Entradas

Pasiflora y como controlar los nervios

Pasiflora: controla tus nervios

“Que no se me olvide comprar esto luego. Mañana tengo visita con el médico. Por la tarde tengo que llevarle la bolsa a mi amiga. Que no se me pase llamar allí. Hoy empiezo a cuidarme. A ver si puedo prepararme la entrevista que tengo.”

¿Te suena? Nuestro día a día está lleno de “tareas” que sin darnos cuenta colapsan nuestro sistema nervioso. Pero contra los deberes, poco podemos hacer. Si sientes que tus nervios se están apoderando de ti, quédate: vamos a hablar de la pasiflora y lo que puede hacer por ellos.

¿Qué es la pasiflora?

La pasiflora es una liana trepadora que puede alcanzar casi los 10 metros de altura. Sus flores son de color blanco, ligeramente amarillas con cierto tono lila y son grandes. Es una planta que podemos encontrar en todo el mundo, ¡excepto en la Antártida! La pasiflora es conocida desde la antigüedad por sus usos medicinales. ¡Veamos más de cerca sus propiedades!

Beneficios de la pasiflora

La pasiflora se usa tradicionalmente por sus propiedades sedantes, hipnóticas. Se utiliza desde la antigüedad por ser un remedio contra la ansiedad nerviosa. Además, también se ha utilizado como un producto que, solo o mezclado con otras plantas, ayuda a inducir el sueño de manera más rápida.

Cómo se toma la pasiflora

La pasiflora puede tomarse de muchas maneras. Una de ellas es mediante infusión, por ejemplo, con valeriana, como Duermesana de Susarón, que contiene estas dos platas que en combinación favorecen la inducción de un sueño reparador. Y es que cuando estamos nerviosos, ¡cuánto nos cuesta dormir! ¿verdad? Pues una buena manera de inducir al sueño es relajarnos con una bebida caliente, como una infusión, atenuar las luces mientras la disfrutamos y prepararnos para dejar que Morfeo nos traiga sus más dulces historias para soñar.

Consejos para controlar los nervios

Además, te proponemos algunos consejos para ayudarte a controlar esos nervios que nos invaden en ocasiones.

-Respira hondo.

Ante una situación nerviosa o que te cause un estrés elevado, respira hondo. No te dé vergüenza hacerlo delante del ordenador, en mitad de la calle o irte al baño para tomarte esos minutos que te serán de gran utilidad. Inhala por la nariz llenando tus pulmones durante 4 segundos, mantén 3 segundos el aire dentro y exhala poco a poco durante 7 segundos aproximadamente todo el aire que tenías. Repítelo mínimo 3 veces. ¡Y siente como tus nervios desaparecen con cada respiración!

– Estírate.

No nos referimos a que te tumbes en cualquier lugar, no. Se trata de que estires tus músculos. Cuando nos ponemos nerviosos, todos nuestros músculos se tensan. No nos damos cuenta, pero estamos en tensión constante. Esta tensión es causante de dolores musculares, fatiga… E igual que cuando un objeto se carga de electricidad, que debe ser expulsada, en nuestro caso, debemos liberar esta tensión. ¿Cómo? Realiza estiramientos. Puedes hacerlos en cualquier momento del día, así que ¡tenemos excusa para estirarnos un poco!

– Calma tu mente.

Es decir, deja de pensar. Es muy fácil decirlo, pero no es tan fácil hacerlo. Sólo la práctica nos ayuda a conseguir estados de mente calmada. Y esto se consigue con técnicas de meditación. Las hay muy variadas, debes encontrar la tuya, con la que te encuentres más a gusto, y empezar a practicarla a diario. Empieza con cinco minutos diarios, y ves aumentando poco a poco hasta llegar al tiempo que desees. Y, sobre todo, recuerda ¡no pensar! No juzgues lo que entra, no te empeñes en “no pensar”. Simplemente si entra un pensamiento, déjalo pasar, no le des más importancia y céntrate en tu respiración, en ti, en tu interior. Verás como con la práctica, ¡notarás los beneficios!

Tus nervios estarán bajo control a partir de ahora, ¡eliminemos la palabra “estrés” de nuestro vocabulario!

susaron_septiembre_1.jpg

Ejercicio físico a cualquier edad

La pereza es la mejor maestra en excusas, y cuando se trata de realizar actividad física, se las ingenia con argumentos de lo más variopinto. Desde “no se me va a dar bien” hasta “no tengo edad para hacerlo”, además de tratarse de malas creencias, nuestra amiga nos juega malas pasadas.

