Germinados en tu alimentación

Incluye los germinados en tu alimentación

En todo plan alimentario saludable y variado conviven las mismas recomendaciones alrededor de los vegetales ¡Cuantos más, mejor! Es esencial basar nuestra dieta en alimentos de origen vegetal. Los brotes germinados, o semillas germinadas, son vegetales frescos que no han pasado por ningún proceso culinario ¿Cómo se consiguen? Simplemente, se dejan germinar en un entorno adecuado, húmedo y con luz solar. Conozcamos un poco más de ellos.

¿Qué son los germinados?

En la base de nuestra alimentación deberían estar la fruta y las verduras en cualquiera de sus preparaciones, cocinadas o crudas. Dentro de este último grupo tendríamos los germinados. Es evidente que forman parte de una nueva generación de verduras y están ganando popularidad como nuevo ingrediente culinario en la gastronomía de las últimas décadas.

Las semillas concentran todo lo que necesita una planta para “cobrar vida” cuando entra en contacto con el agua y la luz del sol. A medida que se hidratan también desprenden nutrientes al ambiente, enriqueciendo la tierra donde germinan. Al evolucionar, sus enzimas se activan y ponen en marcha el proceso natural de crecimiento de la planta, y, es por eso, por lo que se consideran un ingrediente poderoso a nivel nutricional, al igual que los “escondidos bulbos”.

¡Consumirlas en este punto del desarrollo, enriquecerán también nuestros platos!

Etapas del desarrollo de la planta

Según la etapa de desarrollo en que se encuentre la planta, la consideraremos un germinado, un brote o una microplanta. Generalmente, se refieren a lo mismo, pero en términos botánicos hay pequeñas diferencias:

 

  • Germinado: la semilla se activa y el embrión que contiene todos los nutrientes necesarios para hacer crecer la planta, se hincha y rompe la cubierta de la semilla. Es entonces cuando la semilla se activa, despierta del letargo y se desarrolla.
  • Brote: es la primera sección de la planta, cuando emerge y crece hacia arriba el primer tallo verde e incluso las primeras hojas.
  • Microplantas o “microgreens”: los vegetales son cosechados poco antes de su etapa de madurez. En ese momento sus nutrientes se encuentran más concentrados que en la planta desarrollada, y con más clorofila que los germinados más tempranos.

Las semillas germinadas y los germinados enriquecen nuestra dieta

Por su alto contenido en fibra y buen perfil nutricional y pocas calorías, los germinados son un ingrediente interesante para el control del peso. Además, mejoran el tránsito intestinal y contienen una pequeña dosis de Vitamina C y antioxidantes en cada bocado.

Es importante asegurar una ingesta suficiente de líquidos a lo largo del día para conseguir una óptima hidratación. Al igual que los germinados, nuestro organismo necesita agua, y en ocasiones, es necesario una buena infusión para el estómago inflamado o que contribuya al movimiento gastrointestinal.

Tipos de germinados y sus beneficios

Hay germinados de brócoli, hinojo, alfalfa, quinoa, puerro… que nos aportan nutrientes diferentes en función del vegetal escogido. Incluirlos en la dieta nos aportará de forma inmediata una dosis de verdura fresca, fibra, y diversidad de micronutrientes (vitaminas y minerales). En los comercios de alimentación suelen estar expuestos en la zona de verduras, o en la zona de refrigerados para preservar al máximo su aporte nutricional.

A continuación, te presentamos algunos de los más comunes:

Alfalfa

Los brotes de la planta de alfalfa son de los más conocidos y son una forma ideal de disfrutar del buen perfil nutricional de este vegetal. La alfalfa es una planta de la familia de las leguminosas, rica en micronutrientes como la Vitamina A y la C, y minerales como hierro, calcio, fósforo y potasio.

Para maximizar su aporte nutricional es ideal consumirla cruda, ya sean sus hojas, o semillas con brotes germinados. Combina a la perfección en crudo con ensaladas, cremas y guarniciones.

Brócoli

Las semillas de brócoli y sus demás compañeras crucíferas (coliflor, col Kale, repollo…) son especialmente ricas en micronutrientes. Contienen minerales como el calcio, el magnesio, el fósforo, el potasio y el zinc, además de otros oligoelementos y aminoácidos.

Rábano

Es común, también, ver brotes de rábano debido a su rápido desarrollo. Con un ligero tono morado son fuente de vitamina C y se prestan a formar parte de salteados, o dando color a salsas, guisos y batidos.

Soja

En el grano de soja hay buena proporción de proteína vegetal completa. La soja es de las pocas legumbres que reúnen todos los aminoácidos esenciales en su composición.

Cebollas y puerros

Los germinados de cebolla y puerro, de sabor característico, son los favoritos para platos calientes. Incluirlos en salteados contribuirá a potenciar el sabor del resto de verduras.

Cereales y legumbres

Además de la soja, también, son buenas candidatas a consumir en este formato de semillas germinadas las lentejas y los guisantes, o los cereales y granos como la quinoa o la avena.

Ideas para incluir los germinados en tus platos

Las semillas germinadas son tan diversas como versátiles. En la cocina, puedes combinarlas con casi cualquier preparación ¡y son unas grandes aliadas del emplatado!

Te presentamos algunas ideas sencillas para incluir los brotes germinados a todo tipo de platos:

  • Ensalada de aguacate y queso fresco con germinados de alfalfa
  • Salteado de verduras con brotes de cebolla y puerro
  • Guiso de legumbres y tofu con guarnición de brotes de brócoli

 Es una suerte que las verduras estén cada vez más de moda. Incluso podemos encontrar vegetales frescos como las flores, o las semillas germinadas como decoración en multitud de platos. ¿Ya sabes cuál probar primero?

 

Deporte e hidrtación, ¿cómo se llevan?

Hago deporte, ¿qué pasa con mi hidratación?

Uno de los pilares básicos de la salud es la práctica de actividad física de manera regular. También, en estos pilares de los hábitos saludables encontramos el descanso, la hidratación y por supuesto, la alimentación.

