¡Llegó el verano! Disfruta con recetas de helados de fruta

¡Llegó el verano! Disfruta con recetas de helados de fruta

Es muy difícil resistirse a ese sabor del helado. Hoy en día podemos disfrutarlo durante todo el año, pero parece que en las épocas con más calor es cuando más nos apetecen por ser muy refrescantes. Además, tienen algo especial que nos retrotrae a la infancia. Pero ¿Has preparado helados en casa alguna vez? ¡Este verano aprende a hacer deliciosos helados caseros de fruta!

Recetas de helados caseros

Te enseñamos a preparar 3 recetas caseras de helados: un helado cremoso de plátano, unos polos de sandía y melón y un helado cremoso de fresas, coco y galletas. Son ideas simples para días con mucho calor. Recetas para grandes y pequeños, sin complicaciones y lo más importante… ¡Saludables!

¿Quieres aprender a prepararlas con nosotros?

Helado cremoso de plátano

Ingredientes para 4 raciones: 4 plátanos maduros, 1 yogur natural, 2 cucharadas soperas de Endulzante Natural de Susarón.

Preparación:

  1. Pelamos los plátanos, los cortamos a rodajas y los ponemos en una bolsa o recipiente adecuado. Lo congelamos un mínimo de 24 horas (para que la fruta se endurezca completamente).
  2. Con ayuda de un robot de cocina (¡potente!) trituramos los plátanos congelados junto con el yogur natural y el endulzante, hasta que quede una textura cremosa.

Añade una cucharada sopera de cacao en polvo.

Disfruta de un rico helado de plátano y chocolate… ¡Mmm! Delicioso

Polos de sandía y melón

¡Un polo lleno de color y sabor! Pide ayuda a los más pequeños de la casa para prepararlo, seguro que les encantará la idea.

Ingredientes para 4 raciones: 200 g de melón, 5 g de Endulzante Natural de Susarón, 200 g de sandía.

Preparación:

  1. Cortamos la sandía a dados y los ponemos en una bolsa o recipiente adecuado para congelar. Congelamos un mínimo de 24 horas. Hacemos lo mismo con el melón.
  2. Con ayuda de un robot de cocina (¡potente!) trituramos los dados de melón congelados junto con el endulzante. Hacemos lo mismo con la sandía.
  3. En un molde de polo vamos poniendo capas de fruta, alternándolas. Cuando los moldes estén llenos, congelamos de nuevo y guardamos en el congelador un mínimo de 24 horas.
  4. Sacamos del congelador y ya tenemos los polos listos para disfrutar.

Puedes utilizar moldes tipo “calipo”, o bien tipo “polo”. Hoy en día son fáciles de encontrar en comercios especializados en productos de cocina.

Helado cremoso de fresas, coco y galletas

Ingredientes para 4 raciones: 400 g de fresas, 5 g de Endulzante Natural de Susarón, 2 galletas maría, 1 yogur de coco (o en su defecto un yogur natural + 5 g de coco rallado).

Preparación:

  1. Cortamos las fresas a trocitos pequeños y los ponemos en una bolsa o recipiente adecuado para congelar. Congelamos un mínimo de 24 horas.
  2. Desmenuzamos las galletas con las manos, hasta conseguir trocitos pequeños.
  3. Con ayuda de una batidora trituramos las fresas junto con el endulzante y el yogur de coco. Añadimos los trocitos de galletas y mezclamos bien.
  4. Congelamos de nuevo un mínimo de 24 horas.
  5. Con ayuda de una cucharada boleadora servimos bolas de helado de fresas en una copa de helado y disfrutamos.

Puedes añadir un poco de coco rallado por encima para darle un toque extra de sabor.

 ¡Este verano conviértete en un maestro heladero con nuestras propuestas! Disfruta también del calor, con estas refrescantes ideas de refrescos caseros sin azúcar para hidratarse en este artículo.

Recupera tu equilibrio mientras viajas a través de…

Con el verano a la vuelta de la esquina y el buen tiempo, ¡cuánto nos apetece salir! Aunque a veces no es necesario irse muy lejos para desconectar. De hecho, puedes viajar sin salir de casa, ¿quieres saber cómo? Te explicamos a continuación como recuperar tu equilibrio a la vez que viajas sin moverte mucho… ¡vamos a hacer las maletas!

Vamos a Brasil para buscar el equilibrio

¿Qué te parecería irte un ratito a Brasil? Aunque el teletransporte aún no está inventado, hay un método que resulta similar y que por ahora nos puede servir, que es viajar mentalmente. Pero no leas esto como algo imaginario: este viaje mental es tan beneficioso como lo es practicar la meditación, por eso un viaje desde casa es un momento en el que podrás desconectar del mundo que te rodea y reconectar contigo, con tus sentimientos, sensaciones, con el placer

Para viajar a Brasil te proponemos unos enseres muy sencillos: nuestra infusión de Bondades del Mundo de Susarón, Brasil, que te recargará de energía vital, en cada sorbo. Brasil es una infusión con los sabores exóticos propios que contiene unos ingredientes excepcionales como la moringa, que te ayuda a mantener el nivel normal de glucosa. Esto es importante para evitar los picos de hambre que nos pueden hacer perder el control con la comida.

También contiene guaraná, tan típica de allí. La guaraná mejora el estado de alerta y reduce la fatiga mental a la vez que normaliza la capacidad de concentración. ¡Así se va recargando tu barra de energía! Para redondear este delicioso viaje fugaz, Brasil contiene café verde. Este país es el mayor productor de café del mundo, por lo que ¡un ingrediente que no podía faltar en esta infusión!

Ya ves, sin el ajetreo del aeropuerto, puedes pasar un ratito en Brasil, para recargarte de esa energía vital que tanto caracteriza a sus gentes.

Tal vez mejor un safari por Sudáfrica

Quizás te apetecen más las aventuras, el contacto directo con la naturaleza salvaje, como ir a un safari. Este viaje es una ocasión ideal para desconectar de todo el ajetreo diario, de la tecnología, de la industrialización, de las prisas… aquí el tiempo lo marca el sol, y este viaje te ayuda a reconectar con tú yo más natural. Y es que la infusión Sudáfrica de Susarón es eso, una bocanada de aire fresco y natural que gracias a sus ingredientes nos sitúa en la belleza sudafricana, con el objetivo de alejarnos de la rutina y del ruido diario. Sudáfrica está elaborada con té rooibos, característico de la zona y cuyo nombre significa “arbusto rojo”.

Si quieres descubrir más curiosidades sobre este té poder leer nuestro artículo aquí. Y por supuesto, no puede faltar cacao, que le da un toque especial tanto en aroma como en sabor. Además, contiene regaliz, que tiene un efecto ansiolítico que ayuda a mantener la calma mental. ¿Has preparado ya tus pantalones de safari para tomarte este momento?

