Entradas

5 plantas medicinales que no debes perderte

5 plantas medicinales que debes conocer

¿Qué son las plantas medicinales? ¿Desde cuando existen? Seguro que se te ocurren muchas más preguntas acerca de las plantas para la salud. Hoy en día no hace falta que salgamos al bosque a correr el riesgo de coger una planta que no es: con una deliciosa infusión podemos obtener el beneficio que tradicionalmente se le atribuye a cada una de ellas. ¿Vamos a conocerlas un poco más?

Plantas para la salud

El uso de plantas para la mejora de la salud se remonta a tiempos lejanos. Como muchas cosas en la historia, el descubrimiento de los beneficios de las plantas muchas veces ha sido frutos de la casualidad. Para asegurarse de que las plantas que se encontraban por el camino eran comestibles, nuestros antepasados las probaban. Esto les dio una idea de qué plantas eran comestibles y qué otras plantas no producían efectos positivos, incluso negativos o aquellas que producían efectos beneficiosos (alivio de dolor, mayor facilidad de defecación…).

Este conocimiento sobre las plantas ha llegado hasta nuestros días como un legado que nos dejaron nuestros antepasados y con el paso del tiempo, además del boca a boca, también se ha mantenido gracias a los escritos. Para hacernos a la idea, el primer escrito en el que se menciona el uso de las plantas con componente medicinal tiene más de 4000 años. Está escrito en una tabla de arcilla de la cultura Sumeria, lo que actualmente es Irak.

Egipto impulsó el uso de una manera regulada, y los griegos posteriormente redactaron muchos escritos por parte de médicos y científicos griegos, en lo que se hace referencia a las propiedades beneficiosas de algunas plantas.

China e India son también dos poblaciones en las que las plantas medicinales forman parte de su cultura, incluso siendo estas más importantes que los propios medicamentos.

Actualmente, gracias a la tecnología y la ciencia, obtener el beneficio de estas plantas es más sencillo ya que nos permite obtenerlo a través de formas de presentación que nos son más fáciles de tomar, como por ejemplo en infusión.

Vamos a ver y conocer algunas de estas plantas que se han empleado tradicionalmente por sus propiedades beneficiosas.

Harpago

Esta planta con hojas dentadas y lisas y flores de color rosáceo tiene una raíz que se sumerge en la tierra a gran profundidad. De estas raíces salen unos bulbos que son los que se suelen utilizar en la elaboración de infusiones. El Harpago se ha utilizado tradicionalmente por su efecto antiinflamatorio como un gran aliado para las articulaciones, ayudándola a mantenerlas y aportando mayor flexibilidad a los tendones.

Ésta, junto con el Lemon Grass y la Cúrcuma, son las tres plantas que contienen las deliciosas infusiones sabor naranja Articulaciones de Susarón.

Guaraná

Esta especie originaria de América del Sur es una planta trepadora de 2 a 10 metros de altura. Sus flores son blancas o amarillas y sus frutos son rojos. A estos frutos sin semillas, cuando se mezclan con agua, se le conoce como “pasta de guaraná”. El sabor es amargo y su olor tiene notas del olor a chocolate. Los beneficios del guaraná se obtienen de las semillas.

Su contenido en cafeína es lo que estimula al sistema nervioso y nos mantiene en estado de alerta. La acción estimulante que provoca es más duradera que la del café, ya que a la vez contiene otras sustancias que hacen un efecto retardante. Además, se le atribuyen de manera tradicional propiedades que contribuyen al metabolismo de las grasas y apoyan la pérdida de peso.

Conociendo estas propiedades, no es de extrañar que esta planta forme parte de Quemagrasa de Susarón, ya que se trata de un complemento alimenticio a base de plantas naturales que ayudan a perder peso y quemar grasa.

Anís

Esta planta es originaria de Oriente Próximo y se cultiva en muchas regiones del Mediterráneo. Sus frutos son muy olorosos, y desprenden el aroma típico de anís.

Se utiliza tradicionalmente por sus propiedades carminativas: disminuye la generación de gases, disminuyendo así la aparición de flatulencias y cólicos.

Es por eso que Laxsana de Susarón contiene, junto con el Sen, este Anís. Este complemento alimenticio de plantas naturales con sabor a ciruela refuerza el equilibrio del tránsito intestinal lento.

Cúrcuma

De esta planta que crece hasta un metro de altura se utiliza su extracto de la raíz que da el color amarillo tan característico al curry, la mezcla de especias tan conocida. Es una de las especias que más se usa en la gastronomía de la India como colorante para una gran diversidad de platos que tiene esta cultura. La cúrcuma se utiliza tradicionalmente como antiinflamatorio y analgésico.

Así que ya lo sabes, por ejemplo para esos momentos mensuales de dolor, qué mejor que reconfortarte con una deliciosa infusión Menstruación de Susarón que a base de cúrcuma y otras plantas naturales contribuyen al normal funcionamiento hormonal y eso, junto con una disminución de dolor, se traduce en ¡felicidad!

Gingko biloba

Este árbol de origen chino tiene nombres como el árbol de la vida o el árbol de los cuarenta escudos. Se cultiva en Japón, Corea y China, en el suroeste de Francia y Estados Unidos. Sus hojas, caducas, cambian de color en otoño, pasando del verde al naranja y amarillo. Precisamente la parte que se utiliza son las hojas que se recogen cuando están verdes y se desecan.

El uso tradicional que se ha hecho de esta planta ha sido para tratar casos que puedan afectar el área cognitiva del cerebro ya que ayuda a mantener el rendimiento cerebral en personas de edad avanzada.

Este es uno de los ingredientes de Memoria de Susarón, una forma deliciosa de mantener un rendimiento cerebral adecuado que además contribuye a la concentración y memoria. “Beberse el entendimiento”, una frase que ahora, con las infusiones Memoria de Susarón, ¡cobra otro significado!

La naturaleza es sabia, y nosotros hemos de saber aprovecharla. Desde la comodidad de casa, disfrutarla es sencillo, ¡sólo necesitas una taza y agua caliente para beneficiarte de tus plantas favoritas!

Dieta baja en grasas

Claves para llevar a cabo una dieta baja en grasas

¡Vaya! Igual que llegaron las fiestas de Navidad, ¡se fueron! Y como muestra de su paso, los Reyes Magos, Papá Noël y demás nos han dejado un cúmulo de energía almacenado en nuestro cuerpo, en forma de grasa. ¡Y eso que esto no lo habíamos pedido en nuestras cartas! Pero que no cunda el pánico. Vamos a ponernos manos a la obra con estas claves para llevar a cabo una dieta baja en grasas.

