Infusiones contra los gases

Estamos en periodo navideño y junto con las celebraciones y las comidas copiosas suelen venir las malas digestiones. Cuando comemos mucho fuera de casa, o en grandes cantidades, es más probable que tengamos digestiones pesadas que nos causan flatulencias.

Si bien los gases no son nocivos, sí que nos causan incomodidad y dolor. Aunque pueda parecer un tema incómodo

debemos tener presente que es una reacción normal del cuerpo que nos afecta a todos en mayor o menor grado. En este articulo te ayudamos a entender por qué se producen los gases y, lo más importante, cómo podemos reducirlos.

¿Qué causan los gases?

La presencia de gas en el sistema digestivo es una parte normal del proceso de digestión. Si los gases son persistentes o dolorosos durante mucho tiempo hay que consultar al médico.

Los gases aparecen principalmente por tres causas:

  • Aerofagia: cuando tragamos demasiado aire mientras comemos, por eso siempre es recomendable masticar y comer despacio. También los chiles, beber en pajita o algunos caramelos nos pueden producir gases porque tragamos bastante aire cuando los saboreamos.
  • Bacterias intestinales: algunos alimentos ricos en fibra, carbohidratos, grasas, junto con las bebidas gaseosas, pueden provocar la acumulación de gases en el estómago y el intestino. El tipo de alimentación y la diferencia en la flora intestinal hace que algunas personas produzcan más gases que otras, y que algunos alimentos produzcan flatulencia en algunas personas y en otras no.
  • Intolerancias alimentarias: cuando nuestro cuerpo no puede digerir o absorber bien un tipo de alimento o nutriente. Como es el caso de la leche y derivados en los intolerantes a la lactosa, debido a que su cuerpo no es capaz de procesar la lactosa.

Plantas que pueden ayudar a reducir los gases

Hay plantas que estimulan la expulsión de gases. Las más destacadas son las siguientes:

  • Hinojo: es una planta muy aromática que disminuye las flatulencias y los espasmos de vientre. Equilibra las funciones del sistema digestivo y se recomienda cuando hay malas digestiones. Por su suave sabor y efectividad está indicada para bebés y niños con molestias intestinales. Si quieres saber más, consulta nuestro artículo sobre el hinojo.
  • Anís: se le atribuyen propiedades digestivas y sirve para bajar la hinchazón abdominal. Favorece la secreción de jugos gástricos, por lo que podría reducir la acidez. Descubre más sobre el anís.
  • Alcaravea: esta planta de la familia del comino tiene propiedades antiespasmódicas. Ayuda a relajar los músculos para evitar dolores y calambres. La alcaravea mejora la asimilación de otras hierbas digestivas y esto la hace una planta perfecta para mezclar en las tisanas. Aprende más de la alcaravea aquí.
  • Manzanilla: esta planta es la más famosa para combatir las malas digestiones. Ya es común que después de grandes comidas te ofrezcan una manzanilla para aliviar la indigestión. La manzanilla también está indicada para reducir las flatulencias. Es ideal tomarla por la noche, porque ayuda a conciliar el sueño. Si quieres conocer más propiedades, lee nuestro articulo sobre la manzanilla.
  • Macis: es la cascara de la nuez moscada y contiene vitaminas. Además, contribuye al movimiento gastrointestinal y a aliviar dolores relacionados. Se recomienda para prevenir la indigestión y los vómitos.

También puedes optar por tomar la infusión Elimina Gases, que contiene alcaravea, hinojos, macis, arándanos y menta. Como has podido leer es una combinación de plantas que ayudan a facilitar la libración de gases, contribuyen al movimiento de los intestinos. Puedes tomarla después de las comidas, seguro que notas la diferencia.

Consejos dietéticos contra los gases

Algunos alimentos cuestan más de digerir y generan más gases. Hay muchas personas que tienen más sensibilidad a padecerlos, por lo que deben ser especialmente cuidadosas con sus hábitos y su alimentación.  Estos son algunos de los consejos a seguir para reducir las flatulencias provocadas por tus comidas.

  1. Cocinar bien las legumbres. Si las hierves abundantemente y dejas que reposen una hora en el agua de cocción no producirán tanto gas en tu intestino. Un yogur de postre también puede ayudar a evitarlas.
  2. Las bebidas carbonatadas, como los refrescos o la cerveza, también contribuyen al exceso de gas. ¡Otra razón más para beber agua!
  3. Los granos integrales, las legumbres, fruta y verdura, tienen un alto contenido en fibra y puede ser que, si no estamos acostumbrados, nos produzcan gases. El consumo de fibra es fundamental para nuestro cuerpo y no debemos dejar de consumir estos alimentos, sino todo lo contrario. Simplemente, si tenemos un día que nos sentimos más pesados no tenemos que abusar de estos alimentos.
  4. Los alimentos crudos son más difíciles de digerir y pueden provocar más flatulencia que los alimentos cocinados.
  5. Las verduras de la familia crucíferas como el repollo, el brócoli y la coliflor producen más flatulencias porque contienen un tipo de azúcar que es más fácil de digerir. Pero ojo, esto no puede ser un motivo para apartar estas verduras de la dieta.

No dejes que las abundantes comidas navideñas te pasen factura. Aplica estos consejos y descubre en este artículo como recuperar tu ritmo intestinal estas navidades.

 

.