Self Care: Tips de autocuidado - Susarón

Self Care: Tips de autocuidado

¿El teletrabajo, el estrés, los compromisos, la familia… vivimos en unos tiempos donde parar no es una opción. Todo tiene que ser para “ayer” y no nos damos tiempo para frenar un momento y cuidarnos. El mundo se mueve a nuestro alrededor, pero debemos incluir espacios para cuidarnos, para practicar el self care y así aumentar nuestra salud.

Día a día debemos trabajar para recuperar nuestro bienestar físico, mental, y emocional, ya que sino nuestra salud puede verse afectada. Tampoco debemos olvidar otros dos factores adicionales, como son el cuidado social y el espiritual.

Pero, sobre todo, no debemos olvidar que, si nos cuidamos a nosotros será más fácil cuidar después a los demás. Esto muchas veces nos parece egoísta y por eso tendemos a retrasar este cuidado que debemos darnos. Te damos consejos para tu autocuidado diario.

¿Por qué es importante promover el cuidado personal?

A veces dedicarte un tiempo personal parece más difícil de lo que es en verdad. Darte un espacio y un tiempo nos parece superfluo, pero no practicar el self care termina por agotarnos. Es fundamental para desarrollar la resiliencia que necesitamos frente a factores vitales estresantes.

Cuando tomamos medidas para cuidar nuestra mente y nuestro cuerpo, estamos más preparados para vivir mejor nuestra propia vida y nuestra salud. Pero el autocuidado no debe ser algo puntual, es decir, para utilizarlo únicamente cuando nos sentimos mal, sino que debemos ponerlo en práctica en nuestro día a día.

Estrategias e ideas de Self Care

No todos somos iguales, la experiencia de autocuidado debe ser diferente para cada uno, y lo más importante es que contribuya a nuestra felicidad. El autocuidado puede adoptar muchas formas, por ello te puedes inspirar en los demás, pero debes hacer lo que más te guste, lo que te haga sentir bien. ¿Qué estrategias puedes probar?

  • Sal a caminar por el bosque. La naturaleza mejora la salud psíquica, el estado de ánimo y reponer de la fatiga mental.
  • Practica yoga o estiramientos para aliviar tensiones.
  • Realiza algún ritual nocturno de cuidado personal que te guste (baño aromático con velas, etc.).
  • Prepárate una relajante tisana y siéntate a mirar las estrellas antes de ir a dormir.
  • Sé amable contigo mismo. Trátate con cariño y respeto.
  • Si te gusta la música, baila aunque sea sola.
  • Lee o escribe un libro. Ayuda a tu interior a salir.
  • Haz diariamente un poco de ejercicio: natación, bicicleta…
  • Arreglarte el cabello, maquíllate y hazte las uñas. Embellécete por fuera y por dentro.

Recuerda, el cuidado personal es una prioridad, no un lujo.

Comer sano es cuidarse

Aprender a tener buenos hábitos alimentarios nos ayuda a autocuidarnos. Tener una alimentación equilibrada debe ser uno de los primeros pasos que hemos de dar cuando decidimos comenzar este proceso. Estos hábitos saludables ayudan a cuidar de tu salud física, mental y emocional. Por eso, además, si nos gusta cocinar puede ser el momento de meterse en la cocina y disfrutar haciendo platos saludables a diario.

Cómo hemos visto existen muchas maneras de practicar self care, tantas como personas, pero quizás una de las mejores y más fáciles consiste en introducir la alimentación saludable dentro de nuestra rutina. Después de todo, somos lo que comemos.

Consejos para incluir a tu self care diario

Tus necesidades y estilo de vida son únicos, así que practica el cuidado personal que te haga feliz a ti. Te proponemos algunos consejos para comenzar tu rutina de autocuidado:

  • Comienza pensando que sólo tienes un cuerpo, debes respetarlo y quererlo.
  • Crea una pequeña rutina matinal para sentirte bien: una ducha refrescante, hidrata tu piel y tu cabello, y si te hace ser feliz maquíllate.
  • Camina al menos 20 minutos, o simplemente aprovecha las escaleras para realizar actividad física. ¿Y por qué no tratar de sacar un rato para hacer alguna actividad individual o en grupo? A veces parece que no puedes “desaparecer”, que eres imprescindible, pero si lo organizas bien seguro que podrás tener un rato para hacer ejercicio.
  • Aprovecha 5 minutos y llama a un amigo. Una simple conversación nos ayuda a levantar el ánimo.
  • Cada noche limpia las impurezas de tu cara eliminando los restos de cosméticos y de suciedad del día a día.
  • Y porqué no tomar una infusión relajante antes de ir a la cama. Con Duermesana de Susarón favorecerás un sueño saludable y reparador.
  • La mejor manera de comenzar un día con energía empieza al irnos a la cama. Si no puedes dormir bien lee nuestro artículo para ayudarte a conciliar el sueño.

Podríamos incluir muchas más rutinas, pero debemos ser permisivos y flexibles con nosotros mismos, y no es necesario que además de no poder cuidarte, debas tener sentimiento de culpa. Si un día no puedes realizar tus rutinas…mañana será otro día. Piensa en ti y en tu bienestar. Y tú ¿ya tienes tu lista de rutinas de self care? ¡Compártela con nosotros si te apetece!