tu día a día, por ejemplo, después de las comidas. También es importante que tus menús estén adaptados a tus necesidades del momento, y para ello, que escojas alimentos que puedan ayudar a tu sistema digestivo a volver a un estado saludable.

Aprovecha todo su potencial

Si desde la Antigüedad ha sido una planta muy reconocida por sus propiedades, es porque realmente el hibisco proporciona varios beneficios, y se puede considerar una planta todo terreno.

Además de las ya mencionadas, el hibisco ayuda a mantener la vitalidad del cuerpo haciendo que te sientas más enérgico. ¿A quién no le viene bien un plus de energía?

Esta particularidad la convierte en una planta que, en combinación con otras como por ejemplo el escaramujo, y vitaminas y minerales naturales, se convierte en una opción a tener a mano cuando sentimos decaimiento típico de periodos prolongados de estrés o cansancio excesivo. Por ejemplo, las infusiones Susarón Vitamínico son un complemento alimenticio con suplemento de vitaminas y minerales que ayuda a mantener la vitalidad del cuerpo y la mente. Contienen vitamina E y vitaminas del grupo B, que contribuyen al metabolismo energético y a evitar el envejecimiento celular, además del escaramujo y, por su puesto, el hibisco. Su sabor a frutos del bosque hace de ésta, una bebida reconfortante para tomar en cualquier momento del día y del año.

Así pues, ya sabes todo lo que puede hacer el hibisco por ti, no solo a nivel digestivo sino también por tu vitalidad. Ahora solo falta que cojas tu mejor taza, te prepares una infusión y te sientes a disfrutarla para regalarte un momento de descanso. ¡Recupera tu salud digestiva y carga tu energía a deliciosos sorbos!

 

 

Descubre las bondades del regaliz

Cuando hablamos de regaliz nos viene a la memoria imágenes de nuestra infancia tratando de extraer su inconfundible sabor y aroma. Esta planta la podemos encontrar en muchos formatos para su consumo: gomas de regaliz, pastillas, incluso en platos. Se trata de una planta, que además de su característica organoléptica, nos ofrece propiedades beneficiosas que podremos ver a continuación.

Qué es el regaliz

Estas plantas herbáceas, con raíces profundas y leñosas, suelen crecer junto a ríos, charcas, vaguadas y lagos del Mediterráneo soliendo alcanzar hasta un metro de altura.

Se han encontrado referencias de la existencia de esta planta desde el antiguo Egipto, pero su nombre procede del griego “glykyrrhza”, que traducido viene a decir “raíz dulce”. Posteriormente, en latín, la palabra pasó a ser “liquiritia”, que seguramente hacía referencia a la fluidez del líquido que se obtenía de la raíz de la planta.

Además, es uno de los condimentos más antiguos, pero en el formato seco se utiliza para hacer infusiones, cremas… Su componente principal –o principio activo- es la glicirricina, que puede tener propiedades edulcorantes, expectorantes y antiinflamatorias.

Usos tradicionales

El regaliz es una planta que se ha utilizado desde la antigüedad por sus propiedades en la medicina china y también en la cultura europea. Concretamente, en la cultura oriental, esta planta medicinal se conoce desde el 200 a.C, donde aparece en una lista clásica de la ciencia herbolaria, como una sustancia que ayuda a fortalecer los músculos y los huesos, entre otras cosas.

En el caso de la cultura griega y romana, el uso del regaliz se aconsejaba en el tratamiento de enfermedades respiratorias como el asma, por ejemplo. También las hacían servir para tratar heridas cutáneas. Además, el jugo de esta raíz fue descrito por el farmacólogo Dioscórides en el siglo I a.C, como un tratamiento efectivo para el ardor de estómago.

Pero si por algo es conocida esta raíz desde tiempos antiguos es por su capacidad de calmar la sed y mitigar la tos seca.

Qué aporta el regaliz

Esta raíz contiene saponinas, que son sustancias no nutritivas que ofrecen protección frente a agentes externos. De estas saponinas, hay que destacar la glicirricina, una sustancia tiene un alto poder edulcorante: hasta 50 veces más poder endulzante que el azúcar. Además, es conocida por ser la sustancia que evita la acidez y las úlceras de estómago, junto con los flavonoides. De entre éstos, hay una sustancia que es la responsable de la propiedad espasmolítica. Es decir que alivia o calma los espasmos al hacer disminuir las secreciones de los ácidos gástricos.

Pero otro de los beneficios, es que es buena alternativa para personas que suelen tener muchos gases o que tienen problemas de estreñimiento.