¿Son malas las grasas?

Pese a que las grasas se han llevado siempre esta connotación negativa, lo cierto es que no son tan malas como las han pintado. Como con todo, hay diferentes tipos de grasas y es por esto por lo que no todas las grasas deben ir dentro del mismo saco.

Las grasas que se recomienda reducir son las grasas saturadas de origen animal. Este tipo de grasas se consideran poco cardiosaludables y por esta razón no debemos hacer un abuso. En Navidad, muchos de los dulces que consumimos, los platos elaborados con grasas animales… pueden haber alterado nuestro perfil lipídico. Vamos a ver qué debemos hacer para disminuir el consumo de este tipo de grasas, priorizando el consumo de las grasas cardiosaludables y apostando por una alimentación equilibrada que te ayudará a recuperar el camino hacia la salud y el bienestar.

Claves para una alimentación baja en grasas

Evita las salsas

Sí, están buenísimas. Pero no debemos abusar, normalmente suelen contener muchas grasas o en su defecto azúcares que acaban por convertirse en grasas. Así es que, evita las salsas muy elaboradas o las salsas de bote entre las que también se incluyen mahonesas, kétchup… En su lugar, ¿qué tal si usas más especias o hierbas aromáticas? Seguro que se te ocurren muchas recetas con tomillo, curry, pimentón… hay muchas especias y hierbas y muchas recetas ¡imposible aburrirse!

Cocina con poco aceite

En primer lugar, cabe decir que no todos los aceites son iguales. El aceite más recomendado para cocinar y aliñar es el aceite de oliva virgen extra, por delante de cualquier otro aceite. Cuando cocinamos, no hace falta que la carne navegue en un charco de aceite. Hazte con una sartén antiadherente y engrásala ligeramente con él. Esto se hace o bien con un spray de aceite o bien echando un chorrito y luego esparciéndolo con un pincel o papel de cocina por toda la superficie. Verás que no se te engancha lo que cocines y además no pierde el sabor ni aumentas sus calorías. ¡Es un 3 en 1!

Aumenta la fibra

Consumir más fibra facilitará la eliminación de las grasas del organismo. Para ello, debes aumentar el consumo de fruta y verdura, que durante las fiestas este consumo se ve alterado. Las raciones recomendadas son 3 piezas de fruta a lo largo del día y 2 platos de verdura. Esta verdura debe alternarse entre verdura cruda (ensalada) y verdura cocida.

Además de aumentar el consumo de estos grupos de alimentos, es recomendable que la ingesta de cereales que hagas hasta ahora, sean de forma integral, ya que así es como conservan sus cáscaras y el contenido en fibra y minerales es mayor que cuando están refinados.

Consume más pescado

El pescado es una fuente de proteínas de alto valor biológico pero su contenido en grasas es menor y no solo eso, es un contenido más equilibrado. Nos aportan grasas cardiosaludables, así como vitamina D, calcio, fósforo y omega 3. En el pescado azul encontramos más grasas saludables ricas en ácidos grasos omega 3, y aunque en los pescados blancos no hay tanta grasa saludable, la cantidad que nos aporta no es despreciable. De hecho, se deben consumir de los dos tipos de pescado a lo largo de la semana, priorizando el consumo de estos por delante de las carnes, de las que debemos reducir su consumo.

Los frutos secos también son una buena fuente de grasas saludables y se recomienda consumir 20g diarios que los puedes incorporar en las recetas, en las ensaladas, o como parte del desayuno o merienda.

Bebe agua

No todo lo que es líquido es agua. Hay que evitar las bebidas azucaradas, como refrescos o zumos industriales y sustituirlos por agua o deliciosas infusiones. Es un buen momento para empezar con infusiones que te ayuden a lograr este objetivo que estás persiguiendo. Quemagrasa de Susarón es un complemento alimenticio a base de plantas naturales que ayuda a perder peso y quemar grasa.

Evita embutidos grasos y bollería

Es hora de dejar estos productos para ocasiones especiales: un aperitivo del fin de semana, una cena con amigos… Por delante de los embutidos y la bollería o dulces, podemos buscar opciones más saludables como jamón cocido o pavo en el caso de embutidos, o dulces caseros en los que se controle la cantidad de azúcar y grasa para su elaboración.

Además de lo mencionado, otro consejo es controlar las cantidades que nos servimos. Nos hemos empachado estas fiestas, ¡aprovechemos para reajustar las cantidades que necesitamos comer diariamente! Recuerda practicar ejercicio regularmente y…¡retoma tu salud con una sonrisa!

 

Todo sobre las proteínas vegetales

Descubre todo sobre las proteínas vegetales

Las proteínas son un macronutriente necesario para nuestro organismo. Cumplen funciones importantes y su consumo está aconsejado de manera diaria. Pero proteínas hay de dos tipos: animales y vegetales. Vamos a centrarnos en las proteínas vegetales, qué diferencias hay entre estas y las animales, dónde se encuentran y en qué proporciones deben consumirse.

Función de las proteínas

Dentro de nuestro organismo, las proteínas tienen diversas funciones según del tipo que sean:

  • Estructurales: forman parte de las células, otorgan elasticidad y resistencia a órganos y tejidos.
  • Con función enzimática: sin ellas, muchas de las reacciones internas que se producen, no tendrían lugar.
  • Hormonales: algunas hormonas, son proteínas.
  • Reguladoras: regulan algunos procesos del organismo.
  • Defensivas: actúan como anticuerpos, otras forman coágulos, otras protegen las mucosas…
  • Transportadoras: transportan oxígeno en la sangre y hacia a los músculos, transporte de lípidos…
  • Con función de reserva: reserva de aminoácidos.

Son nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del organismo y se establece que el 15-20% de las calorías totales deben provenir de las proteínas. Pero… ¿todas las proteínas son iguales?

Proteínas completas

Las proteínas están compuestas por aminoácidos, unas piezas más pequeñas que se combinan entre sí para dar lugar a los diferentes tipos que existen de estas cadenas. Cuando las proteínas llegan al sistema digestivo, estas se “desmontan” en aminoácidos sueltos, que luego nuestro organismo vuelve a utilizar para montar una nueva proteína.

Para que una proteína se considere completa debe contener todos lo aminoácidos esenciales. Son esenciales porque no los podemos fabricar nosotros. Si se trata de una proteína completa, pues, nos aporta todos los aminoácidos necesarios para que nuestro cuerpo pueda crear proteínas a nivel interno.

