Consejos para controlar el peso tras las fiestas

Consejos para controlar el peso tras las fiestas

La vuelta a la normalidad después de un periodo festivo siempre es difícil, aunque controlar el peso y la alimentación sea uno de los temas del que más hablamos después de Navidad. Si eres de los que las fiestas navideñas han causado estragos en su línea, quédate, te presentamos 5 consejos para recuperar tu alimentación saludable después de estas fechas.

1. No tengas prisa

Sí, sabemos que de golpe nos abruma lo que hemos comido, pero no pretendamos ahora quitarnos lo que creemos que nos sobra en cuestión de días. En primer lugar, hemos de ser realistas. No solo debemos eliminar lo que hemos comido estos días, sino que siempre hay un poco más que teníamos en nuestra mochila. Y que por lo tanto nos llevará un poco más de tiempo.

Huye de las dietas milagro que te prometen perder mucho peso en un corto tiempo. No son más que dietas que promueven la deshidratación o desnutrición temporal, provocando un efecto visual deseado en la mejor de las ocasiones, pero que se recupera en seguida que volvemos a comer normal. Este tipo de dietas se caracterizan por ser totalmente desequilibradas. Nos impiden hacer una vida normal por lo que son socialmente incompatibles. Así que cuando veas “con esta dieta perderás 10 kilos en una semana”, ¡huye corriendo si no quieres acabar ganando más peso después de hacerla!

2. Aplica el método del plato

El método del plato es una manera muy sencilla de asegurar que comemos de forma equilibrada. Obtenemos todos los nutrientes que necesita nuestro organismo para poder hacer sus funciones correctamente, y respetando unas proporciones adecuadas.

Esta herramienta tiene su origen en la universidad de Harvard. Se creó para ayudar a las personas a elaborar menús equilibrados para las comidas de manera fácil. Para aplicarlo, necesitamos un plato de unos 26 centímetros de diámetro y lo dividiremos en dos partes iguales (de manera visual). En una de las mitades, pondremos verdura en la forma que más nos guste: ensaladas, al horno, a la plancha… Sobra decir que, si estas verduras las hacemos en forma de puré o crema, las podemos poner en un cuenco, pero seguiremos respetando las cantidades del resto de alimentos.

¿Y qué hemos de colocar en la otra mitad? Pues dividiremos esta mitad del plato en dos partes obteniendo dos cuartos. En un cuarto vamos a poner los alimentos ricos en proteínas: carnes, pescados, huevos, o legumbres. En el otro cuarto colocaremos alimentos ricos en hidratos de carbono: arroz, pasta, patata, pan, o cereales como la quinoa… También podríamos poner las legumbres porque nos aportan proteína vegetal pero también hidratos, por lo que este grupo puede estar en un cuarto o en el otro, o bien, incluso ocupar toda la mitad del plato, por su composición.

Debemos respetar las cantidades, por eso no podemos hacer una gran montaña. Tiene que estar repartido en su superficie sin amontonarlo. ¡Mira qué propuestas de platos!

– Wok de verduras con pollo con arroz al curry

– Ensalada de canónigos y brotes verdes, con tomates Cherry, espárragos y pepino fresco, con garbanzos especiados y quinoa.

– Crema de calabacín con pescado al papillote acompañado de patata al horno con sal y pimienta.

3. Alternativas para tomar snacks entre horas

Otra de las cosas que podemos mejorar después de un periodo de fiestas navideñas, es elegir el tipo de snack que seleccionamos cuando queremos comer algo entre horas. Deja los polvorones y todos los restos de dulces que han sobrado guardados para momentos puntuales. Busca alternativas saludables. Por ejemplo:

– Un yogur con unas uvas y un poco de canela.

– Unas tortas de arroz con un poco de hummus y tomates cherry

– Unos trozos de mandarina bañados con una onza de chocolate negro fundido y un puñado de frutos secos, junto con una infusión, por ejemplo Adelgasana de Susarón, que facilita la pérdida de peso y ayuda a evitar la retención de líquidos con un sabor a limón delicioso.

4. Rehidrata tu cuerpo

Recuperar la hidratación es igual de necesario que reequilibrar la alimentación. El agua ocupa un 60% aproximadamente de nuestro organismo, y se encuentra entre las células y en su interior. Sus funciones son muy importantes. Como su participación en el enfriamiento corporal, eliminación de residuos, transporte de nutrientes… Durante los días de fiestas, solemos ingerir menos cantidad y se suele sustituir por refrescos, y bebidas alcohólicas.

Beber agua es un hábito saludable que debe recuperarse después de las navidades. Para lograr beber la cantidad de agua recomendada, que debe acercarse al litro y medio aproximadamente, una idea que te brindamos es que lleves encima siempre una botella de agua y puedas ir bebiendo poco a poco. Ten en cuenta que, por ejemplo, las infusiones también son una buenísima opción para ingerir agua, ¡y además de reconfortante, deliciosa! Puedes ver todas nuestras variedades en nuestra tienda online, ¡tienes muchas para elegir!

5. Recupera la actividad física

Aunque no es una recomendación de alimentación, la actividad física nos ayuda a aumentar nuestro gasto calórico. No es necesario que te prepares para una competición: se trata de hacer que gastes más calorías diariamente, por ejemplo, andar más ya es una actividad física que podemos incluir y que nos proporciona estos beneficios. Así pues, ¿qué te parece si añades un poco más de gasto de zapato a tu día a día? También puedes proponerte hacerlo en la comodidad de tu hogar: descubre las claves para hacer ejercicio sin salir de casa.

Como ves, recuperar los hábitos alimentarios después de fiestas no es muy difícil, y con estos consejos, llevarlo a la práctica te será muy sencillo. ¡Apúntate a la alimentación saludable!