dia_de_la_madre.jpg

Regalos especiales para el Día de la Madre

Todos los días deberíamos demostrarles a nuestras madres lo mucho que les queremos, pero, el Día de la Madre es una buena ocasión para hacerlo. Los regalos personalizados siempre hacen mucha más ilusión, así que prepara papel y bolígrafo para apuntarte estas ideas:

Pensarte antes de ir a dormir

Hay infinitas frases bonitas con las que podrías simbolizar algo especial para tu madre. Puedes usar una de ellas para desearle las buenas noches cada día. Tan solo necesitas unas palabras especiales que le recuerden a ti y un soporte bonito en el que ponerlas. Hazte un con cojín lo más sencillo posible para poder customizarlo como más te guste. Escoge la frase que sepas que le vaya a sacar una sonrisa antes de ir a dormir y escríbela en el cojín. Puedes coser abalorios, darle un toque de color con purpurina o incluso utilizar laca de uñas para hacer algunos detalles. Deja el cojín en su cama para que se lo encuentre antes de acostarse y tenga un feliz descanso.

Una cestita gourmet

Es momento de ofrecerle algo exclusivo y que no suele comprar todos los días. Junta en un mismo recipiente cosas gourmet que sepas que le encanten como un buen chocolate o un trocito de su pastel favorito. Si es amante de las infusiones puedes añadir una taza o una tetera e incluir SUSARÓN Digesana ya que está elaborada con diferentes plantas naturales cuyas principales cualidades son: digestiva, relajante y antioxidante.

Con mamá a la luz de las velas

¿Por qué no hacer una cena romántica para ella? Acostumbramos a organizar cenas para la pareja, pero seguro que a tu madre también le hace ilusión que le prepares sus platos favoritos en un día tan especial. Cítala a una hora concreta en casa y espérale con un menú compuesto de lo que más le gusta. Después podéis ver una película o podéis optar por haceros una sesión de spa en casa. Aprovechad para reutilizar las bolsitas de la infusión que os toméis después de la cena.

¡Para la más atrevida!

A veces con el paso de los años nos vamos limitado y no nos atrevemos a realizar según qué actividades, pero lo cierto es que ¡podemos hacer mucho más de lo que pensamos! ¿y si os animáis a ir a un parque de atracciones juntas? Es un plan muy divertido que seguro que le hará desconectar de su rutina.

La clave está en preparar un plan que sorprenda a tu madre y le recuerde lo importante que es para ti. ¡Compartid momentos bienestar!