Hay alimentos que, aunque contienen una buena cantidad de aminoácidos esenciales, no los contienen todos, por lo que su proteína es incompleta. Para lograr que sea una proteína completa, necesita combinarse con otros alimentos que aporten esos aminoácidos que le faltan. Así, como un puzle, se completa con las piezas que le faltan.

Proteínas animales y proteínas vegetales

Si hablamos de proteínas completas, las que encontramos en los productos de origen animal son las que nos aportan estos aminoácidos esenciales en diferente medida según el alimento. Pero de la misma manera, también son alimentos que nos aportan grasas saturadas, colesterol… Y consumir este tipo de proteínas en exceso no es recomendable. Pero como mencionábamos al principio del artículo, las proteínas son necesarias y deben ingerirse diariamente en su justa proporción.

Para conseguir un equilibrio sin perjudicarnos, hemos de contar con las proteínas vegetales. Pero las proteínas vegetales no son completas. Dependiendo del tipo de alimento del que provengan, son carentes en un aminoácido u otro.

¿Cómo se consigue una proteína vegetal completa?

Una proteína vegetal se consigue combinando alimentos vegetales entre ellos de manera que los que tienen ciertos aminoácidos se combinen con esos otros que no tienen para formar el puzle completo.

Hasta ahora se decía que era necesario combinar estos alimentos vegetales en una misma comida para obtener esta proteína completa. Así teníamos platos compuestos por:

  • Cereales + legumbres.
  • Legumbres + frutos secos.
  • Cereales + frutos secos.

Pero lo cierto es que no es necesario que se consuman los dos alimentos a la vez en una misma comida. Basta con que se coman a lo largo del día distribuidos de la manera que más nos apetezca.

En un solo plato, mejor.

Para mayor tranquilidad, muchas personas siguen prefiriendo comer la proteína vegetal que le aportan estos alimentos en una sola toma. De esta manera se despreocupan de tener que estar pendientes de si han comido arroz y deben comer lentejas para comer…

Te proponemos algunos platos que combinan estos grupos de alimentos y que pueden ser tu aporte de proteína vegetal completo:

  • Cereales + legumbres: sopa de fideos con garbanzos, lentejas con arroz, hummus con pan, tortitas de maíz con frijoles…
  • Legumbres + frutos secos: hamburguesas de tofu con frutos secos, garbanzos con espinacas y piñones…
  • Cereales + frutos secos: pan de nueces, galletas de avena y frutos secos, barritas de arroz inflado y avellanas…

Acompaña estas combinaciones con un buen aporte de verdura, una fruta y para finalizar una infusión, por ejemplo, Antiox de Susarón que, gracias a su composición a base de plantas naturales, ayuda a protegerte del estrés oxidativo. ¡Un buen momento para aumentar tus antioxidantes!

Recuerda que puedes conseguir igualmente proteína vegetal completa consumiendo por ejemplo un poco de pan a media mañana (un bocadillito) y a medio día que uno de los platos fueran garbanzos. Estarás obteniendo el mismo beneficio.

Ahora que ya sabes un poco más de las proteínas vegetales y con la infinidad de platos que se pueden hacer con los alimentos que las contienen… ¿a qué esperas para equilibrar tu balanza?

 

Planazos para despedir 2018 con Susarón

Despídete de 2018 con estos planazos

Se acerca fin de año. Es probable que ya tengas un plan para nochevieja, pero para despedir el año no solo es necesaria una noche. Te proponemos unos planazos que puedes hacer antes de que acabe el año, a modo de despedida. Y por si acaso… alguna idea para nochevieja, ¡por si te apetece cambiar de plan!

Empezar un año nuevo

Para empezar el año con fuerza, hay que salir con fuerza del año en el que estamos. Los planes que proponemos son una mezcla de actividades que pueden hacer que nos desprendamos de lastres, que nos liberemos de estrés, que nos carguemos de energía positiva y empecemos este 2019 con todo lo necesario y solo lo imprescindible para que el triunfo esté asegurado.

Libérate de lo material

Haz limpieza a fondo en casa. Prepara unas bolsas con esa ropa que ya no te pones y que solo ocupa espacio. O objetos que no usas y que no te gustan y guardas por guardar. Pero no lo tires en el container. Aprovecha para llevarlo a tiendas de segunda mano o centros para personas sin hogar, y sentirás que tu limpieza ha cundido el doble.

Por otro lado, sobre los objetos… haz una selección. Puedes guardar uno para hacer el famoso “pongo” que te explicamos a continuación.

Propón hacer el “pongo” con tus amigos

El “pongo” es el “amigo invisible” pero con cosas que tenemos en casa, que nos han regalado y que nada más verlas hemos pensado: “¿y esto, donde lo pongo?”. Estas veladas con amigos suelen ser muy divertidas porque los objetos que se suelen reglar son realmente muy inútiles o feos, y las risas están aseguradas. Así que, como decíamos antes, haz una selección de los objetos que tengas y los más feos, resérvalos. Son garantía de una noche genial.

Saltar en camas elásticas

¡Como cuando éramos pequeños! ¿Qué te parece recordar esos tiempos en unas camas elásticas? Ahora hay centros con multitud de camas diferentes y para todas las edades, así que acompáñate de amigos, sobrinos… o sin nadie, y disponte a disfrutar como un niño en estas atracciones tan divertidas.

Pinta un cuadro

Pues parece que es una locura, sobre todo si crees que no se te va a dar bien, pero la verdad es que sentarse delante de un lienzo en blanco con unos pinceles y colores, da mucho de sí. No hace falta ser Michelangelo para pintar, y además de relajarte oye, ¡quizás descubres un nuevo hobbie! Y si te queda bien, puede ser un bonito regalo para alguien en estas fechas. Y si no queda bien, ¡pues también vale de “pongo”!

Canta, canta

¿Qué tal un karaoke? Esto es algo que no solemos hacer durante el año, a no ser que os encante ir a karaokes, claro. Pero es el típico plan que se va postergando para “el fin de semana que viene” y ese fin de semana pasa y no se hace. Pues ha llegado el momento: antes de que acabe el año, hay que poner a punto las cuerdas vocales para recibir el nuevo año, y eso solo se puede hacer en un Karaoke. Qué, ¿te animas?

