Entradas

banner_susaron_aguacate.jpg

5 alimentos para los meses de primavera

Con la primavera llega el buen tiempo y el sol, por lo que suele ser la estación preferida de muchos de nosotros. Sin embargo, algunas personas pueden sentirse más cansadas en esta época del año. Es un buen momento para cuidarse y aprovechar al máximo toda la variedad de alimentos que nos ofrece la primavera. Sigue unos buenos hábitos de salud y añade a tus recetas estos 5 alimentos para pasar los días llenos de vitalidad.

Espárragos

Los espárragos son alimentos pertenecientes al grupo de las verduras y las hortalizas. Pueden diferenciarse, de manera general, en blancos o verdes, ambos protagonistas en los meses de primavera. La principal diferencia entre ellos es que los espárragos verdes contienen clorofila, sustancia responsable de su color.

Son ricos en agua, bajos en calorías y presentan un alto contenido en fibra, vitaminas (destacando su contenido en folatos, beta-carotenos, que son precursores de la vitamina A, vitamina C y E) y minerales (potasio, hierro, fósforo, yodo, y en menor cantidad, calcio y magnesio).

Aguacate

El aguacate es un alimento que se clasifica dentro del grupo de las frutas, aunque por su sabor se suele usar en ensaladas. Presenta un contenido moderado de agua y destaca por su contenido en grasas saludables monoinsaturadas, como el ácido oleico. Este tipo de grasas resultan beneficiosas para la salud de nuestro organismo. También es un alimento rico en fibra, minerales como el potasio y el magnesio, y vitaminas, especialmente la E, que actúa como antioxidante natural en el cuerpo, protegiendo a nuestras células del envejecimiento celular prematuro.

Fresas

Las fresas son las frutas estrella de esta época. Son ricas en agua y bajas en calorías, así como una buena fuente de fibra, por lo que se recomiendan especialmente en dietas para la pérdida de peso. Destaca su contenido en vitamina C y minerales (hierro, yodo, y en menor cantidad calcio, fósforo, magnesio y potasio). También contiene otros componentes beneficiosos para la salud como flavonoides, sustancias que actúan como antioxidantes y son los responsables del color rojizo de esta fruta. Prueba a hacer una brocheta de fresas aderezadas con Endulsana, ¡están riquísimas!

Bonito

El bonito es un pescado azul rico en ácidos grasos esenciales omega 3, proteínas de alto valor biológico, vitaminas (del grupo B como la B2, la B3 y la B12, y vitaminas A y D) y minerales (potasio, magnesio, fósforo, hierro y yodo). Las grasas omega 3 son especialmente importantes para la salud del corazón, por lo que si tienes el colesterol elevado debes incluir el pescado azul en tu dieta semanal. Recuerda que tienes una ayuda extra en Sanacol, infusión con té verde y alcachofa.

Guisantes

Los guisantes son un alimento perteneciente al grupo de las legumbres, aunque a diferencia de garbanzos y lentejas solemos comerlos frescos. Destacan por tener un elevado contenido en proteínas y ser bajos en grasas. Son fuente de fibra, minerales (fósforo, hierro, potasio y magnesio), vitaminas (del grupo B, especialmente B1, B3 y B9, y C) y, finalmente, también tienen un interesante contenido en carotenoides, unas sustancias antioxidantes.

Los alimentos de temporada suelen tener mejor textura, aroma y sabor que los que no lo son, pero también conservan mejor sus propiedades nutricionales. Por eso, escoger estos alimentos contribuye a ingerir los nutrientes necesarios para cuidar la salud y vivir cada día con energía. Además, puedes complementar tu alimentación diaria con infusiones como Té Energy, elaborado con guaraná y ginseng que te aportarán un extra de energía.

