Entradas

¿Engordan los frutos secos? Aquí te los detallamos

¿Engordan los frutos secos?

Esta pregunta es uno de los grandes falsos mitos que suele preguntarse la gente hoy en día. Para desvelar la verdad y desmontar todo lo que se dice sobre los furtos secos, te contamos cuáles son sus propiedades, qué beneficios aportan a nuestra alimentación, cuándo es mejor comerlos y más. Los frutos secos son una de las joyas de la dieta mediterránea. ¡Sigue leyendo!

Beneficios de los frutos secos

Es cierto que los frutos secos tienen un elevado valor energético, pero no es verdad que engorden. Estos frutos son ricos en grasas saludables por su alto contenido en ácidos grasos insaturados, muy beneficiosos para el organismo. Si en nuestro día a día, sustituimos las grasas saturadas por las insaturadas, ayudamos a mantener los niveles normales de colesterol en sangre. Estos ácidos grasos son beneficiosos para nuestro organismo, en el siguiente enlace te descubrimos más sobre los diferentes tipos de grasas.

Los frutos secos aportan fibra, compuesto importante para nuestro tránsito intestinal. También son una fuente de proteínas destacable. Es junto con las legumbres, una de las mejores soluciones para consumir proteínas de origen vegetal en las dietas vegetarianas o veganas. Mira el siguiente artículo si quieres saber más sobre las proteínas vegetales.

Gracias a las propiedades de los frutos secos, es beneficioso tomar un puñadito (25g) al día, dentro de una dieta equilibrada.  Es importante remarcar que tomarlos no supone un riesgo de incremento de peso.

Los frutos secos también aportan compuestos antioxidantes, como son la vitamina E o los polifenoles. Además, existen estudios que indican que son beneficiosos para la salud, en cuanto a enfermedades cardiovasculares. Viendo todas estas propiedades, ¿a qué esperas para incluirlos en tu día a día?

¿Cuándo comer frutos secos?

Los frutos secos se pueden consumir a cualquier hora, formando parte del desayuno o incluso en la comida o cena. Si no los comes habitualmente, puede ser fácil tomarlos a media mañana o la merienda, como un snack saludable. Puedes alternar entre tomar raciones de fruta, yogur o unas cuantas nueces, avellanas o cualquier otro fruto seco. Eso sí, es preferible escoger frutos secos crudos o ligeramente tostados, y evitar los fritos o con sal añadida.

¿Quieres un par de ideas de desayuno completo y equilibrado? Añade los frutos secos en un bol de cereales integrales, un poco de fruta y leche o yogur. Otro desayuno podría ser una tostada de pan integral con un quesito de untar light, fruta en rodajas y un poco de tus frutos secos favoritos espolvoreados por encima.

¿Qué cantidad es la recomendada?

Las cantidades que se recomiendan son un puñado, o lo que es lo mismo, unos 25 g peso neto, sin cáscara. Los podemos ingerir de 3 a 7 veces por semana, siempre escogiendo los crudos o tostados. Dentro de una dieta equilibrada se contempla la ingesta diaria de estos alimentos, pero en las cantidades recomendadas.

¿Se pueden combinar los frutos secos?

Por supuesto. Se pueden mezclar todos los frutos oleaginosos: almendras, avellanas, pistachos, nueces… Cada uno destaca por sus propiedades. Por ejemplo, las nueces son los frutos con más contenido en omega-3 de todos; las nueces del Brasil contienen selenio; los pistachos, hierro… Eso sí, a la hora de comer de varios, la cantidad final tiene que ser entre 25-30 g en total.

Ahora ya puedes empezar a hacer tus mezclas para tomarlas como tentempié. También puedes innovar, y reinventar salsas y toppings con ellos para acompañar tus platos de carne o pescado. ¡A saborearlos!

 

 

 

 

Protege tu piel del sol con estos consejos - Infusiones Susarón

Protege tu piel frente al sol

La luz del sol tiene algunos beneficios en nuestra piel, pero también comporta un riesgo. Por eso conviene tomar precauciones para proteger la piel y mantenerla lo más saludable posible. Es mejor que no nos expongamos frecuentemente y de forma prolongada al sol para que la piel no se resienta ni dañe. Por eso, te damos unos consejos y te indicamos qué protección solar necesitas según tu piel.

Consejos para tomar el sol

Las mejores horas para exponerse

La intensidad de la luz solar es más baja antes de las 12 de la mañana y después de las 17 horas. Intenta evitar el sol del mediodía, ya que es cuando el sol está más arriba en el cielo y suele ser más fuerte.

Además de la piel, protege tus ojos.

Puedes llevar sombrero para cubrirte la cabeza y que el pelo no absorba tanto calor. Protege tu vista con unas gafas de sol y tu piel con camisetas y prendas ligeras de algodón que ayuden a transpirar.

Bebe mucha agua

Hidrata tu piel para que mantenga un aspecto terso y su elasticidad. Con el calor y el sudor, perdemos líquidos, y es importante restaurar la hidratación.  Lo recomendable es beber 1,5 litros de agua al día, pero esto dependerá de tu actividad física, la temperatura, e incluso tu alimentación. Puedes complementar tus tomas de agua con infusiones. Por, ejemplo, puedes tomar Antiox Susarón, una infusión con antioxidantes gracias a sus ingredientes: té verde y cúrcuma. Estos dos ingredientes ayudan a mantener un aspecto saludable en nuestra piel y a protegerla de la oxidación prematura. Además, ¡su sabor a piña te dará un toque exótico y refrescante!