Hacer algo que te da miedo

Un buen momento para salir orgulloso de uno mismo, ¿no crees? Ahora que se acaba el año, qué mejor que hacer algo que nos da miedo… Pueden ser cosas que van a variar mucho dependiendo de la persona, pero por dar ideas: una vía ferrata, puénting, salto en tándem, nadar en aguas abiertas… Decidas lo que decidas, no vayas solo: estas cosas en compañía se viven mejor. Y por supuesto, prepárate para sentir como se libera la adrenalina y luego sentir como el orgullo recorre tus venas, porque… ¡lo habrás logrado!

Regálate una Nochevieja diferente

Porque también te la mereces, y si te apetece, ¿por qué no vas a hacerlo? Puedes escaparte a otro país a vivir la entrada de año de una manera diferente, o bien, quedarte aquí e irte a la capital ¡a ver las campanas en directo! Disfrutar de ese ambientazo en la plaza del Sol… sobre todo, ¡no te olvides las uvas!

Otra opción es buscar planes en hoteles y restaurantes exclusivos de tus alrededores: suelen hacer fiestas exclusivas, con vistas a la ciudad. ¡Vive una Nochevieja de lujo!

Y de vuelta en casa, después de cada plan, acaba de depurarte y eliminar todo lo que no quieres con una infusión calentita Detox de Susarón que gracias a la cola de caballo, té verde y té rojo te ayuda a eliminar toxinas y drenar el organismo. ¡Qué mejor manera de entrar en 2019! ¡Feliz y próspero 2019!

 

 

 

recuperar el ritmo intestinal tras las fiestas

Recupera tu ritmo intestinal estas Navidades

Se acercan días festivos, además ligados con la comida como son las fiestas de Navidad. Los platos elaborados ocupan el primer lugar en todas las mesas familiares, junto con los dulces y las largas horas sentados. Nuestros hábitos alimentarios y nuestras rutinas de descanso se ven alteradas y con ello también nuestro tránsito intestinal. ¡Vamos a ver cómo recuperar el ritmo intestinal de manera rápida!

Por qué se altera el ritmo intestinal

El intestino, igual que todo el organismo en general, trabaja gracias a unos relojes internos que se activan y ponen en marcha la maquinaria. Durante periodos festivos es habitual perder las rutinas y los hábitos a los que estamos acostumbrados y estos relojes se desincronizan. Las grandes comilonas suelen llevarnos a ligeros empachos que nos invitan a saltarnos comidas, y la ausencia de alimentos como las verduras y las frutas nos empujan a retrasar las horas de nuestros relojes. Como resultado, nuestro ritmo intestinal se ve afectado, y con él vienen los molestos síntomas: hinchazón, molestias abdominales

Para recuperar este ritmo hay que poner el reloj en hora.

Poner el reloj en hora

Sincronizar los relojes es fácil si seguimos unas pautas que no se alejan para nada de lo que seguramente ya venías haciendo antes de entrar en estas fiestas.

Comer equilibrado

Comer equilibrado es comer de todo en su justa medida y variando. Vamos a explicarlo un poco más:

  • Comer de todo: comer de todos los grupos de alimentos, es decir, del grupo de las verduras y frutas que suelen ser las grandes olvidadas en las fiestas, pero también de los cereales integrales, del de las proteínas (huevos, pescados, carnes…), de los lácteos…
  • En su justa medida: dentro de cada grupo de alimentos hemos de comer la cantidad necesaria de cada uno de ellos. Para esto es muy útil hacer uso del método del plato ya que es una herramienta que nos ayuda a establecer la cantidad de cada grupo de alimentos que hemos de consumir en la comida y la cena. Este método nos dice que dividamos el plato a la mitad. En esa mitad ponemos verduras, cocidas o crudas. La mitad restante la dividimos en dos cuartos. En uno pondremos cereales integrales o alimentos ricos en hidratos (arroz, pasta, patata, legumbres…) y en la otra mitad alimentos proteicos como las legumbres, pescado, huevos o carne.
  • Por último, variado. Variado es que no comamos por ejemplo siempre la misma verdura. Ni que tampoco la comamos siempre de la misma manera, por ejemplo, cocida. En la variedad está el equilibrio.

Y no solo comer… beber agua también es importante. Asegúrate que ingieres ese litro y medio recomendado cada día.

Una manera de ingerir líquidos con un sabor muy apetecible es a base de infusiones. Y en este caso, Vientre Sano de Susarón es una gran aliada ya que, gracias a su compuesto a base de plantas naturales, contribuye a mantener una flora intestinal saludable. Su mezcla de jengibre, salvia y regaliz ayudan a equilibrar y restablecer las funciones normales del sistema digestivo e intestinal.

Ser regular

Probablemente estés pensando que es precisamente eso lo que quieres y que no te hemos descubierto nada nuevo. La verdad es que nos referimos a que seas regular en dedicar unos minutos a tu visita al baño, que intentes ir siempre a la misma hora. Al principio puede parecer que no sirve de nada, pero ser regular hace que el cuerpo se habitúe y por lo tanto entiende que ese es su nuevo horario al que debe acudir cada día.

Actívate

El intestino es un músculo que, gracias a sus movimientos, acompaña el bolo alimenticio durante todo el trayecto hasta su expulsión. A veces, igual que cuando nosotros dejamos de hacer actividad física, este músculo se relaja y no trabaja con regularidad. Una de las maneras de activarlo es precisamente ejercitándonos, para aumentar la motilidad de este órgano. Así que, después de estas fiestas en las que solemos pasar más ratos inactivos… ¡recupera tus hábitos de actividad física! Y si no hacías actividad física antes, ¡empieza ahora! Nunca es tarde para sumar buenos hábitos a tu día a día.

Pon en hora tus relojes internos, ¡y recupera tu ritmo!

 

Rcias recetas veganas con Infusiones Susarón

3 recetas veganas navideñas, ¡que sorprenderán a todos!

Se acercan las fiestas navideñas y con ellas las comidas en familia. ¡Qué ganas de juntarnos todos! Esas mesas largas, ese calor que se concentra en el salón, la vajilla de “ocasiones especiales” y… ¡el menú de Navidad! Además de los tradicionales platos que se suelen servir los días señalados, hay otros platos con los que sorprender a nuestros invitados. La propuesta para este año son unas recetas deliciosas, veganas y aptas para cualquier día. ¡Vamos a trastear en la cocina!