 

banner_susaron_lgumbres.jpg

Las legumbres, una buena fuente de proteínas

Las legumbres son alimentos muy beneficiosos para nuestra salud, y un alimento clave en la dieta mediterránea. Aunque actualmente su consumo ha ido disminuyendo, se recomienda incluirlas en nuestros menús de 2 a 3 veces a la semana, por su interesante contenido en proteínas vegetales y fibra dietética. Garbanzos, alubias, lentejas, habas, guisantes, soja… Las legumbres se consumen desde hace aproximadamente unos 10.000 años, y son uno de los grupos de alimentos más utilizados en el mundo. Esto no es casualidad, ya que son un alimento muy rico nutricionalmente y con propiedades saludables para tu cuerpo.

Legumbres, un alimento completo

Las legumbres destacan por combinar varios nutrientes importantes en un solo alimento, por lo que se consideran un alimento completo y saludable.
–    Hidratos de carbono: las legumbres son una fuente importante de almidón, que nos proporciona energía constante para el día a día. También contiene almidón resistente, que actúa como una fibra con efecto prebiótico (promueve el crecimiento de bacterias beneficiosas en el sistema digestivo).
–    Proteínas vegetales: contienen proteína de origen vegetal, aproximadamente un 20%. Destaca especialmente la soja, con 36g de proteínas por cada 100g.
–    Fibra: las legumbres, en general, son ricas en fibra, especialmente soluble. Este tipo de fibra tiene importantes propiedades, ya que aumenta la sensación de saciedad, regula la absorción de la glucosa, ayuda a regular el tránsito intestinal y tiene un efecto prebiótico. Si habitualmente las legumbres te causan flatulencias, prueba a cocinarlas de forma ligera, y tomar Digesana, con plantas digestivas que ayudan a minimizar los gases, después de las comidas.
–    El contenido en grasa de las legumbres es muy bajo. Cocinándolas de manera ligera, sin añadir carnes grasas (chorizo, panceta, costilla), eliminaremos calorías que no son necesarias ni saludables.

Además, contienen vitaminas y minerales, entre las que destacan las vitaminas del grupo B, el calcio y hierro, aunque éstos últimos se absorben de forma parcial.

La importancia de la proteína vegetal

En una dieta equilibrada, se recomienda que aproximadamente el 15% de la energía diaria provenga de las proteínas. Este nutriente se encuentra en alimentos de origen animal (huevo, pescado, carnes) y en alimentos vegetales, entre los que destacan las legumbres y los frutos secos. Los expertos recomiendan que la mitad de las proteínas que consumimos cada día provengan de alimentos vegetales, para reducir la grasa saturada de las carnes. De ahí que se recomiende consumir legumbres unas 2 o 3 veces a la semana, a poder ser en sustitución de carne roja (cordero, ternera, buey, cerdo).

Combinar las legumbres para una proteína de calidad

Una de las peculiaridades de las legumbres es que para aprovechar al máximo sus proteínas, debes combinarlas con cereales, para conseguir que estas sean de la máxima calidad. Complementar las legumbres con cereales es fácil, como por ejemplo: lentejas con arroz, ensalada de garbanzos y cuscús, arroz con frijoles, o acompañar con pan las comidas con legumbres.

Como has visto, las legumbres son un alimento completo y saludable ¡elije tus favoritas y disfruta cuidándote con ellas!

banner_susaron_equinacia.jpg

Equinácea, la amiga natural de las defensas

Aunque el invierno ya está en su última etapa, los resfriados y gripes siguen bien presentes mientras dura el frío. Por eso, cuidar las defensas con una buena alimentación y un estilo de vida saludable es importante todo el año. La naturaleza nos ofrece su ayuda en forma de plantas que se han utilizado tradicionalmente para mantener las defensas activas, y una de ellas es la equinácea. ¿Quieres saber más?

La equinácea, remedio tradicional
La equinácea es una planta robusta originaria del norte de América a la que se le atribuye la capacidad para estimular el sistema inmunitario, nuestro escudo frente a enfermedades como el catarro. En Norte América esta planta se utilizaba en la fitoterapia tradicional, así como para curar heridas.