Los días soleados son los que más queman

Cuando salgas un día con muchas nubes en el cielo, no te confíes. Los rayos ultravioletas del sol traspasan igualmente las nubes y si no protegemos adecuadamente la piel, nos exponemos más de lo normal por la sensación de que no pasa nada. Así es como te quemas y tu piel se pone de color rojo intenso.

Aplícate protector solar

Ponte crema media hora antes de la exposición al sol y cada dos horas vuélvete a aplicar la crema o después de cada baño. También puedes aplicarte protector labial o cacao para mantener los labios hidratados. Recuerda que, si vas a la piscina o a la playa, el agua refleja todavía más los rayos solares. Lo mismo pasa si vas a la montaña con nieve, ya que el blanco refleja más la luz del sol y hace que aumenten las posibilidades de quemarte.

¿Qué protector solar necesito según mi tipo de piel?

Para proteger tu piel de los rayos ultravioletas, causantes del deterioro de la piel, necesitas un factor de protección solar (FPS). Todas las pieles deben protegerse con filtro solar, pero hay algunas que, según el fototipo, tienen que hacerlo de manera más concienzuda.

Fototipo I y II

Se les asigna a las personas con la piel muy blanca, con pecas y cabello pelirrojo o rubio y ojos de color claro. Su piel suele cambiar muy poco de pigmentación El mejor FPS es el 50.

Fototipo III

Este tipo es para personas de piel clara, cabello castaño o rubio oscuro y ojos marrones o grises. El mejor FPS es entre 30 y 50. Su piel suele quemarse moderadamente por la falta de costumbre.

Fototipo IV

Corresponde a personas con el pelo y ojos oscuros y la piel morena. Suelen broncearse fácilmente y quemarse un poco. Necesitan protegerse del sol, con un factor 30 como mínimo.

Fototipo V

Tienen la piel bronceada o con un ligero tono marrón, por lo que no suelen quemarse con el sol. De todos modos, su piel necesita protección solar.

Fototipo VI

Las personas con la piel muy oscura no suelen quemarse ni la piel se broncea más al exponerse al sol. Pero para cuidar su piel debidamente, tienen que ponerse filtro solar.

Es importante remarcar que, en el caso de los niños, sea cual sea el fototipo, es imperativo protegerles y evitar la exposición al sol adecuadamente: filtro solar, gorro, gafas, o incluso camisetas con tejido especial con filtro solar.

Esperamos que con estos consejos puedas tomar el sol de manera responsable y segura. ¡Disfruta del buen tiempo y realiza actividades al aire libre cuidando tu piel! Si te has quedado con ganas de saber qué más puedes hacer para cuidar tu piel, te contamos en otro artículo qué puedes hacer para mimarla en casa.

 

 

 

 

Infusiones y los planes de adelgazamiento

Infusiones, eficaces aliadas en los planes de adelgazamiento

Las infusiones las podemos tomar a cualquier hora y en cualquier momento. ¿Sabías que existe una gran variedad de plantas para realizar infusiones? Dependiendo del objetivo que queramos, utilizaremos unas u otras. Incluso, ¡se pueden mezclar! Descubre cuál de estas plantas son las más indicadas cuando realizas una dieta de control de peso. 

Consejos para seguir una dieta de adelgazamiento

Cuando tratamos de hacer cambios en nuestros hábitos, pueden surgir dudas o nos podemos sentir estancados. Así que te damos unos cuantos consejos para seguir tu dieta de adelgazamiento de forma saludable. Recuerda que, ante todo, la alimentación saludable y la actividad física son 2 pilares para tener salud, independientemente del peso.

El método del plato

¿Sabes qué puede ayudarte a comer de manera equilibrada? El método del plato es una herramienta muy fácil y en auge. Sirve para saber cómo hacer una comida principal equilibrada. Imagina que divides tu plato en tres partes. Una mitad destinada a las verduras, una cuarta parte restante para las proteínas y el otro cuarto del plato para los hidratos de carbono (arroz o pasta integral o patata cocida).  Así, se crean menús basados en una buena proporción de hidratos de carbono, proteínas y verduras.

Más verdura y fruta

Incluye verdura en cada comida principal. Hay bastantes opciones en el mercado e ideas. Desde ensaladas hasta recetas a la plancha, cocidas o salteadas. ¿Sabes lo que te proporciona comer más verdura y hortalizas? Aportan a nuestro cuerpo vitaminas, minerales y fibra. Además, son alimentos que contienen pocas grasas y calorías.

En cuanto a la fruta, se recomienda tomar mínimo 3 raciones al día. El mejor momento para consumirla es al final de cada comida como postre o entre horas en el almuerzo y merienda.

Evita los fritos y los alimentos procesados

Los alimentos procesados se componen, sobre todo, de grasas saturadas, cantidades elevadas de sal y azúcares añadidos. Por eso, nuestro consejo es que elabores tus propias recetas para controlar la cantidad de ingredientes que añades y puedas consumir platos con menos sal o azúcar. Puedes sustituir la sal por las hierbas aromáticas y especies para aportar sabor.

Cambia las salsas por aceite de oliva y vinagretas

Cuando quieras aliñar tus ensaladas, te recomendamos que le eches aceite de oliva virgen extra. Este aceite contiene grasas saludables gracias a su contenido en ácido oleico, muy beneficioso para nuestro cuerpo.

A la hora de cocinar, procura usar muy poco aceite o nada. Para ello, puedes cocinar con diversas técnicas más saludables: plancha, vapor, papillote o al horno.