Como ya se ha comentado, a nivel histórico se ha utilizado el regaliz como un tratamiento para afecciones respiratorias, por eso suele formar parte de los remedios destinados a calmar la tos. Sus propiedades antiinflamatorias se han utilizado de manera tradicional en la curación de dolores de garganta o bronquitis leves.

Cómo tomar el regaliz

Estamos de suerte: puedes aprovecharte de los beneficios de esta raíz de una manera sencilla y deliciosa. Te proponemos una infusión: Sudafrica de Susarón. Te va a permitir desconectar por su sabor delicioso. Tiene beneficios por las propiedades del regaliz, junto con la mezcla de té rooibos y cacao, que te ayudarán a relajarte. Si además sueles tener problemas gastrointestinales tales como mucha acumulación

Cuando hablamos de regaliz nos viene a la memoria imágenes de nuestra infancia tratando de extraer su inconfundible sabor y aroma. Esta planta la podemos encontrar en muchos formatos para su consumo: gomas de regaliz, pastillas, incluso en platos. Se trata de una planta, que además de su característica organoléptica, nos ofrece propiedades beneficiosas que podremos ver a continuación.

Qué es el regaliz

Estas plantas herbáceas, con raíces profundas y leñosas, suelen crecer junto a ríos, charcas, vaguadas y lagos del Mediterráneo soliendo alcanzar hasta un metro de altura.

Se han encontrado referencias de la existencia de esta planta desde el antiguo Egipto, pero su nombre procede del griego “glykyrrhza”, que traducido viene a decir “raíz dulce”. Posteriormente, en latín, la palabra pasó a ser “liquiritia”, que seguramente hacía referencia a la fluidez del líquido que se obtenía de la raíz de la planta.

Además, es uno de los condimentos más antiguos, pero en el formato seco se utiliza para hacer infusiones, cremas… Su componente principal –o principio activo- es la glicirricina, que puede tener propiedades edulcorantes, expectorantes y antiinflamatorias.

Usos tradicionales

El regaliz es una planta que se ha utilizado desde la antigüedad por sus propiedades en la medicina china y también en la cultura europea. Concretamente, en la cultura oriental, esta planta medicinal se conoce desde el 200 a.C, donde aparece en una lista clásica de la ciencia herbolaria, como una sustancia que ayuda a fortalecer los músculos y los huesos, entre otras cosas.

En el caso de la cultura griega y romana, el uso del regaliz se aconsejaba en el tratamiento de enfermedades respiratorias como el asma, por ejemplo. También las hacían servir para tratar heridas cutáneas. Además, el jugo de esta raíz fue descrito por el farmacólogo Dioscórides en el siglo I a.C, como un tratamiento efectivo para el ardor de estómago.

Pero si por algo es conocida esta raíz desde tiempos antiguos es por su capacidad de calmar la sed y mitigar la tos seca.

Qué aporta el regaliz

Esta raíz contiene saponinas, que son sustancias no nutritivas que ofrecen protección frente a agentes externos. De estas saponinas, hay que destacar la glicirricina, una sustancia tiene un alto poder edulcorante: hasta 50 veces más poder endulzante que el azúcar. Además, es conocida por ser la sustancia que evita la acidez y las úlceras de estómago, junto con los flavonoides. De entre éstos, hay una sustancia que es la responsable de la propiedad espasmolítica. Es decir que alivia o calma los espasmos al hacer disminuir las secreciones de los ácidos gástricos.

Pero otro de los beneficios, es que es buena alternativa para personas que suelen tener muchos gases o que tienen problemas de estreñimiento.

Como ya se ha comentado, a nivel histórico se ha utilizado el regaliz como un tratamiento para afecciones respiratorias, por eso suele formar parte de los remedios destinados a calmar la tos. Sus propiedades antiinflamatorias se han utilizado de manera tradicional en la curación de dolores de garganta o bronquitis leves.

Cómo tomar el regaliz

Estamos de suerte: puedes aprovecharte de los beneficios de esta raíz de una manera sencilla y deliciosa. Te proponemos una infusión: Sudafrica de Susarón. Te va a permitir desconectar por su sabor delicioso. Tiene beneficios por las propiedades del regaliz, junto con la mezcla de té rooibos y cacao, que te ayudarán a relajarte. Si además sueles tener problemas gastrointestinales tales como mucha acumulación de gases, puedes combinar esta especialidad de infusiones del mundo con Elimina Gases, que gracias a su combinación de alcaravea e hinojo, contribuye al movimiento gastrointestinal y estimula la eliminación de gases.

Ya ves que el regaliz, además de su sabor único tiene unas magníficas propiedades. ¿Qué te parece incorporarlo en tu día a día para beneficiarte? ¡Te encantará en todos los sentidos!