Al practicar ejercicio se genera calor, y, en consecuencia existe una pérdida de líquido interno, por ello es importante reponerlo. Pero, aunque no lo creas, la forma en que te hidratas puede afectar a tu rendimiento.  Para entender mejor cómo hacerlo, sigue leyendo ¿Por qué es crucial? ¿Qué función tiene la hidratación en los deportistas?

La hidratación es para todos

Hidratarse es un acto necesario para todas las personas. En general, alrededor de un 60% de nuestro cuerpo está compuesto por agua. Estar hidratados es necesario porque el agua tiene funciones fundamentales en nuestro organismo:

  • Forma parte de la composición de las células. Sin agua, las células no pueden hacer intercambio de nutrientes, y, por lo tanto, se desnutren.
  • El agua permite transportar nutrientes como minerales, proteínas o vitaminas por el organismo.
  • Mantiene estable el volumen sanguíneo.
  • Actúa como lubricante en las articulaciones y tejidos.
  • Ayuda a eliminar toxinas y residuos, a través de la orina.
  • Permite controlar la temperatura corporal.

 

La ingesta de agua aconsejada está alrededor de 1,5 a 2 litros al día, que también dependerá de la temperatura exterior, del tipo de alimentación que lleve la persona y del estado fisiológico de cada uno. No obstante, una persona cuya alimentación es abundante en verduras y frutas, no necesitará beber la misma cantidad que otra que coma estos alimentos en menor proporción.

No todo vale…

Cuando hablamos de hidratación no vale emplear cualquier líquido. Según la SENC (Sociedad Española de Nutrición Comunitaria) y su pirámide de hidratación saludable, los líquidos que más deben abundar en nuestra hidratación diaria son aguas minerales o del grifo, bebidas refrescantes sin azúcar o acalóricas, té, café o infusiones sin azúcar.

Sin embargo, otras bebidas como los zumos de frutas naturales, de verduras, caldos, zumos comerciales, leches, cervezas o bebidas con azúcar, así como bebidas refrescantes, son bebidas que deben ser consideradas como de consumo ocasional. Estas últimas deben ser consumidas semanalmente o quincenalmente, dando prioridad a las de consumo diario.

El motivo es que las bebidas que se pueden beber diariamente según esta pirámide no deben contener azúcares ni calorías que puedan afectar, sobre todo, en el peso, y también en la salud. Una hidratación saludable puede realizarse a través de agua, infusiones, y por supuesto a través de la alimentación.

Hidratación y deporte

Además de la alimentación y la temperatura ambiental hay otro factor que condiciona la cantidad de agua que hay que beber: la actividad física que se realiza. Y, es que entrenar genera calor muscular y eso hace que aumente la temperatura corporal. Precisamente, una de las funciones del agua es regular la temperatura corporal.

Pero, además, la deshidratación en personas deportistas puede llegar a provocar lesiones. Igualmente, si no bebemos la cantidad adecuada nuestro rendimiento deportivo no tendrá los efectos deseados ¿Por qué? La deshidratación produce una disminución en la lubricación de las articulaciones. Así mismo, aumenta la sensación de fatiga que repercutirá de forma generalizada en nuestros entrenamientos o competiciones.

Como hidratarse si hacemos deporte

Para evitar la deshidratación al realizar deporte hay que tener en cuenta:

 

  • No hay que esperar a tener sed, hay que ir bebiendo a lo largo de todo el día. Aunque no tengamos sensación de sed debemos reponer nuestros líquidos. Si quieres algunos consejos te ayudamos en nuestro blog.
  • Hay que aumentar la cantidad de agua que se bebe antes de practicar deporte. Sería necesario realizar este aumento 1 o 2 horas antes del entrenamiento para llegar con un nivel óptimo de hidratación.
  • No beber grandes cantidades de golpe: hay que beber pequeños tragos de manera frecuente, cada 15 a 20 minutos, para ir manteniéndonos hidratados sin tener sensación de barriga llena.
  • Es recomendable que el agua esté a temperatura ambiente. Así evitaremos que el cambio de temperatura brusco provoque molestias tanto en la garganta como estomacales.

Y al acabar de practicar deporte… ¡Seguimos con la hidratación!

Después de hacer deporte, debemos seguir bebiendo agua. Lo ideal sería pesarse antes de realizar deporte, y pesarse después. La diferencia de peso nos indicará la cantidad de líquido que se ha perdido durante la actividad física. Esta cantidad es la que deberemos reponer, por ejemplo, si hemos perdido medio litro repondremos ese líquido durante las siguientes horas.

Recuerda que para lograr rehidratarte puedes hacerlo con agua o también a través de infusiones. Por ejemplo, Brasil de Susarón, no solo te va a ayudar a recuperar líquido, también tiene un efecto estimulante y de reducción de fatiga mental, gracias a su café verde y guaraná. Además de tener un delicioso sabor te permitirá ¡rehidratarte y recuperar energía en cada sorbo!

¡Deportista! Incrementa la cantidad de tu líquido ingerido. Mantén tu cuerpo en buen estado gracias a ingerir agua adecuadamente, y no te olvides de hidratarte también gracias a tu alimentación. Tu organismo lo notará y también tu rendimiento ¡A por tu hidratación!

 

Resilencia y recupera tu vida con infusiones

La resiliencia: recupera tu vida a sorbitos

Adaptarse a las dificultades de la vida es lo que denominamos resiliencia, uno de los conceptos más buscados actualmente. Efectivamente, ser resiliente no hará que todos los problemas que tenemos a diario desaparezcan, pero sí te da la capacidad de ver tus preocupaciones desde otra perspectiva.

Siempre existen dificultades en la vida, pero no todos reaccionamos de la misma manera. La muerte de un ser querido, el fin de una relación, padecer de una enfermedad, o perder un trabajo son algunas de las situaciones más duras que podemos atravesar. Sin embargo, no todas las personas reaccionan de la misma manera frente a situaciones traumáticas o estresantes. Ir generando o mejorando la capacidad para crear resiliencia es un proyecto personal y es diferente en cada caso.

¿Es posible convertirse en una persona resiliente? ¿Cómo se puede lograr? Aquí te daremos todos los detalles que necesitas saber. 

