Consejos para una casa sostenibles

7 acciones para conseguir una casa sostenible

La sostenibilidad es satisfacer las necesidades sin que por ello se vea comprometido las generaciones futuras. Pero, este concepto no solo se queda en un terreno social, medioambiental y económico conjunto, sino que también individualmente podemos mantener este equilibrio a través de nuestra forma de vida. Realizar compras responsables, reciclar e incluso construir, o conseguir una casa sostenible. Y es que las construcciones son las responsables de casi la mitad de la energía que se consume en el mundo.

Vamos a ver cómo conseguir que tu casa sea una casa sostenible gracias a acciones de desarrollo sostenible.

Las bases para construir una casa sostenible

Hoy en día podemos encontrar a la venta casas sostenibles ecológicas que han sido construidas con la intención de garantizar un futuro sostenible. En ellas se tiene en cuenta todo lo que, desde una casa, puede afectar al medioambiente, a la economía o a nivel incluso social.

Las características de una casa sostenible, a grandes rasgos, suelen ser:

  • Mejora de la regulación térmica gracias a la situación de la casa, ya que esto evitará el uso excesivo de calefacción o aire acondicionado.
  • Utilización de energías renovables que proceden de recursos naturales, que no contaminan y además no se agotan. Este tipo de energías de las que nos podemos autoabastecer son la energía solar, la hidráulica o la eólica, entre otras.
  • Utilización de materiales reciclables, naturales y que sean respetuosos con el medioambiente.
  • Aislamiento térmico que permita una correcta eficiencia energética y que impida la pérdida de energía calorífica.

Estas características parecen un ideal inalcanzable cuando nuestra vivienda no las tiene instaladas desde su construcción, pero, lo cierto es que podemos mejorar nuestro hogar para hacerlo más sostenible. Vamos a verlo.

Convierte tu hogar en una casa sostenible

Vamos a darte 7 ideas con las que puedes conseguir una casa más sostenible, sin necesidad de tener que mudarte. ¡Apunta estos consejos!

1.      Conseguir un consumo casi cero

El consumo casi cero hace referencia a reducir la demanda energética sin que esto suponga que renunciemos a nuestro confort. Para lograrlo, lo ideal sería conseguir una orientación que permitiera el aprovechamiento de la luz solar para nuestro beneficio. En un hogar que ya está construido no podemos reorientar su posición, sin embargo, podemos trabajar para minimizar el consumo gracias al aislamiento de la energía interna. Es decir, que no entre calor en verano, ni haya fuga calorífica cuando haga frío. Algunas estrategias son: mantener las persianas bajadas en las horas de más calor del verano, y en invierno, asegurar un buen aislamiento de las ventanas y utilizar cortinas para evitar entrada de frío externo.

2.      Utilizar materiales de Km0

Los materiales de kilómetro 0 (Km0) son materiales que se pueden adquirir fácilmente en el entorno donde se ha construido la vivienda. El objetivo de tomar esta medida es reducir el impacto medioambiental de la sobreexplotación, y de la contaminación que puede generar el transporte de materiales.

3.      Materiales naturales

Además de utilizar materiales cercanos, otra de las medidas que se suelen tomar en las construcciones de casas sostenibles es la utilización de materiales naturales tradicionales como la madera, la piedra o la paja.

En el caso de que la casa ya esté construida debemos pensar en utilizar estos materiales al realizar reformas.

4.      Grifos eco-friendly

La grifería de los hogares suele ser estándar y aunque podemos distribuir el caudal, tenemos la mala costumbre de abrir el grifo al máximo y eso nos lleva a desperdiciar bastante agua. Para mejorar este derroche podemos sustituir la grifería por otra más respetuosa, como por ejemplo las que regulan el caudal del paso del agua; o, por ejemplo, otro tipo de grifos que tienen temporizador para que se paren automáticamente pasado un tiempo de uso.

5.      Bombillas más ecológicas

Igual que en el caso de la grifería, el consumo de la luz también viene determinado por el tipo de bombillas que se utilizan en casa. Sustituir las bombillas convencionales por bombillas de LED puede hacernos ahorrar hasta un 90% en la factura de la luz. Además, este tipo de bombillas tienen una larga duración, lo que hace que también se generen menos desperdicios por su utilización.

6.      Electrodomésticos con etiqueta

En cuanto a los electrodomésticos, es recomendable que todos tengan la etiqueta de clasificación A. Esta etiqueta nos indica que el consumo de energía puede ser la mitad de los que no tienen esta clasificación.

7.      Aprovecha el agua en tu casa sostenible

Y volviendo al tema del agua, lo conveniente es aprovechar al máximo el agua, tanto interna como de la lluvia si la vivienda lo permite. Por ejemplo, si se almacena agua de lluvia, puede ser utilizada para regar. O en el caso de agua interna, podemos recoger el agua de la ducha mientras que se calienta y utilizarla para fregar el suelo, por ejemplo. Recuerda que si vas a utilizar algún producto de limpieza, este también sea respetuoso con el medio ambiente, ¡así queda todo el círculo cerrado!

 

Además de tu casa, recuerda que tu tipo de dieta también tiene un impacto ambiental. Puedes mejorar ese aspecto empezando por saber hacer una buena lista de la compra saludable para que ni gastes de más, ni compres alimentos que puedan afectar a tu salud, o a la del medio ambiente.

Aplicar estas pequeñas ideas en tu casa puede ayudar a dejar un futuro sostenible a los que vengan, y además, ¡ahorrar en facturas de energías! ¡”Sostenibiliza” tu casa!