Entradas

Una infusión para cada actividad

Una infusión para cada actividad

Hoy en día gozamos de multitud de ofertas para practicar ejercicio. Escoger una u otra depende en gran parte de lo que nos guste ese tipo de ejercicio, de la energía o de lo que busquemos con la realización de esa actividad. Y como en otras etapas de la vida, es bueno adaptar nuestra alimentación, e hidratación, a la actividad física que vayamos a hacer. Por ejemplo, podemos adaptar las infusiones para deportistas de todo tipo de rutinas.

Veremos que infusión, o infusiones para activarse o relajarse podemos recomendarte según el tipo de actividad física que realices.

Una infusión Detox para los practicantes de Yoga

El yoga es una disciplina tradicional de origen indio, que aúna el trabajo físico y el mental. En el yoga se trabaja la meditación y la respiración como bases para la realización de posturas físicas que repercuten de manera positiva en nuestra salud. Y bajo este contexto, ¿qué infusión puede ayudarnos a mantener este equilibrio mente-cuerpo que se trabaja en yoga? Detox de Susarón es una mezcla de cola de caballo, té verde y té rojo que ayuda a eliminar toxinas y drenar el organismo, ¡justo lo que pretendemos con el yoga pero en este caso de manera fisiológica! Porque… ya que nos ponemos a equilibrar, ¡mantengamos un equilibrio interno también!

Vigorizante si vas a hacer una sesión de HIIT

HIIT es el entreno de alta intensidad por intervalos (High Intensity Interval Training). El entreno puede durar de entre 5 a 45 minutos, y los intervalos suelen ser de espacios de tiempo muy cortos, unos segundos, pero con ejercicios que se realizan a alta intensidad. Con ello se busca incrementar el ritmo cardíaco, con una mayor pérdida de grasa y tonificación muscular.

Si eres de esas personas a las que les encanta acabar agotada de una sesión, este entreno es para ti, y para él te recomendamos Vigorizante de Susarón. Vigorizante es una mezcla de ginseng, mate y guaraná que te aporta un efecto estimulante que mejora la motivación y ayuda a sentir más energía. Es una infusión que te permitirá llegar a tu sesión de HIIT con toda la energía necesaria ¡para acabar con ganas de empezar otra!

¿Una de zumba? Aquí va tu infusión…

¡Qué divertidas son las clases de Zumba! La idea de esta disciplina es bailar y pasarlo bien mientras quemamos calorías sin darnos cuenta. Las clases de zumba son para todo el mundo, no hace falta ser bailarín ni tener nociones, ya que, en la propia clase, se explican los pasos que se van a ir incorporando y ensayando sin parar, hasta obtener un trozo de coreografía final. ¡Y todo a ritmo de música latina como la salsa, el merengue o la bachata! Es una nueva versión del aeróbic que conocimos años atrás.

Si buscas quemar calorías con este tipo de actividad te recomendamos Quemagrasa de Susarón. Gracias a su cola de caballo y guaraná, ayuda a perder peso y quemar grasa. ¡Vamos a bailar!

Hoy toca pilates… llevemos una infusión a la clase.

El Pilates es un método de entrenamiento que debe su nombre al apellido de su creador. Este tipo de actividad trabaja de manera integral todo el cuerpo, incluso aquellos músculos que no sabemos ni que existen. Se practica en la mayoría de las ocasiones con algunos materiales, y siguiendo las instrucciones del instructor o instructora para la correcta colocación del cuerpo.

Pero en el Pilates, lo más importante es el centro de fuerza que se localiza en el abdomen y desde allí emerge el control a todo el cuerpo. Es importantes la concentración, el control, la respiración y la precisión de los movimientos en esta disciplina. Dado que su punto central, conocido como centro de fuerza o centro de control o de energía, es el abdomen, para la práctica de esta actividad proponemos Vientre Sano de Susarón. Su contenido en jengibre y fibra, ejerce un efecto prebiótico que promueve una flora intestinal saludable. ¡También es clave tenerla equilibrada para conseguir un buen control de la salud del organismo!

¡Al agua, patos! Vamos a Aquagym.

Esta variante del aeróbic que se practica en el agua nos permite movernos de forma más libre, ejecutando además los movimientos sin impacto. El aquagym es ideal para tonificar los músculos y estilizar la figura, además de mejorar la coordinación y la capacidad cardiorrespiratoria. Pero además, el agua ofrece un efecto terapéutico sobre los músculos, pudiendo ser una opción ideal para personas con problemas de circulación o, sobre todo, piernas cansadas. Y es por esta razón por la que te recomendamos Piernas Ligeras de Susarón, ya que gracias a su Ginkgo biloba y vid roja, ayuda a reducir la presión arterial y mejorar la circulación sanguínea. ¡Multiplica los beneficios de la actividad y devuelve a tus piernas su ligereza natural!

Pero además, recuerda que después de realizar actividad física, es importante seguir hidratándonos y a poder ser, incluso, durante la actividad. Si quieres probar alternativas refrescantes que te ayuden a lograr una buena hidratación, te proponemos prepararte unos refrescos caseros sin azúcar. ¡Serán tu recompensa más que merecida!

Cuéntanos, ¿qué actividad física te gusta a ti y qué infusión tomas para su práctica?

 

El impacto ambiental: tu dieta influye

La alimentación ha sido entendida siempre desde la visión nutricional, como el medio para obtener los nutrientes que necesita el organismo para funcionar de una manera adecuada y garantizar unos estándares de salud correctos. También es entendida desde el punto de vista social, ya que en muchos de los eventos o actividades sociales de las que formamos parte, la comida tiene un papel importante. Sin embargo, dada la variedad actual de tipos de dietas que existen, surge la necesidad de plantearse qué otros impactos tienen nuestra alimentación, más allá de la nutrición.
En este artículo conoceremos el impacto ambiental de nuestra alimentación.

Alimentación, más allá de poner el alimento a disposición del cuerpo.

Cuando hablamos del proceso de alimentarse, nos referimos al acto de escoger un alimento. Pero no solo eso, sino además decidir cómo lo vamos a preparar (si es necesario lavarlo, si es necesario cocinarlo y cómo lo vamos a cocinar), decidir cómo lo vamos a comer. Y por supuesto necesitamos decidir cuándo lo vamos a comer (inmediatamente o más tarde…), y finalmente, llevarlo a la boca. Hasta ese punto, todas esas decisiones conforman lo que se conoce como el acto de alimentarse. Sin embargo, no debe confundirse con el acto de nutrirse.