Estrategias para aumentar la resiliencia

¿Qué beneficios tiene la resiliencia? La resiliencia es crucial para nuestra salud mental y felicidad en general. Es un viaje de descubrimiento que debemos hacer a lo largo de la vida y que puede fortalecerse a través de diferentes estrategias. Veamos algunas.

En un momento complicado, estos seres humanos suelen buscar apoyo en amigos, familiares o su psicólogo de confianza, ya que transitar por escenario complicado solo es realmente muy complejo. Es importante tener siempre cerca a los nuestros, ya que los eventos desafortunados pueden aparecer en cualquier momento.

Una persona resiliente posee un enorme autoconocimiento por lo que son más realistas y objetivos. Saben cuáles son sus fortalezas y sus debilidades.

Entender a los demás también nos ayuda. Ponernos en sus zapatos y poseer empatía hace que puedas entender lo que le pasa al otro.

Además, debes ser consciente de que vives en el presente. No le amenaza el pasado ni le da miedo el futuro. Esta cualidad hace que estas personas vivan cada momento al máximo, disfrutando hasta de los más mínimos detalles. Son conscientes de que lo único que importa es “el presente”.

Las personas resilientes también son flexibles y tienen capacidad de adaptación, de esa forma no se conforman por alcanzar únicamente una determinada meta u objetivo. Son capaces de variar de meta sin que les suponga un problema el cambio.

Y, sobre todo, la resiliencia te ayuda a ser más tolerantes a la frustración y a la incertidumbre, por lo que vives con menos tensión emocional y física. Viven con mucho menos estrés, con una actitud positiva hacia la vida y eso les conlleva un aumento de su eficacia y de su eficiencia. Si además quieres tener más vitalidad en tu cuerpo y en tu mente prueba una infusión vitamínica de Susarón.

Fomenta la resiliencia “Tú puedes”

Trabajar la resiliencia es básico, debemos “cuidarnos” y aprender a desarrollarla día a día. Os damos algunas sugerencias:

– Desde pequeños podemos trabajar esta habilidad a través de cuentos, por ejemplo, “Las Jirafas no pueden Bailar”. Puedes leerlo con ellos para trabajar y reflexionar sobre la frustración o la capacidad de adaptación. Cuando experimentamos frustración aparecen una serie de emociones como el enfado, la tristeza, la angustia, la ansiedad, etc. Podemos aprender a afrontar estas emociones y a saber sobrellevarlas.

¡Cuídate! Piensa en tus necesidades, deseos y disfruta con actividades que sean relajantes o que te hagan sentir feliz. Puedes hacer ejercicio regularmente. Aunque solo camines 30 minutos cada día te será muy beneficioso tanto para tu salud física cómo psicológica. Cuidar de uno mismo ayuda a mantener mente y cuerpo en un buen estado de forma y listos para enfrentarse a situaciones que requieren resiliencia.

– De vez en cuando para un momento y autoexplórate. Realiza un pequeño ejercicio de mirar hacia atrás y pregúntate por aquellas situaciones que te han resultado más difíciles, si te sientes estresado o frustrado… Y por supuesto, pregúntate también por aquellas veces en las que aunque la situación era difícil pudiste adaptarte, quién te ayudó, y sobre todo, que te ayudó a seguir adelante. Con este pequeño ejercicio de autoexploración podrás descubrir cómo responder favorablemente y sin frustrarte a eventos difíciles. Incluso puedes escribir como te sientes porque te ayudará a conocerte mejor.

-Crea tu “caja de resolución de problemas”. Escribe opciones de resolución de problemas para poner en la caja. Habla de un problema y escribe su solución. Puede ser inventado o algo que te haya ocurrido.

¡Ya no tienes excusa para desarrollar la resiliencia!

Menta, ¿qué sabes sobre sus propiedades?

El olor de la menta resulta agradable para casi todo el mundo. Pero además de aportar un toque de frescor y naturalidad, la menta se utiliza para muchos productos como caramelos o chicles, se usa en contraste con chocolate, para salsas, aceites, etc. Sin duda, es una planta con muchas utilidades, ¡vamos a ver qué es lo que aporta!

La Mentha piperita, ¿qué es?

Esta planta pertenece a la familia Lamiaceae y sus hojas poseen un color verde característico, y una textura suave y aterciopelada. Tiene un aroma peculiar y muy intenso, que es fácil de distinguir entre otras plantas.

Existe otra planta similar de aspecto y con un olor ligeramente parecido, que es la hierbabuena. No obstante, aunque parecen lo mismo, no lo son. De hecho la hierbabuena es una de las variedades de plantas que pertenecen a la familia de la menta. Sin embargo, dependiendo de la intensidad y propiedades que queramos aprovechar, podremos escoger entre la menta o la hierbabuena.

Veamos qué aporta la menta, esta planta que nos ha traído hoy aquí.

Propiedades de la menta

Esta planta podemos encontrarla en la mayoría de los paisajes montañeses tradicionales. Entre los usos más popularmente conocidos de la menta está la mejora de enfermedades o trastornos respiratorios y digestivos. Y es que la sabiduría popular le confiere a esta planta propiedades expectorantes, analgésicas, antibacterianas, antiinflamatorias y antitusivas.

Si observamos su composición nutricional, advertimos que contiene pequeñas cantidades de nutrientes interesantes:

 

  • Contiene agua. Gran parte de su composición es agua, y por lo tanto, es muy poco calórica.
  • Calcio: este mineral está implicado en el mantenimiento en buen estado los huesos y dentición.
  • Magnesio: contribuye a reducir el cansancio y la fatiga, además de contribuir al metabolismo energético normal y al funcionamiento normal del sistema nervioso.
  • Potasio: es un mineral que contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso, de los músculos y de la presión arterial normal.
  • Vitamina A: tiene propiedades que contribuyen al metabolismo normal del hierro y al mantenimiento de las membranas mucosas, piel y visión normales.
  • Vitamina C: esta vitamina contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunológico durante y después del ejercicio físico intenso. También ayuda en la formación normal de colágeno para el normal funcionamiento de los vasos sanguíneos, hueso y cartílagos.