Disminuye el consumo de azúcares libres

Ya sabemos que el azúcar está muy presente en todos los alimentos, ¡incluso en las verduras! Una forma de reducir el consumo de azúcar en nuestro organismo es evitar las bebidas azucaradas, la bollería, los zumos envasados, y otros dulces. Además, intenta poco a poco, reducir la cantidad de azúcar que le añades a tus bebidas calientes como infusiones o café.

Por qué tomar infusiones en tu día a día

Beber es muy importante para nuestro organismo. Nos ayuda a recuperar los líquidos que perdemos y a depurar el organismo. Es importante hidratarse a lo largo del día, aunque no se tenga sed. Aunque hayas oído que hay alimentos ricos en agua, es mejor ir bebiendo. Pero si te cuesta beber agua, siempre puedes incluir infusiones a diferentes horas para hidratarnos. Ya sea fría o caliente, elige aquellas infusiones con los sabores que más te gusten. ¿Sabías que las infusiones también aportan una ayuda extra a nuestro organismo? Hay plantas que sirven para saciarnos y así, evitar picar cualquier otra cosa que no nos convenga.

Plantas que puedes incluir en tus infusiones

Las plantas que puedes incluir mientras sigues una dieta de adelgazamiento pueden ser muy variadas. Existen preparados que favorecen la eliminación de toxinas, para drenar tu organismo, que evitan la retención de líquidos o que sirven para quemar grasa. En Susarón tenemos varias infusiones con estas características como son Detox, Adelgasana, Quemagrasas. Sin duda, ¡tus aliados para tus dietas de control de peso! Estas infusiones mejor tomarlas sin azúcar, y puedes tomar una o dos al día. Aquí tienes algunas de estas plantas y la actividad que tienen en nuestro organismo.

Cola de caballo

Esta planta facilita la pérdida de peso y ayuda a incrementar la eliminación de líquidos.

Té verde       

Ayuda a la pérdida de peso, ayuda a quemar la grasa y tiene efecto diurético.

Té rojo

Ayuda al drenaje del organismo, ayuda a quemar la grasa y prevenir su aparición.

Sen

Ayuda a perder peso y a mantener la regularidad intestinal.

Guaraná

Contribuye al metabolismo de las grasas y apoya la pérdida de peso.

Menta

Ayuda a mantener el apetito normal.

 

¡Atrévete a probarlas! Siempre acompañadas de una dieta equilibrada y variada y actividad física.

 

 

Alimentos ecológicos con Susarón

¿Conoces los alimentos ecológicos?

¿Quién no ha oído hablar de los alimentos ecológicos? Vayamos a donde vayamos, en las tiendas, abundan carteles llamativos que nos indican qué productos son de cultivo biológico, orgánicos… Pero… ¿qué son realmente los alimentos ecológicos? ¿Y por qué están en auge? ¡Vamos a descubrirlo!

Volviendo al origen…

Estamos rodeados de una variedad de alimentos infinita. Podemos escoger en cualquier época del año comer un alimento de otra temporada o país, como por ejemplo papaya, o bien elegir alimentos que nos aportan propiedades más allá de sus propios nutrientes pensadas para mejorarnos la salud.

Los alimentos ecológicos empiezan a hacerse hueco en todas las tiendas y en todas las casas. Pero no son algo nuevo. Es la vuelta al origen: alimentos sin tanta manipulación, natural, sin aditivos, sin pesticidas artificiales, sin embellecedores, de temporada, de kilómetro cero… Alimentos sin más.

Requisitos para que un alimento sea ecológico

Como con todo, hecha la ley, hecha la trampa. Para asegurarnos que lo que estamos comprando realmente es un alimento ecológico, vale la pena tener muy claro qué requisitos debe cumplir. Y estos requisitos son:

Estarán debidamente etiquetados con un logotipo de la Unión Europea que certificarán que estos alimentos son ecológicos y denominaciones como “agricultura o ganadería ecológica” que engloba el conjunto de sistemas agrícolas y ganaderos que se dedican a producir alimentos saludables a la vez que respetuosos con el medio ambiente.

– Deben ser productos en los que se ha evitado el uso de productos químicos como fertilizantes, productos fitosanitarios…en el proceso de producción.

– En el caso de productos transformados, deben ser productos libres de aditivos y deben emplearse técnicas y procesos tradicionales de conservación.

Deben estar libres de irradiación.

La conservación deberá realizarse con procesos mecánicos, físicos o químicos simples como el frío, el calor, deshidratación, concentración, ahumado, salazón, escabechado, confitado, desecado, liofilización, fermentación láctica o acética o envasado al vacío.

Los envases deberán ser los más adecuados para evitar contaminaciones.

A la hora de escoger productos, podemos fiarnos de las etiquetas de aquellos que nos digan que son productos ecológicos, orgánicos o biológicos, ya que, para poder disponer de este sello, estos deben haber pasado unos controles que aseguren que cumplen con los requisitos anteriores.

Ventajas e inconvenientes

La alimentación ecológica es un buen punto de partida para ganar en salud y en calidad medioambiental, está claro. Pero si hay que destacar alguna desventaja es que el precio de estos productos, paradójicamente, es mayor. Y decimos paradójicamente porque la utilización de productos para su producción es mucho menor… pero también requieren un mayor cuidado, mayores atenciones.

Otra desventaja, pero que a la vez es una ventaja, es que nos tenemos que limitar al consumo de alimentos de temporada, pues es cuando las condiciones son óptimas para su producción. Es una desventaja porque el abanico de opciones para escoger en cada momento se ve reducido. Pero a la vez es una ventaja pues los alimentos de temporada que nos aporta la naturaleza, vienen cargados de manera natural de los nutrientes que vamos a necesitar en ese momento. ¡Así que hay que aprovechar esta decisión sabia de nuestra madre naturaleza!

