¿Eres más de infusión o café?

¿Eres más de infusión o café?

Ponte cómod@, prepara una bebida caliente, dedícate un rato a ti mism@ y lee un poco… ¿qué vas a prepararte? ¿un café? ¿una infusión?…

En ocasiones elegir entre tomar una taza de café o una infusión no es fácil. Depende de las circunstancias: del momento del día, el estado de ánimo, los gustos personales, el estilo de vida, etc. Incluso nuestra personalidad marca las decisiones que tomamos sobre los alimentos que ingerimos. Por eso unos somos de infusiones y otros de café. ¡O de ambos!

A partir del 2014 surge una nueva tendencia en el mundo occidental, aumenta el consumo de infusiones. Aunque en el Reino Unido ya estaba muy establecido, a partir de este momento se instauró con fuerza en otros países.

En España la bebida predominante siempre ha sido el café, o incluso algunos de sus sustitutos como la achicoria. Sin embargo, los nuevos hábitos de consumo están haciendo crecer la demanda de las infusiones. ¿Cuáles son sus beneficios? ¿Te atreves a probar nuevos sabores?

El poder de tomar una infusión

Una de las mejores maneras de beneficiarnos de las propiedades de las flores y las plantas aromáticas es tomarlas en tisana o infusión. Desde la antigüedad, los hombres han observado como los animales aliviaban sus molestias comiendo hierbas y plantas. Gracias a ello, el hombre descubrió el gran regalo que nos había dado la naturaleza. Y hoy sabemos que no hay ninguna duda de que algunas flores y plantas aportan una sensación de bienestar para la mente y el cuerpo. Pero para conseguir ese bienestar deben mezclarse bien.

Lo que necesitamos en cada momento del día: infusión o café

Todos hemos podido decir alguna de estas afirmaciones: ¡No puedo levantarme de la cama sin tomar un café! ¡No puedo irme a dormir sin tomar mi infusión! ¿Quedamos para tomar un café?… normalmente unimos su consumo a nuestra rutina diaria o a un momento “social”.

También recurrimos a ellas cuando nuestro cuerpo, entre comidas, nos da señales de “tener hambre”. Y por supuesto, puedes acompañar el desayuno o la merienda, y cómo no, sirve para hidratarnos tanto en verano cómo en invierno. El consumo de estas bebidas forma parte del día a día de casi cualquier persona, y su consumo moderado puede tener muchos beneficios para la salud, incluso para la salud mental.

Te habrás dado cuenta de que detrás de la frase “¿Tomamos un café o una infusión?” más que una moda o una necesidad nutricional, es una forma de impedir el aislamiento social. Y sobre todo, se ha convertido en la frase clave para pasar un rato con amigos, resolver un problema, relajarte, compartir confidencias.

Una “bebida social” para cada tipo de persona

No todas las personas son iguales ni buscan las mismas sensaciones, ni tienen los mismos gustos, por ello, según nuestra personalidad bebemos un tipo de café o un tipo de infusión. Incluso se realizan estudios para saber qué tipo de bebida se consume según el temperamento de la persona.

Evidentemente, no se puede generalizar, pero parece que según nuestra personalidad somos más propensos a tomar diferentes tipos de infusiones de infusiones o diferente café. Por ejemplo, si eres una persona que disfruta con momentos de desconexión, si necesitas mucha tranquilidad y paz, probablemente preferirás una infusión a base de melisa, pasiflora o valeriana. En cambio, si eres una persona activa te encantará el hibisco, el ginseng y la guaraná.

Beneficios de las infusiones

Las infusiones, además de un momento de reconexión, placer y autocuidado, pueden aportarnos mucho más. En primer lugar, son una deliciosa manera de hidratarse. Y es que cuando pensamos en beber, no solo tenemos que pensar en agua sin más. Los líquidos como las infusiones o los caldos contribuyen al total de agua que debemos tomar al día.

Además, dependiendo de los ingredientes que contenga, cada infusión tendrá una función diferente. Por ejemplo, una infusión a base de gingko biloba y ginseng siberiano puede ayudar a mantener el rendimiento cerebral en personas de edad avanzada. El té verde, la cola de caballo y el té rojo pueden ayudar a drenar y eliminar toxinas del organismo. Puedes consultar los ingredientes de nuestras infusiones funcionales aquí, ¡seguro que encuentras la tuya!

Más curiosidades sobre las infusiones y el café

  • La palabra café significa “vino del grano” y proviene del árabe “qahhwat al-bun”.
  • Las primeras bolsitas para las infusiones aparecieron en 1908 y eran de seda.
  • Existen más de 100 variedades de café.
  • Las tisanas de perejil eran usadas por Cristóbal Colón para aliviar sus dolores de gota.
  • El país del mundo donde son más cafeteros es Finlandia.
  • Las golondrinas utilizan la celidonia para romper la membrana ocular que impide la visión a sus crías.
  • Un grano de café es realmente un hueso de fruta.
  • En la antigua Roma, se utilizaba el sauco como purgante para provocar los vómitos.
  • Dice la leyenda que fueron las cabras las que descubrieron el café.
  • Durante la época victoriana se inventó un modelo de taza que no permitía que el bigote de los caballeros se mojara con la bebida.

 

¿Qué prefieres tomar? ¿Te animas a buscar algún momento para hidratarte con infusiones? ¡Seguro que sí! Si quieres conocer todas nuestras variedades podrás verlas y leer los ingredientes que tiene cada una.