El equilibrio en el veganismo

Dentro del vegetarianismo existen dos conceptos diferenciados: los vegetarianos y los veganos. Los vegetarianos son aquellas personas que en su alimentación no consumen nada que haya implicado el sacrificio del animal (carnes, mantecas…) sin embargo sí que consumen los productos que nos dan los animales como la miel, la leche…

Las personas veganas, en cambio, no consumen nada que proceda del animal, ni la carne, ni su leche…

Pero entonces, los veganos, ¿comen equilibrado? Contrariamente a lo que mucha gente puede creer, se puede ser vegano y llevar una alimentación equilibrada. Algunos alimentos vegetales o la combinación entre ellos proporcionan proteína que puede sustituir la proteína de origen animal. Solo hay algo que deben consumir los vegetarianos y veganos que es la vitamina B12 ya que en el caso de los veganos el aporte es nulo y en el caso de los vegetarianos es insuficiente.

Teniendo en cuenta esto, como premisa, la persona vegana debe tener en cuenta los porcentajes de nutrientes que se recomiendan para poder distribuir correctamente los alimentos.

Y las recetas de hoy, son algunos de los platos que podéis preparar, sin productos de origen animal, que dejarán a los invitados sorprendidos descubriendo nuevos sabores.

Canelones de espinacas

Ingredientes:

  • 12 placas de pasta para canelón
  • 500g de espinacas congeladas
  • 1 pastilla de caldo vegetal
  • 2 zanahorias medianas
  • 2 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • 200g de champiñones
  • Especias al gusto
  • Vino blanco
  • 100ml de bebida de avena
  • Aceite de oliva

Y para la bechamel:

  • 600ml de bebida de avena
  • 4-5 cucharadas de harina de trigo
  • 3 cucharadas soperas de margarina vegetal
  • Cebolla en polvo
  • Sal y pimienta
  • Queso vegano

Cómo preparar los canelones de espinacas veganos.

  1. Hierve las espinacas con agua y la pastilla de caldo vegetal.
  2. Mientras, corta en trozos muy pequeños las cebollas y dientes de ajo.
  3. En una sartén con un poco de aceite, sofríe los ajos y cebolla.
  4. Lava y trocea los champiñones y pela y ralla la zanahoria.
  5. Cuando la cebolla ya esté a punto, agrega los champiñones y la zanahoria y déjalos a fuego medio. ¡Ves removiendo! Cuando estén a punto, añade las especias que quieras y un chorro de vino. Deja que se evapore mientras remueves.
  6. Saca las espinacas y escúrrelas bien. Añádelas a la sartén y agrega la bebida de avena. Salpimienta al gusto.
  7. Pon a precalentar el horno a 180ºC y empieza a preparar la bechamel: pon la margarina en una sartén y cuando se deshaga, añade la harina. Luego añade la bebida de avena y remueve para que espese. Cuando haya espesado, retíralo del fuego y añade cebolla en polvo y salpimienta al gusto.
  8. Ahora toca montar los canelones: ten a mano una fuente grande apta para horno y ponle un chorrito de aceite. Rellena cada canelón y colócalos en la fuente. Cubre todo con la bechamel y espolvorea el queso por encima. ¡Ya está listo para meter en el horno! Ponlo 30 minutos a 180ºC, y luego en función gratinar unos 5 minutos o hasta que consideres que el color de la superficie es de tu gusto. ¡Listos para servir!

Albóndigas de tempeh

Ingredientes:

  • 250g de tempeh
  • 50g de harina de garbanzos
  • 25g taza de harina de almendras
  • 60g de pan rallado
  • Un poco de perejil
  • 1 cucharada de orégano
  • 1 cucharada de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo
  • 1 cucharada de semillas de lino
  • 3 cucharadas de agua
  • ½ cebolla
  • Aceite de oliva virgen
  • 2 cucharadas de salsa de tomate

Para la salsa:

  • 375g de salsa de tomate
  • 250ml de bebida de coco
  • 1 cucharada de curry en polvo

Cómo preparar las albóndigas veganas de tempeh

  1. Pica la cebolla y el ajo y dóralos en una sartén con un poco de aceite.
  2. Mezcla las semillas de lino, previamente machacadas, con las cucharadas de agua y déjalas reposar.
  3. Tritura el tempeh y mézclalo con la cebolla y el ajo, las semillas de lino y el agua, el perejil, las harinas, el pan, el orégano y la cebolla en polvo y ajo y la salsa de tomate. Sigue triturándolo todo.
  4. Con la masa que has obtenido, haz bolitas de un tamaño similar entre ellas y tan grandes como tú quieras.
  5. Dora las albóndigas en una sartén con aceite. Cuando estén doradas, puedes sacarlas.
  6. Prepara la salsa en la sartén: agrega los ingredientes de la salsa y deja que se cocine unos 5 minutos. Pon las albóndigas y cocínalas unos 10 minutos para que se hagan por dentro. ¡Y a ver qué les parecen a tus invitados!

Mousse de arroz con leche

Ingredientes:

  • 750ml de bebida de soja
  • 100g de arroz blanco
  • 1 rama de canela
  • Piel de limón
  • 30g de Endulsana de Susarón
  • 400ml de bebida de coco fría

Cómo se prepara la mousse de arroz con leche vegana

  • En una olla, añade todos los ingredientes excepto la bebida de coco y la Endulsana. Ponlo a fuego alto y cuando rompa a hervir, bájalo a fuego medio.
  • Cocínalos durante 20 minutos y ves removiendo de vez en cuando.
  • Añade la Endulsana y cocínalo 3 minutos más, hasta que el arroz esté hecho.
  • Retira la canela y las pieles de limón.
  • Coge la bebida de coco. Con el frío verás que hay una capa sólida que se ha separado del resto. Esta es la parte que vamos a usa, la sólida.
  • Bate el arroz con “leche” con la parte sólida de la bebida de coco hasta que te quede consistencia de mousse. Si te queda muy espesa, ponle un poco más de líquido de la bebida de coco.
  • Colócalo en pequeños cuencos y mantenlos en la nevera hasta que tengas que servirlos. Puedes ponerle un poco de canela en polvo justo cuando vayas a servirlo y… ¡a ver quién se resiste a este postre!

Estas Navidades van a saber muy bien, ¿adivinas por qué? ¡Felices fiestas!

 

 

banner depidete 2018 180x180 - Despídete de 2018 con estos planazos

Despídete de 2018 con estos planazos

Se acerca fin de año. Es probable que ya tengas un plan para nochevieja, pero para despedir el año no solo es necesaria una noche. Te proponemos unas cuantas cosas que puedes hacer antes de que acabe el año, a modo de despedida. Y por si acaso… alguna idea para nochevieja, ¡por si te apetece cambiar de plan!

