Jenjibre y sus cualidades con Susarón

El jengibre en la medicina tradicional china

Originario de Asia, el jengibre ya hace tiempo que se ha colado en nuestros mercados. Aunque ya estamos acostumbrados a ver esta curiosa raíz, ¿sabemos cómo introducirla a nuestra alimentación? ¿Por qué el jengibre ha venido desde tan lejos y se ha hecho tan popular?

El jengibre es una raíz muy preciada en la medicina tradicional china y en el ámbito de la fitoterapia por sus propiedades terapéuticas. Además, podemos comer el jengibre como ingrediente en nuestros platos o como infusión.  Descubre todos los beneficios que se le atribuyen al jengibre, ¡seguro que querrás probarlo!

¿Qué es el jengibre?

Es una planta aromática cuyo tallo subterráneo es considerado como un ingrediente de la medicina tradicional asiática desde hace más de 2.000 años. También se le conoce como kion o quion. Posee un sabor picante que lo ha hecho muy popular en la gastronomía. Se puede encontrar en zonas tropicales de todo el mundo, aunque especialmente en Asia.

Su sabor fresco y picante hace que sea imprescindible en muchas culturas como elemento para limpiar el paladar entre bocado y bocado. Un ejemplo que muchos reconocerán es el jengibre que se sirve en los restaurantes asiáticos, especialmente los que preparan sushi. El jengibre encurtido adquiere una tonalidad rosada y un sabor fuerte y refrescante, y se sirve en los platos para no mezclar sabores.

Propiedades del jengibre

El jengibre es un alimento que ha sido muy utilizado en la medicina tradicional china para combatir resfriados, problemas digestivos y náuseas. Estos son los beneficios más destacados que se le atribuyen al jengibre en la medicina oriental y en fitoterapia.

Digestión

El jengibre ayuda al normal funcionamiento del sistema digestivo. Popularmente se le otorga al jengibre un efecto estimulante del tracto gastrointestinal, mejorando las digestiones. Uno de los motivos podría deberse a que el jengibre potencia la producción de saliva. La digestión empieza en la boca y la saliva contiene las amilasas salivales, encargadas de iniciar la descomposición del alimento. Una mayor acción por parte de estas enzimas facilitará la posterior absorción del alimento. Sí además sigues una dieta con alimentos que ayuden a tu digestión, seguro que notarás la diferencia. La infusión Vientre Sano será tu aliada si quieres cuidar de tus digestiones y tu flora intestinal.

Náuseas

La literatura científica reconoce diferentes estudios que avalan el uso tradicional del jengibre como prevención y tratamiento de las náuseas y vómitos. Sobre todo, se han estudiado sus efectos en el embarazo, tras operaciones quirúrgicas y sobre náuseas del viajero.

Mareos

Tomar jengibre en infusión o suplementación podría reducir los síntomas de los mareos, incluidas las náuseas.

Circulación

Beber té de jengibre es un remedio casero para mantenerse caliente. A parte de la temperatura de la infusión al jengibre se le atribuyen propiedades diaforéticas. Significa que aumenta la sudoración del cuerpo porque aumenta el flujo sanguíneo. De esta manera colabora en la distribución del calor por todo el cuerpo.

Antioxidante

El jengibre contiene polifenoles y pequeñas cantidades de vitaminas antioxidantes como la A y la E. Estos compuestos desempeñan un papel esencial en la protección frente a los fenómenos de daño oxidativo y tiene efectos terapéuticos en diferentes patologías.

¿Cómo consumirlo?

Existen mil y una maneras de consumir el jengibre: en polvo, encurtido, la raíz rallada, deshidratado, en infusión y un sinfín más. Un truco para que os dure más el jengibre si lo compráis fresco, es congelar la raíz. Cada vez que quieras añadir jengibre en alguno de tus platos solo tendrás que rallarlo, y ¡a disfrutar!

Si prefieres tomar el jengibre como infusión, recuerda que encontrarás el jengibre en la infusión vientre Sano y en la infusión Articulaciones. ¡Sientan fenomenal!  Aprende como preparar una infusión bien hecha para aprovechar todas sus propiedades.