 

 

Mejorar salud digestiva con infusiones

Mejorar la salud digestiva con infusiones

Las infusiones siempre han formado parte de la despensa de remedios naturales en todos los hogares ya que son una opción sencilla y sabrosa con la que mejorar algunos síntomas y dolencias comunes. El uso de hierbas y especias tanto para el autocuidado como para dotar de sabor a los alimentos y bebidas es milenario. Veamos de qué manera podemos mejorar nuestra salud digestiva aprovechando el uso tradicional de plantas, raíces y especias, en nuestras infusiones.

El origen de las especias

Si nos paramos a pensar cual es el país con mayor cantidad de especias, y donde su uso es muy extendido en su gastronomía, ¿qué país sería? Exacto, ¡la India! La India concentra una gran cantidad de estos ingredientes que, además, saben combinar a la perfección para lograr sabores increíbles y exóticos, e incluso colores fantásticos. Pero además de conseguir estos sabores y colores, estos ingredientes también tienen propiedades interesantes para nuestro organismo. Si tuviéramos que escoger alguna para el tema que nos ocupa, podrían ser la cúrcuma, el anís, el jengibre… Vamos a profundizar un poco más en las propiedades de estas especias.

Cúrcuma

Esta raíz de color naranja de la familia del jengibre, es muy conocida por ser una de las especias que da color al famoso curry. Pero además de eso, la cúrcuma, que se lleva utilizando durante muchos siglos en el Sureste Asiático como ingrediente culinario, tiene otras propiedades interesantes. Entre ellas, podemos destacar que tiene un efecto antiinflamatorio que es muy apreciado por deportistas y además, previene la acumulación de grasas y facilita su eliminación, de ahí que facilite la digestión.

Anís

El sabor característico del anís es inconfundible. Pero con el anís no solo conseguimos unos aromas gastronómicos espectaculares, sino que también es un ingrediente que se utiliza en la preparación de infusiones. En este caso, el anís ha sido utilizado tradicionalmente para calmar los espasmos del estómago y como prevención para episodios de flatulencias.

Jengibre

Esta raíz amarillenta, suele ser el ingrediente estrella en muchas preparaciones que se hacen sobre todo en estaciones frías: desde galletas hasta infusiones. Su toque picante es ideal para esos dulces navideños tan típicos en países anglosajones. Pero además forma parte de preparaciones destinadas a la mejora de los síntomas del resfriado común o gripes. Y aunque se le conoce principalmente por esto, el jengibre también ayuda al proceso digestivo y contribuye al bienestar físico. Por lo tanto, es otra especie a tener en cuenta para mejorar la salud digestiva.

Infusiones para la salud digestiva

Además de estas 3 especies que hemos comentado, hay multitud de ingredientes y plantas medicinales que ayudan en la los procesos digestivos. Una buena combinación de estas, puede calmar síntomas comunes como son los gases, o espasmos estomacales. Por ejemplo, ¿conoces la alcaravea? La alcaravea apoya la digestión y estimula la expulsión de gases. O la macis, que es otro ingrediente que contribuye al movimiento gastrointestinal.

Si sientes que tus digestiones son pesadas, acumulan mucho gas, o sientes hinchazón, una opción tradicional es añadir una infusión después de las comidas, e incluso durante el día, que pueda ayudarte con estos síntomas.

¿Y qué infusiones pueden ser las adecuadas?

Aquellas que puedan contener algunas de las especies y plantas que hemos mencionado.

Por ejemplo, para después de las comidas te proponemos una Susarón elimina gases que contiene alcaravea e hinojo además de macis, y contribuye al movimiento gastrointestinal y estimula la expulsión de flatulencias.

Y si te apetece tomar una infusión a media mañana o media tarde y mejorar esta salud digestiva, te proponemos un viaje a la India sin coger ni un solo transporte. Solo una taza, agua y Susarón India, que reúne las propiedades de la cúrcuma, que previene la acumulación de gases y facilita su eliminación; y el jengibre que ayuda al proceso digestivo. Además, su mezcla única de plantas, te conducirá a la armonía espiritual gracias a su sabor exótico. ¡Qué manera más rica de cuidarse!