 

Hay que tener en cuenta que, pese a su contenido nutricional, la cantidad que consumimos de menta de manera ocasional no puede aportarnos un beneficio directamente relacionado con estos nutrientes. ¡Pero eso no debe impedirnos de disfrutar de lo bien que sienta en forma de infusión, por ejemplo!

Usos y beneficios de la menta

¿Para qué puede utilizarse la menta? La menta tiene varios usos debido a su poder aromático. Por ejemplo, también pueden emplearse para algunas recetas de cocina.

Asimismo, la menta es usada para fórmulas de higiene bucal por su sensación de frescor, o como potente digestivo si se consume a posteriori de la comida, dado que se le otorgan propiedades antiflatulentas que pueden reducir los gases.

Una de las infusiones que más se consumen después de comer para mejorar estos síntomas es el menta-poleo. Menta-Poleo de Susarón. Tras las comilonas de Navidad que nos dan pesadez seguro que te apetece una de estas infusiones ya que favorece la digestión. Y si necesitas conocer más sobre tu salud digestiva puedes consultar este artículo.

Gracias a las propiedades de la menta, además de dejarnos un aliento y sabor fresco, ¡nuestra digestión nos lo agradecerá! ¿Qué te parece si aderezas tu día a día con un poco de menta?

 

Ortiga verde: propiedades y beneficios

Consabida como una mala hierba, a la ortiga verde se la conoce sobre todo por su capacidad de producir esa picazón tan característica al tocarla. La sabemos distinguir aunque nunca nos haya picado una, porque es algo que se transmite de generación en generación: “cuidado, no toques esa planta que es una ortiga y pica mucho”. Pero lo cierto es que, pese a este detalle, la ortiga aporta unos beneficios que nos han hecho pensar de qué manera segura podemos realizar su recolección para evitar esa irritación. ¡Vamos a ver qué propiedades tiene la ortiga verde!

Hablemos de la ortiga verde

La ortiga es un tipo de planta que pertenece a la familia de las Urtica, a las que debemos la manifestación del picor que se recoge bajo el nombre de “urticaria”. Este tipo de plantas suelen ser unos arbustos de medio metro de alto hasta un metro. Sus hojas están recubiertas de unos pelos urticantes, que segregan un líquido, responsable de la irritación y del picor intenso que se produce en la piel si los tocamos.

Suele florecer en verano, concretamente en el mes de julio, y sus flores son de color verde-amarillento.

Esta especie de planta ya era utilizada por los medievales como un remedio. En este caso se citaba para favorecer la diuresis. Pero hace relativamente poco que se han encontrado otros usos de la ortiga además de ayudar en la eliminación de líquidos.

¿Qué aporta la ortiga?

La ortiga verde tiene muchos principios activos, algunos de los cuales ya tienen propiedades asociadas. Por ejemplo, es una planta muy rica en clorofila, que le confiere la propiedad de ser un buen remedio para aumentar la diuresis.

Otro de estos principios son los flavonoides, unas sustancias antioxidantes con funciones similares a las de la vitamina C. También contienen sales minerales como el hierro, o el potasio, un potente diurético.

Según la parte de la planta que utilicemos, podemos encontrar otros principios activos. Por ejemplo, en las raíces encontramos taninos, que son sustancias antioxidantes; o fitoesteroles, conocidos por su capacidad de ayudar a reducir el colesterol.  

Otra de las propiedades que se le confieren a la ortiga es la de estimular la secreción estomacal y de los movimientos del intestino, gracias a su contenido en secretina, un tipo de hormona que incentiva también la evacuación de jugo pancreático.

Ortiga verde para la mejora de la calidad del pelo.

Si hay que poner la guinda al pastel, la propiedad por la que la ortiga es reconocida es por su capacidad de calmar, paradójicamente, los procesos de irritación de la piel. Y este es uno de los motivos por los que se le atribuyen beneficios para la prevención y eliminación de la caspa, ¡y es muy efectiva! Se ha utilizado desde la antigüedad como un potente anticaspa y para la prevención de la caída del cabello. Esto lo hace gracias a su contenido en minerales como la sílice, el hierro o el manganeso; pero también por su contenido en vitaminas del grupo B, entre ellas la B5 (ácido pantoténico), otras vitaminas como la C, D y E, y otros compuestos orgánicos como los taninos, que tienen una acción antioxidante reconocida. Esto le confiere las tres propiedades que han llegado hasta nuestros días, pasando de generación en generación, y que son:

  • Activar la circulación del cuero cabelludo. Esta estimulación permite que lleguen más nutrientes al cabello. Un cabello nutrido es un cabello fuerte que no cae.
  • Regular el sebo capilar. El sebo capilar suele estar desregulado en las personas que tienen el cabello graso.
  • Evitar la caspa capilar. Ha sido utilizado de manera tradicional por sus propiedades antisépticas, que pueden evitar la irritación cutánea de esta zona capilar.

¿Cómo puedo consumirla?

Para aprovecharte de sus propiedades, puedes hacerte tu propio remedio casero para el cual necesitarás hojas de ortiga fresca y sus tallos. Puedes hacer una infusión con ellas para luego, aplicarla, una vez colada, sobre tu cuero cabelludo masajeando bien.

Otra manera de aprovecharte de sus propiedades es tomando una deliciosa infusión, que contenga esta ortiga verde cuidadosamente seleccionada para lograr tu propósito: mejorar tu pelo. Con Pelo Fuerte de Susarón, estarás disfrutando de una deliciosa infusión sabor a mango y coco que promueve el crecimiento y fortalecimiento del cabello. Y es que además de las propiedades de la ortiga, le hemos sumado otros ingredientes estrella: la cola de caballo, cuyo contenido en sílice ayuda a mantener el cabello en óptimas condiciones; y las vitaminas del grupo B, de las que la biotina sobre todo, contribuye al mantenimiento del cabello en condiciones normales.

Debes cuidarte el cabello en cualquier momento, aunque hay veces que tu pelo lo necesita más. Por eso, si quieres un pelo fuerte y sano, ¡añade la ortiga verde en tu día a día!