 

Y si hemos de destacar una de las mejores ventajas que nos ofrecen los alimentos ecológicos es que son unos productos naturales que van a evitar que añadamos a nuestro organismo los pequeños restos de fitosanitarios utilizados durante el cultivo. Es una manera de evitar acumular toxinas.

Y si empiezas ya, prueba nuestra infusión Detox de Susarón, será tu gran aliada en esta liberación de esas sustancias de alimentos que has consumido hasta ahora, ayudando a tu cuerpo a eliminar lo que no necesita. ¡Cuidarse es delicioso!

Alimentación y deporte con Susarón

¿Qué comer si haces deporte?

Practicar deporte es un hábito saludable que forma parte de la pirámide de la salud junto con una buena alimentación, una correcta hidratación y un buen descanso. Pero, ¿qué hay que comer si hacemos deporte? ¿Cómo debe distribuir mi alimentación? ¿Es diferente si hago un deporte o si hago otra disciplina diferente? Vamos a descubrir qué comer si haces ejercicio.

 Tipos de deportes

Para poder establecer la alimentación adecuada, primero hay que conocer qué tipo de deporte se practica, ya que, en función de la disciplina y la intensidad, las necesidades nutricionales son diferentes.

Y ¿qué tipo de deportes existen? Pues muchísimos. Pero a grandes rasgos nos basaremos en una clasificación muy general, que se subdivide en dos grupos:

  • Deportes de resistencia
  • Deportes de fuerza

Dentro del primer grupo, los deportes de resistencia, encontramos disciplinas como correr, bicicleta de montaña o carretera, corredores de larga distancia como maratonianos o triatlones, ironman…

En el segundo grupo encontramos deportes de fuerza explosiva, que son aquellos que requieren potencia de arrancada, como por ejemplo levantamiento de pesas.

Si quisiéramos afinar más, veríamos que hay muchos deportes en los que hay una combinación de los sistemas energéticos que se utilizan, pero de modo general podemos hablar de estos dos grupos para entender las necesidades.

Qué necesidades tienen los deportistas

Los deportistas son un grupo al que sus propias necesidades nutricionales hay que añadir las necesidades que se generan con la práctica deportiva.

La primera y más importante: la hidratación.

Todos debemos hidratarnos a lo largo del día, pero el desgaste físico, el ejercicio extenuante, las condiciones en las que se realiza (en un sitio cerrado, poca ventilación, a pleno sol…) aceleran el proceso de refrigeración para garantizar el buen funcionamiento de todos los órganos. Y para refrigerar, el cuerpo segrega sudor que, en contacto con el aire, crea una película refrescante. A través de este sudor perdemos agua y también sales minerales. Por ello es importante ir reponiendo esta agua a medida que avanzamos en nuestros entrenamientos. Si la actividad es de corta duración (menos de una hora) podemos garantizar una buena hidratación a través de agua. Pero si la actividad va a llevarnos más de una hora, es necesario incluir ingestas de bebidas para deportistas que no ayuden a reponer, además de agua, las sales minerales que perdemos con la sudoración.

Hidratos de carbono. ¿Todos necesitan la misma cantidad?

Los hidratos de carbono son los nutrientes que encontramos principalmente en la patata, el arroz, la pasta, cereales… Siempre se ha dicho que los deportistas deben basar su alimentación en alimentos ricos en este nutriente. Lo cierto es que ahora hay un poco de controversia, y en función de la temporada se siguen algunas estrategias que permiten activar otros sistemas energéticos que pueden ayudar en el rendimiento en momentos puntuales.

Pero podríamos decir que los hidratos son necesarios como fuente de energía. Ahora bien, teniendo en cuenta lo anterior y en función del tipo de deporte que realicemos, vamos a necesitar más o menos cantidad. Por norma general, los deportes en los que se tiene muy en cuenta asegurar una buena cantidad de hidratos que llega a ser de hasta el 80% de calorías totales de la dieta en los momentos de sobrecarga, son los deportes de resistencia. No pasa igual en el caso de los deportes de fuerza, donde el nutriente principal que debemos asegurar son las proteínas.

Proteínas, reparación y recuperación.

Las proteínas, otro de los nutrientes esenciales en la alimentación de cualquier persona, juegan otro papel importante en la vida de un deportista. Son nutrientes necesarios para la reparación y para garantizar una mejor recuperación. Una buena recuperación nos asegura una pronta incorporación de nuevo a los entrenos. Esto significa que podemos entrenar más si hacemos una buena estrategia nutricional y de descanso.

Como hemos comentado anteriormente, las proteínas en el caso de los deportes de fuerza, son el nutriente que más se suele asegurar, dado que la realización de estas disciplinas implica roturas de fibras musculares que requieren reparaciones rápidas y completas.

Encontramos proteínas en carnes, pescados, huevos, soja, legumbres, tofu, tempeh… ¡No te olvides de irlas combinando!

Grasas… ¿sí?

Las grasas son imprescindibles para asegurar un buen funcionamiento hormonal. Y las hormonas juegan un gran papel en el ambiente deportivo. En el caso de deportes de fuerza, por ejemplo, la testosterona debe funcionar perfectamente, no siendo la única. La recomendación que se da sobre cantidad diaria de grasas es que el 30% de las calorías necesarias se aporten a través de este nutriente. Pero puede haber ocasiones en las que debamos reducir, por objetivos competitivos, esta ingesta de una manera controlada y por tiempo limitado, o bien, aumentarla también con fines de mejora en el rendimiento.