Pero podemos convertir en fracasos sus intentos de inactivarnos. ¿Quién dijo que no podíamos hacer ejercicio a partir de cierta edad? ¡Al contrario! Realizar ejercicio físico a medida que nos hacemos mayores tiene muchísimos más beneficios para nuestra salud que no hacer nada.

Y es que el ejercicio, si se toman las precauciones adecuadas, es uno de los pilares de la vida saludable junto con una buena alimentación, el descanso y una buena hidratación. ¿Y qué precauciones y factores se deben tener en cuenta? Vamos a explicarlo a continuación:

  • Escoger actividades acordes con nuestra condición física

Ya hemos comentado que la edad no es ningún impedimento para realizar actividad física, pero igual que a cualquier persona joven que empieza a hacer ejercicio, la recomendación es empezar por actividades adecuadas para nuestra condición física. Es evidente que, de no hacer nada no podemos empezar por escalar una montaña. No es nada adecuado. Podremos escalar, pero primero hemos de empezar por ejercicios más básicos para que nuestro cuerpo se vaya habituando a realizar ejercicio físico de manera gradual.

  • Calentar y estirar

Es importante, como en toda práctica deportiva, empezar nuestra rutina de ese día, realizando un calentamiento adecuado para evitar lesiones, de la misma manera que cerrar nuestro entreno con estiramientos para relajar los músculos.

  • Estar hidratado

La hidratación es importante no sólo mientras hacemos ejercicio físico sino también a lo largo del día, antes de ponernos a practicarlo y después de hacerlo. Empezar a hacer los ejercicios hidratado nos ayudará a mantener una buena temperatura corporal y evitará una deshidratación precoz que puede dar lugar a síntomas nada agradables. Para evitarlo: a lo largo del día, bebe agua, durante tus ejercicios bebe pequeños sorbos también y al finalizar tu práctica deportiva, rehidrátate para recuperar esa agua que has perdido durante tu sesión.

  • Escoger una buena alimentación

Está claro, como comentábamos antes, que el ejercicio físico es uno de los pilares junto con la alimentación, descanso y hidratación, para llevar a cabo una vida saludable. Por lo tanto, la alimentación no sólo es otro pilar, sino que, además, si está bien planificada y ajustada a las necesidades, puede ayudarnos a conseguir nuestros objetivos y mejorar nuestro rendimiento en nuestra práctica deportiva.

  • Cuidar articulaciones y músculos

Y aunque realizar deporte de una manera suave y adaptada a nuestra condición es una ayuda para mantener un buen estado de salud, endurecer músculos y ayudar a mantener en buen estado los huesos, siempre es importante que cuidemos de nuestras articulaciones y tejido muscular especialmente. ¿Cómo? Bueno, ya hemos visto una medida de precaución que son el calentamiento y los estiramientos.

Por otro lado, podemos relajar la musculatura posteriormente con una ducha de agua fría o geles fríos recuperadores. Y en el caso de las articulaciones, debemos asegurarnos de que ingerimos los nutrientes necesarios para su cuidado.

Si seguimos una alimentación equilibrada, podemos añadir a nuestro día a día un complemento alimenticio como por ejemplo una infusión de plantas naturales escogidas específicamente por sus propiedades con las articulaciones. Es el caso de “Articulaciones”, de Susarón. Contiene Lemón Grass que ayuda a relajar y calmar los músculos y articulaciones doloridas. El Harpago tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas y por esto es recomendable para el tratamiento de dolores articulares. Además, otro de sus ingredientes es la Cúrcuma, conocida por sus propiedades antiinflamatorias, resulta también una gran ayuda contra la artritis. En definitiva, disfrutar de una infusión de “Articulaciones” ayuda a proteger la movilidad y flexibilidad de éstas. ¡Puedes encontrarlo ya en tu comercio habitual junto al resto de productos Susarón!

Recuerda, ¡no caigas en excusas! ¡Demuéstrate de lo que eres capaz!

 

susaron_septiembre_4.jpg

Gana en concentración y memoria para la vuelta… al trabajo

Parece que los días de desconexión han funcionado de verdad: ¡nos encontramos más enérgicos y más alegres! Pero la vuelta a la rutina, además de dejar atrás esos días de tranquilidad, nos arrebata de golpe ese aislamiento tan relajante que nos ofrecen las vacaciones. Y con la desconexión se desconecta todo: también la capacidad de memorizar. Volvemos más despistados, menos concentrados, ¡ese era el objetivo! Pero vamos a preparar la memoria para la vuelta con estos consejos y ejercicios.

