10 rituales para comenzar tu día

10 rituales para comenzar tu día

El modo en que nos despertamos, y pasamos los primeros instantes de nuestro día, puede marcar el tono con el que se desarrolla el resto de la jornada. Convertirlo en un momento de paz marca la diferencia entre un día bueno y uno malo. Los rituales para empezar el día te ayudan a levantarte feliz y de buen humor. Te invitamos a que practiques estas rutinas diarias para cambiar tus mañanas y comenzar con buen pie. ¡Levántate y comienza tu día!

¿Es una batalla diaria levantarte de la cama?

No debería serlo. Cuando conseguimos mantener unos hábitos saludables durante las mañanas nuestro cerebro disfruta de esos cuidados. Cuando disfrutamos de esas auto-atenciones no nos cuesta tanto despertar, ¡al contrario! Así que, si eres de esas personas que suelen tener días intensos y cargados de estrés, necesitas practicar unos importantes rituales para comenzar bien el día.

Olvídate de hacer tareas que no te aportan nada al levantarte, como mirar rápidamente las redes sociales o el teléfono. Mímate y dedica una pequeña parte del día para ti mism@. Si lo empiezas bien te sentirás con energía para finalizar todos tus objetivos o tareas diarias.

Los 10 rituales matutinos que te cambiarán la vida

Aprovechar el día al máximo no es comenzar a realizar tareas desde el minuto uno. Debemos darnos un tiempo para nosotros mismos, intentando no comenzar “de golpe”, sino progresivamente. Demos nos unos minutos antes del ajetreo diario. Te enumeramos diez rituales matutinos que te ayudarán en tu día.

·        Despiértate con un sonido agradable

El despertador es mucho más importante de lo que parece ya que puede hacerte despertar con una sonrisa en la cara. Si te gustan los sonidos de la naturaleza, la música clásica, o el rock, quizás deberías utilizarlos para empezar el nuevo día.

·        Practica la meditación

Olvídate de consultar el teléfono móvil para ver si tienes mensajes urgentes. Los primeros momentos de la mañana son para ti, para dedicarlos a tu cuerpo y a tu mente. Céntrate en sentir tu respiración y tu cuerpo. ¿Cómo te sientes? Medita unos minutos, o trata de estar en silencio respirando relajadamente. Esos momentos te cambiarán el día.

·        El mejor ritual, una ducha relajante

No significa que debas estar 30 minutos bajo el agua, es suficiente que durante un breve espacio de tiempo sientas el peso del agua y su calor. Escucha el ruido del agua al caer, y trata de oír tu corazón para aumentar la relajación de tu cuerpo. Después, lo ideal sería que nos ducháramos -aunque fuera brevemente- con agua fría que nos activará. No te olvides cuidar la piel con una buena crema hidratante, y si tiene un buen aroma todavía mejor.

·        Cepilla tu cabello

El cepillado es muy efectivo para estimular la micro-circulación sanguínea del cuero cabelludo. Cada cabello necesita su tipo de cepillo, busca el que te vaya mejor. Notarás que pelo tiene más volumen y brillo.

·        Tu ritual no debe olvidar la actividad física: estiramientos matutinos

Quizás dé un poco de pereza estirarse, pero es muy saludable y una vez que empieces ya no podrás dejar de hacerlo. Estira los brazos alejándolos de los hombros. Estira también la espalda hacia atrás dibujando un ligero arco. Intenta estirar y activar todos los músculos de tu cuerpo.

·        Masaje en el rostro

Para completar el paso anterior, nada mejor que un buen masaje en el rostro. Puedes dártelo mientras haces tú rutina facial, y no te llevará mucho tiempo. Comienza dando pequeños pellizcos en todo el rostro. Después pon los dedos índice y corazón en la barbilla. Deslízalos suavemente hacia las sienes realizando movimientos circulares. Presiona las sienes, el lagrimal, los pómulos, y la mandíbula para activar el flujo sanguíneo.

·        Desayuno tranquilo

Las prisas son nuestras enemigas para empezar bien el día. Disfruta de tu desayuno, saboréalo y degústalo con calma. Huye de los alimentos pesados y opta por los saludables, como la fruta fresca o los cereales integrales. Y acompáñalo con una infusión que te de energía. Puedes probar con la infusión Brasil de Susarón.

·        Huye de las malas noticias

Si eres de esas personas a las que les gusta estar bien informadas, mejor escucha las noticias al salir de casa. La mañana es tuya y es mejor escucharlas más tarde. No empañes tus rituales con tristeza o preocupación.

·        ¡Prepara un plan!

Si con todas estas rutinas tus mañanas van a cambiar, lo harán todavía más si piensas nuevos planes: llamar a un amigo, ir al teatro, o leer un libro… cualquier plan que te haga feliz. Así extenderás la felicidad mañanera al resto del día.

·        Baila sin reparos

Pocas personas lo hacen, pero bailar es una buena forma de liberar endorfinas. ¿Por qué no comenzar el día bailando?  Saldrás de casa feliz y con ganas de comerte el mundo. Basta con escuchar la música y dejarte llevar mientras que te preparas. Esto es suficiente y no te quitará mucho tiempo.

¡Convierte estos rituales en un hábito!

¿Te parece complicado? Nosotros te aseguramos que no lo es en absoluto. Con tan solo hacerlo durante unos pocos días te acostumbrarás, los beneficios son grandes y te sentirás muy bien… Pronto querrás que termine el día ¡solo para disfrutar de los rituales de la mañana siguiente!

No dejes estos rituales para otro día, ¡porque ese día nunca llegará! Posponer las cosas significa que nunca se harán. Mímate a diario y vive las mañanas de una forma diferente. ¡Aléjate del estrés! Y si además quieres mejorar el bienestar de tu mente te recomendamos el artículo. No dejes nada para más adelante, ¡mañana mismo sería el día perfecto para empezar con tus rituales!