¿Qué infusiones se pueden tomar durante el embarazo y la lactancia? - Infusiones Susarón

¿Qué infusiones se pueden tomar durante el embarazo y la lactancia?

El embarazo es una etapa de la vida llena de cambios y de emociones nuevas. Pero, ¿qué pasa con las infusiones? ¿Podemos seguir tomándolas? ¿Hay infusiones prohibidas en el embarazo? En este artículo te contamos como seguir disfrutando de las infusiones en esta nueva etapa de la vida. ¡Adelante!

Infusiones y embarazo ¿Qué puedo tomar?

 

Aunque las hierbas medicinales son un remedio natural utilizado desde hace siglos por multitud de culturas, su consumo durante el embarazo puede generar dudas. Aunque consumir este tipo de plantas puede ser seguro para una mujer no embarazada, tomarlo en periodo de gestación puede suponer un riesgo. Por ejemplo, el romero es una planta considerada segura para nuestro consumo por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA). Sin embargo, tomarlo en cantidades presentes en una infusión durante el embarazo puede suponer un riesgo para el mismo, ya que puede tener efectos estimulantes en el flujo uterino y menstrual, por lo que es mejor evitar su uso. La Sociedad Americana del Embarazo ha elaborado un listado con las hierbas a evitar durante el embarazo por sus posibles efectos negativos en esta etapa de la vida. Son las siguientes:

 

  • Saw Palmetto
  • Sello de oro
  • Dong Quai
  • Efedra
  • Yohimbe
  • Pay D’ Arco
  • Flor de la pasión
  • Cohosh negro y azul
  • Poleo

 

Todas ellas, al consumirlas por vía oral, como en una infusión, pueden ocasionar efectos perjudiciales durante el embarazo. Por lo que evitarlas en esta etapa de la vida será lo mejor. Por otro lado, hay que tener en cuenta que al igual que el café, aquellas infusiones que contienen cafeína, o teína, no son apropiadas tanto durante el embarazo como en la lactancia. Algunos ejemplos son el té negro o el té verde. Y, ¿esto quiere decir que no existen infusiones para embarazadas?

En primer lugar, es necesario explicar que cada persona es diferente, y que, por tanto, esta etapa de la vida también lo será. Aunque existen algunas hierbas que se consideran seguras durante esta etapa de la vida, es importante que antes de consumirlas consultemos con un profesional. Nuestro ginecólogo, matrona o enfermera conocerá de primera mano nuestro proceso de embarazo, por lo que podrán aconsejarnos debidamente y siempre ajustándose a nuestras necesidades. Dicho esto, vamos con algunos ejemplos de hierbas que podemos tomar como infusión, según las recomendaciones de la Sociedad Americana del Embarazo:

Infusión de menta durante el embarazo

La menta es un producto utilizado desde hace miles de años en infusiones y en otros formatos con carácter medicinal. Su sabor refrescante y sus propiedades digestivas hacen de esta hierba un gran atractivo para nuestras infusiones. Parece ser que su consumo es seguro durante el embarazo, aunque los expertos recomiendan consumirla transcurrido el primer trimestre. Esto se debe a que la menta puede promover la menstruación.

Infusión de Hoja de frambuesa roja durante el embarazo

Este tipo de hierba es de las más utilizadas durante el embarazo por aquellas personas amantes de las hierbas. Algunos profesionales la consideran beneficiosa durante el embarazo para tonificar el útero, aumentar la producción de leche, disminuir las náuseas y aliviar los dolores de parto. Sin embargo, no existe un consenso sobre los beneficios de esta hierba ni de su utilización. En general, se recomienda consumirla después del primer trimestre y hasta el final del embarazo.

Raíz de jengibre en infusión durante el embarazo

Esta raíz es comúnmente utilizada durante el embarazo, ya que se considera que ayuda con las náuseas y los vómitos. Dicho esto, es necesario más investigación al respecto. Por otro lado, el jengibre contribuye a la función normal del tracto intestinal, favorece la generación de jugos gástricos y ayuda a la digestión. Desde Susarón, os ofrecemos Vientre Sano, una infusión natural a base de raíz de jengibre, lemon Grass, luisa, aroma de limón natural, raíz de regaliz, salvia, inulina y corteza de limón. Todo ello con un delicioso sabor a limón.

¿Se pueden tomar infusiones durante la lactancia?

Al igual que con el embarazo, también debemos controlar qué infusiones tomamos durante la lactancia. De la misma forma que en el embarazo, deberemos evitar aquellos tés e infusiones que nos aporten cafeína, para evitar que esta llegue a nuestro bebé a través de la leche materna. También es importante evitar las infusiones no recomendadas durante el embarazo. El Departamento de Salud de Australia recomienda no superar la ingesta de 1 o 2 infusiones diarias y evitar consumir la durante todo el embarazo o la lactancia. Para ello, podemos intercalar diferentes tipos de infusiones que nos gusten.

El embarazo es un momento para disfrutar del proceso, estar relajada y prepararse para la nueva vida que nos espera con nuestro bebé. Las infusiones pueden formar parte de nuestra rutina diaria, pero con moderación, teniendo en cuenta qué hierbas contienen y siempre bajo consejo y vigilancia de un experto.