Recetas de cuchara con cardo

Recetas de cuchara con cardo

Llega el momento de sacar a relucir nuestras cucharas para estos platos calentitos con cardo, que nos reconfortarán ante la llegada del frío y del mal tiempo. Estamos en esos días del año que suponen una oportunidad excelente para descubrir y tener a mano recetas de cuchara para preparar platos calientes y deliciosos, que harán que pasemos estos días con menos añoranza por el verano. Te traemos unas recetas con un ingrediente muy especial por su riqueza nutricional: el cardo. ¡Vamos a la cocinaPropiedades del cardo

Mientras te encaminas hacia la cocina, te gustará saber que esta verdura de hojas espinosas posee cualidades nutricionales y saludables muy apreciadas. Los cardos son muy fáciles de digerir además de ser diuréticos, con lo que facilitan la eliminación de líquidos. Además, son bajos en calorías, así que son ideales si estamos cuidando la línea.

Introduce esta maravillosa verdura en tu alimentación e hidrátate con infusiones como la Adelgasana o la Detox de Susarón, a base de plantas naturales como la cola de caballo, que favorecerá en gran medida a las funciones de eliminación de líquidos del organismo.

Los cardos son de la familia de las alcachofas, y sus matas pueden llegar a una altura de 1-2 metros. Sus flores, son como las alcachofas, pero más pequeñas y puntiagudas. La variedad que comemos habitualmente es mucho menos espinosa que la salvaje y tiene unas pencas más anchas y carnosas, libres de espinas.

Son ricos en minerales como el calcio, el potasio o el sodio, y también contienen vitaminas A y C. Y un dato curioso: el cardo contiene cinarina. Un compuesto que estimula la secreción de bilis y que, por lo tanto, es muy beneficiosa para el hígado.

Para prepararlos, hay que pelarlos, quitarle los hilos y la base del tronco. Una vez bien lavados, se pueden preparar de muchas maneras. Hoy te presentamos 3 recetas de cuchara con cardo.

Puré de cardos y queso con jamón

Esta receta es ideal para entrar en calor en un santiamén. Es una receta que se puede preparar con antelación y dejar reservada en la nevera, para calentar justo antes de comer, ¡así siempre tienes crema a tu disposición!

Ingredientes para 4 personas:

  • 500g de cardos
  • Una cebolleta
  • 2 vasos de bebida de almendras sin azúcar
  • 2 porciones de quesitos
  • Jamón del país
  • Aceite
  • Pimienta blanca
  • Agua
  • Sal
  • Un chorrito de vino blanco

Preparación paso a paso:

Pon a cocer los cardos en agua con un poco de sal hasta que se vuelvan tiernos, pero no tires el caldo de la cocción, lo usaremos luego.

En una sartén, sofríe un poco la cebolla con aceite y hacia el final, añade sal y pimienta. Cuando esté doradita, añade un chorrito de vino y deja que reduzca todo.

Coloca los cardos ligeramente escurridos, en un vaso para batir. Añade la bebida de almendras, y la cebolla sofrita junto los quesitos. Bate todo, y agrega caldo de cocción para conseguir la textura que desees.

Luego sírvelo en cuencos y coloca unos trocitos de jamón por encima, ¡y listo! ¡A entrar en calor!

Cardos con salsa de almendras

Estos ingredientes son ideales para un plato de temporada de frío, por las propiedades que aportan al plato, la combinación de sabores y ¡por lo calentito que está!

Ingredientes para 4 personas:

  • 500g de cardo limpio o en conserva
  • Un puñado de almendras
  • 2-3 cucharadas soperas de piñones
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de maicena
  • 1 vaso de leche entera o de bebida de almendras sin azúcar
  • Sal y pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación paso a paso:

Limpiamos el cardo bien, y le quitamos los filamentos que dispone a lo largo del tallo, en las zonas más exteriores de las pencas, eliminando de este modo las partes más fibrosas, pelándolos. Troceamos en pequeños cuadraditos de 5 a 8 centímetros y los mantenemos en agua con perejil o un chorrito de limón para que no se ennegrezcan. Luego dejamos que hierba durante una hora en una olla.

Para hacer la salsa, molemos las almendras y los piñones, a poder ser en una picadora. Por otro lado, ponemos un chorrito de aceite en una cazuela y doramos los dientes de ajo. Puedes retirarlos o bien mantenerlos, como prefieras. Una vez dorados los ajos, añade la harina de maíz, para hacer esta bechamel más suave. La rehogaremos un minuto y luego añadiremos los frutos secos que hemos picado, mezclando todo muy bien. Agregamos la leche y removemos hasta que quede una salsa cremosa y la puedas salpimentar al gusto. Añade el cardo que teníamos en agua, bien escurrido y deja que se haga con la salsa unos 3 o 4 minutos a fuego suave. ¡Y listo! Ya puedes servirlo y ¡no tardes mucho en comerlo, que se enfría!

Caldo de cardo con patatas y huevo

Aquí viene una receta que podemos considerar un plato completo por contener la verdura, que son los cardos, el alimento que aporta hidratos de carbono, que son las patatas, y el alimento proteico, que es el huevo. Así que, vamos a preparar este plato combinado de pódium.

Ingredientes para 4 personas:

  • 2 tallos de cardo
  • 4 patatas rojas
  • 1 cebolla
  • 3 huevos
  • 1 hoja de laurel
  • 4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de postre de sal
  • 1 litro de caldo de pollo o verduras
  • 1 cucharada de postre de pimentón dulce
  • 40g de almendra cruda (sin piel)
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada sopera de perejil fresco
  • 2 cucharadas soperas de caldo de patata

Preparación paso a paso:

Limpiamos el cardo y lo cocemos hasta que esté tierno. Una vez cocidos, pochamos la cebolla en aceite de oliva en una cacerola, y pasados unos minutos añadiremos las patatas ya peladas y cortadas en daditos. Añade un poco de sal y pimentón y remueve rápido. Añadimos el caldo, con la hoja de laurel y dejaremos ahí hasta que las patatas estén cocidas.

Mientras, ponemos los huevos a cocer en agua, y una vez cocidos, les quitaremos la cáscara y reservamos.

Cuando las patatas estén hechas, le añadimos los cardos y los dejamos con el calor residual.

Prepararemos una picada y para esto, machacaremos las almendras, les ponemos el ajo pelado y el perejil. Lo mezclamos con un par de cucharadas de caldo y luego lo agregaremos a la cacerola. Por último, añadimos el huevo en láminas o picado, ¡y a la mesa!

Estas recetas son ideales para combatir el frío en esta época del año, así que esperamos que te gusten tanto como la sensación de entrar en calor. ¡Buen provecho!