Un viaje con equilibrio a oriente: Japón

Si quieres sellar tu pasaporte con un viaje que te ayude a recuperar el equilibrio interior, este es tu destino: Japón de Susarón.

Cuando nos sentimos inquietos, ese hormigueo interior que parece no tener una razón de ser puede alterar nuestra calma interna. Y con la calma alterada, ¡no se puede vivir igual de bien!

Las tradiciones japonesas son milenarias, y precisamente la cultura oriental es muy apreciada por el trabajo que realizan sobre su control mental. Por eso, si quieres recuperar tu equilibrio interior, Japón te ayuda gracias al naranjo. Este contribuye a reducir la tensión y ayuda a promover la relajación en casos de nerviosismo y ansiedad. Además, contiene té macha, un tipo de té de color verde intenso muy consumido en todos los países orientales. Y si hemos de poner la guinda a este viaje, lo hacemos con el espliego, una planta que ayuda al sistema digestivo en caso de estrés temporal. ¡Qué fácil recuperar ese equilibrio paseando por Japón!

Un atardecer en la India

¡Qué bonita la India, qué bonitas sus gentes! ¡Qué ganas de envolvernos de sus tradiciones y su gastronomía! Y sobre todo de su armonía espiritual que tanto la caracteriza, ¿verdad?

Pues nuestra propuesta para este viaje es una buena taza de India de Susarón, una infusión que te devolverá esta paz. En este viaje podrás beneficiarte de una selección de plantas que no solo te harán sentir en esas tierras, sino que también te ayudarán en tu objetivo de calma. Esta infusión está compuesta por té negro, cúrcuma y jengibre. La cúrcuma contribuye al funcionamiento del sistema nervioso, ¡y le da este toque indio que tanto nos gusta! Y el jengibre ayuda al proceso digestivo y contribuye al bienestar físico. Todo ello, acompañado de un suave toque de anís y un poco de pimienta que le da un punto picante tan típico de esas tierras. ¿Te vas a perder este viaje?

Recuperar tu equilibrio es fácil y no requiere apenas equipaje si viajas con Susarón, ¿qué destino tienes pensado para hoy?

 

 

La repostería y las masas, las grandes protagonistas

La repostería y las masas, las grandes protagonistas

Tener más tiempo disponible nos ha hecho redescubrirnos como cocineros, o panaderos novatos. A veces, nos sorprende como mezclar ingredientes tan sencillos puede inundar nuestros hogares de un delicioso olor a pan recién hecho. La repostería y las masas de cualquier tipo nos ha salvado de tardes aburridas y nos ha dado momentos de relax.

Pero en estos últimos tiempos han entrado con mucha fuerza en nuestras cocinas la repostería y las masas caseras de pan o pizza. Te ayudamos a descubrir cómo preparar 3 deliciosas recetas con tus propias manos. Deleita a los tuyos con estas originales elaboraciones

Disfruta de la repostería casera… ¡con las manos en la masa!

Hacer repostería casera, o hacer masas de pizza, a veces nos impone un poco. Pero nosotros os detallaremos los ingredientes y el paso a paso para que no perdáis detalle. ¡Empecemos!

Pizza homemade

Ingredientes para 4 raciones: 200 g de harina de trigo integral, 110 ml de agua, 15 ml de aceite de oliva, 10 g de levadura fresca, 5 g de Endulzante Natural de Susarón.

Preparación:

  1. Calentamos el agua en un cazo.
  2. Hacemos un volcán con la harina integral. En el centro ponemos el aceite de oliva.
  3. En un bol mezclamos un poco de agua caliente junto con la levadura fresca y el endulzante. Removemos bien hasta que la levadura esté completamente deshecha.
  4. Añadimos el agua restante y la mezcla de la levadura en el centro del volcán de harina. Empezamos a amasar hasta que quede una masa elástica.
  5. Ponemos la masa en un bol y la cubrimos con un paño de cocina ligeramente humedecido.
  6. Dejamos fermentar la masa un mínimo de 30 minutos.
  7. Recuperamos la masa, la amasamos de nuevo un poco y la estiramos sobre una superficie ligeramente enharinada.
  8. Disponemos la masa en una bandeja cubierta con una lámina de papel de horno. Precalentamos el horno a 210ºC.
  9. Podemos poner encima de la masa los ingredientes que más nos gusten: Tomate, queso mozzarella, berenjena o calabacín, champiñones, pimiento, atún…
  10. Horneamos a 210 ºC hasta que esté lista.

Comentario: Puedes incorporar a tu masa hierbas aromáticas u orégano para aumentar su sabor.

El tiempo de horneado de la pizza variará en función de cada horno, del grosor de la masa y de si nos gusta más o menos hecha.

Pan en sartén

Una forma diferente de cocinar el pan… ¡En sartén!

Ingredientes para 4 raciones: 130 g de harina de trigo integral, 3 g de levadura seca, 1 cucharada de postre de  Endulzante Natural de Susarón, 2 cucharadas soperas de yogur, 60 ml de agua, 25 g de mantequilla, aceite de oliva.

Paso a paso:

  1. En un bol mezclamos la levadura, el endulzante y el agua (que debe estar ligeramente templada). Dejamos reposar 5 minutos.
  2. Deshacemos la mantequilla.
  3. Formamos un volcán con la harina integral.
  4. En el centro del volcán disponemos la mezcla del agua con la levadura. Añadimos la mantequilla derretida y el yogur. Mezclamos bien y amasamos hasta que quede una masa elástica (si es necesario añadimos un poco más de agua hasta conseguir la textura deseada).
  5. Dejamos reposar la masa en un bol durante 60 minutos. La cubrimos con un trapo ligeramente humedecido.
  6. Dividimos la masa en 4 partes y la estiramos con ayuda de un rodillo sobre una superficie ligeramente enharinada (hasta que queden de ½ cm de grosor aproximadamente).
  7. En una sartén antiadherente ponemos un poco de aceite de oliva. Cuando esté caliente la masa estirada, tapamos y cocemos durante un par de minutos a fuego medio.
  8. Damos la vuelta al pan y cocemos por el otro lado (igualmente tapado) unos minutos más, hasta que el pan esté listo.

Comentario: Recomendamos degustar el pan justo después de prepararse.

Pastel de plátano en un plis plas

Ingredientes para 4 raciones: 4 plátanos, 80 g de harina de avena, 2 cucharadas soperas de  Endulzante Natural de Susarón, 50 ml de aceite de oliva, 1 huevo, 40 g de copos de avena, y una pizca de sal.

Preparación:

  1. Con ayuda de una batidora trituramos 3 plátanos junto con 80 g de harina de avena, 2 cucharadas soperas de endulzante, 50 ml de aceite de oliva, 1 huevo y una pizca de sal.
  2. Añadimos 30 g de copos de avena a la masa y mezclamos bien.
  3. Incorporamos la masa a un molde rectangular (mejor si es antiadherente).
  4. Distribuimos por encima los copos de avena restantes. Con el plátano restante, lo cortaremos en trozos y lo añadiremos dentro del molde.
  5. Horneamos a 180 ºC durante 45 minutos.