 

 

Descubre los beneficios de la tila

Descubre los beneficios de la tila

Desde tiempos inmemoriales, la tila ha sido un remedio natural muy recurrido en los hogares para calmar los estragos cuando se sufrían situaciones que afectaban al estado nervioso. A día de hoy, sigue siendo un recurso en el “botiquín natural”, por eso vamos a conocer los beneficios de la tila.

La obtención de la tila

La tila, es la flor del tilo, que pueden ser blancas o amarillas. Este árbol de gran tamaño se puede encontrar en el centro y norte de Europa, en América y también en Asia. Crece en zonas más bien frías y húmedas.

La tila se recolecta a final de primavera, que es el momento en el que se abren todas las flores. Precisamente solo se recogen las flores que estén abiertas, mientras que el resto se deja en el árbol. A continuación, se deben secar lo más rápido posible, al sol y bien ventiladas. El secado de la tila de forma tradicional suele durar entre 4 y 10 días, dependiendo también de la cantidad que se haya cosechado. Una vez secas, ya están listas para poder ser utilizadas, mayoritariamente en forma de infusión.

Usos y propiedades de la flor del tilo

La tila es una de las infusiones que todo el mundo conoce su beneficio principal, y que seguramente todos hemos tomado en algún momento. Se ha utilizado tradicionalmente para el tratamiento de estados nerviosos o alteraciones con el sueño. Pero tiene otras propiedades que la han colocado en el top de remedios caseros, y que han sido reconocidas a nivel popular:

 

  • Ayuda a conciliar el sueño.La tila, con su efecto relajante, permite que podamos conciliar el sueño más rápido. Puede ayudar a evitar que estemos dando vueltas y que acrecienten nuestros nervios que, a su vez, impidan que durmamos bien ( link a artículo de dormir bien de noviembre). Desde tiempos inmemoriales se ha utilizado popularmente en casos de insomnio.
  • Relaja en situaciones que suponen una alteración del estado nervioso. Se la conoce por poseer una propiedad ligeramente ansiolítica. Por ello, la tila se suele utilizar en forma de infusión en casos de nervios puntuales como, por ejemplo, en los exámenes.
  • Disminuye la tensión alta. La sabiduría popular suele atribuir esta propiedad a la tila y la lógica nos hace pensar en, precisamente, su función ansiolítica. Al ayudar a relajar el sistema nervioso, también puede ayudar a reducir los niveles de tensión arterial.
  • Disminuye los síntomas en migrañas. De forma tradicional esta infusión de tila se ha utilizado como un remedio a sumar cuando se sufren migrañas. Una infusión de tila puede ayudar a mitigar, por ejemplo, el propio dolor o disminuir la sensación de mareo. Y se puede deber de nuevo a su función ansiolítica, que puede mejorar la presión arterial sobre los vasos sanguíneos de la cabeza, responsables de la aparición de estos dolores y síntomas.
  • Ayuda a favorecer una mayor diuresis. La tila, dado que se consume mayoritariamente en infusión, y por sus propiedades hipotensoras, puede ayudar a aumentar la diuresis, y por lo tanto disminuir la retención de líquidos.
  • Ayuda a mejorar los síntomas menstruales. Antiguamente, la tila estaba considerada también un remedio para mejorar las molestias de la menstruación por sus propiedades relajantes que mitigan los espasmos.

Como tomar tila

Ahora que ya conoces las propiedades de la tila, veamos como podemos aprovechar todos sus beneficios. Y la forma es sencilla. Siguiendo la tradición popular, una buena infusión de tila, como la Tila Susarón, es más que suficiente para notar su poder relajante suave que puede ayudar a combatir la ansiedad y el insomnio.

Se recomienda que en estados nerviosos se tomen hasta 3 infusiones diarias, en las comidas principales. Si no es tu caso y solo quieres mejorar tu conciliación del sueño, puedes probar a tomar esta deliciosa infusión media hora antes de ir a dormir para favorecer el descanso. Recuerda que, para lograr una buena conciliación del sueño es recomendable apagar móviles y tabletas mínimo media hora antes de acostarse, así como cualquier estimulación lumínica que pueda haber en la habitación. Esto, junto con seguir un horario regular para ir a la cama, ayudará a que cada noche duermas ¡como un angelito!

Pero, aunque la tila pueda ser un remedio para mejorar los estados nerviosos, recuerda que es muy importante cuidarte, y que seguir una estrategia de autocuidado puede ayudarte a disminuir estos incómodos episodios. Equilibra tu bienestar físico con el mental y emocional, ¡te ahorrarás más de un disgusto!

 

 

 

¿Dónde están las llaves? Mejorar la memoria - Susarón

¿Dónde están las llaves? Mejorar la memoria

¿Cuántas veces has olvidado las llaves de tu casa, del negocio o del coche? ¿Cuántas veces te has dado cuenta de que acabas de olvidar algo que ibas a decir, o que estabas buscando en una habitación? Quizás pienses que solo eres muy despistado y olvidadizo. Lo cierto es que, con la edad, debemos empezar a cambiar algunos de nuestros hábitos para evitar que estos olvidos ocasionales, se vuelvan cada vez más frecuentes. Te daremos algunos consejos para mejorar tu memoria.

7 consejos para mejorar la memoria

A continuación, te daremos algunas sugerencias que te ayudarán a proteger tu mente, y a mejorar tu capacidad de memorización ¡para que nunca más vuelvas a esas llaves!

1. Duerme 8 horas diarias para una memoria activa

Cuando duermes tu cerebro permanece activo y realiza una gran cantidad de procesos biológicos responsables de su desarrollo y fortalecimiento, entre ellos la retención de la información procesada durante el día. Las personas que no duermen el tiempo recomendado, unas 8 horas al día, suelen ser más olvidadizas y propensas a padecer deterioro cognitivo leve en el futuro. A veces nos cuesta conciliar el sueño, por eso te damos claves en este artículo.

