Refréscate con cremas frías de verano

Refréscate con cremas frías de verano

Con la llegada del verano nuestras rutinas varían y con ellas también cambian los menús. Substituimos las recetas de los meses fríos que dejamos atrás por otras más refrescantes y apetitosas. Algunos platos como los cocidos, las sopas, o los guisados, dejan de ser protagonistas para dar paso a otras preparaciones más fáciles y frescas. Buscamos alternativas que no nos obliguen a estar al lado de los fogones pasando calor y que nos refresquen. Seguro que en invierno eres fan de las cremas y sopas que nos atemperan el cuerpo. Pero, tanto si eres fan, como si no, en este artículo te mostramos unas ideas de sus versiones en frío. Te sugerimos algunas cremas frías o sopas de verano ¡Vamos a verlas!

Sopa fría de sandía

Más allá del gazpacho que conocemos por ser un imprescindible en la época estival, la sopa de sandía es una alternativa deliciosa que puede darle a tus menús un aire más refrescante. Además, al ser una fruta cuya composición es mayoritariamente agua, es un plato poco calórico y muy hidratante. ¡Ideal!

Para hacer dos raciones necesitas unas 4-6 hojas de albahaca, 6 tomates jugosos y 100 g de sandía.

Pela y tritura la sandía. En un recipiente aparte puedes cortar los tomates y quitarles la parte dura. Tritúralos, y luego añádelos a la sandía y mézclalo. Puedes añadir una pizca de sal al gusto, y un poco de pimienta. Luego cuélalo todo y cuando vayas a servir tu crema fría echalé un chorrito de aceite por encima y coloca las hojas de albahaca para decorar.

Si quieres redondear el día, te recomendamos, para cuidar tu flora intestinal, que cierres el menú con una deliciosa infusión de Vientre Sano de Susarón, ideal para promover una flora intestinal saludable. ¡Un perfecto final de menú!

Crema fría de pepino, melón, menta y yogur

Mmmm… solo de pensar en la combinación ya se nos hace la boca agua. Esta crema es refrescante por el toque de menta, pero además la conjunción de sabores la hace particularmente veraniega. Es muy fácil de hacer.

Para 2 raciones vas a necesitar 1 pepino grande, 150 g de melón, 125 g de yogur de cabra o de vaca, ½ limón, ½ manojo de menta fresca, sal, pimienta y aceite de oliva virgen extra.

Y la preparación es tan sencilla como pelar el pepino y cortarlo a rodajas gruesas. Lo puedes salar y dejar en un escurridor para que suelte el amargor que a veces caracteriza al pepino. Déjalos durante unos 30 minutos y vuelve a lavarlo para retirar el exceso de sal. Mientras tanto, puedes pelar y triturar el melón. Mezcla el líquido con el yogur, un chorrito de limón, la sal, la pimienta, la menta y una cucharada de aceite de oliva. Añade el pepino desalado y tritúralo con el resto de la mezcla. Esta sopa de verano debe comersemuy fría, por lo que es aconsejable dejarla en la nevera un mínimo de 4 horas. ¡Es deliciosa!

Crema fría de calabaza y naranja

Si pensamos en combinar alimentos, la calabaza y la naranja son una apuesta segura. La receta de esta crema fría es de origen marroquí, y aunque las variedades son muchas, hoy te vamos a dar la de un plato que vas a querer repetir día sí y ¡día también!

Para hacer esta crema de verduras necesitas medio kilogramo de calabaza, 2 naranjas, 1 aguacate, ½ limón y media cebolleta, un poco de pimienta negra molida y una cucharada de aceite de oliva virgen extra.

Para elaborar esta crema, primero hemos de cocer la calabaza (sin la piel) en una cazuela con agua. Cuando esté blanda, retiramos el agua y la trituramos para que quede una crema fina. A continuación, saca la carne del aguacate y tritúrala con un tenedor. Añade el jugo de medio limón y la pimienta que quieras, y mézclalo todo bien. Ahora, picaremos la cebolleta bien fina y la doraremos en la sartén con un poco de aceite. En esta misma sartén, añadimos la calabaza triturada y el aguacate, y lo iremos removiendo a fuego lento. Después lo trituraremos todo en un recipiente aparte. Añade el zumo de las naranjas hasta que quede una crema fina. Reserva en la nevera hasta que vayas a consumirla. ¡Verás que delicia!

Salmorejo de manzana

Una versión del clásico salmorejo de origen andaluz, esta vez con la manzana como protagonista para dar un giro a la receta. Y es que la fruta, en verano, es una gran aliada para refrescar toda clase de platos. En este caso, a este salmorejo le hemos quitado el pan, y le hemos añadido la manzana. Para hacerlo necesitas ½ de tomate de pera, 3 manzanas, 1 diente de ajo, 1 huevo, 2 lonchas de jamón serrano, 4 cucharadas de aceite de oliva y un poco de sal.

Comienza pelando y picando el ajo. Pela las manzanas y trocéalas, recuerda eliminar el corazón. Lava los tomates y quítales también el corazón. Trocéalos y colócalos en un recipiente apto para triturar, junto con el resto de los ingredientes. Añade sal al gusto y tritúralo todo. A continuación, pásalo por un pasapurés para que quede una crema bien fina. Resérvalo en la nevera y a la hora de servir, añade unos trozos de huevo cocido, unos trozos de jamón troceado y un chorrito de aceite. ¡Qué rico!

Ya has visto que recetas de cremas o sopas de verduras hay muchas, pero si quieres tener más ideas, en nuestro blog encontrarás recetas de cremas de verduras que te servirán para ampliar aún más tus menús saludables.