Comentario: Puedes añadir unas pepitas de chocolate negro a la masa. ¡A los peques les encantará!

Aprende a preparar masas y recetas de repostería con nosotros, y descubre más ideas de recetas caseras en este artículo sobre turrones caseros con endulzante natural.

 

 

10 rituales para comenzar tu día

10 rituales para comenzar tu día

El modo en que nos despertamos, y pasamos los primeros instantes de nuestro día, puede marcar el tono con el que se desarrolla el resto de la jornada. Convertirlo en un momento de paz marca la diferencia entre un día bueno y uno malo. Los rituales para empezar el día te ayudan a levantarte feliz y de buen humor. Te invitamos a que practiques estas rutinas diarias para cambiar tus mañanas y comenzar con buen pie. ¡Levántate y comienza tu día!

¿Es una batalla diaria levantarte de la cama?

No debería serlo. Cuando conseguimos mantener unos hábitos saludables durante las mañanas nuestro cerebro disfruta de esos cuidados. Cuando disfrutamos de esas auto-atenciones no nos cuesta tanto despertar, ¡al contrario! Así que, si eres de esas personas que suelen tener días intensos y cargados de estrés, necesitas practicar unos importantes rituales para comenzar bien el día.

Olvídate de hacer tareas que no te aportan nada al levantarte, como mirar rápidamente las redes sociales o el teléfono. Mímate y dedica una pequeña parte del día para ti mism@. Si lo empiezas bien te sentirás con energía para finalizar todos tus objetivos o tareas diarias.

Los 10 rituales matutinos que te cambiarán la vida

Aprovechar el día al máximo no es comenzar a realizar tareas desde el minuto uno. Debemos darnos un tiempo para nosotros mismos, intentando no comenzar “de golpe”, sino progresivamente. Demos nos unos minutos antes del ajetreo diario. Te enumeramos diez rituales matutinos que te ayudarán en tu día.

·        Despiértate con un sonido agradable

El despertador es mucho más importante de lo que parece ya que puede hacerte despertar con una sonrisa en la cara. Si te gustan los sonidos de la naturaleza, la música clásica, o el rock, quizás deberías utilizarlos para empezar el nuevo día.

·        Practica la meditación

Olvídate de consultar el teléfono móvil para ver si tienes mensajes urgentes. Los primeros momentos de la mañana son para ti, para dedicarlos a tu cuerpo y a tu mente. Céntrate en sentir tu respiración y tu cuerpo. ¿Cómo te sientes? Medita unos minutos, o trata de estar en silencio respirando relajadamente. Esos momentos te cambiarán el día.

·        El mejor ritual, una ducha relajante

No significa que debas estar 30 minutos bajo el agua, es suficiente que durante un breve espacio de tiempo sientas el peso del agua y su calor. Escucha el ruido del agua al caer, y trata de oír tu corazón para aumentar la relajación de tu cuerpo. Después, lo ideal sería que nos ducháramos -aunque fuera brevemente- con agua fría que nos activará. No te olvides cuidar la piel con una buena crema hidratante, y si tiene un buen aroma todavía mejor.

·        Cepilla tu cabello

El cepillado es muy efectivo para estimular la micro-circulación sanguínea del cuero cabelludo. Cada cabello necesita su tipo de cepillo, busca el que te vaya mejor. Notarás que pelo tiene más volumen y brillo.

·        Tu ritual no debe olvidar la actividad física: estiramientos matutinos

Quizás dé un poco de pereza estirarse, pero es muy saludable y una vez que empieces ya no podrás dejar de hacerlo. Estira los brazos alejándolos de los hombros. Estira también la espalda hacia atrás dibujando un ligero arco. Intenta estirar y activar todos los músculos de tu cuerpo.

·        Masaje en el rostro

Para completar el paso anterior, nada mejor que un buen masaje en el rostro. Puedes dártelo mientras haces tú rutina facial, y no te llevará mucho tiempo. Comienza dando pequeños pellizcos en todo el rostro. Después pon los dedos índice y corazón en la barbilla. Deslízalos suavemente hacia las sienes realizando movimientos circulares. Presiona las sienes, el lagrimal, los pómulos, y la mandíbula para activar el flujo sanguíneo.

·        Desayuno tranquilo

Las prisas son nuestras enemigas para empezar bien el día. Disfruta de tu desayuno, saboréalo y degústalo con calma. Huye de los alimentos pesados y opta por los saludables, como la fruta fresca o los cereales integrales. Y acompáñalo con una infusión que te de energía. Puedes probar con la infusión Brasil de Susarón.

·        Huye de las malas noticias

Si eres de esas personas a las que les gusta estar bien informadas, mejor escucha las noticias al salir de casa. La mañana es tuya y es mejor escucharlas más tarde. No empañes tus rituales con tristeza o preocupación.

·        ¡Prepara un plan!

Si con todas estas rutinas tus mañanas van a cambiar, lo harán todavía más si piensas nuevos planes: llamar a un amigo, ir al teatro, o leer un libro… cualquier plan que te haga feliz. Así extenderás la felicidad mañanera al resto del día.

·        Baila sin reparos

Pocas personas lo hacen, pero bailar es una buena forma de liberar endorfinas. ¿Por qué no comenzar el día bailando?  Saldrás de casa feliz y con ganas de comerte el mundo. Basta con escuchar la música y dejarte llevar mientras que te preparas. Esto es suficiente y no te quitará mucho tiempo.

¡Convierte estos rituales en un hábito!

¿Te parece complicado? Nosotros te aseguramos que no lo es en absoluto. Con tan solo hacerlo durante unos pocos días te acostumbrarás, los beneficios son grandes y te sentirás muy bien… Pronto querrás que termine el día ¡solo para disfrutar de los rituales de la mañana siguiente!

No dejes estos rituales para otro día, ¡porque ese día nunca llegará! Posponer las cosas significa que nunca se harán. Mímate a diario y vive las mañanas de una forma diferente. ¡Aléjate del estrés! Y si además quieres mejorar el bienestar de tu mente te recomendamos el artículo. No dejes nada para más adelante, ¡mañana mismo sería el día perfecto para empezar con tus rituales!

Ejercicios para un embarazo activo

Ejercicios para un embarazo activo

El embarazo es una preciosa etapa de nuestra vida en la que debemos cuidarnos mental y físicamente. Es muy importante el estado físico durante esa fase para evitar, o disminuir, los malestares típicos de esa etapa. Además, facilitará el parto, ya que cuidaremos nuestro entorno intrauterino, realizando ejercicios que permitan un mejor trabajo del parto y su posterior recuperación. La actividad física también liberará endorfinas que mejoran nuestro estado de ánimo.

Los ejercicios para embarazadas tienen numerosos beneficios siempre que los practiquemos con autorización médica y con absoluta moderación.