 

Si bien, alimentarse es un acto voluntario, la nutrición es un acto totalmente involuntario en el que no podemos decidir nada. La nutrición empieza cuando el alimento entra en contacto con nuestra saliva y empieza a descomponerse en nutrientes que nuestro organismo aprovechará para sus funciones fisiológicas. Desde ese momento, no podemos decidir qué nutriente queremos absorber y qué nutriente no. Ni tampoco cuánta cantidad, ni mucho menos decidir cuándo utilizarlos.

Por ello, la alimentación es más que un proceso de selección o de decisión, es más que llevarse el alimento a la boca. Nuestra alimentación puede ser adecuada si escogemos alimentos ricos en nutrientes. Por el contrario, puede ser poco conveniente si además de escoger alimentos con una carga nutricional pobre, son ricos en grasas saturadas, azúcares o sal.

 

¿Cuál es el impacto ambiental de tu dieta?

El primer acto para alimentarse es saber escoger los alimentos. Independientemente de qué tipo de alimentación llevamos, la prioridad para que esta sea equilibrada y adecuada es que debemos escoger alimentos ricos en nutrientes naturales. Dicho esto, nuestra forma de alimentarnos puede tener un gran impacto ambiental en el planeta y por ello, hacer un buen uso de los recursos será fundamental para poner nuestro granito de arena en la lucha contra la emergencia climática.

 

Reducir el consumo de alimentos con mayor impacto ambiental

No todos los alimentos tienen el mismo impacto ambiental en la “salud” de nuestro planeta. Por ejemplo, los productos de origen animal suponen aproximadamente un 55% de las emisiones que genera la producción de alimentos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que una alimentación sostenible debe estar basada en alimentos sin procesar o mínimamente procesados. Además, debe predominar las verduras, frutas, cereales integrales, legumbres y frutos secos.

Alimentos de proximidad y de temporada

Los alimentos de proximidad son aquellos que se producen en nuestro entorno. Este tipo de alimentos contrasta con los conocidos como “alimentos viajeros”, que son aquellos que recorren miles de kilómetros para llegar a nuestros mercados. Todo ello con el consecuente impacto del transporte en el planeta. Por su parte, los alimentos de temporada son aquellos que se producen en una temporada concreta del año. Cuando los consumimos en ese momento podemos disfrutarlos en un estado nutricional óptimo. Entre los alimentos de proximidad encontramos las frutas y las verduras, pero también el pescado.

Evitar el desperdicio alimentario

Muchos de nosotros nos hemos encontrado con las siguientes situaciones: ha sobrado comida en el plato que acaba en la basura o se nos han caducado algunos alimentos en la nevera. Todo ello es desperdicio alimentario, Pero estos gestos tan habituales en algunos casos contribuyen a empeorar la emergencia climática. Y es que, según datos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el desperdicio de alimentos supone un 7% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. Para evitarlo, podemos utilizar estrategias como la de organizar bien nuestra nevera y despensa, con los productos con caducidad más próxima al frente. También podemos utilizar las “sobras” para elaborar nuevos platos.

El impacto ambiental de los alimentos

El consumo de alimentos tiene un impacto ambiental que debe conocerse para poder tomar una decisión de compra sostenible. Para que la adquisición de alimentos sea sostenible, debe ser compatible con los recursos que pueda disponer el entorno. Es decir, debemos ser conscientes de qué nos ofrece nuestro entorno cercano, para aprovecharlo y evitar un desperdicio de recursos innecesarios.

Comprar sostenible: 3 pilares básicos

Para realizar una compra sostenible, te proponemos 3 ideas que puedes llevar contigo a la hora de escoger alimentos. Son las siguientes:

  • Si puedes elegir, la dieta mediterránea es una de las pautas alimentarias que minimizan la huella medioambiental. Este tipo de dieta está compuesta por una gran cantidad de verduras y frutas, además de cereales y legumbres. Le seguirían los alimentos proteicos como carnes blancas y pescados, y se utiliza como grasa saludable, el aceite de oliva virgen extra y los frutos secos. Si no te apetece comer productos de origen animal, o apuestas por una alimentación con menor cantidad de estos en tus menús, puedes probar también una dieta flexitariana, que, con decisiones sostenibles en tus compras, también ayuda a minimizar esta huella.
  • Cuando vayas a comprar, escoge alimentos de temporada. Al ser frutas y verduras de la estación en curso, tienen mejores cualidades nutricionales y organolépticas, además de que son más sostenibles y económicas. Asegúrate de que también son alimentos ecológicos, puesto que su manipulación es menor, y la utilización de productos para su crecimiento y conservación también es menor y natural.
  • Escoge aquellos alimentos de origen animal que se hayan criado en producciones extensivas, o en el caso de pescado, criados en reservas sostenibles. Si hablamos de alimentos de agricultura, apuesta por la agricultura sostenible que garantice la estabilidad de los bosques. Esto reduce la huella o el impacto ambiental. En el caso del pescado, recuerda que también son alimentos de temporada. Puedes consultar la estacionalidad en la guía de Greenpeace.

Si combinamos bien los alimentos, conseguiremos una buena nutrición, pero, si elegimos bien estaremos contribuyendo a la protección de nuestro ecosistema y biodiversidad. ¡Garanticemos nuestro futuro!

Disfruta tus infusiones en frío

Preparar unas infusiones en frío no siempre es fácil porque si queremos mantener su sabor y propiedades, debemos conseguir ese frescor sin aguar la infusión. Y esto, ¿es posible? ¡Pues claro que sí! Te lo contamos a continuación.

Verano e infusiones, ¿son compatibles?

La respuesta a esta pregunta es… ¡Rotundamente sí! Las infusiones son una manera ideal de hidratarnos en época estival, ya que, recordemos, se hacen con agua. Pero seguramente estás pensando que con el calor que hace, lo último que apetece es tomar una infusión caliente. ¿Quién dijo que solo podíamos tomar las infusiones calientes? Son una buena manera de entrar en calor durante el invierno, pero también lo son de refrescarnos en verano. Nos aportan además unos sabores exquisitos y unas interesantes propiedades beneficiosas para el organismo.

 Qué pasa cuando preparamos unas infusiones en frío

Si te has preguntado en algún momento como hacer infusión fría, o si la infusión que ya has preparado pierde propiedades al enfriarse, lo cierto es que va a depender del tipo de planta. Si quieres preparar una infusión en verano puedes prepararla antes de su consumo. De todas maneras, cuando prepares tus infusiones frías, recuerda mantenerlas en la nevera por un periodo de tiempo de no más de 2 o 3 días, de esta manera te aseguras que tanto sus aromas como sus propiedades, se mantienen lo más parecidas a su fórmula inicial.