¿Por qué son importantes las defensas?
Nuestro cuerpo tiene mecanismos propios para protegerse de enfermedades y sustancias dañinas. Todos estos mecanismos forman parte del sistema inmunitario, que actúa identificando, atacando y protegiéndonos de los ataques de virus y bacterias que causan enfermedades. Para que funcione correctamente, el sistema inmunitario cuenta con distintas células especializadas que actúan de manera conjunta como un escudo protector para hacer frente a estos ataques. Pero algunos factores como el estrés, dormir poco o una alimentación desequilibrada puede influir negativamente en el funcionamiento de las defensas, por lo que es imprescindible cuidarse y tener unos hábitos de vida saludable.

Las defensas y la equinácea
Las raíces de la equinácea contienen sustancias con un efecto inmunoestimulante, es decir, con capacidad para producir una mayor actividad de las células del sistema inmunitario. Al parecer, sus principios activos funcionan conjuntamente favoreciendo la actividad de nuestro sistema de defensas. Por esta razón, la equinácea se utiliza de forma tradicional para tratar resfriados, catarros y gripes, reducir la duración de éstos y mejorar la sintomatología. Hay que tener en cuenta, por eso, que no se recomienda tomar equinácea diariamente más de dos meses seguidos, pues parece ser que en estos casos su efecto queda reducido. Además, las personas con enfermedades autoinmunes deben preguntar a un profesional sanitario antes de tomar preparados con esta planta, precisamente por su efecto sobre el sistema inmunitario.

Respirsana de SUSARON con equinácea

Para sobrellevar los periodos de catarros y resfriados, te proponemos probar Respirsana, una infusión que combina, entre otros ingredientes:
•    Equinácea: utilizada tradicionalmente por su efecto inmunoestimulante
•    Menta: su refrescante sabor alivia la congestión
•    Jengibre: la raíz del jengibre se utiliza en Oriente para calentar el cuerpo
•    Eucalipto: su inconfundible aroma ayuda a respirar en momentos de congestión nasal
•    Tomillo: esta planta mediterránea tiene propiedades antisépticas
•    Romero: el romero contiene antioxidantes y se considera antiinflamatorio y antiséptico.

Ante un catarro, es fundamental mantenerse bien hidratado, pero si además quieres beneficiarte de las propiedades que nos ofrece la fitoterapia, las infusiones son una buena opción.

banner_susaron_te_verde.jpg

El té verde y sus propiedades

¿Sabías que el té verde es la segunda bebida más consumida del mundo, después del agua? Además de su delicioso sabor, esta infusión tiene interesantes propiedades que no debes pasar por alto. Si quieres saber más sobre los beneficios del té verde, ¡sigue leyendo!
El té proviene de las hojas de un árbol originario de Asia. Estas hojas se procesan de distintas formas para obtener los distintos tipos de té, cada uno con sus propiedades nutricionales correspondientes. Para la obtención del té verde, se estabilizan las hojas a través de procesos de vapor o calor seco y, posteriormente, se lían y secan con rapidez, lo que conserva sus propiedades. Las propiedades de este tipo de planta vienen dadas principalmente por la cafeína y los polifenoles, compuestos con gran interés nutricional.

Té verde y sustancias antioxidantes
Los polifenoles son unas sustancias antioxidantes que se hallan en varios alimentos. En el té verde, los polifenoles se hallan presente en forma de catequinas. Pero ¿qué beneficios nos aportan los antioxidantes? Los antioxidantes ayudan a reducir unos compuestos dañinos para las células nuestro organismo, llamados radicales libres. Estos radicales libres contribuyen al envejecimiento celular, por lo que el consumo de antioxidantes a través de la dieta podría contribuir a contrarrestar este proceso.

Té verde y las grasas
Las catequinas son sustancias que tienen la capacidad de, por un lado, dificultar la absorción de ácidos grasos y, por otro lado, inhibir la formación de grasa nueva en el metabolismo. Es por esto que el té verde ha sido utilizado tradicionalmente en dietas para la pérdida y el control de peso, aunque su efecto también se puede atribuir a sus propiedades diuréticas.
Además, las catequinas también son conocidas por contribuir a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre, por ello se considera que el consumo de té verde en la dieta habitual podría resultar de ayuda en la prevención de enfermedades del corazón.

