Desayunos ligeros para empezar bien el día.jpg

Desayunos ligeros para empezar el día

¿Estás pensando en saltarte el desayuno para perder peso? Debes saber que existen estudios científicos que indican que las personas que desayunan suelen tener una dieta más equilibrada y son menos propensas a tener sobrepeso, así como también tienen menor riesgo de presentar enfermedades cardiovasculares y diabetes. Queremos explicarte qué contiene un desayuno saludable e ideas de combinaciones ligeras para que no te saltes la primera comida del día.

¿Cómo es un desayuno saludable?

Aunque no existe un único “desayuno ideal”, éste debería ser completo y nutritivo, y adaptado a las preferencias personales sin dejar de ser saludable. Para que sea equilibrado, se recomienda que el desayuno incluya estos 3 grupos de alimentos:

•    Farináceos: este grupo contiene alimentos ricos en hidratos de carbono complejos, como por ejemplo el pan, los cereales integrales o la avena. Siempre que te sea posible, escoge la versión integral, ya que será más rica en fibra, minerales y vitaminas y, además, la fibra es saciante.
•    Lácteos o alimentos ricos en calcio, como yogures, leche y quesos, o en su versión sin lácteos, bebidas vegetales enriquecidas con calcio. Para un desayuno ligero, opta por las opciones bajas en grasa, especialmente en el caso de los quesos: requesón y queso fresco desnatado, o quesos tiernos bajos en grasa.
•    Frutas: incluye una pieza de fruta en tu desayuno para un aporte de fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes. Cuántas más variedades incluyas, ¡mejor! Recuerda, es preferible comer la fruta entera a hacerlo en forma de zumo.

Desayunos ligeros en 5 minutos

Si deseas perder peso y sólo dispones de 5 minutos para preparar tu desayuno, te proponemos las siguientes opciones:

1.    Tostadas de pan integral con queso fresco, 2 mandarinas, y una infusión que refuerce tus objetivos, como por ejemplo Adelgasana.
2.    Cereales de desayuno bajo en azúcares con leche desnatada y una pera fresca cortada a dados.
3.    Bocadillo de jamón de pavo con lechuga y tomate, acompañado de yogur con frutillas de temporada y un café con leche desnatada.

Si dispones de más tiempo, opta por un desayuno más elaborado:

1.    Gachas de avena también conocidas como oatmeal, con leche desnatada, granada con zumo de naranja natural e infusión. En vez de azúcar, prueba Endulsana para añadir un toque dulce a tu desayuno.
2.    Yogur con semillas de chía y granola casera, tostada con jamón cocido bajo en grasa y una macedonia de frutas típicas de otoño. Para hacer la granola, mezcla copos de avena y otros cereales con Endulsana, una pequeña cantidad de aceite de oliva y frutos secos al gusto hasta que los ingredientes se peguen entre sí. Extiende en una bandeja para horno y hornéalo durante 15-20 minutos, hasta que esté crujiente.
3.    Bol de crema de quinoa con frambuesas y pera y café con leche desnatada. Cuece la quinoa en una mezcla de agua y leche desnatada para un resultado extra cremoso. Puedes añadir canela y limón para un plus de sabor.

¡Anímate a empezar el día con un desayuno ligero y apetecible con estas ideas!