La memoria es la capacidad que tenemos de recordar cosas de distinta índole y su buen funcionamiento depende de varios parámetros.

  • Alimentación

La alimentación juega un papel muy importante en la memoria ya que existen nutrientes que favorecen las conexiones neuronales y por lo tanto son una garantía de buena memoria. Estos nutrientes son el omega 3 y 6, que podemos encontrar en los aceites vegetales y de pescados,

  • Desconcentración

No estar suficientemente concentrado, puede hacer que no prestemos suficiente atención o bien que no estemos atentos a detalles que pueden facilitarnos esta recuperación de información en un futuro.

  • Estrés

El estrés, si es crónico, puede provocar muchos problemas como insomnio, falta de concentración, pérdida de memoria… Todo ello se traduce con un bajo rendimiento.

  • Falta de atención

Prestar atención es fundamental para entender o detectar cualquier palabra, imagen…que nos pueda servir para recordar. A veces creemos que tenemos algún problema de memoria, y solemos pensarlo sobre todo cuando al escuchar algo que para nosotros es totalmente nuevo nos dicen: “¡si te lo dije!”. Esto puede deberse más bien a una falta de atención, que hace que no retengamos lo que nos cuentan por más de un par de segundos.

  • Falta de descanso

Es fundamental garantizar que nuestro cerebro está descansado con tal de que pueda recabar mejor y más rápido información.

Para garantizar que la memoria va a seguir funcionando, es recomendable también hacer algunos entrenos divertidos, como por ejemplo aprender otro idioma, leer un libro o aprender un nuevo hobbie como tocar un instrumento, coser o hacer ganchillo… Cualquiera de estas actividades activan el cerebro y lo sacan de su monotonía, dando lugar a una mente despierta.

Otro de los trucos que suelen recomendarse para sacar nuestro cerebro a pasear es hacer las actividades diarias en otro orden distinto al que estamos acostumbrados o, por ejemplo, utilizar la mano contraria que solemos usar para realizar algunas de las actividades cotidianas como por ejemplo el cepillado de los dientes.

Y ahora con la vuelta a la rutina, una de las cosas que podemos hacer para mantener la memoria activada es relajarnos. Podemos acompañar este momento de relax diario con la nueva infusión de Susarón, “Memoria” que contiene ingredientes como el Gingko biloba o el Gingseng siberiano. Ambos ayudan a mantener el rendimiento cerebral adecuado y contribuyen a la actividad cognitiva óptima. Además, también contiene Milenrama, conocida por su capacidad de ayudar a combatir los efectos de enfermedades neurodegenerativas. Su sabor a hierbabuena te transportará a un paraje de tranquilidad y serenidad, que favorecerán a tu mente para todo el día. ¡No olvides ponerlo en la cesta en tu próxima compra!

Ya ves, ¡tu memoria vuelve a estar a salvo con esta dulce vuelta a la rutina!

ssr-header-775x225.jpg

¡Vuelta de vacaciones con muchas novedades!

Contrariamente a lo que la mayoría de las personas suele pensar cuando se acaban las vacaciones, en Susarón ¡teníamos muchas ganas de volver! Y es que volvemos con novedades que no os dejarán indiferentes, ¿queréis conocerlas?

Nuestra razón de ser es la mejora constante con tal de poder ofrecer a nuestros consumidores productos que cuiden su bienestar de manera natural. ¡Y en eso hemos seguido trabajando!

Desde 1929 y fruto de nuestra experiencia y especialización en la utilización de plantas medicinales nacen nuestras infusiones funcionales que elaboramos en nuestro laboratorio y que ayudan a sentirse bien mientras las tomas y después de haberlas tomado. ¡Y no hay duda de su efectividad! Por eso nuestro equipo trabaja sólo con las plantas adecuadas, para ofrecer productos funcionales con aromas deliciosos.

Por todo ello, Susarón sigue apostando en la investigación y producción y esto la convierte en una de las empresas líderes del sector de las Infusiones y Tisanas tanto a nivel nacional como internacional.

Este nuevo curso llegamos con novedades para favorecer los buenos hábitos y convertirlo en un acto de placer. Porque además de cuidarte, el sabor de cada una de ellas hará que ese instante sea “tu momento” del día.