A continuación, te revelaremos algunos ejercicios que puedes realizar durante el embarazo. Te sentarán muy bien y te ayudarán a que tu bebe llegue al mundo sana e irradiando vida.

Caminar, algo tan sencillo… ¡Y tan efectivo!

Debemos evitar el sedentarismo y encontrarnos todo el día frente a la nevera buscando nuevos aperitivos. Ese no es el camino, al revés, debemos sentirnos activas físicamente durante el embarazo. A veces nos parece muy complicado realizar ejercicio, o ir al gimnasio, pero podemos incorporar a nuestra rutina el hábito de caminar. Si caminamos durante al menos 30 minutos al día ayudaremos a nuestro organismo durante esta etapa tan importante.

Beneficios físicos de caminar en tu embarazo:

  • Mejora la circulación sanguínea y previene las enfermedades de corazón
  • Fortalece los huesos
  • Tonifica los músculos
  • Evita que cojamos sobrepeso
  • Aumenta nuestros niveles de vitamina D
  • Mejora nuestro ánimo

Así que nada, es el momento de buscar un calzado apropiado, ropa cómoda que te “sujete” bien y busca un poco de tiempo para ti. Al principio no debemos exigirnos mucho, simplemente tantear cómo nos encontramos y si respondemos bien a la actividad física.

A lo largo de los días nos sentiremos mejor de ánimo, tendremos más vitalidad, descansaremos mejor y mejorará nuestro bienestar general.

Y si no puedes descansar bien puedes tomarte una infusión Duermesana de Susarón.

El Pilates para embarazadas, una moda sana y beneficiosa

¿Conoces lo que es el pilates? Es un sistema de entrenamiento tranquilo y equilibrado que combina el yoga y la gimnasia Se trata, como podrás deducir, de una serie de ejercicios que nos viene muy bien a las embarazadas. ¿Por qué? Por múltiples razones. Es tan bueno o más como caminar. Ganamos flexibilidad, firmeza, tonificación y equilibrio. Esto es importante porque las embarazadas a veces pierden el equilibrio y debemos entrenarlo para evitar las típicas caídas tontas, que además nos preocupan tanto.

Pero, sobre todo, el pilates ayuda a entrenar y fortalecer el suelo pélvico, un beneficio muy valorado por las embarazadas que están preocupadas ante el parto. Y es cierto que ayuda a fortalecer y dotar de flexibilidad a la zona uterina, y así el trabajo de parto será más fácil. Debemos trabajar esta zona desde un principio, si lo hacemos todo será más fácil, con calma y sin prisas.

El pilates también nos va a ayudar mentalmente. Vamos a estar de mejor humor, más relajadas y empáticas. Anímate a explorar un poco este universo y prueba con esta saludable técnica. Si una vez probado no te convence, busca otras modalidades que conecten mejor con tu personalidad.

La esferodinamia, una modalidad deportiva para embarazadas

La esferodinamia es un método de ejercicio físico que se vale de balones gigantes – o fitball- para tonificar los músculos, practicar la movilidad articular y, en general, conseguir un estado de bienestar corporal.

Es especialmente recomendable para las mujeres embarazadas, pues con su práctica mejoraremos nuestra postura corporal, y trabajaremos la musculatura que utilizaremos en los próximos meses durante el parto.

También es una técnica que podemos usar para relajarnos, para aprender a respirar bien y prepararnos para el futuro. Además, se ha comprobado que esta práctica puede ayudar a que el bebé vaya posicionándose de forma correcta para el parto, es decir, con la cabecita hacia abajo. También reporta beneficios a la zona perineal que se debe entrenar desde el inicio.

Esta actividad es recomendable especialmente en la recta final del embarazo (a partir del tercer trimestre), que es cuando nuestra destreza está más limitada y pueden surgir más molestias propias del estado en el que nos encontramos. La esferodinamia nunca exige mucho, más bien al revés, es una actividad muy sencilla y agradecida que nos ayudar a mantenernos activas, motivadas y serenas.

Además, es un ejercicio que podemos realizar en casa para ejercitarnos durante la gestación. Y ojo, también después de la gestación, tanto a nivel individual como con nuestro bebé.  Actualmente incluso pueden encontrarse en muchas salas de parto para ayudar a la dilatación.

En cualquier caso, es aconsejable, si adquirimos uno de estos balones, debemos comentarlo con nuestro ginecólogo/a para cerciorarnos de que podemos realizar sin problemas esta práctica deportiva.

El deporte es salud, ¡incluso en el embarazo!

Resumiendo, durante la gestación es necesario que practiquemos deporte de forma tranquila y moderada. Pero, es esencial que hagamos actividad física para una buena gestación y para mejorar nuestro bienestar físico y mental.

Si estas actividades que te proponemos no te interesan existen muchas otras opciones: natación, ejercicios de Kegel, estiramientos, yoga… busca un ejercicio con el que te sientas a gusto. Lo bueno del deporte es que existen muchas modalidades sanas y saludables. Pero recuerda que siempre debes preguntar a tu especialista el nivel de ejercicio que puedes realizar.

El ejercicio es fuente de salud en todas las etapas de la vida, y en el embarazo es vital, ya que te ayudará a disminuir o prevenir muchas molestias. No te rindas al sedentarismo, lo vas a agradecer en un futuro, tú y tu bebé.

 

Salud digestiva con Susarón

Consejos para mejorar tu salud digestiva

Cada vez son más frecuentes los casos de dolores abdominales, acúmulo de gases, trastornos en el tránsito intestinal… Las causas de todo ello, en la mayoría de las ocasiones, son modificables. Uno de los orígenes es una alimentación inadecuada, o la falta de ejercicio físico. Vamos a ver unos consejos para mejorar tu salud digestiva para que no afecte a tu salud en general.

Los problemas de tu función digestiva, al alza

El 29 de mayo es un día señalado: es el Día Mundial de la Salud Digestiva, teniendo como objetivo promover la salud digestiva de la población .
Y es que los problemas derivados de la falta de salud digestiva van al alza. Nos podemos encontrar desde diarreas, anemias, gastritis, anisakis, toxiinfecciones, alergias alimentarias, úlceras…hasta otros de tipo más grave como ascitis, celiaquía o enfermedades inflamatorias como el Crohn .
A veces no se les da mucha importancia, y se aprende a vivir con molestias digestivas o hinchazón que no deberíamos obviar o normalizar. Pero esto no debe ser así: ¡a lo que no es normal hay que poner solución!