El café verde, beneficios y propiedades

El café verde, beneficios y propiedades

Mantenerse activo durante el día es fundamental para poder completar el gran número de tareas que tenemos que afrontar a lo largo de la jornada. El trabajo, las obligaciones familiares y personales, y las prisas que muchas veces conllevan pueden llegar a dejarnos exhaustos. Por ello, cargar pilas desde la primera hora de la mañana puede ser nuestro gran aliado para afrontar todos los retos que nos esperan por delante. Para ello, acostumbramos a acudir a aquellas bebidas clásicas que nos ayudan a afrontar el día con energía, como el café o el té. Sin embargo, puede que no conozcas el café verde. Esta interesante sustancia se presenta en algunas infusiones y con su efecto estimulante, nos ayuda a mejorar el desempeño físico y a mantenernos despiertos. Estate atento y descubre cómo aprovechar las propiedades que nos ofrece este ingrediente.

Café verde vs. café tradicional

Los orígenes del café viajan muchos siglos atrás, encontrando su origen en Etiopía. Se conoce que esta planta ya se cultivaba en Yemen en el siglo XV y que posiblemente, ya se hiciera antes. Dicho esto, y para entender mejor qué es esta sustancia, debemos entender en qué se diferencia del café tradicional y cómo se elabora . Los granos de café, en un inicio, son semillas de frutos de color rojo. Para poder tratar los granos, se abre la semilla y se extraen de su interior. Posteriormente, el café se seca y pueden utilizarse 2 métodos diferentes: la vía seca o el método natural, en que los granos se extienden al sol pudiendo llegar incluso a las 4 semanas de secado; o la vía húmeda, donde se requiere más maquinaria y una gran cantidad de agua, pero menos tiempo. Además, los granos conservan mejor sus características. Una vez el grano está seco, el siguiente paso es el tostado.
Hasta este punto, el proceso del café tradicional y el verde es el mismo, pero ahora es el momento en el que se separan, ya que el café verde son granos de café secados que no han sido tostados. Además, el proceso de secado va a ser muy importante para estos granos, ya que si el café se seca demasiado puede dañar los granos, haciendo que se vuelvan quebradizos y teniendo que descartarlos. Por otro lado, si no se secan suficiente el exceso de humedad hará que proliferen los hongos y las bacterias de forma rápida.

¿Qué características tiene?

Al no estar tostado, este café presenta diferencias en su composición respecto a los granos de café tradicional que sí han sido tostados. Principalmente, tiene una mayor cantidad de ácido clorogénico, una sustancia que ha sido identificada como antioxidante. Esto se debe a que estos granos no han sido sometidos a un proceso de tostado, permitiendo así que las sustancias beneficiosas que contienen se mantengan en mayor proporción. Además, como es de esperar, también tiene cafeína. Es más, la cantidad de esta sustancia no disminuye en los granos de café verde. Esta última sustancia  es quizás una de las más consumidas del mundo, y además de en el café o en el té, también se encuentra en alimentos como el chocolate o incluso, en algunos medicamentos.

Brasil, energía vital en una infusión

Este país es el mayor productor de café del mundo , llegando a producir 57,4 millones de sacos en su cosecha de 2018/19. Además de ser el mayor productor, elabora el 90% de café Arábica que produce por la vía seca, el método más tradicional, antiguo y sencillo que existe y en el que, además, se utiliza muy poca maquinaria.

Por ello no podía faltar este fantástico ingrediente en Brasil, la nueva infusión de Susarón que podrás encontrar dentro de la selección de infusiones Bondades del Mundo. Estas infusiones han sido elaboradas tras una búsqueda y estudio de los expertos en infusiones Susarón en los 5 continentes. En ellos, han seleccionado las que se consideran de forma tradicional las mejores plantas medicinales del mundo, con el objetivo de ofrecerte todos sus beneficios y mejorar tu bienestar. Entre ellas encontramos la ya mencionada Brasil, la infusión que te llenará de energía vital. Pero ¿qué más puede ofrecernos esta infusión?

Algo más que café verde…

Esta infusión nos presenta una interesante combinación de moringa, guaraná y café verde. Estas tres sustancias  que se cultivan en Brasil conseguirán transportarte a tierras carioca con su aroma y sabor, a la vez que te beneficias de sus propiedades. En cuanto a estas propiedades, cada una de las sustancias que contiene, además del café verde, nos aporta algo diferente:

  • La moringa, una planta conocida como el árbol de la vida de Brasil como ya te contamos en nuestro anterior post, nos ayuda a mantener nuestros niveles normales de glucosa
  • La guaraná mejora nuestro estado de alerta y reduce la fatiga mental. De esta manera, normaliza nuestra capacidad de concentración. Puedes descubrir más sobre esta sustancia aquí.

 

Ahora que conoces todos los secretos del café verde y del resto de ingredientes que forman la infusión Brasil, ¡déjate transportar a tierras brasileñas mientras disfrutas de su sabor y de toda su energía!