Adelgazar y perder peso sin dietas

7 consejos para perder peso y adelgazar sin dietas

Perder peso y adelgazar sin dietas es posible

Las dietas restrictivas convencionales, se basan en la restricción de calorías y de alguno o algunos de los principales macronutrientes, generalmente las grasas y los carbohidratos. Por lo tanto, la persona que sigue la dieta tiene el único objetivo de perder peso o de conseguir un cuerpo determinado y para ello renuncia a comer determinados alimentos. Esta práctica alimentaria cataloga los alimentos en “permitidos” y “prohibidos”. Generalmente las dietas no funcionan a medio-largo plazo, porque cansan, porque aburren y porque se genera mayor deseo por los alimentos restringidos. La buena noticia es que perder peso y adelgazar sin dietas es posible, y permite mantener el peso perdido de forma duradera en el tiempo. Te contamos cómo hacerlo con unos sencillos consejos.

7 consejos para perder peso y adelgazar sin dietas

1.    Mantente activo

Para perder peso es tan importante la actividad física como la alimentación. Incorporar la actividad física en tu vida, te ayudará a evitar dolencias y a mejorar tu estado de ánimo, evitando el estrés y la ansiedad. Busca actividades que te motiven y mantén un estilo de vida activo que te ayudará a mantener tu masa muscular y a quemar grasa, mientras te diviertes.

2.    Los alimentos no son tus enemigos

En la sociedad actual está muy arraigada la creencia de que existen alimentos buenos y malos. Olvídate de ello, todos los alimentos pueden formar parte de una dieta saludable, siempre que mantengas un equilibrio entre ellos, y aprendas a disfrutar de ellos en función de las señales corporales, conocido también como alimentación intuitiva.

Aprende cuales son las claves de un plato saludable para ponerlo en práctica en tu día a día e incorpora la alimentación intuitiva en tu vida.

3.    Más vegetales, menos animales

La clave para mejorar el perfil nutricional de tus platos sin contar calorías es aumentar la presencia de alimentos de origen animal (verduras y hortalizas, legumbres, cereales completos, frutos secos y aceites) y reducir el consumo de alimentos de origen animal (carnes, pescados, huevos y lácteos). Los alimentos de la tierra te proporcionan los carbohidratos, las proteínas vegetales y las vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra necesarios para que tu cuerpo funcione bien y goces de buena salud.

Las proteínas son necesarias e importantes para mantener la musculatura y las estructuras corporales. Puedes obtener proteínas de calidad a través de la combinación de las legumbres, cereales y frutos secos, permitiéndote equilibrar el aporte de proteína vegetal vs animal.

4.     Las infusiones, tus aliadas.

Aprovéchate de las propiedades de las plantas naturales como coadyuvantes para quemar grasa y perder peso.

Incluye una infusión después de las comidas, te ayudará a quemar grasa y a estimular la saciedad. Elige infusiones de guaraná, cola de caballo, té verde, menta o jengibre, y serán tus aliadas. Las infusiones son una ayuda natural y esencial en tu alimentación, junto a la práctica de ejercicio físico.

5.    Di adiós a los procesados

Por regla general, los alimentos procesados contienen más cantidad de azúcares, grasas saturadas, sal y calorías. Y por consecuencia, son pobres en nutrientes necesarios y beneficiosos para tu salud como la fibra, el agua, las vitaminas y minerales. Si quieres perder peso con salud, procura planificar tu compra semanal de manera que en tu cesta de la compra predominen los alimentos naturales, y los procesados sean minoritarios. Con este sencillo ejercicio, conseguirás mejorar el perfil nutricional de tus platos, y estarás contribuyendo a la pérdida natural de grasa y de peso corporal.

6.    Cocina de forma saludable

La forma de cocinar los alimentos, determina el valor nutricional final, es decir, de los que te acabas comiendo.

Las técnicas sencillas como el vapor, la plancha o el horno, son aquellas que permiten mantener más cantidad de nutrientes y no requieren de la adición de grasas o calorías extras innecesarias. Recuerda que cocinar con técnicas culinarias saludables no es sinónimo de comer aburrido, sino todo lo contrario. Puedes innovar con diferentes alimentos y preparaciones y emplear hierbas aromáticas y especias para aportar un toque de sabor diferente a tus platos a la vez que contribuyes a tu pérdida de peso.

7.     Dedica tiempo a la hora de comer

Comer es mucho más que ingerir alimentos para nutrir el cuerpo. Comer tiene connotaciones culturales, sociales y emocionales. Durante la comida, se inicia el proceso de la digestión en la boca, con el ensalivado y masticación de los alimentos. Lo de comer en 10 minutos es una costumbre que debes desterrar. Procura generar un ambiente tranquilo y agradable, libre de pantallas, y dedica el tiempo suficiente para saborear los alimentos, escuchar las sensaciones de tu cuerpo.

 

Perder peso y adelgazar sin dietas es posible y genera mayor satisfacción. Con estos 7 sencillos consejos podrás cambiar la forma de relacionarte con los alimentos, mejorar tu salud y tu estilo de vida, de forma duradera en el tiempo.