Empezar un año nuevo

Para empezar el año con fuerza, hay que salir con fuerza del año en el que estamos. Los planes que proponemos son una mezcla de actividades que pueden hacer que nos desprendamos de lastres, que nos liberemos de estrés, que nos carguemos de energía positiva y empecemos este 2019 con todo lo necesario y solo lo imprescindible para que el triunfo esté asegurado.

Libérate de lo material

Haz limpieza a fondo en casa. Prepara unas bolsas con esa ropa que ya no te pones y que solo ocupa espacio. O objetos que no usas y que no te gustan y guardas por guardar. Pero no lo tires en el container. Aprovecha para llevarlo a tiendas de segunda mano o centros para personas sin hogar, y sentirás que tu limpieza ha cundido el doble.

Por otro lado, sobre los objetos… haz una selección. Puedes guardar uno para hacer el famoso “pongo” que te explicamos a continuación.

Propón hacer el “pongo” con tus amigos

El “pongo” es el “amigo invisible” pero con cosas que tenemos en casa, que nos han regalado y que nada más verlas hemos pensado: “¿y esto, donde lo pongo?”. Estas veladas con amigos suelen ser muy divertidas porque los objetos que se suelen reglar son realmente muy inútiles o feos, y las risas están aseguradas. Así que, como decíamos antes, haz una selección de los objetos que tengas y los más feos, resérvalos. Son garantía de una noche genial.

Saltar en camas elásticas

¡Como cuando éramos pequeños! ¿Qué te parece recordar esos tiempos en unas camas elásticas? Ahora hay centros con multitud de camas diferentes y para todas las edades, así que acompáñate de amigos, sobrinos… o sin nadie, y disponte a disfrutar como un niño en estas atracciones tan divertidas.

Pinta un cuadro

Pues parece que es una locura, sobre todo si crees que no se te va a dar bien, pero la verdad es que sentarse delante de un lienzo en blanco con unos pinceles y colores, da mucho de sí. No hace falta ser Michelangelo para pintar, y además de relajarte oye, ¡quizás descubres un nuevo hobbie! Y si te queda bien, puede ser un bonito regalo para alguien en estas fechas. Y si no queda bien, ¡pues también vale de “pongo”!

Canta, canta

¿Qué tal un karaoke? Esto es algo que no solemos hacer durante el año, a no ser que os encante ir a karaokes, claro. Pero es el típico plan que se va postergando para “el fin de semana que viene” y ese fin de semana pasa y no se hace. Pues ha llegado el momento: antes de que acabe el año, hay que poner a punto las cuerdas vocales para recibir el nuevo año, y eso solo se puede hacer en un Karaoke. Qué, ¿te animas?

Hacer algo que te da miedo

Un buen momento para salir orgulloso de uno mismo, ¿no crees? Ahora que se acaba el año, qué mejor que hacer algo que nos da miedo… Pueden ser cosas que van a variar mucho dependiendo de la persona, pero por dar ideas: una vía ferrata, puénting, salto en tándem, nadar en aguas abiertas… Decidas lo que decidas, no vayas solo: estas cosas en compañía se viven mejor. Y por supuesto, prepárate para sentir como se libera la adrenalina y luego sentir como el orgullo recorre tus venas, porque… ¡lo habrás logrado!

Regálate una Nochevieja diferente

Porque también te la mereces, y si te apetece, ¿por qué no vas a hacerlo? Puedes escaparte a otro país a vivir la entrada de año de una manera diferente, o bien, quedarte aquí e irte a la capital ¡a ver las campanas en directo! Disfrutar de ese ambientazo en la plaza del Sol… sobre todo, ¡no te olvides las uvas!

Otra opción es buscar planes en hoteles y restaurantes exclusivos de tus alrededores: suelen hacer fiestas exclusivas, con vistas a la ciudad. ¡Vive una Nochevieja de lujo!

Y de vuelta en casa, después de cada plan, acaba de depurarte y eliminar todo lo que no quieres con una infusión calentita Detox de Susarón que gracias a la cola de caballo, té verde y té rojo te ayuda a eliminar toxinas y drenar el organismo. ¡Qué mejor manera de entrar en 2019! ¡Feliz y próspero 2019!

 

 

 

Descubre el Buddha Bowl con Infusiones Susarón

Descubre el Buddha Bowl

Tanto si tienes cuentas en redes sociales como si no, los cuencos con comidas coloridas que tanto inundan estas aplicaciones están presentes en nuestro día a día. Y la verdad es que sus apetitosos colores y combinaciones no solo no pasan desapercibidos, sino que nos invitan a probarlos. Estamos hablando de los Buddha Bowl. Vamos a explicarte qué son estos platos, qué aportan y cómo hacerlos. ¡Tus nuevos menús no tendrán nada que envidiar!

¿Es sólo comida en un cuenco?

Quizás es la primera pregunta que nos planteamos cuando vemos estos cuencos tan coloridos. ¿Es simplemente una ensalada en un cuenco? ¿Se trata solo de alimentos troceados y colocados de manera curiosa en este recipiente?

No, no es eso. Podríamos decir que un Buddha bowl es un plato que consiste combinar ciertos alimentos, pero no es necesariamente una ensalada. Su nombre se cree que se debe a que, por la forma, parece la barriga de Buddha llena. Aunque también podría ser que el hecho de mencionar a esta divinidad sea por que se trata de platos vegetarianos. No debe confundirse con el Poké bowl, que es otro plato que está empezando a arrancar con fuerza y cuyo origen es Hawái. En este caso, el Poké bowl sí que suele contener algún producto de origen animal.

Pero veamos entonces, ¿es el Buddha bowl un plato combinado? Pues podríamos decir que se trata de un plato vegetariano y equilibrado que buscar saciar al comensal con una cantidad justa de alimentos combinados de tal manera que nos ofrecen los nutrientes necesarios que se deben ingerir en esa comida. Vamos a ver qué alimentos debe contener:

Hidratos de carbono

En nuestro cuenco hemos de añadir algún alimento o combinación de varios que nos aporte este nutriente tan necesario para nuestro día a día: los hidratos de carbono. Los hidratos de carbono son un nutriente imprescindible por su aporte en energía. Deben estar distribuidos en tomas moderadas a lo largo del día, ¡y la comida es una de ellas!

Alimentos que nos aportan hidratos de carbono hay muchos, pero siempre priorizaremos los integrales y los que sean menos procesados. Por ejemplo, podemos añadir arroz, patatas, boniato, legumbre, quinua…

Estos alimentos pueden estar preparados a nuestro gusto: hervidos simplemente, hervidos y salteados con alguna especia o hierba, con alguna salsa natural… ¡Como nos gusten!