El sistema digestivo

El sistema digestivo es el sistema donde se procesan los alimentos y se descomponen en trozos más pequeños, para que el organismo pueda absorber y aprovechar todos sus nutrientes. Este sistema va desde la boca hasta el ano. Comprende multitud de órganos y sustancias que, durante el paso de este alimento, van participando en su digestión. Las proteínas se descomponen en aminoácidos, las grasas en ácidos grasos principalmente y los hidratos de carbono, en azúcares.
En la digestión, el primer paso importante debe empezar en la boca. Hay que comenzar con una buena masticación e impregnación del alimento con la saliva. ¿Por qué? La saliva contiene sustancias que empiezan desde el inicio a descomponer el alimento. Al tragar, el alimento pasa por la faringe y entra en el esófago, un tubo que lo conduce hasta el estómago empujándolo con un movimiento llamado peristaltismo. Antes de entrar al estómago, el alimento se encuentra con una válvula que, en ocasiones, si falla, puede dar lugar a ardores o úlceras.

Cuando entra en el estómago, se segregan sustancias ácidas que permiten descomponer aún más este alimento. Después pasa al intestino delgado dónde con ayuda del hígado, vesícula biliar y el páncreas se fabrican sustancias que permiten digerir y absorber las grasas, las proteínas e los hidratos de carbono. En su paso por el intestino delgado, se absorberán los nutrientes que necesita nuestro organismo. Esa captación de sustancias se realiza a través de las microvellosidades intestinales. Una vez llega al intestino grueso, este se encarga de absorber el agua restante y de preparar y expulsar los restos no aprovechables.

Síntomas comunes de problemas digestivos

Hay muchos síntomas de que nuestro sistema digestivo no está funcionando del todo bien, aunque no siempre significa que tengamos una enfermedad. Algunos síntomas comunes son gases, hinchazón, dolor abdominal, molestias digestivas, tránsito intestinal lento… Es recomendable revisar nuestros hábitos para asegurarnos que el origen no está en nuestra manera de comer. Pero si el problema persiste, siempre acudir a un médico para que nos ayude a determinar cuál puede ser el motivo. Si quieres leer más sobre un problema tan común cómo los gases, puedes leer nuestro artículo.

Consejos para cuidar la salud digestiva

Veamos algunos consejos que pueden ayudar a mejorar tus problemas digestivos.
1. Revisa tu alimentación
Asegúrate que los alimentos que estás consumiendo son saludables. Evita los alimentos procesados con pobre calidad nutricional, y cocina de manera suave evitando, salsas grasientas que entorpezcan la digestión.
2. Frutas y verduras
No olvides que las frutas y las verduras ocupan un papel protagonista en la alimentación saludable, así que recuerda consumir como mínimo 5 piezas entre frutas y verduras a lo largo del día.
3. Incluye cereales integrales
Este tipo de alimentos nos aportan fibra a nuestra dieta. La fibra de salvado de trigo contribuye a la aceleración del tránsito intestinal. La fibra del grano de avena ayuda a que aumente el volumen de las heces.
4. Realiza actividad física de manera regular
La inactividad es uno de los motivos más comunes de una desregularización del tránsito intestinal y de sus múltiples consecuencias. Así que, ¡activémonos!
5. Despide al estrés
Es otro de los enemigos de nuestras digestiones. Como el estrés nos persigue allá donde vamos, es recomendable aprender a gestionarlo de la mejor manera posible para que no nos genere estragos en nuestro organismo. Algunas ideas: meditación, practicar yoga, salir a correr… ¡Despídelo un rato cada día!
6. Sigue un horario regular.
Planea tus comidas para realizarlas de manera regular y busca ese momento para comer sin prisa, y atento a lo que estás haciendo. Evita comer con distracciones como el móvil o la televisión, ya que nos hace comer más y sobre todo sin apenas masticar, y esto es el inicio de muchos de los síntomas.
7. Infusiones que te cuidan.

Existen plantas medicinales que pueden ayudarte a cuidar y equilibrar nuestro tracto digestivo. Un ejemplo es Vientre Sano de Susarón, con jengibre que contribuye a la función normal del tracto intestinal. Además, contiene salvia, que ayuda a la digestión y apoya la función normal del estómago.
Si lo que quieres es desconectarte de ese estrés a la vez que aportas un beneficio a tu salud digestiva, la infusión India de Bondades del Mundo de Susarón, es tu alternativa más exótica para conseguirlo: el jengibre ayuda al proceso digestivo mientras tu mente vuela a otro país. ¿Se te ocurre una manera más deliciosa que esta para cuidar tu salud digestiva?

Benefíciate de cuidar tu salud digestiva, ¡y vive sin molestias!

Self Care: Tips de autocuidado - Susarón

Self Care: Tips de autocuidado

¿El teletrabajo, el estrés, los compromisos, la familia… vivimos en unos tiempos donde parar no es una opción. Todo tiene que ser para “ayer” y no nos damos tiempo para frenar un momento y cuidarnos. El mundo se mueve a nuestro alrededor, pero debemos incluir espacios para cuidarnos, para practicar el self care y así aumentar nuestra salud.

Día a día debemos trabajar para recuperar nuestro bienestar físico, mental, y emocional, ya que sino nuestra salud puede verse afectada. Tampoco debemos olvidar otros dos factores adicionales, como son el cuidado social y el espiritual.

Pero, sobre todo, no debemos olvidar que, si nos cuidamos a nosotros será más fácil cuidar después a los demás. Esto muchas veces nos parece egoísta y por eso tendemos a retrasar este cuidado que debemos darnos. Te damos consejos para tu autocuidado diario.

¿Por qué es importante promover el cuidado personal?

A veces dedicarte un tiempo personal parece más difícil de lo que es en verdad. Darte un espacio y un tiempo nos parece superfluo, pero no practicar el self care termina por agotarnos. Es fundamental para desarrollar la resiliencia que necesitamos frente a factores vitales estresantes.

Cuando tomamos medidas para cuidar nuestra mente y nuestro cuerpo, estamos más preparados para vivir mejor nuestra propia vida y nuestra salud. Pero el autocuidado no debe ser algo puntual, es decir, para utilizarlo únicamente cuando nos sentimos mal, sino que debemos ponerlo en práctica en nuestro día a día.

Estrategias e ideas de Self Care

No todos somos iguales, la experiencia de autocuidado debe ser diferente para cada uno, y lo más importante es que contribuya a nuestra felicidad. El autocuidado puede adoptar muchas formas, por ello te puedes inspirar en los demás, pero debes hacer lo que más te guste, lo que te haga sentir bien. ¿Qué estrategias puedes probar?

  • Sal a caminar por el bosque. La naturaleza mejora la salud psíquica, el estado de ánimo y reponer de la fatiga mental.
  • Practica yoga o estiramientos para aliviar tensiones.
  • Realiza algún ritual nocturno de cuidado personal que te guste (baño aromático con velas, etc.).
  • Prepárate una relajante tisana y siéntate a mirar las estrellas antes de ir a dormir.
  • Sé amable contigo mismo. Trátate con cariño y respeto.
  • Si te gusta la música, baila aunque sea sola.
  • Lee o escribe un libro. Ayuda a tu interior a salir.
  • Haz diariamente un poco de ejercicio: natación, bicicleta…
  • Arreglarte el cabello, maquíllate y hazte las uñas. Embellécete por fuera y por dentro.