Aunque no afecta directamente a la propiedad saludable del principio activo de la planta, en algunas ocasiones es probable que notes que, cuando pasen los días, tu infusión fría haya cambiado de color. También, en el caso de los tés que llevan teína, esta sustancia estimulante similar a la cafeína, puede ir disminuyendo en concentración con el paso del tiempo, ya que se une a los taninos presentes en el propio té, y precipitan. En este caso, se produce una ligera pérdida de este componente con el paso de los días.

Cómo se prepara unas infusiones en frío

Las infusiones dan muchísimo juego en verano, más del que nos imaginamos. Más allá de preparar la infusión y ponerle unos hielos, que es lo que seguramente nos imaginamos cuando hablamos de infusiones frías, hay un ritual que puede seguirse para asegurarnos que, sí, pese a ponerle hielo, no acabará siendo agua coloreada. Y por ello es importante seguir unos pasos muy sencillos.

En primer lugar, prepara como de costumbre tu infusión preferida. Puedes hacer para varias tazas, por ejemplo, para 4 tazas. Una vez hecho, déjala enfriar a temperatura ambiente. Cuando haya atemperado, pásala a un envase de vidrio, por ejemplo, una botella rellenable que puedas tapar, y métela en la nevera. Recuerda que puedes tenerla ahí 2 o 3 días máximo.

Cuando quieras tomarla, puedes añadir un par de hielos a tu vaso. Si no te gusta que el hielo “agüe” tu fiesta particular, puedes probar con hielos reutilizables, que no se deshacen, pero mantienen tu bebida fría.

Pero aquí no acaba todo. Esto es la base de un sinfín de posibilidades que puedes probar. Te dejamos a continuación algunas ideas:

Un poco de menta y…

Y nos sentiremos más frescos si cabe. Puedes añadir un poco de menta o hierbabuena a tus preparaciones, unas hojitas ligeramente machacadas por ejemplo a tu infusión enfriada de Adelgasana de Susarón, ¡te va a parecer una experiencia riquísima!

Con cerezas y un toque fresco

En este caso te proponemos una deliciosa bebida fría con Té Verde de Susarón. Para ello, coge 4 cerezas para tu vaso o taza, y tritúralas. Ponlas al fondo. Puedes añadir si quieres unas hojas de hierbabuena también. Añade tu infusión enfriada y mezcla. Si quieres, puedes añadir un poco de Endulzante Natural de Susarón para darle un toque dulzón, y ¡a disfrutar del verano!

Con un toque de leche de coco

Si a la infusión de India de Susarón, que ya es exótica de per se, le añadimos un toque de coco, ¡no puede salir nada mal! Para que prepares esta deliciosa bebida fría necesitas tu infusión India enfriada, un chorrito de leche de coco fría al gusto y, si quieres, una ramita de canela que puedes romper un poco y añadir al vaso. Ponle unos hielos, y añade una pajita y ¡teletranspórtate a otro Mundo!

¿Qué infusiones frías preparas tú?

 

 

Cocina de tupper: menús para toda la semana - Susarón

Cocina de tupper: menús para toda la semana

Si comes de tupper a diario, puede que a veces te falten ideas o no tengas claro si haces menús saludables. La buena planificación semanal es imprescindible para conseguir comer saludablemente. Te explicamos cómo organizar tus menús diarios de tupper y te orientamos a cómo repartir los alimentos de manera adecuada a lo largo de la semana.

¿Cómo debo organizar mi menú de tupper semanal?

El primer punto a tener en cuanta es cómo debes organizar tu menú diario y cómo repartir las distintas raciones semanales. Te proponemos esta guía orientativa para ayudarte a conseguir una buena planificación semanal.

Además, recuerda que la planificación te ayuda a organizar una buena compra y te ayuda a ahorrar tiempo. Puedes leer más de este tema es este artículo.

Tus menús diarios saludables deben incluir siempre tres grupos de alimentos:

  1. Vegetales: en forma de una ración de unos 150 gramos mínimo (alternando opciones de vegetales crudos y cocinados).
  2. Farináceos: en forma de legumbre, arroz, cuscús, cereales, patata o pasta. Nos aportan carbohidratos que nos permitirán tener energía sostenida. Escoge las versiones integrales para el arroz, pasta, cuscús, y pan.
  3. Proteínas: en forma de huevo, carne, pescado o legumbres (sí, estas últimas contienen tanto proteínas, como carbohidratos), frutos secos (complementarán la proteína de otros alimentos).

Por último, escoge la fruta fresca y de temporada como postre. Consejo: Intenta que la porción de vegetales de tus tuppers sea la más generosa, y no una pequeña guarnición. Los vegetales nos aportan una gran cantidad de fibra, agua, vitaminas y minerales.

¿Cómo debo repartir estos alimentos a lo largo de la semana?

Te proponemos este sencillo y práctico planning semanal para repartir de forma adecuada los distintos grupos de alimentos en tus menús semanales saludables:

  1. Lunes: Vegetales + Legumbre + Huevo.
  2. Martes: Vegetales + Arroz/Cuscús/Cereales + Carne blanca.
  3. Miércoles: Vegetales + Patata + Pescado azul.
  4. Jueves: Vegetales + Legumbre + frutos secos.
  5. Viernes: Vegetales + Pasta + Carne blanca.

Según lo que comas al mediodía, puedes usar otros alimentos para tus cenas. De igual modo, en esta planificación no está incluido el fin de semana. Puedes variar el planning semanal que te proponemos, por supuesto. Únicamente ten en cuenta que hay que ir incluyendo los distintos grupos de alimentos en las comidas de lunes a viernes. Como te decimos en nuestro artículo Comer fuera de casa también puede ser saludable.

A partir de esta repartición puedes crear infinitas combinaciones de alimentos, pero si te cuesta encontrar ideas de recetas para tupper, a continuación, te orientamos con ejemplos.

Ideas fáciles y deliciosas para el tupper diario

A continuación, te proponemos ideas de deliciosos platos:

  • Lunes: Ensalada de garbanzos, huevo duro y picadillo de pimiento rojo, verde y cebolla. Aliñado con aceite de oliva, sal y un toque de pimienta negra.
  • Martes: Cuscús con dados de pollo y salteado de calabacín y champiñones. Con un toque de curri en polvo. Prepara la ensalada, guarda en la nevera y sirve bien fresquita.
  • Miércoles: Ensalada fría de patata, salmón ahumado y dados de tomate y aguacate. Aliñado con aceite de oliva, sal y mostaza a la antigua.
  • Jueves: Ensalada de lentejas, pesto de albahaca y piñones con tiras de cebolla salteada, tomate seco y rúcula.
  • Viernes: Espaguetis de pasta con dados de pavo, zanahoria rallada y dados de calabacín en crudo.