Descúbrelas:

  • Memoria:

La mejor manera de acompañar tu día a día si quieres fortalecer la memoria y la concentración, gracias a la acción del ginkgo biloba y el malvavisco. ¡Serás tú quién le recuerdes las anécdotas a los demás!

  • Menstruación:

Las molestias menstruales se minimizan gracias a esta mezcla de cúrcuma y vitamina B6, con un agradable sabor a canela. ¡No te darás cuenta ni de qué día es!

  • Vientre sano:

Su efecto prebiótico promueve una flora intestinal saludable, y esto es gracias al jengibre y su contenido en fibra. Además, contiene salvia y regaliz, dos ingredientes que ayudan en la digestión y a mantener el equilibrio en el sistema digestivo. Su agradable sabor a limón evoca serenidad, así que mientras tu vientre se recupera, ¡tú te relajas!

  • Articulaciones:

Disfrutando de su delicioso sabor a naranja, la infusión Articulaciones está elaborada con una mezcla exclusiva de ingredientes naturales que ayudan a proteger la movilidad y flexibilidad de las articulaciones. Esta propiedad se la debemos al lemon Grass, que ayuda a combatir el efecto de la artritis reumatoide, al harpago, que ayuda a mantener las articulaciones y tendones flexibles, y a la cúrcuma que además de ser un antiinflamatorio, ayuda a mantener la salud y flexibilidad de los huesos y articulaciones. ¡Que nada te pare!

Aprovecha tu momento de relajación con Susarón a sorbos. Nosotros nos encargamos de que se multiplique tu bienestar interno. ¡Que lo disfrutes!

 

susaron_agosto_3.jpg

Disfruta del verano, ¡en familia!

En las vacaciones de verano tenemos muchas horas para dedicar a los nuestros de una manera divertida y distendida. Los días largos y el buen tiempo nos invita a hacer muchas cosas al aire libre. Te proponemos algunas actividades que puedes hacer en diversos entornos para aprovechar y disfrutar este verano en familia.

Las vacaciones siempre son muy deseadas. Los niños disfrutan de casi 3 meses de recreo que no suelen coincidir con el periodo vacacional de los padres y se han de buscar opciones para tener a los niños vigilados y entretenidos.

¿Pero qué pasa cuando coinciden los padres con los hijos? Planificar un viaje, preparar algunas escapadas o tener unas actividades previstas pueden ayudar a que los niños disfruten, se entretengan y pasen buenos ratos a nuestro lado.

Escapadas y viajes

Si vamos a realizar un viaje o alguna escapada, es aconsejable implicar a nuestros hijos en la toma de decisión y planificación de estos. De esta manera se motiva por que llegue el día y se siente parte de cualquier actividad que se realice ya que él mismo la ha planeado.

Actividades

Las actividades pueden ser juegos, picnics, visitas a lugares de interés… y se pueden realizar en cualquier lugar: en casa, en un parque, en la ciudad, en la montaña, en una piscina…

Estas actividades puedes planearlas con antelación para organizar también el material que puedas necesitar. Puedes crear expectativa en tu hijo explicándole qué haréis cada día, para que lo espere con ganas y lo disfrute a tope.

¿Qué actividades podéis hacer?

  • Recoger hojas en la montaña. Luego podéis engancharlas en un bloc, averiguar de qué árbol o planta son y escribir su nombre en cada hoja.
  • Coleccionad palitos de helado, o platos de plástico o cualquier material con el que consideréis que se pueden hacer manualidades con ellos. Además de promover el reciclaje, ¡le dais rienda suelta a la creatividad!
  • Juegos con agua: desde los clásicos globos de agua, hasta pistolas de agua, burbujas de jabón… ¡todo les encanta y además se refrescan!
  • Pintura con las manos. Utilizar las manos es algo que divierte a cualquier niño, y también a los adultos. Podéis pintar en una lámina de papel o por ejemplo en piedras que hayáis recolectado, o hojas de árboles secas…
  • Hacer un picnic. ¡Qué divertido! Comer en el suelo o en una mesa de madera en mitad de la naturaleza, o ¿por qué no? ¡En el balcón o terraza de tu casa!ali,
  • Hacer polos con zumos. Los podéis hacer con zumos de frutas naturales y añadirle un poco de Endulsana. Hacer estos polos es un buen entretenimiento para los niños.
  • Castillos de arena. ¡Todo un clásico! Y es que a cualquier niño crear figuras en con la arena de la playa le mantiene entretenido durante horas. ¡No olvides los moldes, cubo, pala y rastrillo para que pueda crear sus obras arquitectónicas!
  • Visitar una granja. Si el zoo les gusta, una granja puede ser otra visita casi obligatoria, además, ¡podrá tocar algunos y darles de comer!
  • Cine de verano. En muchas poblaciones existen los cines al aire libre, es una experiencia diferente con la que disfrutar de vuestro hijo a la vez que él lo pasa bien.
  • Títeres con calcetines. Esos calcetines desparejados que nos quedan, ¡podemos aprovecharlos para darles vida! Puedes comprar ojos de manualidades, coserles pelo de lana, una boca y una bolita de nariz para crear diferentes personajes con los que podréis representar historias juntos.
  • Leer un cuento. Los libros de cuentos infantiles con sus dibujos, narrados con diferentes voces, entretienen a los niños y les hacen volar su imaginación.

