banner_susaron_equinacia.jpg

Equinácea, la amiga natural de las defensas

Aunque el invierno ya está en su última etapa, los resfriados y gripes siguen bien presentes mientras dura el frío. Por eso, cuidar las defensas con una buena alimentación y un estilo de vida saludable es importante todo el año. La naturaleza nos ofrece su ayuda en forma de plantas que se han utilizado tradicionalmente para mantener las defensas activas, y una de ellas es la equinácea. ¿Quieres saber más?

La equinácea, remedio tradicional
La equinácea es una planta robusta originaria del norte de América a la que se le atribuye la capacidad para estimular el sistema inmunitario, nuestro escudo frente a enfermedades como el catarro. En Norte América esta planta se utilizaba en la fitoterapia tradicional, así como para curar heridas.

¿Por qué son importantes las defensas?
Nuestro cuerpo tiene mecanismos propios para protegerse de enfermedades y sustancias dañinas. Todos estos mecanismos forman parte del sistema inmunitario, que actúa identificando, atacando y protegiéndonos de los ataques de virus y bacterias que causan enfermedades. Para que funcione correctamente, el sistema inmunitario cuenta con distintas células especializadas que actúan de manera conjunta como un escudo protector para hacer frente a estos ataques. Pero algunos factores como el estrés, dormir poco o una alimentación desequilibrada puede influir negativamente en el funcionamiento de las defensas, por lo que es imprescindible cuidarse y tener unos hábitos de vida saludable.

Las defensas y la equinácea
Las raíces de la equinácea contienen sustancias con un efecto inmunoestimulante, es decir, con capacidad para producir una mayor actividad de las células del sistema inmunitario. Al parecer, sus principios activos funcionan conjuntamente favoreciendo la actividad de nuestro sistema de defensas. Por esta razón, la equinácea se utiliza de forma tradicional para tratar resfriados, catarros y gripes, reducir la duración de éstos y mejorar la sintomatología. Hay que tener en cuenta, por eso, que no se recomienda tomar equinácea diariamente más de dos meses seguidos, pues parece ser que en estos casos su efecto queda reducido. Además, las personas con enfermedades autoinmunes deben preguntar a un profesional sanitario antes de tomar preparados con esta planta, precisamente por su efecto sobre el sistema inmunitario.

Respirsana de SUSARON con equinácea

Para sobrellevar los periodos de catarros y resfriados, te proponemos probar Respirsana, una infusión que combina, entre otros ingredientes:
•    Equinácea: utilizada tradicionalmente por su efecto inmunoestimulante
•    Menta: su refrescante sabor alivia la congestión
•    Jengibre: la raíz del jengibre se utiliza en Oriente para calentar el cuerpo
•    Eucalipto: su inconfundible aroma ayuda a respirar en momentos de congestión nasal
•    Tomillo: esta planta mediterránea tiene propiedades antisépticas
•    Romero: el romero contiene antioxidantes y se considera antiinflamatorio y antiséptico.

Ante un catarro, es fundamental mantenerse bien hidratado, pero si además quieres beneficiarte de las propiedades que nos ofrece la fitoterapia, las infusiones son una buena opción.