Recuerda, el cuidado personal es una prioridad, no un lujo.

Comer sano es cuidarse

Aprender a tener buenos hábitos alimentarios nos ayuda a autocuidarnos. Tener una alimentación equilibrada debe ser uno de los primeros pasos que hemos de dar cuando decidimos comenzar este proceso. Estos hábitos saludables ayudan a cuidar de tu salud física, mental y emocional. Por eso, además, si nos gusta cocinar puede ser el momento de meterse en la cocina y disfrutar haciendo platos saludables a diario.

Cómo hemos visto existen muchas maneras de practicar self care, tantas como personas, pero quizás una de las mejores y más fáciles consiste en introducir la alimentación saludable dentro de nuestra rutina. Después de todo, somos lo que comemos.

Consejos para incluir a tu self care diario

Tus necesidades y estilo de vida son únicos, así que practica el cuidado personal que te haga feliz a ti. Te proponemos algunos consejos para comenzar tu rutina de autocuidado:

  • Comienza pensando que sólo tienes un cuerpo, debes respetarlo y quererlo.
  • Crea una pequeña rutina matinal para sentirte bien: una ducha refrescante, hidrata tu piel y tu cabello, y si te hace ser feliz maquíllate.
  • Camina al menos 20 minutos, o simplemente aprovecha las escaleras para realizar actividad física. ¿Y por qué no tratar de sacar un rato para hacer alguna actividad individual o en grupo? A veces parece que no puedes “desaparecer”, que eres imprescindible, pero si lo organizas bien seguro que podrás tener un rato para hacer ejercicio.
  • Aprovecha 5 minutos y llama a un amigo. Una simple conversación nos ayuda a levantar el ánimo.
  • Cada noche limpia las impurezas de tu cara eliminando los restos de cosméticos y de suciedad del día a día.
  • Y porqué no tomar una infusión relajante antes de ir a la cama. Con Duermesana de Susarón favorecerás un sueño saludable y reparador.
  • La mejor manera de comenzar un día con energía empieza al irnos a la cama. Si no puedes dormir bien lee nuestro artículo para ayudarte a conciliar el sueño.

Podríamos incluir muchas más rutinas, pero debemos ser permisivos y flexibles con nosotros mismos, y no es necesario que además de no poder cuidarte, debas tener sentimiento de culpa. Si un día no puedes realizar tus rutinas…mañana será otro día. Piensa en ti y en tu bienestar. Y tú ¿ya tienes tu lista de rutinas de self care? ¡Compártela con nosotros si te apetece!

 

 

 

Las mejores rutinas para quemar grasa - Susarón

Las mejores rutinas para quemar grasa

¿Te pesas varias veces al día y te desilusionas si compruebas que no has bajado ni un gramo? En ocasiones la báscula puede ser tu peor enemiga si lo que pretendes es perder grasa. Creemos que no estamos en el camino correcto para eliminar nuestra grasa sino perdemos peso rápidamente, pero si es tu caso no te preocupes. Siguiendo una dieta saludable, y practicando rutinas de ejercicios de forma regular, conseguirás quemar grasas, aunque la báscula al principio te diga lo contrario.

Cómo saber que estamos en el camino de los buenos hábitos

Realizar de manera regular una actividad física está demostrado que aporta múltiples beneficios en la prevención y mejora de muchas enfermedades como la hipertensión, diabetes, osteoporosis, etc. Al mismo tiempo, ayuda a optimizar tu bienestar mental: mejora la memoria y la sensación de bienestar general, controla el estrés, etcétera.

Sin embargo, la actividad física se debe acompañar siempre de una alimentación saludable que proporcione todo lo necesario para el buen funcionamiento del organismo. No deben faltar las frutas, verduras, legumbres, cereales, carne, pescado… No se trata de hacer un gran sacrificio durante un pequeño lapso de tiempo, sino de mantener un estilo de vida saludable para no caer en los errores típicos que nos desilusionan.

Hábitos saludables para quemar grasa

Lo primero que hay que hacer es adecuar nuestro estilo de vida para conseguir unos hábitos saludables. Cada persona es diferente, por eso, no debemos obsesionarnos con la báscula, las calorías, los centímetros… Lo que nos sirve para quemar grasa corporal es comer sano y practicar deporte. Quemar grasas de manera saludable es posible ¿quieres saber cómo puedes conseguirlo?

  • Empieza el día con una infusión vigorizante, te ayudará a sentirte con energía y así acelerar el metabolismo.
  • En las comidas debes aumentar la ingesta de frutas, verduras y cereales.
  • Bebe agua, te ayudará a hidratarte y así perder grasa. Se recomienda beber unos dos litros diariamente, o lo que es lo mismo, de 6 a 8 vasos.
  • Combina ejercicios de alta intensidad con otros de baja o moderada intensidad.
  • Si no tienes mucho tiempo libre trata de aprovecha cualquier momento para caminar rápido, subir escaleras…
  • Realiza estiramientos suaves para relajar el cuerpo y oxigenar los músculos después de las rutinas de ejercicio.
  • Por último, es muy importante dormir entre siete u ocho horas diarias.

Plan de ejercicios para quemar grasa

Recuerda, que antes de empezar cualquier actividad física, se recomienda calentar y estirar durante 10 minutos para evitar lesiones en los músculos o articulaciones. Si quieres perder grasa lo primero que necesitas es tonificar el músculo. Con el entrenamiento de cardio quemarás calorías, con el de fuerza tonificarás músculo. Si unes ambas técnicas el efecto será mayor pues al acelerar el metabolismo, cuando termines el ejercicio, seguirás quemando grasa. Realizar 30 minutos diarios de cualquier actividad física serán suficientes para dejar de lado los malos hábitos y quemar grasa.

Si tu objetivo es quemar grasa te proponemos unas rutinas de ejercicios para incluir en tus entrenamientos.

Saltar a la comba

Parece mentira como un juego de niños puede ayudarnos a quemar grasas. Es el calentamiento perfecto para ponernos en marcha y es el mejor sustituto de salir a correr.

Puedes saltar con los pies juntos, o con una sola pierna. Incluso puedes tratar de realizar combinaciones o subir las rodillas al pecho.

Sentadillas

Las sentadillas son un estupendo ejercicio para quemar grasa, y si añadimos peso el efecto es mayor. Prueba a incorporarlas en tu rutina de ejercicio.

¿Cómo? Abre las piernas hasta el ancho de los hombros. Estira los brazos en un ángulo de 90 grados. Baja como si te sentases en una silla, manteniendo los glúteos hacia atrás. Controla tu respiración, al bajar inspira, y al subir expira, así será más fácil realizar el ejercicio. El primer día realiza 3 series de 10 sentadillas y aumenta cada día un poco más.

Elevación de pelvis

Este ejercicio lo pueden realizar los principiantes, ya que su ejecución es sencilla, pero es muy efectivo para trabajar los glúteos.