Té verde y cafeína
El té verde contiene cafeína, aunque en menor cantidad que el té negro. Esta sustancia tiene, por un lado, la capacidad de estimular el sistema nervioso, tanto central como periférico, ayudándonos a estar más activos mentalmente y, por otro lado, puede ejercer un efecto diurético en el organismo.

Infusiones de té verde
Hoy en día es fácil encontrar infusiones de té verde, pero ¿y si además se acompañan de otros componentes beneficiosos para la salud? Si tu objetivo es controlar tu peso, Instanté Diet, elaborado con extracto de té verde, inulina y extracto de judía de habichuela será tu aliado como complemento de tu plan de adelgazamiento. Si prefieres añadir un extra de antioxidantes a tu dieta, tu infusión es Antiox, que combina té verde, cúrcuma y aroma de piña. Finalmente, si tu meta es eliminar toxinas, tu infusión perfecta es Detox con cola de caballo, té verde y aroma de frutos del bosque, plantas tradicionalmente utilizadas para expulsar estas toxinas de manera natural.

Y tú, ¿con cuál te quedas? Descubre todas nuestras variedades y disfruta de todo el sabor del té verde mientras te cuidas.

alcaravea_775x225.jpg

Alcaravea, la semilla digestiva

La alcaravea (Carum carvi) es una planta de la misma familia que el comino. Sus semillas han sido utilizadas desde la antigüedad por sus propiedades beneficiosas para la salud. En concreto, la alcaravea ha destacado por sus virtudes para ayudar a unas digestiones fáciles y ligeras. Te contamos los efectos de la alcaravea y cómo tomarla para aprovechar todos sus beneficios.

Semillas de alcaravea, remedio tradicional
La alcaravea, y en particular sus semillas, forma parte de los ingredientes usados por la medicina tradicional de muchos países. Desde el Ayurveda, el sistema terapéutico tradicional de la India, pasando por la antigua medicina árabe; de la farmacopea natural de Norte América, Rusia  y Europa del norte hasta la zona del Mediterráneo; ¡la alcaravea ha sido la planta digestiva por excelencia!

Propiedades de la alcaravea
Las semillas de alcaravea se han utilizado tradicionalmente con el propósito de mejorar la digestión y aliviar las molestias estomacales. Se les atribuyen las siguientes propiedades relacionadas con el bienestar digestivo:
–    Mejora las digestiones pesadas, por lo que puede ayudar a personas que sufran este problema, o bien usarla cuando tengamos una celebración con comida abundante.
–    Antiespasmódica, es decir, relaja los músculos de la zona para evitar los calambres y dolores.
–    Efecto carminativo, es decir, ayuda a expulsar los gases en caso de flatulencia.
–    Evita la formación de gases, por lo que resulta de ayuda si tenemos la sensación de vientre hinchado después de las comidas.
–    Mejora la asimilación de otras hierbas digestivas, por lo que es un ingrediente interesante para mezclar en tisanas con otras plantas.

La alcaravea y la flora digestiva
Algunas investigaciones recientes señalan que los principios activos de las semillas de alcaravea tienen también relación con la flora de nuestro sistema digestivo, es decir, los microorganismos que viven en él. Parece que la alcaravea puede evitar la proliferación de flora intestinal perjudicial, pero respeta los microorganismos beneficiosos para nuestro cuerpo. En otro estudio se ha visto un efecto antibacteriano del extracto de alcaravea frente a la bacteria Helicobacter pylori. La presencia anormal de esta bacteria en nuestro estómago predispone al desarrollo de gastritis y úlceras estomacales, que generan sensación de ardor y malestar.