No todas las grasas valen: es importante asegurar esta grasa, pero priorizando grasas saludables, como el aceite de oliva virgen extra o alimentos como el aguacate…

Buscar la excelencia

Si tu objetivo primordial es una mejora de la composición corporal, es recomendable comer de manera equilibrada, asegurando un buen aporte proteico, una ingesta balanceada de hidratos de carbono de buena calidad y un aporte de grasas saludables ajustado. Puedes agregar a lo largo del día una ayuda para llegar a meta con una ayuda como “Quemagrasa” de Susarón, con sabor a fresa. Gracias a su composición con guaraná, té verde y cola de caballo, ayuda a perder peso y quemar grasa.

¿Te animas a preparar tu menú de la semana adaptado?

Descubre el harpago con Infusiones Susarón

Harpago, el aliado de las articulaciones

¿Dolores articulares? No hay nada que pueda impedirte seguir con tu día a día si escoges bien qué la estrategia para ayudarte en este proceso. Y de eso vamos a hablar en este artículo: cómo puedes cuidar tus articulaciones y qué propiedades tiene una de las plantas estrellas para conseguir este beneficio. ¡Veamos qué es el harpago!

El cuidado de las articulaciones

Con los años, y la practica de deporte, las articulaciones se van resintiendo. Las articulaciones son las uniones entre huesos que nos permiten ganar mayor movilidad en diferentes planos del cuerpo. Doblar las rodillas, girar las muñecas…esto es gracias a las articulaciones. Pero cuando se empieza a desgastar el cartílago que protege los extremos de los huesos, estos empiezan a rozarse y provocan dolor y molestias.

La edad y/o la practica excesiva de deporte puede empeorar esta situación, provocando más dolor propio del desgaste que se ha generado.

Para protegerlas y mantenerlas en buen estado, apunta estos consejos:

  • Hacer actividad física moderada. Evitar deportes de impactos como correr o saltar y optar por deportes menos agresivos como la natación, la bicicleta o caminar.
  • Mantener un peso saludable. El exceso de peso sobrecarga las articulaciones, sobre todo las de las rodillas, y eso aumenta el desgaste.
  • Hacer estiramientos controlado Esto mantiene en buena forma las articulaciones.
  • Adecuar la alimentación para minimizar la inflamación y el dolor. También puede ayudar lo complementos alimenticios a base de plantas.

El harpago, la planta de las articulaciones

El harpago es conocido como la planta cuyo fruto tiene forma de garra. De esta planta se utiliza la raíz. Esta red de raíces alcanza hasta un metro de profundidad y su función es acumular agua en las épocas de lluvia.

La parte aprovechable se encuentra en forma de anillos en esta raíz, secos, y es de color ocre con un ligero toque amargo.

Según la medicina tradicional es una planta antirreumática, que se utiliza sobre todo para casos de artrosis. Desde la antigüedad el harpago es conocido por su efecto analgésico y antiinflamatorio. Lo cierto es que, para notar su beneficio, se ha visto que es necesario consumir todo en su conjunto y no aislar su principio activo, ya que, si está aislado, pierde efectividad.

Aplicar los cuidados

Así pues, para mejorar la salud de las articulaciones es necesario realizar actividad física de manera regular y moderada. Y mantener un peso saludable. Para mantener este peso saludable es imprescindible llevar a cabo una alimentación equilibrada y variada.

El método del plato es una buena herramienta que puede ayudarte a saber escoger los alimentos necesarios para mantener una alimentación adecuada y asegurar un buen peso. Para ello divide un plato de unos 26 centímetros de diámetro, por la mitad. Llena la mitad del plato con alimentos vegetales: verduras u hortalizas. La otra mitad del plato, divídela en dos. En uno de esos cuartos, coloca alimentos proteicos: carne, pescado, huevos, legumbres… Y en el otro cuarto, alimentos que aporten hidratos de carbono: cereales, pasta, arroz, patatas…

Acompaña este plato de agua y una fruta de postre, y acércate de una manera fácil a tu peso.

Además, para minimizar el dolor articular, disfruta de una infusión mientras te cuidas. “Articulaciones” de Susarón es un complemento alimenticio a base de plantas que ayuda a proteger la movilidad y flexibilidad de las articulaciones. Contiene Lemon Grass, que ayuda a combatir el efecto de la artritis, Harpago y cúrcuma que ayudan a mantener las articulaciones y tendones flexibles y en buen estado.

Adoptar unos buenos hábitos alimentarios y deportivos puede ayudarte a minimizar los problemas articulares, ¡no esperes más para empezar a cuidarlas!

 

banner susaron 4 abril 180x180 - Cómo preparar una buena infusión

Cómo preparar una buena infusión

Cómo preparar una buena infusión

Si te gustan las infusiones, este artículo te interesa porque vamos a explicar cómo puedes preparar tus bebidas preferidas, con opciones rápidas, tradicionales o alternativas. Corre a prepararte una de tus infusiones preferidas y ¡siéntate cómodamente a leer esto!

Tipos de infusiones

¿Podrías decir cuál es la infusión que más te gusta? Seguramente tienes varias en mente, una para cada ocasión. Y es que hay muchos tipos de infusiones, y no todas ellas son iguales.

Las infusiones comprenden cualquier líquido elaborado con plantas que han sido hervidas o escaldadas en agua. El producto resultante, es una infusión. Pero dentro de infusiones podemos encontrar tés, por ejemplo. Podríamos decir que hablar genéricamente de infusiones no es un término adecuado, ya que no es lo mismo hacer una infusión de té que una de plantas medicinales o simplemente plantas aromáticas. Las propiedades de cada una de ellas son diferentes.