Túmbate bocarriba y flexiona las rodillas apoyando los pies en el suelo. Descansa sobre la parte superior de tu espalda y eleva la pelvis hasta que tus piernas formen un ángulo de 90 grados. Repite 15 veces y descansa unos minutos. Vuelve a efectuar otra serie de 15 elevaciones. Trata de realizar este ejercicio unas cuatro veces durante la semana.

Bicicleta

Aunque no dispongas de una bicicleta, puedes utilizar esta rutina de movimientos para mejorar tu resistencia cardiovascular. Si te mueves más rápido quemaras más grasas.

Acuéstate en el suelo bocarriba, flexiona las rodillas y coloca las manos en la nuca. Eleva los hombros del suelo y levanta las piernas flexionando las rodillas hacia el torso. Pedalea en el aire cómo lo harías sobre una bicicleta. Comienza haciendo 2 series de 20 repeticiones y ves aumentando.

Elevación de talones

Un ejercicio que puedes realizar en cualquier sitio es la elevación de talones. Simplemente debes ponerte de pie con las piernas separadas a la misma altura que los hombros. Sitúate de puntillas y trata de aguantar en esa posición. Vuelve a la posición inicial muy despacio, apoyando los pies en el suelo. Es una actividad sencilla que permite fortalecer tus piernas. Realiza 3 series de 10 repeticiones. Asegúrate de estirar bien las piernas al acabar la rutina.

Si nunca has realizado ejercicio debes empezar poco a poco a realizar estas rutinas. Identifica tus malos hábitos y cámbialos por unos hábitos de vida saludables, vigilando la alimentación y realizando actividad física a diario. Comienza desde hoy a quemar grasa.

 

 

Cómo acertar cuando haces un regalo

Hacer un regalo da luz sobre algunos de nuestros rasgos humanos más importantes: cómo vemos a los demás, cómo asignamos valor a las cosas, cuáles son nuestras habilidades para tomar decisiones… Los seres humanos somos una especie extraordinariamente social, siendo una de nuestras características la capacidad de crear y mantener relaciones con los demás. Y regalar es una gran oportunidad para reforzar esas relaciones.

Cualquiera que sea la ocasión, la entrega de presentes es un rito social que requiere una cuidadosa reflexión y consideración. Aunque no hay reglas, si se pueden establecer dos sencillos consejos que nos ayudarán a mejorar la forma en que agasajamos.

Piensa cómo es la persona que va a recibir el regalo

Antes de hacer un obsequio debemos pensar en la persona a la que estamos obsequiando. A veces nos atascamos especulando sobre lo que ella querría, o en lo que desearíamos nosotros que tuviera. Pero debemos considerar lo que sería más significativo para esa persona. Si te preocupas por alguien lo suficiente como para hacerle un regalo, debes considerar lo que esa persona preferiría, aunque no concuerde con tus gustos.

Gasta en los demás más que en ti

Invertir en las personas que apreciamos promueve nuestra felicidad. Los agradables sentimientos que se experimentan al regalar a menudo pueden ser más duraderos que gastar dinero en nosotros. Y, si bien es importante cuidarse uno mismo, ser generosos con quienes nos rodean aporta grandes beneficios. Además, debemos recordar que la mayoría de las personas no quieren tanto un regalo caro, como que se piense en ellas, y esto puede hacerse de muchas y sencillas maneras.

Alegrar y agradecer

Si te preguntas cuál es la mejor manera de hacer un gran regalo, no debes olvidar que el propósito esencial de regalar es alegrar o agradecer. Deja al lado los regalos funcionales si el receptor no los va a recibir con agrado.

Regala experiencias en lugar de objetos

Los objetos envejecen mientras que ver en concierto a nuestro artista favorito o pasar una tarde con una amiga tomando infusiones con pastel casero forjará recuerdos que durarán para siempre. Las experiencias a menudo crean memorias más vívidas que los objetos. Es posible que recordemos el libro que un ser querido nos compró, pero no tanto como un momento especial con esa persona. Esto es debido a que el apego emocional a los recuerdos es mayor que a un objeto físico.

Los regalos no deberían ser una obligación ni una competición

Los obsequios no se dan para recibir otros a cambio, ni deberían rivalizar en cantidad o coste. Solo deben corresponder a una celebración genuina de la otra persona. A menudo nos obsesionamos con las etiquetas de los precios, pero no siempre se requiere un presente caro o comprado para acertar. Frecuentemente, algo pequeño y significativo es mucho más importante que un obsequio grande y llamativo que no tiene significado para quien lo recibe.

No hay nada malo en pedir una lista de deseos

Si no se te ocurre qué comprarle a alguien que cada año recibe un obsequio tuyo (sobrinos, suegros, etc.), no hay nada malo en pedirle que redacte una lista de deseos. Esto es muy práctico, especialmente cuando se trata de personas con las que no se tiene contacto directo a menudo, o con niños de determinadas edades. Además, la lista asegura que vas a acertar. Sin embargo, si el presente es para alguien a quien deberíamos conocer bien (pareja, buena amiga, etc.), considera prestar más atención a las cosas de las que habla en lugar de requerir una lista.

Regalar es un lenguaje de amor

Como hemos visto, hay que regalar cuidadosamente de la mejor manera posible, recordando honrar quiénes son y qué les gusta. Regalar es un arte que demuestra al otro que lo queremos, y nos preocupamos por su bienestar. No se trata entonces de entregar el artículo más caro que podamos pagar. Un obsequio sencillo y meditado puede ser más significativo que uno costoso o elegido al azar.
Cómo decimos, se puede regalar sin gastar mucho dinero, o incluso sin comprar cosas, confeccionando los obsequios con nuestras manos. Antes de comprar de forma impulsiva es importante hacerse estas 4 preguntas:

1 ¿Quién es el destinatario?: ¿un buen amigo? ¿un familiar? ¿una nueva amiga? La proximidad familiar y emocional probablemente determinará si el regalo debe ser muy personal. Es decir, no es necesario regalar una sesión de spa a una nueva amiga, incluso si realmente necesita relajarse. Comienza con un pack bienestar en el que guardar tus infusiones.

2 ¿En qué valores se basa vuestro vínculo y cómo puede un obsequio reflejar esos valores?: algunas relaciones intercambian amor compartido por la música, o tardes dedicadas a hacer. Otras son por la proximidad o el azar, pero no obstante profundas. La entrega de obsequios puede ensalzar, tanto de manera obvia como sutil, las razones que os conectan y lo lejos que ha llegado vuestra unión.

3 ¿Qué tipo de generosidad te ha mostrado esa persona en el pasado?: la correspondencia, que no la obligación, es apropiada y puede ayudar a delimitar tu búsqueda.

4 ¿Hay algo que la persona pueda apreciar más que un objeto físico? una comida casera, o una invitación a una taza de Bondades de Sudáfrica podría hacer más por vuestro vínculo que cualquier objeto atado con un lazo. Aunque no hay precio obvio para este tipo de gestos, el esfuerzo los hace muy valiosos.