Hay muchas maneras de disfrutar el verano. Estas son algunas ideas, pero hay muchas más que harán que vuestros días de vacaciones sean únicos. ¡Felices vacaciones, familia!

 

 

 

 

 

 

susaron_julio_4.jpg

Descubre las propiedades de la melisa

En ocasiones nos encontramos nerviosos, inquietos, nos cuesta conciliar el sueño… El insomnio puede apoderarse de nosotros en momentos así, incrementando más el nerviosismo. Vamos a conocer una planta que se ha usado tradicionalmente para paliar estos síntomas: se trata de la melisa.

El insomnio es la carencia de la cantidad o calidad del sueño y es un síntoma bastante generalizado entre la población. Los trastornos del sueño se incrementan con la edad. Aproximadamente una cuarta parte de la población ha tenido trastornos del sueño o los tendrá, y esto puede causar alteraciones importantes de las actividades diurnas.

Una de las alternativas eficaces que existen para paliar los trastornos del sueño es la utilización de plantas medicinales, ya que poseen propiedades hipnóticas y tranquilizantes y la ventaja es que no alteran la arquitectura del sueño.

Una de estas plantas es la melisa (Melissa officinalis L.), una planta con aroma a limón y sabor amargo y aromático.

La melissa officinalis es originaria de la zona mediterránea y crece en Europa de forma silvestre en prados húmedos, en las orillas de los ríos y en campos cultivados, en suelos con materia orgánica abundante. Es una hierba perenne que florece en verano. Sus flores son ricas en néctar y atraen a las abejas, de ahí su nombre “melissa” que en griego significa “abeja melífera”.

Se utiliza tradicionalmente por sus propiedades sedantes y espasmolíticas. La melisa está indicada en caso de inquietud e irritabilidad, trastornos del sueño de origen nervioso, como ansiolítico y para trastornos gastrointestinales, como espasmos. Y es que favorece la relajación de la musculatura, ayudando a eliminar pequeños espasmos musculares que suelen aparecer en momentos en que sufrimos más ansiedad o estamos más nerviosos. Si tenemos ansiedad, la melisa ayuda a relajar el cuerpo y esto ayuda a su vez a relajar y calmar la mente.

En palpitaciones de origen nervioso, tiene la propiedad de calmar el músculo cardíaco y devolver el corazón a su ritmo normal de pulsaciones.

Favorece a aumentar la duración del sueño y lo hace induciendo un estado de humor que nos conduce a inducir el sueño.

Podemos tomar melisa en infusión, por ejemplo con duermesana de Susarón. Las hojas de la melisa contienen aceite esencial, que es el que le otorga todas las propiedades antes mencionadas. Para ello puedes hacer una infusión con una o dos cucharadas para cada taza. La dejas infusionar durante 10 minutos y puedes tomarla una per o tres veces al día.

No olvides practicar un poco de relajación allí donde puedas con tal de que el estrés no te afecte ¡y a disfrutar!

 

 

susaron_julio_3.jpg

7 consejos para dormir bien en verano

Existen muchos estiramientos eficaces para realizar antes de ir a la cama, que pueden ayudar a dormir. Son estiramientos suaves y relajantes. Por otro lado, la meditación también es un método muy utilizado para conciliar el sueño ya que nos libera de preocupaciones y nos conduce a un estado de calma y tranquilidad ideal para irnos a la cama.