Recuerda coger una pieza de fruta como postre para redondear la comida. Y por supuesto, ¡no olvides tu termo con una infusión de Susarón para tomar a lo largo del día!

¿Y las cantidades?

El método del plato te puede orientar para saber qué cantidad de alimento debes tomar de cada grupo. A continuación, te orientamos en este aspecto. El método del plato nos indica que la mitad de nuestro plato debe ser a base de verduras, una cuarta parte debe ser en forma de proteínas y finalmente la otra cuarta parte en forma de farináceos.

Traducido a gramos, aunque va a depender de cada persona, como raciones habituales podemos orientaros:

  • Vegetales: 150-200g (dependiendo de si se trata de una ensalada, un salteado, o un puré, el volumen será distinto).
  • Farináceos: 60-80g de pasta, legumbre, cuscús, pan o arroz (en crudo) por persona, 150-200g de patatas.
  • Proteínas: 1-2 huevos, 100-125g de carne (el tamaño de la palma de la mano), 125-150g de pescado, 60-80g de legumbres, 25-30g de frutos secos (un puñado).

Termina tus comidas diarias con fruta fresca y con una infusión bien fresquita, como por ejemplo de Menta-Poleo de Susarón.

Consigue comer saludablemente a lo largo de toda la semana con nuestras ideas y disfruta de menús refrescantes y sabrosos para tu día a día.

 

 

¿Dónde están las llaves? Mejorar la memoria - Susarón

¿Dónde están las llaves? Mejorar la memoria

¿Cuántas veces has olvidado las llaves de tu casa, del negocio o del coche? ¿Cuántas veces te has dado cuenta de que acabas de olvidar algo que ibas a decir, o que estabas buscando en una habitación? Quizás pienses que solo eres muy despistado y olvidadizo. Lo cierto es que, con la edad, debemos empezar a cambiar algunos de nuestros hábitos para evitar que estos olvidos ocasionales, se vuelvan cada vez más frecuentes. Te daremos algunos consejos para mejorar tu memoria.

7 consejos para mejorar la memoria

A continuación, te daremos algunas sugerencias que te ayudarán a proteger tu mente, y a mejorar tu capacidad de memorización ¡para que nunca más vuelvas a esas llaves!

1. Duerme 8 horas diarias para una memoria activa

Cuando duermes tu cerebro permanece activo y realiza una gran cantidad de procesos biológicos responsables de su desarrollo y fortalecimiento, entre ellos la retención de la información procesada durante el día. Las personas que no duermen el tiempo recomendado, unas 8 horas al día, suelen ser más olvidadizas y propensas a padecer deterioro cognitivo leve en el futuro. A veces nos cuesta conciliar el sueño, por eso te damos claves en este artículo.

2. Ejercita el cuerpo y la mente todos los días

El ejercicio físico y mental es imprescindible para la buena salud. Todos los días debes realizar algún tipo de actividad física que te ayude a fortalecer tus músculos y articulaciones. También te permitirá disminuir los niveles de cortisol que ayuda a eliminar el estrés y liberar endorfinas que te causen sensación de bienestar y felicidad. Para fortalecer tu cerebro, también debes realizar ejercicios mentales, estos ayudarán a prevenir su deterioro y mejorarán su funcionamiento, velocidad de respuesta, capacidad de enfoque y memorización.

Algunos ejercicios mentales divertidos que puedes realizar todos los días son: resolución de problemas matemáticos, acertijos, adivinanzas, rompecabezas, juegos de palabras y de preguntas y respuestas. ¿Qué tal si practicas con tus hijos o nietos?

3. Bebe la Infusión de la Memoria de Susarón

Las infusiones son una bebida natural que tienen propiedades muy buenas para la salud. Beber una taza todos los días puede ayudar a prevenir múltiples enfermedades del cuerpo y de la mente. Para ayudar a trabajar la memorización y la concentración, es recomendable beber infusiones de alto contenido vitamínico que ayuden a mantener un óptimo rendimiento cerebral. Una excelente opción es la infusión que Susarón ofrece para aumentar la capacidad de memorización. Esta infusión está elaborada a partir de plantas naturales, como el ginseng siberiano y el gingko biloba, conocidas por ser altamente beneficiosas para la salud mental en personas de todas las edades.

4. Aprende una nueva habilidad

Cuando te enfocas en aprender una nueva habilidad, estás desafiando a tu cerebro a que forme nuevas conexiones y retenga nuevos conocimientos. Este proceso hace que aumentemos nuestra capacidad de memorizar y retener la información. Las manualidades, la repostería y la música, son algunas de las actividades más beneficiosas para la mente. Activan las regiones del cerebro que se encargan de almacenar la información. ¿Qué tal si preparas algunas de nuestras recetas?

5. Bebe 2 litros de agua al día

El cerebro, es una de las partes del cuerpo que contiene mayor concentración de agua. Por ese motivo, es importante que te mantengas correctamente hidratado para que este funcione de la manera correcta. Si tu consumo de agua es inferior a los 2 litros que recomiendan los especialistas en salud, corres el riesgo de deshidratarte. Si tu cerebro se deshidrata hará que funcione con mayor lentitud, además de producirte fuertes dolores de cabeza, e irritabilidad se ralentización tus reflejos, por lo que parecerá que eres una persona despistada y olvidadiza. Bebe 8 vasos de agua al día y tu mente funcionará cada vez mejor.

6. Mantén una alimentación balanceada

“Somos lo que comemos”, seguramente has escuchado esta popular frase en más de una ocasión. Cuando comes no solo quitas el apetito, sino que, también estás aportando a tu cuerpo y mente los nutrientes que estos necesitan para funcionar correctamente. Si tu dieta no es saludable, tu mente y cuerpo no funcionarán correctamente. Por este motivo, es imprescindible que te esfuerces por mantener una alimentación sana y equilibrada: Debes priorizar el consumo de frutas, vegetales, verduras y carnes de bajo contenido graso, entre otros alimentos nutritivos. Para mejorar la capacidad de memorización, debemos incluir alimentos que lo fortalezcan.

7. Interactúa con otras personas

Hablar con otras personas para contarles tus recuerdos, anécdotas, sueños y cómo pasamos el día… ayuda a prevenir la depresión, ansiedad y estrés, principales causantes del deterioro cognitivo progresivo. Aprovecha cada oportunidad que se te presente para hablar con tus familiares, amigos, compañeros de trabajo y seres queridos. Si la interacción social frecuente no es lo tuyo, puedes llevar un diario en el que escribas día a día todos tus recuerdos.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer también Mindful eating: comer saludable y con conciencia.