Grasas

Sí, grasas. Las grasas son un nutriente indispensable para nuestro organismo. Son necesarias para el desarrollo de muchas funciones fisiológicas, entre ellas el transporte de las vitaminas liposolubles, ya que como su nombre indica, sólo son solubles en grasa.

Pero no todas las grasas son iguales. Todos hemos oído hablar de las grasas saturadas y las trans. Estas son las grasas que no deben abundar en nuestra alimentación. ¿Pero donde están? Normalmente este tipo de grasas se encuentran en alimentos procesados industrialmente. Lo ideal para evitarlas es priorizar alimentos con grasas saludables como son las que encontramos en el pescado azul, en el aceite de oliva virgen extra, los frutos secos, el huevo o el aguacate.

En este caso, al tratarse de un plato vegetariano, utilizaremos un buen aceite para aliñar y podemos utilizar además aguacate o frutos secos en nuestra elaboración.

Proteína

Este macronutriente es de los más conocidos por su función estructural: son el alimento del músculo. La proteína puede ser de origen animal o de origen vegetal. Las primeras las encontramos en el pescado, la carne (roja o blanca) y el huevo. Las segundas, cuesta detectarlas más a veces, pero son una buena fuente de proteína de origen vegetal la soja, la quinua, las legumbres, el tofu o el cáñamo.

La realidad es que el único alimento con todos los aminoácidos que componen una proteína completa es la soja. El resto de los alimentos suele ser carente en uno de estos aminoácidos. Para completarlo, basta con combinar cualquiera de estos alimentos carentes con un cereal, ya que justo contiene esta pieza que nos falta para tener nuestra proteína de calidad. Y como el Buddha bowl ya contempla un alimento rico en hidratos, es probable que en esa misma toma ya estemos completando nuestra proteína.

Pero no pasa nada si no hacemos esta mezcla en el momento: si a media mañana hemos comido un poco de pan y a medio día en nuestro cuenco hemos puesto lentejas, ¡ya se combinan incluso pasadas unas horas!

Y no podemos olvidar, ¡las verduras y hortalizas! Aquí las combinaciones son infinitas: lechuga, col, brócoli, espinacas, berenjena, calabacín, pepino, tomates… ¡Las que más te gusten! No tengas miedo de improvisar.

Para agregar a tu menú un plus de antioxidantes más, puedes acompañar tu Buddha Bowl con una infusión Antiox, que gracias a sus plantas naturales ayuda a mantener la piel saludable protegiéndola del estrés oxidativo.

¡Cuidarse así es delicioso! ¿Verdad? Si te estás preguntando qué puedes cenar por la noche, estas ricas ensaladas pueden ser de ayuda para planificar tu menú semanal.

Entonces, ¿qué te parece un Buddha bowl con una base de hojas de espinacas frescas, un poco de boniato a la plancha, unos tomates cherry y unas judías rojas? ¡Es muy fácil, rápido y equilibrado! ¡Qué aproveche!

 

Platos para no pasar hambre - Infusiones Susarón

3 platos saciantes para no pasar hambre

Cuando empezamos a cuidar nuestra alimentación, aligeramos los platos y reducimos las cantidades que solemos comer habitualmente. Con estas medidas puede aparecer una mayor sensación de hambre. Para evitar que tus tripas suenen en el momento menos indicado, te proponemos 3 recetas sabrosas y saludables. Además, sus propiedades saciantes te ayudarán a no pasar hambre.

¡Vamos a verlas!

Tostada de aguacate con huevo y tomatitos cherry

Si eres de los que a media mañana te pones de mal humor y a mediodía llegas con tanta hambre que te comerías hasta los cubiertos, este desayuno hará que tus niveles de hambre no se alteren tanto. ¡Apunta!

Ingredientes:

Una rebanada de pan

Medio aguacate

Un huevo

3 tomates cherry

Preparación:

Pon a tostar el pan. Mientras se dora, en una sartén con un poquito de aceite, haz el huevo a tu gusto. Nosotros te recomendamos que sea revuelto para poder ponerlo bien sobre la tostada.

Una vez dorada la tostada, unta medio aguacate chafado encima de ella. Esparce el huevo revuelto sobre el aguacate. Trocea los tomatitos cherry y colócalos encima del huevo. Sírvetela en un plato y disfruta de este delicioso desayuno acompañado de tu café o infusión preferida.

Wraps de lechuga con ternera salteada

Además de fácil, esta receta es saludable y muy saciante gracias a su aporte de proteínas y fibra que enlentece su absorción.

Ingredientes:

100g de filete fino de carne de ternera

½ pimiento rojo

½ zanahoria

½ cebolleta

1 diente de ajo

1 cogollo de lechuga

Salsa Perrins

Pimienta negra, sal, aceite de oliva

Preparación:

Corta la ternera en taquitos bien pequeños. Pica la cebolleta, el ajo, la zanahoria y el pimiento. Procura que todo tenga el mismo tamaño.

Ahora calienta un poco de aceite de oliva en una sartén y haz la carne previamente salpimentada. Cocínalo a fuego y después de 2 o 3 minutos, baja el fuego y añade la cebolleta, el ajo, las verduras y déjalo cocinar unos 5-8 minutos. Luego echa la salsa al gusto. Cuando se haya reducido todo el líquido, salpimienta y sírvelo sobre hojas de lechuga.

Brochetas de tofu y verduras a la parrilla

Esta receta, tan saludable como sabrosa, además es apta para veganos. Y no por ser una receta vegana es poco saciante, ¡al contrario! Te sorprenderá su sabor y su poder saciante.

Ingredientes:

200g de tofu

1 calabacín

15 champiñones

2 cucharadas de salsa de soja

½ cucharada de zumo de limón

Salsa Perrins (opcional)

Ajo en polvo

Pimienta, sal y aceite de oliva.

Preparación:

Escurre bien el tofu, incluso sécalo con unas hojas de papel absorbente, apretando bien. Córtalo a taquitos.

Lava los champiñones y el calabacín y este último córtalo en rodajas.

Prepara una salsa con la salsa de soja, el zumo de limón, la salsa Perrins, el ajo, la pimienta y una piza de sal.

Coge los palos de brocheta y si son de madera, humedécelos con agua. Coloca los ingredientes en ellos, alternando como te apetezca.

Haz las brochetas en una plancha con un poco de aceite de oliva. Píntalas con la salsa que has preparado y luego sírvelas en un plato. ¡Y a degustar!