3.- Un buen clima en la habitación

Conseguir que la habitación tenga una temperatura ideal y que se genere un clima adecuado para inducir el sueño es muy sencillo: si dispones de aire acondicionado, haz que la habitación se sitúe en torno a los 23ºC de temperatura antes de irte a dormir. Apágalo cuando te acuestes. Si no tienes aire acondicionado, mantén aireada la estancia, procura que no le de el sol durante el día bajando las persianas.

4.- Una relajante infusión

Existen infusiones con hierbas específicas que ayudan a conciliar el sueño, descansar y relajarse. Puedes prepararte, por ejemplo, un Duermesana, con Valeriana y Pasiflora, añadirle un cubito de hielo y tomarlo fresquito antes de irte a dormir para que el sueño no se resista a venir.

5.- Una cena ligera

Antes de irte a dormir es aconsejable evitar ir a dormir con el estómago muy lleno o habiendo cenado algo muy difícil de digerir o pesado, como por ejemplo los picantes o los alimentos muy grasos.

Una buena opción son las sopas frías o ensaladas y, a poder ser, cenar temprano, no justo antes de irse a la cama.

6.- Un rato sin distracciones luminosas

Se recomienda evitar distracciones con luces, como por ejemplo la televisión o los aparatos electrónicos, móviles o tablets, mínimo 2 horas antes de ir a dormir, ya que estas luces estimulan el cerebro y esto altera el ciclo del sueño. Si te gusta leer, esta es una buena forma de inducir el sueño, pero es recomendable que cambies tu e-book por el libro tradicional.

7.- Un ventilador a los pies

Un truco que suele funcionar para aquellas noches calurosas en que parece imposible que el sueño se quiera quedar con nosotros, es poner un ventilador en la habitación. Pero para evitar posibles resfriados y hacer más efectiva su incorporación en nuestra decoración estival de la estancia, lo recomendable es orientarlo para que nos llegue el aire sólo a los pies y regularlo para que sea una suave brisa la que nos vaya refrescando. ¡Verás como te acabas tapando!

El verano está para disfrutar al máximo cada minuto y esta vez, ¡el insomnio no va a estropearlo! ¡Dulces sueños!

junio_4.jpg

Limón y jengibre, ¡aliados ideales contra el calor!

En verano, suele producirse una mayor sudoración ya que el cuerpo intenta regular la temperatura y por eso es importante mantener una buena hidratación, Hoy te proponemos una manera de hidratarte muy nutritiva. ¿Conoces las propiedades del limón y el jengibre? Son dos cítricos que, además de refrescarnos a lo largo del verano también poseen propiedades muy interesantes.

¡Estate atento y notarás la diferencia!

El limón:

Contiene gran cantidad de vitamina C, potasio y cantidades menores de otras vitaminas y minerales.

La vitamina C está implicada en la elaboración del colágeno, una proteína que nuestro cuerpo produce de forma natural, sin embargo, puede ser que con los años disminuya. Esta proteína te ayuda a cuidar de tu piel, uñas, huesos, articulaciones, etc.

En la capa blanca que hay debajo de la piel del limón, encontrarás fibra, que puede ayudar a disminuir el colesterol y la glucosa en sangre. También puede ayudar al desarrollo de la flora intestinal, muy importante para un buen estado de tu salud.

Además, contiene un grupo de fitonutrientes llamados limonoides, localizado en la piel del limón. Se trata de unos componentes que ofrecen propiedades protectoras y beneficiosas para mantener y garantizar la vitalidad de la fruta, y a su vez, actúa como antioxidante.

El jengibre:

Aporta buena fuente de minerales como el selenio, potasio, hierro, magnesio y zinc. Además, contiene muchas vitaminas, entre ellas la vitamina E y las del grupo B, como por ejemplo el ácido fólico.

Tiene substancias (los gingeroles) que poseen acción antiinflamatoria, actuando en el sistema respiratorio y reduciendo el tiempo de la congestión. Es por este motivo que las infusiones que contienen jengibre son tan efectivas como descongestionantes. Por lo tanto, pueden ser un muy buen aliado en verano, cuando se suele abusar del aire acondicionado y nuestras vías respiratorias pueden resentirse causando congestión.

Ahora que ya conoces los numerosos beneficios que aportan estos dos súperalimentos ofrecemos una buena opción para disfrutar de ellos juntos en una limonada fresca con jengibre.

