banner susaron julio 4 - ¿Qué es el índice glucémico? Aquí te lo explicamos

¿Qué es el índice glucémico? Aquí te lo explicamos

¿Has oído alguna vez eso de que los alimentos ricos en hidratos de carbono, engordan? También se ha dicho esto sobre las grasas, en ocasiones se ha llegado a hablar de que ciertas combinaciones de alimentos son las que provocan que aumentemos de peso y que, por eso, deben consumirse ciertos alimentos por separado. Vamos a ver qué hay de verdad, sobre todo en lo que se refiere a los hidratos de carbono. ¡Prepárate para descubrir que es el índice glucémico y su función en nuestro peso!

Los hidratos de carbono.

Vamos a empezar hablando de los hidratos de carbono, porque para hablar de índice glucémico, hemos de entender que éste índice solo se encuentra en alimentos que aporten hidratos de carbono.

Pero, ¿qué son los hidratos de carbono? Son uno de los tres macronutrientes más importantes del organismo. Los hidratos de carbono son conocidos por su función energética dentro de nuestro organismo: proveen de energía a las células.

Los alimentos que aportan hidratos de carbono son los cereales como el arroz, la avena…, las frutas y verduras, la pasta, las patatas, el pan…

Hasta ahora se clasificaban como “hidratos de absorción lenta e hidratos de absorción rápida”. No es una clasificación errónea, pero como veremos en la definición de índice glucémico, no es la más completa.

Esta clasificación nos venía a decir que los hidratos de carbono de absorción rápida son aquellos que aportan energía de manera rápida, y si no se consumen rápido se acumulan. Los hidratos de carbono de absorción lenta eran aquellos que aportan energía de manera paulatina y que, por lo tanto, al organismo le daba tiempo de ir quemándolos poco a poco y se evitaba así su acumulación en forma de grasa.

Ahora entra en juego el índice glucémico.

Qué es el índice glucémico.

El índice glucémico es la medida de la rapidez en la que se eleva el nivel de azúcar en sangre (glucosa) después de haber consumido un alimento.

Los alimentos con índice glucémico bajo, aumentan lentamente el nivel de glucosa en sangre. Esto enlentecerá la liberación de la insulina, la hormona encargada de hacer entrar este azúcar a la sangre, de tal manera que, una vez se vaya agotando la glucosa de la sangre, la insulina residual es poca, hay poca cantidad.

¿Por qué es importante que la insulina desaparezca poco a poco?

En el caso de alimentos con IG (índice glucémico) alto, es decir, que provocan un aumento en los niveles de azúcar en sangre, estos obligan a que se segregue de nuevo insulina, de tal manera que una vez esta ha entrado todo el azúcar de la sangre en las células de manera rápida, se produce una hipoglucemia (una bajada de azúcar en sangre) y esto provoca un pico de hambre.

Este punto es importante ya que, en el caso de querer controlar el peso, los alimentos que deben predominar en nuestra alimentación son los que tengan un IG bajo o moderado.

La clasificación de los alimentos según su índice glucémico parte del 100 que es el valor de la glucosa. Por lo tanto, los alimentos que se acercan al 100 son de IG alto. Cuanto menor es el valor, más bajo es el índice glucémico.

Algunos IG de alimentos son: las zanahorias cocidas tienen un IG de 92, la miel de 87, las patatas cocidas 70, el pan blanco 69, el maíz dulce 59, las patatas fritas 51, las naranjas 40, la leche entera 34, los melocotones 26, los cacahuetes 13.

El índice glucémico de los alimentos se puede modificar.

Así es. La velocidad en la que vamos a absorber estos hidratos de carbono depende de otros factores. El IG puede modificarse en función de cómo acompañemos estos hidratos, por ejemplo. Si mezclamos un alimento con IG alto, con un alimento rico en grasa o fibra, se absorberán con más lentitud, por lo que provocará un aumento del nivel de azúcar en sangre más lento. Un ejemplo claro es el caso de los cereales: los cereales integrales poseen un índice glucémico más bajo que los cereales refinados, ya que los primeros van acompañados de fibra.

 Otro caso es el tipo de cocción de los alimentos. Por ejemplo, en el caso de la pasta, si está muy cocinada se absorbe mucho más rápido que en el caso de la pasta si está al dente. O en el caso de la fruta: si la trituramos o hacemos zumo, el IG de sus hidratos será mucho más alto que si la comemos entera.

¿Y cómo endulzar sin que se resienta el índice glucémico?

Una opción es la fruta. Podemos añadir trozos de fruta a nuestros preparados, ya que la fruta suele tener IG moderados o bajos. Pero hay alimentos a los que añadir un trozo de fruta no es posible, por ejemplo, un café o ciertas tartas, pasteles o galletas. Si quieres cuidar tu índice glucémico, puedes optar por Endulsana de Susarón, que es un extracto 100% de frutas (algarroba, manzana y uva), sin regusto alguno y que, gracias a su bajo índice glucémico, es un alternativa natural y saludable al azúcar.

¡Qué manera más dulce de cuidar los niveles de azúcar en sangre!