2. Ejercita el cuerpo y la mente todos los días

El ejercicio físico y mental es imprescindible para la buena salud. Todos los días debes realizar algún tipo de actividad física que te ayude a fortalecer tus músculos y articulaciones. También te permitirá disminuir los niveles de cortisol que ayuda a eliminar el estrés y liberar endorfinas que te causen sensación de bienestar y felicidad. Para fortalecer tu cerebro, también debes realizar ejercicios mentales, estos ayudarán a prevenir su deterioro y mejorarán su funcionamiento, velocidad de respuesta, capacidad de enfoque y memorización.

Algunos ejercicios mentales divertidos que puedes realizar todos los días son: resolución de problemas matemáticos, acertijos, adivinanzas, rompecabezas, juegos de palabras y de preguntas y respuestas. ¿Qué tal si practicas con tus hijos o nietos?

3. Bebe la Infusión de la Memoria de Susarón

Las infusiones son una bebida natural que tienen propiedades muy buenas para la salud. Beber una taza todos los días puede ayudar a prevenir múltiples enfermedades del cuerpo y de la mente. Para ayudar a trabajar la memorización y la concentración, es recomendable beber infusiones de alto contenido vitamínico que ayuden a mantener un óptimo rendimiento cerebral. Una excelente opción es la infusión que Susarón ofrece para aumentar la capacidad de memorización. Esta infusión está elaborada a partir de plantas naturales, como el ginseng siberiano y el gingko biloba, conocidas por ser altamente beneficiosas para la salud mental en personas de todas las edades.

4. Aprende una nueva habilidad

Cuando te enfocas en aprender una nueva habilidad, estás desafiando a tu cerebro a que forme nuevas conexiones y retenga nuevos conocimientos. Este proceso hace que aumentemos nuestra capacidad de memorizar y retener la información. Las manualidades, la repostería y la música, son algunas de las actividades más beneficiosas para la mente. Activan las regiones del cerebro que se encargan de almacenar la información. ¿Qué tal si preparas algunas de nuestras recetas?

5. Bebe 2 litros de agua al día

El cerebro, es una de las partes del cuerpo que contiene mayor concentración de agua. Por ese motivo, es importante que te mantengas correctamente hidratado para que este funcione de la manera correcta. Si tu consumo de agua es inferior a los 2 litros que recomiendan los especialistas en salud, corres el riesgo de deshidratarte. Si tu cerebro se deshidrata hará que funcione con mayor lentitud, además de producirte fuertes dolores de cabeza, e irritabilidad se ralentización tus reflejos, por lo que parecerá que eres una persona despistada y olvidadiza. Bebe 8 vasos de agua al día y tu mente funcionará cada vez mejor.

6. Mantén una alimentación balanceada

“Somos lo que comemos”, seguramente has escuchado esta popular frase en más de una ocasión. Cuando comes no solo quitas el apetito, sino que, también estás aportando a tu cuerpo y mente los nutrientes que estos necesitan para funcionar correctamente. Si tu dieta no es saludable, tu mente y cuerpo no funcionarán correctamente. Por este motivo, es imprescindible que te esfuerces por mantener una alimentación sana y equilibrada: Debes priorizar el consumo de frutas, vegetales, verduras y carnes de bajo contenido graso, entre otros alimentos nutritivos. Para mejorar la capacidad de memorización, debemos incluir alimentos que lo fortalezcan.

7. Interactúa con otras personas

Hablar con otras personas para contarles tus recuerdos, anécdotas, sueños y cómo pasamos el día… ayuda a prevenir la depresión, ansiedad y estrés, principales causantes del deterioro cognitivo progresivo. Aprovecha cada oportunidad que se te presente para hablar con tus familiares, amigos, compañeros de trabajo y seres queridos. Si la interacción social frecuente no es lo tuyo, puedes llevar un diario en el que escribas día a día todos tus recuerdos.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer también Mindful eating: comer saludable y con conciencia.

 

Los bulbos, almacén de muchos nutrientes

Los bulbos, almacén de muchos nutrientes

Forman parte de nuestra alimentación habitual, y esconden un gran tesoro en su interior. Los bulbos son tallos adaptados donde se acumulan los nutrientes en forma de almacén para nutrir a la propia planta. Y precisamente, por ser una reserva de nutrientes, son una opción muy interesante para incluir en nuestros platos, ¡descubramos más cosas de los bulbos!

Diferencias entre bulbo, tubérculo y raíz tuberosa

Los bulbos son tallos cortos que suelen estar formados por hojas y crecen en el interior de la tierra. La forma de los bulbos suele ser redondeada y en su parte superior hay una zona más puntiaguda. Normalmente tienen una capa exterior que protege este bulbo.

Precisamente esta capa protectora es una de las diferencias a destacar entre los bulbos y, por ejemplo, los tubérculos como la patata que también crecen en el interior de la tierra.

A destacar como diferencia entre el bulbo y por ejemplo una raíz tuberosa, es que en el caso de la raíz tuberosa, los nutrientes se almacenan en la misma raíz.

Para el resto de las propiedades no hay grandes diferencias entre el bulbo, el tubérculo y la raíz tuberosa.

Algunos ejemplos de tubérculo son la patata o el jengibre, muy utilizado en la medicina tradicional china. Como ejemplos de raíces tuberosas tenemos el rábano, el boniato, la zanahoria o la yuca. Y como bulbos podemos encontrar la cebolla, el ajo o el puerro.

Verduras de bulbo

Pese a que no sepamos que son bulbos, lo cierto es que en nuestro día a día disponemos a nuestro alcance gran cantidad de bulbos que podemos encontrar en cualquier frutería. Algunos de estos son:

Ajo

El ajo es una planta originaria de Asia central y se cultiva en toda la cuenca mediterránea desde la antigüedad. Su bulbo, también conocido como cabeza, está formado por 10 bulbos más pequeños, conocidos también como dientes de ajo.

Este bulbo es conocido tradicionalmente por sus propiedades antibióticas. Aporta vitaminas C, B1 y B6, y además selenio, un mineral implicado en el funcionamiento del sistema inmunológico.