  • Tés. Los tés son infusiones de brotes y hojas de la planta del té. Tiene un sabor ligeramente amargo y astringente. La planta del té, Camelia Sinensis, contiene sodio, potasio, hierro, magnesio, fósforo y calcio. En su composición también encontramos polifenoles, conocidos por su efecto astringente.
  • Infusiones medicinales. Estas bebidas se obtienen de flores, raíces, hojas o cortezas. A estas plantas tradicionalmente se les han otorgado propiedades medicinales con efectos sobre distintas afecciones. Las infusiones medicinales son remedios típicos de la medicina tradicional que han resistido al paso de las generaciones.
  • Infusiones aromáticas. Este tipo de infusiones se obtienen de plantas, raíces, cortezas… con propiedades aromáticas. Su único beneficio es el aporte hídrico del agua con un sabor agradable.

Lo cierto es que en el mercado se pueden encontrar estos tres tipos de infusiones o, a veces, con el fin de otorgar deliciosos sabores, o potenciar propiedades, pueden ser mezclas entre estos tipos.

Una vez escogida… ¡tipos de preparación!

Ahora, una vez has escogido la infusión que quieres tomar para ese momento de relax o cuidados, es momento de prepararla. ¿Qué maneras conoces para preparar una infusión?

Antes de empezar con las preparaciones, te interesarán saber algunas cosas que pueden hacer que tu infusión sea más exitosa. ¡Toma nota!

Una buena agua

Parece obvio, pero a veces no prestamos atención a uno de los ingredientes básicos de la infusión: el agua. Es recomendable un agua filtrada, que no sea mineral. Para hacer una buena infusión, hay que calentarla hasta que hierva y sacarla. No usar un agua que se ha hervido dos veces o durante mucho rato, ya que, si es así, se pierde mucho oxígeno y puede afectar a la calidad de la infusión.

Un poquito de leche o bebida vegetal

Sí, en el caso de los tés, sobre todo, existe la opción de agregar un poco de leche o bebida vegetal. Se suele recomendar hacerlo en el caso de tés intensos, como los negros (clásico, English Breakfast…) o muy especiados como el Chai. Son infusiones que admiten, si se quiere, un poco de leche o bebida vegetal para suavizar el sabor.

Tiempo de infusión

Los fabricantes suelen anotar el tiempo que requiere cada infusión para lograr un óptimo sabor a la par que obtener el máximo beneficio de las plantas que componen esa infusión. Pero si te encuentras que tiene que preparar alguna de estas infusiones, por ejemplo, un té, y tienes dudas, recuerda: para el té negro, lleva el agua a hervir y retírala. Échala en la taza junto con el té y deja que infusione durante 3 minutos si son saquitos. Si va a preparar té verde, retira el agua cuando arranque a hervir y espera un par de minutos antes de echarla en la taza con el saquito con tal de que baje la temperatura. Luego déjalo infusionar durante 3 minutos en el caso de saquitos.

 

Y ahora ya podemos clasificar los tipos de preparación según el tiempo del que dispongas. ¡Pruébalas todas para sacar tus propias conclusiones!

  • Preparación de infusión con tetera. Este es el método tradicional. Puedes colocar agua y poner a calentar o bien calentar el agua a parte y verterla dentro una vez haya hervido. Una vez el agua de la tetera esté caliente, agrega las hojas de la infusión o el saquito que quieras infusionar y respeta el tiempo que se recomienda. ¡Y ya puedes servir!
  • Preparación de infusiones con olla. Puedes calentar agua en una olla o cazo y cuando arranque a hervir, retirarla del fuego. Agrega tu infusión favorita y espera a que pase el tiempo recomendado. Luego retira las plantas y sírvela.
  • Preparación de infusión en microondas. Coloca una taza con agua en el microondas y pon a calentar. El tiempo hasta que hierva el agua depende de cada microondas así que estate atento. Cuando arranque a hervir, saca la taza con cuidado y pon tu infusión en ella. Respeta el tiempo para que se infusione, luego retírala y siéntate a disfrutarla.

En cualquier caso, la infusión debe hacerse una vez calentada el agua, y no durante el proceso en el que se calienta ésta, pues puede cambiar las propiedades y sobre todo el gusto de la bebida final.

 

¿Y tú? ¿Cómo preparas tus infusiones? ¿Quieres ampliar tu fondo de armario de infusiones con extraordinarios sabores y propiedades? Revisa tu despensa y anota tus próximas adquisiciones de deliciosas infusiones con las que desearás que se acerque tu momento del día para degustarlas. ¡Disfruta!

 

 

 

 

Descubre el Gingko biloba el árbol de la logevidad

Ginkgo biloba, el árbol de la longevidad

El trabajo, las tareas, los niños, las citas… el día a día genera un estrés que sobrellevamos de la mejor manera posible. Pero aunque lo sobrellevemos, este estrés va pasando factura. El envejecimiento al que nos somete no solo nos resta longevidad, sino que además afecta a nuestra capacidad de recordar algunas cosas. ¿No os ha pasado cuando estáis muy estresados, olvidar cosas a corto plazo? ¿A qué venia yo aquí? Pues cuidar la memoria y proteger el cuerpo de este envejecimiento no es una tarea tan difícil. Vamos a ver cómo podemos hacerlo.

El envejecimiento

En el cuerpo humano se acumulan ciertas células y toxinas, que se generan a raíz de estrés, mala alimentación, hábitos poco saludables… Pese a que nuestro organismo tiene un sistema preparado para eliminar este tipo de sustancias que pueden resultar nocivas con su acumulación, lo cierto es que en ocasiones estas sustancias se acumulan en exceso. Esto provoca una degeneración de otras células sanas y tejidos, o lo que es lo mismo, envejecimiento.