Sobre todo recuerda que el tanto el limón como el jengibre son alimentos muy interesantes por sus capacidades antioxidantes.

Te proponemos esta riquísima receta y muy sencilla. ¡Anímate a prepararla!

Ingredientes:

  • 6 vasos de agua
  • 1 cucharada de postres de Endulsana de SUSARON
  • ¼ del vaso de jengibre fresco rallado
  • El jugo de 7 limones frescos.
  • El jugo de 1 lima

Preparación: Primero de todo, mezcla en una cacerola un vaso de agua con Endulsana y el jengibre rallado. Tienes que calentar esta mezcla, mientras la remueves. A continuación, deja que se enfríe la mezcla. Después, cuela la preparación y colócala en una jarra. Añade el resto de agua, el jugo de los limones y las limas. Por último, mezcla la preparación muy bien y pon el hielo a tu gusto. ¡Y ya puedes disfrutar de esta bebida fresca!

Esta receta te va a proporcionar un método de hidratación muy refrescante de cara a la época de verano que se avecina gracias a los alimentos cítricos que lleva.

¡No esperes más! Disfruta del verano con esta bebida tan refrescante y beneficiosa.

 

susaron_junio_1.jpg

Disfruta al máximo del solsticio de verano

El solsticio de verano es el día que damos la bienvenida a la nueva estación. Se caracteriza por tener la noche más corta de todo el año. Tradicionalmente la celebración de este cambio coincide con la noche del 23 de junio, San Juan, aunque por ajustes de calendario, no siempre cae en esa fecha exacta. ¡Pero la celebración sigue en pie cada año!

¿Y qué podemos hacer para disfrutar de esta mágica noche? Te presentamos unas ideas geniales para que puedas darle la bienvenida al verano por todo lo alto.

  1. Visita a Stonehenge

Si tienes la suerte de poder hacer una escapada de unos días una buena recomendación es ir a Stonehenge. Es un lugar increíble para acudir en tan señalada fecha y su visita te ayudará a recargar pilas.

Es un monumento megalítico situado en el Reino Unido. Este círculo de piedras único te llevará a revivir épocas pasadas y olvidadas y te envolverá con su encanto. Es un lugar embrujado para perderse en esa noche tan mágica, ya que el sol incide de manera especial durante ese día en el centro del monumento, y las piedras adquieren una nueva dimensión que sólo se puede apreciar ese día. Aunque lo cierto es que merece la pena visitarlo en cualquier época del año.

  1. Noche en el mar

Si tienes la oportunidad de ir a la playa, prepara una salida nocturna con amigos y/o familia para disfrutar de esta noche de celebración de origen pagano.

El mar produce un efecto relajante en la mayoría de las personas. Siéntate cerca de la orilla y escucha el romper de las olas mientras te acaricia la brisa marina.

Nuestra ajetreada vida normalmente no nos deja disfrutar de todo lo que nos rodea. Sácale partido para estar cerca de tus seres queridos, y sentir cómo os envuelve la magia de la noche más corta del año.

La noche más mágica del año te puede servir para indagar en tu yo interior, y empezar esta nueva estación con una buena recarga de energía positiva.

  1. Salida al bosque

Según los celtas, en esta noche se celebraba el fin de la oscuridad para dar comienzo a la fecundidad. Las comunidades se preparaban para las cosechas.

Haz una excursión a un bosque cercano, incluso si puedes, quédate a dormir en ese lugar. Si tienes suerte, es posible que veas como las hadas y los duendes salen a corretear con total libertad bajo la luz de las estrellas XD.

Déjate seducir por los árboles y la naturaleza que te rodea. La belleza se abre paso a través de tus ojos. ¡Qué el embrujo te envuelva con su manto!

  1. Haz una hoguera

El fuego purifica, entonces ¿qué mejor manera para pasar esa noche que con una buena hoguera? Siempre que el entorno lo permita podemos preparar una hoguera siguiendo todas las normas de seguridad que se recomiendan, y de esta manera nos ayudará a eliminar todos los aspectos negativos de nuestra vida.

Siéntate con tus amigos alrededor de ella y deja que se cree ese ambiente íntimo que solo se consigue alrededor de un buen fuego. Este es un buen momento para contar historias o cuentos que os ayuden a viajar con la imaginación.

  1. Fiesta veraniega

Llegan las noches calurosas, pues aprovecha para sacar todo el partido a tu terraza en esta noche especial.