Rábano

El rábano es otro bulbo que se cultiva desde la Edad Media en Europa. Suele crecer en terrenos húmedos. El rábano contiene vitamina C, por esta razón en el siglo XVIII se utilizaba contra el escorbuto. Esta raíz ligeramente picante también aporta ácido fólico (vitamina B9) que tiene funciones tan importantes como ayudar en el crecimiento de tejidos maternos en el embarazo, o a la formación de las células sanguíneas, entre otras.

Patata

La patata es un tubérculo, rica en féculas de fácil digestión. Aporta minerales como el potasio que colabora en el funcionamiento del sistema nervioso, y además apenas contiene grasas.

Chufa

Estos pequeños tubérculos aportan folatos, fósforo y magnesio. Con la chufa se elabora la horchata pero tiene también otros usos poco conocidos en repostería y como sucedáneo del café si las tostamos y molemos.

Zanahoria

Esta raíz es la reina de los betacarotenos, que son los precursores de vitamina A, una vitamina que tiene propiedades beneficiosas para el sistema inmunológico. Además, la zanahoria nos aporta potasio, un mineral que contribuye al mantenimiento de la tensión arterial normal.

El hinojo, fuente natural de nutrientes

El hinojo es otro de estos bulbos que contiene una buena proporción de nutrientes interesantes para aportar a nuestra alimentación. Es rico en fibra, ácido fólico y potasio. El hinojo ayuda con las flatulencias y el espasmo de vientre.

Tiene una textura crujiente y un sabor dulce muy peculiar que combina bien con quesos, aunque, también como toque especial para ensaladas, con frutas, y en sopas.

Otra de las particularidades del hinojo es que es muy aromático, de ahí que su uso en infusión se convierta en una opción ideal para obtener sus nutrientes en forma de bebida.

¿Cómo puedo incorporar los bulbos en mi alimentación?

Además de estos que hemos mencionado, la cebolla o los puerros, son ejemplos de bulbos también. La manera de incorporarlos en nuestra alimentación es sencilla, dado que de por sí, son alimentos que ya utilizamos en nuestra gastronomía de manera habitual.

Podemos comer estos bulbos incorporándolos en nuestros guisados, a la plancha, hervidos, al horno… o crudos. Otra manera de aprovechar las virtudes de estos alimentos es como condimentos secos o hierbas aromáticas.

Por ejemplo, te proponemos Elimina Gases de Susarón, que gracias a las propiedades del Hinojo y otras plantas como la alcaravea, macis, los arándanos y la menta, contribuye al movimiento gastrointestinal y estimula la eliminación de gases.  Esta infusión, con su delicioso sabor a anís, puedes tomarla en cualquier momento del día, aunque por sus propiedades te la recomendamos después de comer, ¡una idea genial para ayudar a tener una buena digestión!

¡Aprovecha los beneficios de este bulbo, tomándolo a sorbos, con Susarón!

 

¿Eres más de infusión o café?

¿Eres más de infusión o café?

Ponte cómod@, prepara una bebida caliente, dedícate un rato a ti mism@ y lee un poco… ¿qué vas a prepararte? ¿un café? ¿una infusión?…

En ocasiones elegir entre tomar una taza de café o una infusión no es fácil. Depende de las circunstancias: del momento del día, el estado de ánimo, los gustos personales, el estilo de vida, etc. Incluso nuestra personalidad marca las decisiones que tomamos sobre los alimentos que ingerimos. Por eso unos somos de infusiones y otros de café. ¡O de ambos!

A partir del 2014 surge una nueva tendencia en el mundo occidental, aumenta el consumo de infusiones. Aunque en el Reino Unido ya estaba muy establecido, a partir de este momento se instauró con fuerza en otros países.

En España la bebida predominante siempre ha sido el café, o incluso algunos de sus sustitutos como la achicoria. Sin embargo, los nuevos hábitos de consumo están haciendo crecer la demanda de las infusiones. ¿Cuáles son sus beneficios? ¿Te atreves a probar nuevos sabores?

El poder de tomar una infusión

Una de las mejores maneras de beneficiarnos de las propiedades de las flores y las plantas aromáticas es tomarlas en tisana o infusión. Desde la antigüedad, los hombres han observado como los animales aliviaban sus molestias comiendo hierbas y plantas. Gracias a ello, el hombre descubrió el gran regalo que nos había dado la naturaleza. Y hoy sabemos que no hay ninguna duda de que algunas flores y plantas aportan una sensación de bienestar para la mente y el cuerpo. Pero para conseguir ese bienestar deben mezclarse bien.

Lo que necesitamos en cada momento del día: infusión o café

Todos hemos podido decir alguna de estas afirmaciones: ¡No puedo levantarme de la cama sin tomar un café! ¡No puedo irme a dormir sin tomar mi infusión! ¿Quedamos para tomar un café?… normalmente unimos su consumo a nuestra rutina diaria o a un momento “social”.

También recurrimos a ellas cuando nuestro cuerpo, entre comidas, nos da señales de “tener hambre”. Y por supuesto, puedes acompañar el desayuno o la merienda, y cómo no, sirve para hidratarnos tanto en verano cómo en invierno. El consumo de estas bebidas forma parte del día a día de casi cualquier persona, y su consumo moderado puede tener muchos beneficios para la salud, incluso para la salud mental.

Te habrás dado cuenta de que detrás de la frase “¿Tomamos un café o una infusión?” más que una moda o una necesidad nutricional, es una forma de impedir el aislamiento social. Y sobre todo, se ha convertido en la frase clave para pasar un rato con amigos, resolver un problema, relajarte, compartir confidencias.

Una “bebida social” para cada tipo de persona

No todas las personas son iguales ni buscan las mismas sensaciones, ni tienen los mismos gustos, por ello, según nuestra personalidad bebemos un tipo de café o un tipo de infusión. Incluso se realizan estudios para saber qué tipo de bebida se consume según el temperamento de la persona.

Evidentemente, no se puede generalizar, pero parece que según nuestra personalidad somos más propensos a tomar diferentes tipos de infusiones de infusiones o diferente café. Por ejemplo, si eres una persona que disfruta con momentos de desconexión, si necesitas mucha tranquilidad y paz, probablemente preferirás una infusión a base de melisa, pasiflora o valeriana. En cambio, si eres una persona activa te encantará el hibisco, el ginseng y la guaraná.