¿Qué te parecen estas propuestas? Ricas, ¿verdad? Además, recuerda añadir una pieza de fruta como postre y si te apetece puedes hacerte una infusión de Adelgasana, que está elaborada a partir de plantas naturales que facilita la pérdida de peso y ayuda a evitar la retención de líquidos. No pasar hambre, disfrutar comiendo y cuidarte, ¡es posible!

 

Entrena tu mente contra la negatividad - Infusiones Susarón

Entrena tu mente contra los pensamientos negativos

Nuestra mente tiene la capacidad de darnos alas. Permite dar rienda a nuestra imaginación. Te hace sentir capaz de cualquier cosa. Pero también puede ser una cárcel. Si dejas que la mente se llene de pensamientos negativos perjudicas tu autoestima. Y si dejas que se prolongue en el tiempo, te acabas sintiendo triste y bloqueado.

La mente tiene la virtud de ser un motor que avanza en una dirección. Tú decides si quieres que te impulse hacia arriba… o hacia abajo. Muchas de las reflexiones que hacemos sobre nosotros mismos o del entorno pueden ser críticas muy negativas. Es mejor hallar un equilibrio en nuestros pensamientos para vivir con bienestar.

Entrenar la mente para evitar los pensamientos negativos tiene efectos positivos. Mejora la autoestima y se vive con más optimismo. Antes de entrar en detalle de qué técnicas puedes hacer en tu día a día, queremos que reflexiones. Te contamos una historia corta sobre cómo se evalúa la buena o mala suerte. Es un excelente punto de partida para meditar. Después, te enseñamos qué puedes hacer para dejar de pensar en negativo.

Un cuento para pensar sobre la suerte

Nuestra mente cataloga los sucesos como buenos o malos en el preciso momento que ocurren. Cuando se comete un error nuestra mente ya trabaja para pensar: ¡Qué mala suerte tengo! ¿Por qué me pasa esto?

Debemos dejar de pensar en que las cosas que nos pasan son malas. Si nunca nos pasara nada, no aprenderíamos. Hay un cuento chino que narra muy bien cómo juzgamos los hechos como positivos o negativos nada más ocurrir.

En una aldea vivían un padre y un hijo. Se dedicaban a la crianza y cuidado de los caballos. Un día, los caballos se escaparon. Enseguida vinieron los vecinos a comentar la mala suerte de la situación. El padre les respondió con mucha seguridad: “Buena suerte, mala suerte, ¿quién sabe?”.

Al cabo de unos días, los caballos volvieron acompañados de otros más. Los vecinos quisieron felicitar la buena suerte al padre y al hijo. Pero el padre volvió a responderles: “Buena suerte, mala suerte, ¿quién sabe?”.

El hijo tuvo un accidente y se hizo daño en una pierna al intentar domar los caballos salvajes. Los vecinos visitaron la propiedad para exponer lo injusto que era su mala suerte. El padre les respondió: “Buena suerte, mala suerte, ¿quién sabe?”.

En ese momento, estalló una guerra civil y el ejercito necesitaba reclutar a todos los jóvenes. Pero el hijo no pudo ir. Todavía estaba herido. Los vecinos le dijeron al padre que tenía mucha suerte pues, seguramente, ellos perderían a sus hijos en el conflicto. El padre les respondió, una vez más: “Buena suerte, mala suerte, ¿quién sabe?”.

4 consejos para eliminar los pensamientos negativos

El lado bueno de las cosas

No puedes controlar todo lo que te sucede. Sólo eres dueño de las decisiones que tomas. Y desde luego, no podrás tomar buenas decisiones si piensas que la situación ya está perdida. Cuando te veas frente a un obstáculo o tengas un mal día. Para. Una buena actitud positiva intenta hallar algo bueno de toda situación negativa.

¿Sabías que la falta de información es lo que provoca situaciones de ansiedad? Piensa que todo tiene solución y ahora tienes la oportunidad de aprender. Se te abre un camino para descubrirlo. Cuando te vuelva a pasar, ya sabrás qué hacer y afrontarás la situación con seguridad en ti mismo.

Tampoco puedes ser tu propio enemigo. No menoscabes tu autoestima diciéndote que no vales. Eres una persona que siempre puede mejorar. Identifica qué es lo que quieres y realiza acciones que lleven a ese objetivo.

¡Sal a la calle!

Dar un paseo ayuda a distraernos y a calmar la mente. Intenta caminar durante media hora. Verás que tiene un efecto beneficioso en el cuerpo y la mente al moverte.

El ejercicio físico tiene muchos beneficios. Uno de ellos es que nos ayuda a desconectar. Al mover el cuerpo, se liberan endorfinas, las responsables de la felicidad. ¿Quieres empezar a mover el esqueleto? Puedes ejercitarte en casa. Te enseñamos en un vídeo unos ejercicios saludables. Como dice el dicho latín: ¡Mens sana in corpore sano!

Practica el mindfulness

El Mindfulness es una técnica para ser conscientes de nuestro día a día. Mejora nuestra atención y nos enseña que todo tiene diferentes perspectivas. Otro beneficio es que desarrolla la inteligencia emocional. Es una buena técnica para conocerse y sentirse bien.

Al principio cuesta un poco, pero con constancia, notarás que mejora tu calidad de vida. Con el Mindfulness enfocarás al cerebro en una dirección y lo liberarás de tener pensamientos negativos. ¿Quieres potenciar esta conexión interna? Puedes practicar también estos sencillos ejercicios de yoga que te ayudarán en tu camino hacia el Mindfulness.

Habla con otra persona

Los seres queridos son una fuente de bienestar y positivismo. Cuando te sientas mal, tómate tiempo para buscar a una persona y hablar. Puedes invitarle a pasar la tarde y merendar. Por ejemplo, podéis tomar galletas mientras lo acompañáis con una taza de infusión saludable Antiox de Susarón.

Al expresar en voz alta nuestras preocupaciones, descubrimos otros puntos de vista. Y lo mejor, te desahogas. Comunicar a otros lo que pensamos es positivo. Los seres humanos son muy sociables. No te calles todo para ti, busca ayuda. Rodearte de gente positiva también nos enseña a ser más positivos.

Ahora que ya sabes qué puedes hacer para entrenar a tu mente, esperamos que puedas empezar a sentirte bien. Recuerda que tienes el poder de convertir tus pensamientos en positivos. A la hora de juzgar una situación como un obstáculo, piensa: “Buena suerte, mala suerte, ¿quién sabe?”.