Infusiones digestivas con alcaravea
Si quieres beneficiarte de las propiedades de la alcaravea, una forma fácil y agradable de hacerlo es con tisanas e infusiones. Después de las comidas, una infusión digestiva es tu ayuda natural para sentirte bien y evitar las molestias más comunes. Digesana de SUSARÓN combina las semillas de alcaravea con otras plantas con reconocido efecto digestivo, como la manzanilla, el hinojo, la menta piperita y el sen.

¿Cómo y cuándo tomar infusiones con alcaravea?
Se recomienda tomar las infusiones con alcaravea y tisanas digestivas después de las comidas principales, como el almuerzo y la cena. De esta manera aprovecharás al máximo sus cualidades para unas digestiones tranquilas y fáciles.

frutasyverduras_775x225.jpg

Frutas y verduras de invierno

Los vegetales son la base de una dieta saludable, y son todavía más importantes si tenemos el objetivo de perder peso. Dentro de un contexto de alimentación saludable, se recomienda un consumo de 5 raciones diarias de estos alimentos:
•    Verduras y hortalizas presentes en comidas y cenas, representando la mitad del plato.
•    3 veces al día fruta; una pieza mediana o dos pequeñas cada vez, y al menos una de ellas que sea cítrica.
¿Quieres conocer algunas de las frutas y verduras que nos trae el invierno y sus propiedades nutricionales?

Verduras y hortalizas

Durante estos meses del año, encontramos  acelgas, espinacas, coles, alcachofas o brócoli, entre otros.
Las espinacas y las acelgas destacan por ser ricas en betacarotenos que pueden ser transformados en vitamina A, fundamental en el manteamiento de la barrera epitelial, ejerciendo una primera barrera en nuestro sistema de defensa. Se le confiere propiedades antioxidantes favoreciendo la prevención de enfermedades cardiovasculares y tiene un papel destacado en la salud ocular. También destacan por su contenido en ácido fólico, que participa en numerosas reacciones metabólicas.
Las alcachofas son conocidas por ejercer un efecto depurativo en el organismo, y por reducir los niveles de colesterol contribuyendo a la salud cardiovascular. También son conocidas por ayudar a mantener estables los niveles de glucosa en sangre.
Finalmente, el brócoli, pertenece a un grupo llamado “crucíferas” como la col o la coliflor, que destacan por su contenido en glucosinolatos. Estos son sustancias con capacidad antioxidante, esenciales para la salud de nuestras células. Contiene una gran variedad de vitaminas antioxidantes, por lo que se relaciona con la salud del corazón.

Frutas

En la época de invierno destacan, sobre todo, las frutas cítricas como la naranja, el kiwi o las mandarinas. Éstas son conocidas especialmente por su aporte de vitamina C, popularmente relacionada con la aparición de catarros.
La vitamina C es considerada un antioxidante natural. Además, participa en el sistema de defensa de nuestro cuerpo, por ello se la relaciona con la mejoría de los resfriados comunes. Por otro lado, participa en la formación de colágeno y carnitina, sustancias necesarias para mantener la salud de los huesos.
También se le atribuye la capacidad disminuir el colesterol y está implicada en el metabolismo del hierro, así como de su absorción.
Pero no son las únicas frutas de esta época del año. También encontramos, entre otras, caquis, muy rico en betacaroteno y vitamina A, o peras, que aportan minerales, oligoelementos, vitaminas y enzimas que participan en infinidad de procesos del cuerpo.

En general, las frutas y las verduras son alimentos ricos en agua, vitaminas, minerales, fibra y bajos en calorías. La fibra es un nutriente fundamental para ayudar a regular el tránsito intestinal, además de producir sensación de saciedad, muy interesante para controlar el peso corporal. Por tanto, si este es tu objetivo, las frutas y verduras son fundamentales en tu dieta y, ahora, puedes complementarlas con infusiones como Laxana y Adelgasana de SUSARÓN, elaboradas con plantas medicinales tradicionalmente conocidas por ayudar a facilitar el tránsito intestinal y a mantener la figura de forma natural, respectivamente. En invierno, ¡no dejes de cuidarte!