Para evitarlo, es imprescindible repasar algunos conceptos de hábitos saludables que pueden ayudar a nuestro sistema defensivo a eliminar estas sustancias sobrantes.

¿Y qué pasa con la memoria?

Cuando hablamos de salud tenemos la tendencia a pensar en problemas físicos. Pero la salud mental también es importante para mantener la juventud del organismo. Se dice que una persona mayor con una buena salud mental, es una persona con más longevidad. ¡Y es que mantener la mente activa y alegre aleja al organismo de muchos males!

Además de minimizar el acúmulo de las sustancias oxidantes que comentábamos antes, también podemos hacer otras cosas para mejorar la memoria:

  • Mantenerse activo

Sentirse útil realizando actividades en grupo o por uno mismo ayuda a mantener un buen estado mental.

  • Practicar meditación

No solo es ideal para aprender a eliminar pensamientos negativos, sino que además, gracias a la respiración, conseguimos oxigenar bien todo el organismo. Esta oxigenación permite una mejor eliminación de sustancias tóxicas y facilita la renovación celular.

  • Aprender siempre cosas nuevas

Es una de las mejores maneras de entrenar la mente, mantenerla siempre activa con nuevos conocimientos.

  • Realizar actividad física

Un buen estado físico, mantenerse ágil y activo, es garantía de longevidad.

  • Cuidar la alimentación

La alimentación equilibrada y variada es la clave para que nuestro organismo contrarreste los efectos de las sustancias tóxicas que se generan. Una buena alimentación es aquella cuya base se sustenta en verduras y frutas, y se complementa con legumbres, cereales, lácteos, carne, pescado, huevos y aceite de oliva virgen extra.

El Ginkgo biloba, una opción a tener en cuenta

El Ginkgo biloba es un árbol de origen chino que se ha utilizado tradicionalmente para mejorar la circulación sanguínea, mejorar la capacidad de la memoria y luchar contra esas sustancias tóxicas que eran las que nos causaban el envejecimiento. Aunque las propiedades que se le atribuyen al Ginkgo son muchas más, las más conocidas desde la antigüedad siempre se han relacionado con estas tres anteriores, usándose por ejemplo en tratamientos tradicionales para mejorar la concentración y memoria.

Se le conoce también por poseer un potente poder antioxidante, por lo que históricamente se le ha relacionado como un ingrediente para mantener una buena longevidad.

Además de los tips para mejorar la longevidad y cuidar la memoria, otra manera de cuidarnos a la vez que disfrutamos es con “Memoria” de Susarón. Contiene Ginkgo biloba y Ginseng siberiano que se ha utilizado tradicionalmente para ayudar a mantener un rendimiento cerebral adecuado y contribuyen en la concentración y memoria. ¡Y además tiene un refrescante sabor a hierbabuena!

Mantener la mente activa además de divertido es saludable, ¿qué vas a hacer hoy para rejuvenecer un poco más?

Trucos para combatir las alergias en primavera

Alergia: trucos para combatirla

¿Qué son las alergias?

La alergia son unas alteraciones que afectan normalmente en la respiración, en los nervios o provocan algún tipo de erupción. Esto sucede cuando el sistema inmune se ha expuesto a alguna sustancia a la que es sensible y que en otras personas o condiciones no suele causar estos síntomas.

Las alergias en primavera

Las alergias estacionales suelen causar goteo nasal, ojos llorosos, estornudos, molestias en la garganta… Son frecuentes y aparecen en ciertas épocas del año, sobre todo en primavera. Durante esta estación suelen provocar alergia muchos árboles, como el roble, el arce, el abedul, el olivo…

Aunque en cada estación se pueden encontrar distintos tipos de polen en función del lugar geográfico en el que nos encontremos dentro de un mismo país.

Qué se debe tener en cuenta para combatir las alergias

En primer lugar debemos estar seguros de que padecemos una alergia y no deberemos tomar ningún tipo de medicación si no es bajo prescripción médica, dado que cada alergia es diferente y afecta de modos diferentes a las personas.

Si somos de los que sabemos que tenemos alergia a ciertas sustancias que llegan en esta estación previa al verano, podemos anotar algunos trucos para combatirla y que sean más llevaderos estos meses. ¡Apunta!

  • Ventilar bien los espacios cerrados:

Mantener la casa limpia de partículas que puedan provocar la alergia es fundamental. Para ello además de una limpieza de manera más regular, a poder ser con aspirador, es recomendable renovar el aire de casa. Ventilar la casa unos minutos al día es una opción, pero hazlo siempre a primera hora de la mañana, más aún si llueve Es en ese momento cuando los índices de polen son más bajos.

El resto del día asegúrate que tienes todo cerrado.

  • Evitar acumulación de alérgenos:

Para evitar la acumulación de polvo y partículas que puedan provocar alergia, es recomendable retirar objetos que puedan acumularlos, como alfombras, tapetes, edredones, cojines, peluches…

Por el mismo motivo, a la hora de limpiar se aconseja utilizar paños húmedos para retirar el exceso de polvo en lugar de plumeros.

  • Beber mucho:

Con las alergias los síntomas de congestión aumentan. Para ayudarte a mantener una buena hidratación, recuerda que beber agua te ayudará a reponer todo el líquido que se pierde en el lagrimeo y mucosidad. Además conseguirás mantener más hidratada la garganta, que con la alergia se reseca y es causante de toses y carraspeos. Prueba a añadir alguna infusión en tu día a día, como alguna de la gama Susarón. ¡Hay muchas, de sabores diferentes, que te van a ayudar a hidratarte con un toque de sabor diferente!