Beneficios de las infusiones

Las infusiones, además de un momento de reconexión, placer y autocuidado, pueden aportarnos mucho más. En primer lugar, son una deliciosa manera de hidratarse. Y es que cuando pensamos en beber, no solo tenemos que pensar en agua sin más. Los líquidos como las infusiones o los caldos contribuyen al total de agua que debemos tomar al día.

Además, dependiendo de los ingredientes que contenga, cada infusión tendrá una función diferente. Por ejemplo, una infusión a base de gingko biloba y ginseng siberiano puede ayudar a mantener el rendimiento cerebral en personas de edad avanzada. El té verde, la cola de caballo y el té rojo pueden ayudar a drenar y eliminar toxinas del organismo. Puedes consultar los ingredientes de nuestras infusiones funcionales aquí, ¡seguro que encuentras la tuya!

Más curiosidades sobre las infusiones y el café

  • La palabra café significa “vino del grano” y proviene del árabe “qahhwat al-bun”.
  • Las primeras bolsitas para las infusiones aparecieron en 1908 y eran de seda.
  • Existen más de 100 variedades de café.
  • Las tisanas de perejil eran usadas por Cristóbal Colón para aliviar sus dolores de gota.
  • El país del mundo donde son más cafeteros es Finlandia.
  • Las golondrinas utilizan la celidonia para romper la membrana ocular que impide la visión a sus crías.
  • Un grano de café es realmente un hueso de fruta.
  • En la antigua Roma, se utilizaba el sauco como purgante para provocar los vómitos.
  • Dice la leyenda que fueron las cabras las que descubrieron el café.
  • Durante la época victoriana se inventó un modelo de taza que no permitía que el bigote de los caballeros se mojara con la bebida.

 

¿Qué prefieres tomar? ¿Te animas a buscar algún momento para hidratarte con infusiones? ¡Seguro que sí! Si quieres conocer todas nuestras variedades podrás verlas y leer los ingredientes que tiene cada una.

infusiones por el mundo con Susarón

Infusiones del mundo

El tan conocido tea time o la hora del té, que los británicos toman cada tarde a las 5 pm es un claro ejemplo del protagonismo y la importancia de las plantas e infusiones en todas las culturas del mundo. El mate en América del Sur, la infusión de flor de hibiscos en África o la hoja de té verde en oriente medio, son todas plantas muy enraizadas en las culturas de estos países. 

Origen de las infusiones

Se podría decir que las infusiones son la bebida más popular y antigua del mudo más allá de la propia agua. Sus orígenes son diversos ya que durante años ha sido popular calentar hojas o flores en agua para extraer sus principios activos. Las infusiones forman parte de la identidad de cada cultura. Cada país o cada región tiene sus propia flora y por tanto sus infusiones características. La naturaleza nos brinda un mundo de hierbas, plantas y flores, con principios activos diferentes, que usándolas correctamente pueden contribuir a mejorar nuestra salud y bienestar.

Empleo terapéutico de las infusiones

Desde hace siglos las infusiones han servido para paliar diferentes patologías ya que antiguamente eran la única manera de conseguir los principios activos de las plantas y flores. Hoy en día también confiamos en los beneficios de las infusiones para mejorar nuestro estado de salud. Tomar una manzanilla para el dolor abdominal o una tila para relajarnos son algunos de los ejemplos más comunes.

Bondades del mundo

En Susarón queremos recoger todos los beneficios de las mejores plantas del mundo y trasladar todas sus propiedades y sabor  en tu taza. Por este motivo hemos creado la gama Bondades del Mundo para que todos podemos disfrutar de los ricos y exóticos sabores de la otra parte del Mundo.

Los expertos de Infusiones Susarón, viajan por los 5 continentes, seleccionando las que tradicionalmente se consideran las mejores plantas medicinales del Mundo. Bondades del Mundo te ofrece todos los beneficios de esas plantas para mejorar tu bienestar.

Os traemos 4 infusiones de destinos únicos donde cada infusión esta elaborada a partir de mezcla de diferentes plantas con una funcionalidad clara y directa. Además, cuidamos la combinación de los distintos ingredientes de origen que conforman el sabor, la aroma y la funcionalidad de su origen.

Brasil

La infusión Brasil esta enfocada para aportarte más energía vital. Una combinación de hierbas que te ayudarán a mantenerte más activo. Te proporcionarán la energía necesaria para afrontar tu día a día con más vitalidad.

  • Guaraná una planta que aporta energía.
  • Moringa interviene a mantener los niveles normales de glucosa.
  • Café verde mejora el desempeño físico y ayuda a mantenerse despierto por su efecto estimulante.

Sudáfrica 

Esta infusión es libre de cafeína enfocada a mejorar el bienestar emocional  a través de plantas naturales para ofrecer desconexión. Estos son las principales plantas que contiene:

  • Rooibos participa a una óptima relajación y ayuda al bienestar mental y físico. Descubre aquí todos los beneficios del  rooibos.
  • Cacao contribuye al estado de ánimo positivo.
  • Regaliz  ayuda a mantener la calma mental por su efecto ansiolítico.

Japón

Esta infusión basada en plantas orientales que tienen propiedades antioxidantes y sedantes que contribuyen al buen equilibrio del sistema nervioso para mejorar tu equilibrio interior.

  • Naranjo implicada en la relajación en personas muy nerviosa.
  • Té matcha que promueve la concentración.
  • Espiliego ayuda al sistema digestivo en caso de estés temporal.

India

Estas infusiones aportan armonía espiritual con la combinación de té negro, cúrcuma y jengibre que ayudan a tonificar el cuerpo contribuyendo a la salud digestiva.

  • Té negro promueve la concetración y contribuye al efecto calmante.
  • Cúrcuma previene la acumulación de grasas y facilita su eliminación.
  • Jengibre ayuda al proceso digestivo y contribuye al bienestar físico.

La naturaleza pone a nuestra disposición un gran abanico de plantas. Este verano transpórtate a los cinco continentes con las infusiones heladas y refréscate aprovechando todas las propiedades de la mejor selección de plantas.