 

Rutina para unos glúteos fuertes - Susarón

Rutina para unos glúteos fuertes

Tener un trasero más firme, atractivo y con mayor volumen es el deseo de muchos de nosotros ¿Eres uno de ellos? Pues has venido al lugar correcto. Descubre cuáles son los beneficios de trabajar esa parte del cuerpo. Te daremos rutinas y disciplinas que te ayudarán a tener los glúteos que siempre has soñado.

Beneficios de ejercitar los glúteos

Más allá del tema estético, estos músculos desempeñan un papel fundamental. En primer lugar, funcionan como estabilizadores de la pelvis y extensores de la cadera. Por lo tanto, si los fortaleces, podrás moverte con mayor facilidad.

Además, los mismos ejercicios que sirven para fortalecer la región posterior de la pelvis, contribuyen a estirar el psoas. Este músculo se encarga de unir el tronco al tren inferior, es decir a las piernas, y actúa como el principal flexor del cuerpo. Tanto los glúteos como el psoas trabajan en equipo para elevar las piernas hacia arriba y flexionar el tronco. Por lo tanto, tienen una función clave cuando cambiamos nuestra postura de sentada a erguida, y viceversa.

Por si fuera poco, fortalecer tus glúteos te ayudará a mejorar tus saltos y zancadas, ya que aumentan tu agilidad, explosividad, potencia y velocidad. ¿Para qué será necesario? Estos músculos juegan un rol protagonista en la práctica del running, especialmente cuando corres cuesta arriba. Pero también te ayudará en el baloncesto, el fútbol, el tenis y el voleibol.

Además de mejorar tu desempeño, tener unos glúteos fuertes contribuye a prevenir lesiones. ¿Cómo es posible? En primer lugar, tu tronco estará más estable, lo que reducirá el riesgo de lastimarse la espalda. En segundo lugar, tendrás que hacer menos esfuerzo con los isquiotibiales y todos aquellos músculos y articulaciones que tengan contacto con esta parte del cuerpo, como las pantorrillas y las rodillas.

¿Qué rutinas te ayudarán a fortalecer los glúteos?

Puedes ejercitarte en el gimnasio o tratar de hacerlo en casa, hazlo donde estés más cómo@. A continuación, te presentamos 4 rutinas que te ayudarán a endurecer los glúteos. Ganarás forma y volumen. Veámoslos:

1. Sentadillas de sumo

Para realizar este ejercicio necesitarás una mancuerna o un peso. Coloca un pie a cada lado y toma con ambas manos uno de los extremos de la mancuerna. Después, comienza a flexionar las piernas hasta que los muslos queden paralelos al suelo. Mantén la posición en cuclillas por unos segundos y regresa a la posición erguida. Repite tantas veces como te sea posible evitando que la mancuerna haga contacto con el suelo.

2. Puente de glúteos

Acuéstate boca arriba con las rodillas flexionadas y las plantas de los pies completamente apoyadas en el suelo. Luego, eleva la cadera y contrae los glúteos cuando la pelvis esté en la parte más alta. Para aumentar el grado de intensidad de esta rutina, puedes colocar tus pies en un escalón. Otra variante consiste en realizar el entrenamiento con una pierna a la vez. Y si quieres, también puedes incorporar peso encima de la pelvis.

3. Patada de glúteo

Coloca las palmas de las manos y las rodillas en el suelo, y da una patada hacia atrás con una pierna. Asegúrate de mover la cadera y el glúteo junto con la extremidad correspondiente. Tras completar las repeticiones con una pierna, pásate a la otra. Si quieres aumentar la eficacia del ejercicio, puedes colocar en el pie con el que darás la patada un pequeño peso.

4. Subidas a cajón

Este entrenamiento es ideal para ejercitar los cuádriceps y el músculo conocido como glúteo medio. Para llevarlo a cabo, tienes que pisar un cajón -o escalera- con uno de los pies. A continuación, deberás llevar la rodilla de la otra pierna (que estará apoyada en el suelo) hacia tu pecho y regresar a la posición inicial. Repite tantas veces como te sea posible.

 

Disciplinas que nos ayudan a fortalecer los glúteos

Además de las rutinas antes mencionadas, hay disciplinas que nos ayudan a endurecer los glúteos. A continuación, te presentamos 5 de las más populares

1. Zumba

Además de ser muy divertido y ayudarte a mejorar tus dotes de bailarín, este moderno estilo de gimnasia tonifica los músculos de todo el cuerpo y quema cientos de calorías por sesión.

2. Spinning

Pedalear sobre una bicicleta estática es un magnífico ejercicio aeróbico, ideal para eliminar la grasa. Ahora bien, si quieres optimizar los resultados del spinning en glúteos y piernas, deberás alternar la intensidad durante la rutina.

3. Crossfit

Es una de las disciplinas más duras, pero también unas de las más gratificantes y completas. Inspirado en los entrenamientos de los militares, el crossfit fortalece los músculos como pocos. Al mismo tiempo, aumenta tu resistencia cardiovascular, flexibilidad, coordinación, potencia y agilidad.

4. GAP

Este sistema de entrenamiento es un acrónimo de Glúteos, Abdominales y Piernas. Recurre a repeticiones de diferentes ejercicios simples que fortalecen todo el tren inferior. Asimismo, el método GAP contribuye a estilizar la figura y corregir desviaciones de la columna.

5. Salto de cuerda

Para practicar esta disciplina, lo único que necesitas es una cuerda de saltar y algo de espacio. Además de poner a trabajar a la mayoría de los músculos del cuerpo, practicar esta disciplina aporta varios beneficios. Estos incluyen una mejoría en los reflejos, el equilibrio y la coordinación entre manos y pies; el fortalecimiento de la estructura ósea y el corazón, y el aumento de la capacidad explosiva de las piernas.

 

Si quieres conocer otras rutinas que te ayuden a fortalecer y tonificar todos los músculos de tu cuerpo, te animamos a probar el método HITT. Y no te olvides de tomarte una infusión vigorizante para recobrar la energía. ¿Vamos arriba con esos glúteos!

 

¡Llegó el verano! Disfruta con recetas de helados de fruta

¡Llegó el verano! Disfruta con recetas de helados de fruta

Es muy difícil resistirse a ese sabor del helado. Hoy en día podemos disfrutarlo durante todo el año, pero parece que en las épocas con más calor es cuando más nos apetecen por ser muy refrescantes. Además, tienen algo especial que nos retrotrae a la infancia. Pero ¿Has preparado helados en casa alguna vez? ¡Este verano aprende a hacer deliciosos helados caseros de fruta!

