banner susaron agosto 3 - Los diferentes colores del té

Los diferentes colores del té

¿Sabrías decirme los diferentes colores del té? Los más conocidos son el verde, el rojo y el negro ¡pero hay unos cuantos más! Te vamos a explicar el significado de estos colores y el método de elaboración de cada tipo de té. Ya que estos colores se asignan según el método de elaboración de las hojas de la planta camellia sinensis, que es como se denomina el té con su nombre científico. Según su tiempo de fermentación y grado de oxidación se clasifica el té en seis diferentes colores.

Una planta, varios colores

El té se obtiene de las hojas del arbusto Camellia sinensis. Una planta que tiene diferentes variantes de la misma especie. Este arbusto suele medir entre uno o dos metros de altura. Sus hojas son vedes y son las que se usan para elaborar la infusión de té. Sus hojas contienen aproximadamente un 4% de cafeína.

Los 6 colores del té según su grado de fermentación

El té blanco

Es el té menos oxidado y fermentado. El nombre lo recibe por los pelitos blancos o plateados que crecen en los brotes jóvenes que no han recibido la luz del sol. De este modo, se evita el proceso de la clorofila, lo que otorga color a las hojas.

Normalmente, el método de elaboración de este té es colocar sus brotes sobre estantes de bambú para dejarlo marchitar un par de días para que empiece la oxidación. Así se elimina también la humedad. Después, se seca al horno para detener el marchitado.

El color de la infusión es de un amarillo muy pálido. Su sabor es muy suave, ligero y sutil. Este tipo de té es mejor tomarlo solo, sin añadirle limón, leche ni bebida vegetal ya que no potencian su sabor.

El té verde

El segundo té no oxidado. Es uno de los tres colores de té más consumidos (junto con el negro y el rojo). Se obtiene de las hojas de la Camellia. Primero se calientan las hojas para evitar su oxidación. Bien mediante calor seco en una gran sartén o con calor húmedo mediante vapores de agua. Y después se seca.

En ellté verde no se recomienda añadir leche, aunque sí puedes probarlo con un toque de limón. La infusión es de color amarillo limón o tonos dorados.

El té amarillo

Es ligeramente fermentado. El proceso para obtenerlo es muy similar al verde solo que incluye una fase tras el proceso de oxidación que consiste en dejarlo reposando durante un día para que tenga una ligera fermentación. Su color es dorado o de color oro.

El té azul o conocido como oolong

Es semi oxidado. Sus hojas se recogen y se dejan marchitar durante una hora. Después se enrollan las hojas y se dejan a la sombra para que se oxiden un poco. A continuación, se secan durante unos veinte minutos y se tuestan (aunque este proceso no se hace en todos los los oolong) para que tenga este sabor.

La infusión no es de color azul. Es de un tono parecido al ocre o al naranja.

El rojo o pu erh

El té oxidado por excelencia. Y el más consumido en todo el mundo. Para obtener esta bebida de color pardo tostado, las hojas de camilla se marchitan durante varias horas. Después, las hojas se enrollan al revés para que rompan y liberen las enzimas que oxidan la hoja. Cuando las hojas se vuelven de color marrón, se ponen a secar en los hornos durante unos minutos.

Su color rojo es el característico de esta infusión.

El té negro, el clásico

Es el té fermentado y que, como los vinos, mejora su calidad con el tiempo. Primero se calientan las hojas para evitar su oxidación y después se enrollan para permitir que se fermenten. Cuando las hojas están fermentadas, se deja madurar. Este es el proceso que puede tardar días o años. Tras este proceso, se procede a su secado para parar la maduración y estabilizarlo.

El té negro se puede tomar con leche y con limón. El color de la infusión puede ser de tono caramelo, pardo o marrón.

 

En Susarón tenemos dos infusiones perfectas con té. ¿Has probado la Antiox? Tiene té verde y cúrcuma, esta combinación contiene los antioxidantes propios del té. Otra de nuestras infusiones es la Detox, con cola de caballo, té verde y té rojo. Una combinación estupenda con delicioso sabor a frutos rojos.

 

Ahora que ya conoces los colores del té y su significado, ¿qué tal si nos preparamos una infusión?