  • Hacer ejercicio indoor:

Durante estos meses, si te gusta hacer deporte al aire libre, es mejor que busques una alternativa indoor para minimizar tu estancia en el exterior. Los gimnasios suelen tener sistemas de ventilación filtrados que pueden ayudarte a pasar un rato sin necesidad de dejar de hacer ejercicio. Busca una alternativa que no te impida parar, ¡y muévete en entornos con aire limpio!

  • Incluir probióticos en la alimentación:

Los probióticos son aquellos alimentos que tienen en su interior microorganismos vivos saludables. Estos microorganismos ayudan a reforzar nuestra barrera defensiva situada en el intestino, por lo que nos ayudan a mantener un sistema inmunitario en buen estado. Son probióticos los yogures, kéfir, o cualquier producto fermentado como el chucrut. Incluye un alimento probiótico diariamente como mínimo ¡para que tu barrera tenga un refuerzo natural!

  • Limpiezas oculares y nasales:

Si tienes molestias oculares como escozor, picor o lagrimeo, puedes probar con algunos remedios caseros. Por ejemplo: aplicar frío en la zona, como frotar un cubito de hielo por los párpados de manera muy suave y envuelto en un paño. Luego puedes aplicar infusión de manzanilla fría con una gasa, o ponerte unos algodones empapados sobre los ojos unos minutos para calmar los picores.

En el caso de congestión nasal o picores, también es recomendable el uso de espráis de agua de mar que ayudan a descongestionar y eliminar el exceso de mucosidad.

Esperamos que tu alergia en esta estación y con estos trucos sea más llevadera. ¡Una dosis extra de cuidados!

 

 

 

 

 

 

 

Descubre los beneficios de los prebióticos

Descubre los beneficios de los prebióticos

Son muchos los productos del mercado que prometen beneficios. Quizás, los que más conocemos son algunos llamados “probióticos”, como el yogur. Pero además de los probióticos, existen los prebióticos que además de sus nutrientes nos aportan un beneficio extra para nuestra salud. ¿Qué son los prebióticos, qué hacen y de qué alimentos se trata? ¡Vamos a descubrirlo!

La diferencia está en su función

Entre probióticos y prebióticos no hay ninguno que sea mejor que el otro, son igualmente importantes para la salud digestiva. Combinarlos en nuestro día a día garantiza que nuestra flora intestinal, que es el conjunto de bacterias que viven en nuestro intestino, se mantenga en equilibrio. Además, esto favorece a la absorción de nutrientes y la síntesis de algunas vitaminas.

Pero, pese a ser beneficiosos, no son lo mismo. El alimento probiótico es aquel que aporta a nuestro organismo estos microorganismos vivos para que repueblen esa flora que se va renovando. Podríamos decir que los probióticos nos abastecen de estas pequeñas bacterias beneficiosas que necesitamos tener en nuestra flora para mantenerla equilibrada.

Sin embargo, los prebióticos son el alimento de estas bacterias Los prebióticos son parte de la fibra de los alimentos, como los fructoolisacáridos o la inulina… Estas sustancias no las podemos digerir, se fermentan en el intestino por las bacterias que componen la flora.

Características de un prebiótico:

Para que un alimento sea prebiótico debe cumplir con 3 características:

1.- Debe ser no digerible, es decir, no se puede degradar ni absorber.

2.- Debe ser fermentable por las bacterias beneficiosas del intestino

3.- Su fermentación debe ser beneficiosa, es decir, favorecer el crecimiento de bacterias beneficiosas.

Beneficios de los prebióticos en nuestra salud digestiva

Ya hemos visto que estas sustancias tienen ciertos beneficios a nivel intestinal. Pero ¿qué hacen exactamente estos prebióticos para nosotros? Vamos a verlo:

  • Ayudan a equilibrar la flora intestinal
  • Su consumo promueve un mejor estado de salud dado que la flora intestinal es una gran barrera defensiva si se mantiene en equilibrio.
  • Favorece la regularidad del tránsito intestinal, ya que favorecen la motilidad del intestino y, por lo tanto, pueden ayudar a mejorar periodos de estreñimiento.
  • Son aptos para cualquier persona que tolere bien los alimentos que los contienen.

Alimentos prebióticos

Por lo general, los prebióticos los podemos encontrar en alimentos de origen vegetal. La mayoría de los alimentos prebióticos son de uso cotidiano, ¡te sorprenderá saber que ya los utilizas!

  • Alimentos con inulina: plátano, alcachofas, achicoria, avena, trigo, cebada
  • Alimentos con fructooligosacáridos: cebolla, ajo, puerro, espárrago
  • Alimentos con otras sustancias prebióticas: patatas, boniatos, legumbres

Cuida tu barrera defensiva

Cómo mejorar tu estado intestinal, es fácil, ¡y delicioso! Basta con tener en cuenta estos alimentos que hemos mencionado con tal de que puedas incluirlos en tu día a día en alguna de las diferentes comidas que debemos realizar.

Además, si quieres devolver a tu vientre un buen estado de salud, puedes mimarlo con una deliciosa infusión. “Vientre sano” de Susarón es un complemento alimenticio que contiene jengibre y es fuente de fibra. Una manera de aumentar la salud de tu flora intestinal gracias a su efecto prebiótico con sabor a limón. El jengibre además contribuye a la función normal del tracto digestivo e intestinal y la salvia ayuda a la digestión y al funcionamiento normal del estómago.

¿Cómo vas a resistirte a cuidar algo tan importante como tu intestino con estas opciones tan fáciles y saludables?