Recetas de helados caseros

Te enseñamos a preparar 3 recetas caseras de helados: un helado cremoso de plátano, unos polos de sandía y melón y un helado cremoso de fresas, coco y galletas. Son ideas simples para días con mucho calor. Recetas para grandes y pequeños, sin complicaciones y lo más importante… ¡Saludables!

¿Quieres aprender a prepararlas con nosotros?

Helado cremoso de plátano

Ingredientes para 4 raciones: 4 plátanos maduros, 1 yogur natural, 2 cucharadas soperas de Endulzante Natural de Susarón.

Preparación:

  1. Pelamos los plátanos, los cortamos a rodajas y los ponemos en una bolsa o recipiente adecuado. Lo congelamos un mínimo de 24 horas (para que la fruta se endurezca completamente).
  2. Con ayuda de un robot de cocina (¡potente!) trituramos los plátanos congelados junto con el yogur natural y el endulzante, hasta que quede una textura cremosa.

Añade una cucharada sopera de cacao en polvo.

Disfruta de un rico helado de plátano y chocolate… ¡Mmm! Delicioso

Polos de sandía y melón

¡Un polo lleno de color y sabor! Pide ayuda a los más pequeños de la casa para prepararlo, seguro que les encantará la idea.

Ingredientes para 4 raciones: 200 g de melón, 5 g de Endulzante Natural de Susarón, 200 g de sandía.

Preparación:

  1. Cortamos la sandía a dados y los ponemos en una bolsa o recipiente adecuado para congelar. Congelamos un mínimo de 24 horas. Hacemos lo mismo con el melón.
  2. Con ayuda de un robot de cocina (¡potente!) trituramos los dados de melón congelados junto con el endulzante. Hacemos lo mismo con la sandía.
  3. En un molde de polo vamos poniendo capas de fruta, alternándolas. Cuando los moldes estén llenos, congelamos de nuevo y guardamos en el congelador un mínimo de 24 horas.
  4. Sacamos del congelador y ya tenemos los polos listos para disfrutar.

Puedes utilizar moldes tipo “calipo”, o bien tipo “polo”. Hoy en día son fáciles de encontrar en comercios especializados en productos de cocina.

Helado cremoso de fresas, coco y galletas

Ingredientes para 4 raciones: 400 g de fresas, 5 g de Endulzante Natural de Susarón, 2 galletas maría, 1 yogur de coco (o en su defecto un yogur natural + 5 g de coco rallado).

Preparación:

  1. Cortamos las fresas a trocitos pequeños y los ponemos en una bolsa o recipiente adecuado para congelar. Congelamos un mínimo de 24 horas.
  2. Desmenuzamos las galletas con las manos, hasta conseguir trocitos pequeños.
  3. Con ayuda de una batidora trituramos las fresas junto con el endulzante y el yogur de coco. Añadimos los trocitos de galletas y mezclamos bien.
  4. Congelamos de nuevo un mínimo de 24 horas.
  5. Con ayuda de una cucharada boleadora servimos bolas de helado de fresas en una copa de helado y disfrutamos.

Puedes añadir un poco de coco rallado por encima para darle un toque extra de sabor.

 ¡Este verano conviértete en un maestro heladero con nuestras propuestas! Disfruta también del calor, con estas refrescantes ideas de refrescos caseros sin azúcar para hidratarse en este artículo.

Recupera tu equilibrio mientras viajas a través de…

Con el verano a la vuelta de la esquina y el buen tiempo, ¡cuánto nos apetece salir! Aunque a veces no es necesario irse muy lejos para desconectar. De hecho, puedes viajar sin salir de casa, ¿quieres saber cómo? Te explicamos a continuación como recuperar tu equilibrio a la vez que viajas sin moverte mucho… ¡vamos a hacer las maletas!

Vamos a Brasil para buscar el equilibrio

¿Qué te parecería irte un ratito a Brasil? Aunque el teletransporte aún no está inventado, hay un método que resulta similar y que por ahora nos puede servir, que es viajar mentalmente. Pero no leas esto como algo imaginario: este viaje mental es tan beneficioso como lo es practicar la meditación, por eso un viaje desde casa es un momento en el que podrás desconectar del mundo que te rodea y reconectar contigo, con tus sentimientos, sensaciones, con el placer

Para viajar a Brasil te proponemos unos enseres muy sencillos: nuestra infusión de Bondades del Mundo de Susarón, Brasil, que te recargará de energía vital, en cada sorbo. Brasil es una infusión con los sabores exóticos propios que contiene unos ingredientes excepcionales como la moringa, que te ayuda a mantener el nivel normal de glucosa. Esto es importante para evitar los picos de hambre que nos pueden hacer perder el control con la comida.

También contiene guaraná, tan típica de allí. La guaraná mejora el estado de alerta y reduce la fatiga mental a la vez que normaliza la capacidad de concentración. ¡Así se va recargando tu barra de energía! Para redondear este delicioso viaje fugaz, Brasil contiene café verde. Este país es el mayor productor de café del mundo, por lo que ¡un ingrediente que no podía faltar en esta infusión!

Ya ves, sin el ajetreo del aeropuerto, puedes pasar un ratito en Brasil, para recargarte de esa energía vital que tanto caracteriza a sus gentes.

Tal vez mejor un safari por Sudáfrica

Quizás te apetecen más las aventuras, el contacto directo con la naturaleza salvaje, como ir a un safari. Este viaje es una ocasión ideal para desconectar de todo el ajetreo diario, de la tecnología, de la industrialización, de las prisas… aquí el tiempo lo marca el sol, y este viaje te ayuda a reconectar con tú yo más natural. Y es que la infusión Sudáfrica de Susarón es eso, una bocanada de aire fresco y natural que gracias a sus ingredientes nos sitúa en la belleza sudafricana, con el objetivo de alejarnos de la rutina y del ruido diario. Sudáfrica está elaborada con té rooibos, característico de la zona y cuyo nombre significa “arbusto rojo”.

Si quieres descubrir más curiosidades sobre este té poder leer nuestro artículo aquí. Y por supuesto, no puede faltar cacao, que le da un toque especial tanto en aroma como en sabor. Además, contiene regaliz, que tiene un efecto ansiolítico que ayuda a mantener la calma mental. ¿Has preparado ya tus pantalones de safari para tomarte este momento?