Regalar está basado en un lenguaje de amor. Nunca hay un momento particularmente apropiado para hacerlo. Por supuesto, muchos eventos han establecido prácticas de entrega de regalos, como cumpleaños, bodas… Pero sea cual sea la ocasión, es importante transmitir igualmente tu afecto por el destinatario. ¿Qué regalo vas a hacer?

Las rutinas HIIT nos aportan grandes beneficios en poco tiempo. Si quieres quemar grasas y fortalecer tu cuerpo, el HIIT es tu ejercicio ideal - Susarón

Nada se nos resiste: prueba las rutinas HIIT

El High Intensity Interval Training, o HIIT, es el complemento ideal para mantenerte en forma y quemar grasas. Si buscas una serie de ejercicios que te ofrezcan resultados rápidos y efectivos, este método de entrenamiento de alta intensidad por intervalos es justo lo que necesitas.

Las rutinas HIIT se caracterizan, principalmente por su alta intensidad y su corta duración. Generalmente comienzan con un período de calentamiento, continuando con ejercicios de alta intensidad a la máxima potencia posible. Se realizan varias repeticiones del ejercicio separadas por periodos de recuperación o de ejercicio ligero.

El número de series y la duración de cada una dependerá de la rutina, por ejemplo, se puede realizar 3 repeticiones de sprint de 30 segundos y después descansar 1 minuto. No hay una fórmula específica para HIIT, pero la sesión no debe exceder de 20 minutos, evitando así, sesiones maratonianas en el gimnasio.

En este artículo, hablaremos de sus beneficios, y te daremos útiles consejos organizar tus rutinas HIIT. Además, también te daremos dos prácticas sugerencias, una para principiantes y otra para atletas más experimentados.

¿Cuáles son los beneficios?

La práctica constante del método HIIT trae consigo muchos beneficios. Hablemos de los más importantes:

  • Al tratarse de ejercicios activos y con breves periodos de tiempo para descansar, maximizan tu capacidad respiratoria y cardíaca.
  • Aumentan tu capacidad de resistencia, incluso más rápido que muchos ejercicios diseñados para este fin.
  • Contribuyen a incrementar el volumen de tu masa muscular.
  • Permiten quemar muchas calorías en una sola sesión, e incluso horas después de haber concluido
  • Mejora tu estado de salud en general y ralentiza el proceso de envejecimiento.

¿Qué debes tener presente al diseñar tu rutina HIIT?

Se recomienda dos o tres sesiones semanales de entre quince o veinte minutos al día si queremos comenzar a cosechar buenos resultados.

Existen una gran variedad de ejercicios y movimientos que puedes elegir con el fin de configurar tu rutina ideal. A continuación, te damos una serie de consejos:

  • Dale prioridad a los ejercicios que involucren el trabajo de varios músculos al mismo tiempo.
  • En cada una de tus series, alcanza y mantén la intensidad máxima durante un breve periodo de tiempo (lo recomendado son 30 segundos).
  • Después de hacer un ejercicio, descansa por un período igual o menor a la duración de este.
  • Alterna entre distintos ejercicios con el fin de ejercitar todos los grupos musculares de tu cuerpo. Por ejemplo, una adecuada rutina puede consistir en planchas, flexiones y sentadillas intercaladas entre sí.
  • Las rutinas HIIT pueden completar tus entrenamientos de running, triatlón, etc…

Dos sesiones HIIT rápidas y prácticas

No importa si eres un experimentado atleta que busca mejorar, o te estás iniciando en la práctica del ejercicio: hay una rutina ideal para ti. Descubre dos efectivas combinaciones de ejercicios que te ayudarán a sacarle el mejor partido a tu entrenamiento.

Para empezar, hablaremos de una rutina ideal para principiantes:

  1. Comienza con una sesión de estiramiento-calentamiento durante al menos 3 minutos.
  2. Inicia con mucha intensidad, realizando saltos con extensión de brazos y aplauso arriba. Todos los que puedas hacer durante 30 segundos.
  3. Toma un breve descanso de 10 segundos.
  4. Retoma tu sesión con sentadillas al máximo de tu esfuerzo durante 30 segundos.
  5. Descansa durante 10 segundos.
  6. Realiza una plancha abdominal, manteniendo la posición durante 30 segundos.
  7. Tómate otros 10 segundos para recuperarte.
  8. Haz una carrera sin moverte de tu lugar, elevando las rodillas a una altura considerable durante un periodo de 30 segundos a máxima intensidad.
  9. Descansa nuevamente durante 10 segundos.
  10. Efectúa flexiones convencionales durante 30 segundos.
  11. Reposa una vez más por un lapso de 10 segundos.
  12. Finalmente, haz desplantes para ejercitar la parte inferior de tu cuerpo. Por si no lo sabes, este ejercicio consiste en dar un paso hacia delante y doblar ambas piernas hasta que la rodilla trasera casi toque el suelo.

¿Ves la cantidad de ejercicios que puedes realizar en menos de 7 minutos? ¿Te gustaría probar con una alternativa más exigente? Entonces, prueba con esta opción para experimentados:

  1. Inicia la rutina con una sesión de estiramiento y de calentamiento previo durante al menos 3 minutos.
  2. Comienza con flexiones de manos alternadas, manteniendo la máxima intensidad durante 40 segundos.
  3. Toma un breve descanso de 15 segundos.
  4. Corre en el mismo sitio elevando las rodillas al máximo y manteniendo la intensidad durante 40 segundos.
  5. Descansa de nuevo durante 15 segundos.
  6. Mantén la posición en plancha lateral durante un periodo de tiempo de 40 segundos.
  7. Haz otra pausa de 15 segundos.
  8. Realiza la mayor cantidad de sentadillas posible durante 40 segundos.
  9. Reposa una vez más por un lapso de 15 segundos.
  10. Haz burpees con intensidad moderada durante 40 segundos. Por si no lo sabes, este ejercicio consiste en partir de la posición “en cuclillas” (o sentadilla) y se colocan las manos en el suelo. Se estiran las piernas hacia atrás para hacer una flexión de pecho. Se recogen las piernas para recuperar la posición inicial de la sentadilla y volverse a poner de pie.
  11. Concluye con un breve ejercicio de respiración para retomar el ritmo habitual del cuerpo.

Para el toque final de cada sesión, nada mejor que una infusión para nuestras articulaciones. Pero además de realizar rutinas de entrenamiento, queremos recordarte la importancia de cuidar tus hábitos saludables.

Las rutinas HIIT se han convertido en un tipo de entrenamiento muy popular debido a nuestra falta de tiempo.
¿Te gustaría conocer otras formas de conseguir tu bienestar? Entonces, échale un vistazo a este artículo, donde descubrirás algunos hábitos que caracterizan a un estilo de vida saludable.