Haz un aperitivo ligero acompañado de una bebida refrescante. Apaga las luces, y que las velas sean la única iluminación del lugar.

Pon música relajante en un tono bajo y a disfrutar en buena compañía. Unos fuegos artificiales pueden ser el toque de luz para acortar aún más esta noche de celebración. Eso sí, ¡toma todas las precauciones para usarlos adecuadamente!

Opciones hay muchas para celebrar esta noche. Sea como fuere, seguro que llegas a la cama con un nivel de energía alto, y si es así, ¡enhorabuena! La magia de esta noche te ha envuelto. Deja que tu cuerpo descanse para almacenar esta energía, y relájate antes con DUERMESANA para empezar el día con toda la fuerza positiva de la que te has impregnado. ¡Buenas noches!

susaron_junio_2.jpg

¿Cómo reducir la hinchazón típica de los días calurosos?

En el momento que llega el calor podemos ver cómo aparecen algunos síntomas típicos de esta época del verano como son, entre otros, la hinchazón en piernas y pies.

¿Por qué se produce?

Esta hinchazón se llama edema periférico y se produce por la acumulación de agua en los tejidos y músculos de las extremidades inferiores. Aquellas personas que tienen más probabilidad de padecerlo son las que pasan mucho tiempo sentado o de pie, las que padecen sobrepeso o las que tienen problemas de circulación.

¿A qué se debe esta hinchazón? ¿Es normal?

Normalmente se debe a que, con el calor, nuestros vasos sanguíneos pierden elasticidad. Esta hinchazón no es grave siempre y cuando sea esporádica, si se produce con frecuencia es conveniente que lo consultes con tu especialista.

Consejos para aliviar los síntomas

Una de las técnicas más extendidas para sentir un alivio momentáneo de los síntomas es elevar un poco los pies o meterlos en agua fría. Esto hace que se active la circulación y los pies se deshinchen.

Por otro lado, si tienes pensado emprender un viaje largo en coche o avión es recomendable que utilices un calzado que te sea cómodo pero que no sea excesivamente apretado, así evitarás que se te formen rozaduras si se te hinchan los pies. Por otro lado, evita estar con las piernas cruzadas a lo largo del viaje para favorecer una buena circulación, ya que esta posición sostenida durante un periodo muy largo de tiempo puede dificultar el retorno haciendo que aparezca esa hinchazón tan incómoda.

¿Qué puedo hacer para evitarlo?

Evitar el abuso de ciertos alimentos o comidas como por ejemplo las bebidas alcohólicas, las comidas muy ricas en sal, o los alimentos ricos en grasa y los picantes, puede ayudar a reducir esta sensación de hinchazón.

Por otro lado, el consumo frecuente de líquidos ayuda a activar la circulación sanguínea. Aquí puedes incluir el consumo de infusiones -sí, aunque sea verano, ¡también las puedes preparar frías!.

Además, si estos líquidos son fríos mejor porque además de hidratarte y activar la circulación, también te refrescarás y soportarás mejor el calor del verano.

Otro método que puede ser de utilidad para aliviar esa sensación desagradable de hinchazón son los automasajes drenantes. Para ello tienes que aplicar presión con tus manos deslizándolas de abajo hacia arriba. Por ejemplo, si la hinchazón la notas en la zona de los tobillos, aplica presión desde la zona hinchada hacia las rodillas y vuelve a empezar.

Ten en cuenta que estas sesiones tienen que durar, como mínimo, 15 minutos. Puede ser un momento muy relajante si lo acompañas de un ambiente adecuado, un hilo musical relajante, incienso y un vaso de la infusión Detox de SUSARÓN que también te ayudará a drenar líquidos de forma natural.

También ayuda el hecho de mantenerse activo. Salir a caminar puede ser una buena manera de hacer desaparecer o reducir la probabilidad de la hinchazón de los pies. Además, aprovechando el verano… ¿A quién no le apetece dar un largo paseo por la orilla mientras vas mojándote los pies con el vaivén de las olas?

Y ¿por qué no podemos terminar ese agradable paseo por la orilla de la playa sentados en la arena relajados mientras nos relajamos mirando el horizonte y la puesta de sol?

Ese momento puede ser crucial para relajarnos, respirar paz y terminar el día con un buen té entre las manos y disfrutando de la naturaleza.

Evitar la hinchazón este verano será mucho más fácil siguiendo estos consejos. Y… ¡disfruta del verano!