Un viaje con equilibrio a oriente: Japón

Si quieres sellar tu pasaporte con un viaje que te ayude a recuperar el equilibrio interior, este es tu destino: Japón de Susarón.

Cuando nos sentimos inquietos, ese hormigueo interior que parece no tener una razón de ser puede alterar nuestra calma interna. Y con la calma alterada, ¡no se puede vivir igual de bien!

Las tradiciones japonesas son milenarias, y precisamente la cultura oriental es muy apreciada por el trabajo que realizan sobre su control mental. Por eso, si quieres recuperar tu equilibrio interior, Japón te ayuda gracias al naranjo. Este contribuye a reducir la tensión y ayuda a promover la relajación en casos de nerviosismo y ansiedad. Además, contiene té macha, un tipo de té de color verde intenso muy consumido en todos los países orientales. Y si hemos de poner la guinda a este viaje, lo hacemos con el espliego, una planta que ayuda al sistema digestivo en caso de estrés temporal. ¡Qué fácil recuperar ese equilibrio paseando por Japón!

Un atardecer en la India

¡Qué bonita la India, qué bonitas sus gentes! ¡Qué ganas de envolvernos de sus tradiciones y su gastronomía! Y sobre todo de su armonía espiritual que tanto la caracteriza, ¿verdad?

Pues nuestra propuesta para este viaje es una buena taza de India de Susarón, una infusión que te devolverá esta paz. En este viaje podrás beneficiarte de una selección de plantas que no solo te harán sentir en esas tierras, sino que también te ayudarán en tu objetivo de calma. Esta infusión está compuesta por té negro, cúrcuma y jengibre. La cúrcuma contribuye al funcionamiento del sistema nervioso, ¡y le da este toque indio que tanto nos gusta! Y el jengibre ayuda al proceso digestivo y contribuye al bienestar físico. Todo ello, acompañado de un suave toque de anís y un poco de pimienta que le da un punto picante tan típico de esas tierras. ¿Te vas a perder este viaje?

Recuperar tu equilibrio es fácil y no requiere apenas equipaje si viajas con Susarón, ¿qué destino tienes pensado para hoy?

 

 

La repostería y las masas, las grandes protagonistas

La repostería y las masas, las grandes protagonistas

Tener más tiempo disponible nos ha hecho redescubrirnos como cocineros, o panaderos novatos. A veces, nos sorprende como mezclar ingredientes tan sencillos puede inundar nuestros hogares de un delicioso olor a pan recién hecho. La repostería y las masas de cualquier tipo nos ha salvado de tardes aburridas y nos ha dado momentos de relax.

Pero en estos últimos tiempos han entrado con mucha fuerza en nuestras cocinas la repostería y las masas caseras de pan o pizza. Te ayudamos a descubrir cómo preparar 3 deliciosas recetas con tus propias manos. Deleita a los tuyos con estas originales elaboraciones

Disfruta de la repostería casera… ¡con las manos en la masa!

Hacer repostería casera, o hacer masas de pizza, a veces nos impone un poco. Pero nosotros os detallaremos los ingredientes y el paso a paso para que no perdáis detalle. ¡Empecemos!

Pizza homemade

Ingredientes para 4 raciones: 200 g de harina de trigo integral, 110 ml de agua, 15 ml de aceite de oliva, 10 g de levadura fresca, 5 g de Endulzante Natural de Susarón.

Preparación:

  1. Calentamos el agua en un cazo.
  2. Hacemos un volcán con la harina integral. En el centro ponemos el aceite de oliva.
  3. En un bol mezclamos un poco de agua caliente junto con la levadura fresca y el endulzante. Removemos bien hasta que la levadura esté completamente deshecha.
  4. Añadimos el agua restante y la mezcla de la levadura en el centro del volcán de harina. Empezamos a amasar hasta que quede una masa elástica.
  5. Ponemos la masa en un bol y la cubrimos con un paño de cocina ligeramente humedecido.
  6. Dejamos fermentar la masa un mínimo de 30 minutos.
  7. Recuperamos la masa, la amasamos de nuevo un poco y la estiramos sobre una superficie ligeramente enharinada.
  8. Disponemos la masa en una bandeja cubierta con una lámina de papel de horno. Precalentamos el horno a 210ºC.
  9. Podemos poner encima de la masa los ingredientes que más nos gusten: Tomate, queso mozzarella, berenjena o calabacín, champiñones, pimiento, atún…
  10. Horneamos a 210 ºC hasta que esté lista.

Comentario: Puedes incorporar a tu masa hierbas aromáticas u orégano para aumentar su sabor.

El tiempo de horneado de la pizza variará en función de cada horno, del grosor de la masa y de si nos gusta más o menos hecha.

Pan en sartén

Una forma diferente de cocinar el pan… ¡En sartén!

Ingredientes para 4 raciones: 130 g de harina de trigo integral, 3 g de levadura seca, 1 cucharada de postre de  Endulzante Natural de Susarón, 2 cucharadas soperas de yogur, 60 ml de agua, 25 g de mantequilla, aceite de oliva.

Paso a paso:

  1. En un bol mezclamos la levadura, el endulzante y el agua (que debe estar ligeramente templada). Dejamos reposar 5 minutos.
  2. Deshacemos la mantequilla.
  3. Formamos un volcán con la harina integral.
  4. En el centro del volcán disponemos la mezcla del agua con la levadura. Añadimos la mantequilla derretida y el yogur. Mezclamos bien y amasamos hasta que quede una masa elástica (si es necesario añadimos un poco más de agua hasta conseguir la textura deseada).
  5. Dejamos reposar la masa en un bol durante 60 minutos. La cubrimos con un trapo ligeramente humedecido.
  6. Dividimos la masa en 4 partes y la estiramos con ayuda de un rodillo sobre una superficie ligeramente enharinada (hasta que queden de ½ cm de grosor aproximadamente).
  7. En una sartén antiadherente ponemos un poco de aceite de oliva. Cuando esté caliente la masa estirada, tapamos y cocemos durante un par de minutos a fuego medio.
  8. Damos la vuelta al pan y cocemos por el otro lado (igualmente tapado) unos minutos más, hasta que el pan esté listo.

Comentario: Recomendamos degustar el pan justo después de prepararse.

Pastel de plátano en un plis plas

Ingredientes para 4 raciones: 4 plátanos, 80 g de harina de avena, 2 cucharadas soperas de  Endulzante Natural de Susarón, 50 ml de aceite de oliva, 1 huevo, 40 g de copos de avena, y una pizca de sal.

Preparación:

  1. Con ayuda de una batidora trituramos 3 plátanos junto con 80 g de harina de avena, 2 cucharadas soperas de endulzante, 50 ml de aceite de oliva, 1 huevo y una pizca de sal.
  2. Añadimos 30 g de copos de avena a la masa y mezclamos bien.
  3. Incorporamos la masa a un molde rectangular (mejor si es antiadherente).
  4. Distribuimos por encima los copos de avena restantes. Con el plátano restante, lo cortaremos en trozos y lo añadiremos dentro del molde.
  5. Horneamos a 180 ºC durante 45 minutos.

Comentario: Puedes añadir unas pepitas de chocolate negro a la masa. ¡A los peques les encantará!

Aprende a preparar masas y recetas de repostería con nosotros, y descubre más ideas de recetas caseras en este artículo sobre turrones caseros con endulzante natural.

 

 

10 rituales para comenzar tu día

10 rituales para comenzar tu día

El modo en que nos despertamos, y pasamos los primeros instantes de nuestro día, puede marcar el tono con el que se desarrolla el resto de la jornada. Convertirlo en un momento de paz marca la diferencia entre un día bueno y uno malo. Los rituales para empezar el día te ayudan a levantarte feliz y de buen humor. Te invitamos a que practiques estas rutinas diarias para cambiar tus mañanas y comenzar con buen pie. ¡Levántate y comienza tu día!

¿Es una batalla diaria levantarte de la cama?

No debería serlo. Cuando conseguimos mantener unos hábitos saludables durante las mañanas nuestro cerebro disfruta de esos cuidados. Cuando disfrutamos de esas auto-atenciones no nos cuesta tanto despertar, ¡al contrario! Así que, si eres de esas personas que suelen tener días intensos y cargados de estrés, necesitas practicar unos importantes rituales para comenzar bien el día.

Olvídate de hacer tareas que no te aportan nada al levantarte, como mirar rápidamente las redes sociales o el teléfono. Mímate y dedica una pequeña parte del día para ti mism@. Si lo empiezas bien te sentirás con energía para finalizar todos tus objetivos o tareas diarias.

Los 10 rituales matutinos que te cambiarán la vida

Aprovechar el día al máximo no es comenzar a realizar tareas desde el minuto uno. Debemos darnos un tiempo para nosotros mismos, intentando no comenzar “de golpe”, sino progresivamente. Demos nos unos minutos antes del ajetreo diario. Te enumeramos diez rituales matutinos que te ayudarán en tu día.

·        Despiértate con un sonido agradable

El despertador es mucho más importante de lo que parece ya que puede hacerte despertar con una sonrisa en la cara. Si te gustan los sonidos de la naturaleza, la música clásica, o el rock, quizás deberías utilizarlos para empezar el nuevo día.

·        Practica la meditación

Olvídate de consultar el teléfono móvil para ver si tienes mensajes urgentes. Los primeros momentos de la mañana son para ti, para dedicarlos a tu cuerpo y a tu mente. Céntrate en sentir tu respiración y tu cuerpo. ¿Cómo te sientes? Medita unos minutos, o trata de estar en silencio respirando relajadamente. Esos momentos te cambiarán el día.

·        El mejor ritual, una ducha relajante

No significa que debas estar 30 minutos bajo el agua, es suficiente que durante un breve espacio de tiempo sientas el peso del agua y su calor. Escucha el ruido del agua al caer, y trata de oír tu corazón para aumentar la relajación de tu cuerpo. Después, lo ideal sería que nos ducháramos -aunque fuera brevemente- con agua fría que nos activará. No te olvides cuidar la piel con una buena crema hidratante, y si tiene un buen aroma todavía mejor.

·        Cepilla tu cabello

El cepillado es muy efectivo para estimular la micro-circulación sanguínea del cuero cabelludo. Cada cabello necesita su tipo de cepillo, busca el que te vaya mejor. Notarás que pelo tiene más volumen y brillo.

·        Tu ritual no debe olvidar la actividad física: estiramientos matutinos

Quizás dé un poco de pereza estirarse, pero es muy saludable y una vez que empieces ya no podrás dejar de hacerlo. Estira los brazos alejándolos de los hombros. Estira también la espalda hacia atrás dibujando un ligero arco. Intenta estirar y activar todos los músculos de tu cuerpo.

·        Masaje en el rostro

Para completar el paso anterior, nada mejor que un buen masaje en el rostro. Puedes dártelo mientras haces tú rutina facial, y no te llevará mucho tiempo. Comienza dando pequeños pellizcos en todo el rostro. Después pon los dedos índice y corazón en la barbilla. Deslízalos suavemente hacia las sienes realizando movimientos circulares. Presiona las sienes, el lagrimal, los pómulos, y la mandíbula para activar el flujo sanguíneo.

·        Desayuno tranquilo

Las prisas son nuestras enemigas para empezar bien el día. Disfruta de tu desayuno, saboréalo y degústalo con calma. Huye de los alimentos pesados y opta por los saludables, como la fruta fresca o los cereales integrales. Y acompáñalo con una infusión que te de energía. Puedes probar con la infusión Brasil de Susarón.

·        Huye de las malas noticias

Si eres de esas personas a las que les gusta estar bien informadas, mejor escucha las noticias al salir de casa. La mañana es tuya y es mejor escucharlas más tarde. No empañes tus rituales con tristeza o preocupación.

·        ¡Prepara un plan!

Si con todas estas rutinas tus mañanas van a cambiar, lo harán todavía más si piensas nuevos planes: llamar a un amigo, ir al teatro, o leer un libro… cualquier plan que te haga feliz. Así extenderás la felicidad mañanera al resto del día.

·        Baila sin reparos

Pocas personas lo hacen, pero bailar es una buena forma de liberar endorfinas. ¿Por qué no comenzar el día bailando?  Saldrás de casa feliz y con ganas de comerte el mundo. Basta con escuchar la música y dejarte llevar mientras que te preparas. Esto es suficiente y no te quitará mucho tiempo.

¡Convierte estos rituales en un hábito!

¿Te parece complicado? Nosotros te aseguramos que no lo es en absoluto. Con tan solo hacerlo durante unos pocos días te acostumbrarás, los beneficios son grandes y te sentirás muy bien… Pronto querrás que termine el día ¡solo para disfrutar de los rituales de la mañana siguiente!

No dejes estos rituales para otro día, ¡porque ese día nunca llegará! Posponer las cosas significa que nunca se harán. Mímate a diario y vive las mañanas de una forma diferente. ¡Aléjate del estrés! Y si además quieres mejorar el bienestar de tu mente te recomendamos el artículo. No dejes nada para más adelante, ¡mañana mismo sería el día perfecto para empezar con tus rituales!