nochemomentoreparador.jpg

La noche, tu momento reparador

Cuando pensamos en cuidarnos, se nos ocurren muchas cosas: hacer más ejercicio, comer de manera saludable, cambiar los refrescos por infusiones… Sin embargo, ¿nos acordamos de lo importante que es el descanso nocturno? Dormir bien solo preocupa a aquéllos que tienen problemas para conciliar el sueño o sufren insomnio, pero la realidad es que en España se duerme, de media, una hora menos de recomendado por los especialistas: 7h frente a las 8h que garantizan un buen descanso. Te explicamos porqué es necesario cambiar estos hábitos y cómo hacerlo de manera natural.

Dormir, la clave para rendir y sentirte bien

Durante la noche, y a medida que va oscureciendo, nuestro cuerpo se preparar para descansar. Al dormir, el organismo realiza a mayor velocidad funciones de reparación y renovación de tejidos, y el sistema nervioso se relaja y fija en la memoria lo aprendido durante el día, entre otras funciones. Así, al despertarnos por la mañana, deberíamos sentirnos descansados y con energías renovadas. Pero a veces esto no ocurre así…

Buenos hábitos para descansar mejor

Si has experimentado problemas para conciliar el sueño o te despiertas cansado, tal vez quieras poner en práctica estos consejos para descansar mejor:
1.    Marca un horario para ir a dormir y despertarte, y síguelo de manera estricta. Planifica tu jornada para tener 8 h de sueño.
2.    Cena como mínimo 1,5 horas antes de acostarte y evita comidas copiosas que dificultan la digestión.
3.    En la media hora anterior a ir a la cama, evita mirar la televisión, ordenador o móvil. La luz de estos dispositivos estimula el sistema nervioso y retrasa el sueño.
4.    Tómate un tiempo para construir tu ritual: beber una infusión relajante, ponerte el pijama, lavarte los dientes, desmaquillarte, leer un libro… Dedicar un tiempo a desconectar y ponerte en “modo sueño” cada día te ayudará a fijar una rutina de descanso.
5.    Haz de tu dormitorio un lugar agradable: temperatura, sábanas, luz, aroma relajante… ¡todo ayuda para conciliar el sueño!
6.    Controla el ruido en tu habitación asegurando un buen aislamiento de las ventanas y una situación tranquila.
7.    Evita el ejercicio intenso nocturno ya que, contrariamente a lo que se piensa, puede retrasar la aparición de sueño.

La fitoterapia, ayuda tradicional para conciliar el sueño

Desde siempre, las plantas medicinales se han usado para remediar los problemas relacionados con el sueño. ¿Sabes cuáles son? Te presentamos alguna de ellas:

•    Pasiflora: utilizada tradicionalmente para relajar el sistema nervioso y los músculos, ayudando a la relajación del cuerpo antes de ir a dormir.
•    Melisa: se le atribuye la cualidad de prolongar la duración del sueño.
•    Naranjo amargo: su aceite esencial se usado tradicionalmente como sedante suave.
•    Tila: planta de uso habitual, se ha usado desde antiguo en situaciones de insomnio o nerviosismo.
•    Valeriana: un remedio tradicional para situaciones en que se requiere tranquilidad y dormir mejor.

Una infusión relajante como Duermesana, que contiene estas plantas y espino blanco, es un buen comienzo para crear el ambiente necesario para el buen descanso nocturno. Con su agradable sabor a naranja, tomada una hora antes de acostarte, te permite tener un momento para ti a la vez que te cuidas.

Dormir bien es fundamental para rendir durante el día y cuidar la salud. Los buenos hábitos antes de acostarse y las infusiones a base de plantas relajantes son tus aliados para conseguirlo.

antioxidantes.jpg

La importancia de los antioxidantes en nuestro día a día

Los antioxidantes son un grupo de sustancias que tienen la capacidad para luchar contra los radicales libres, responsables del envejecimiento celular. Aunque se oye hablar mucho de los antioxidantes, no todos tenemos claro cómo actúan y sobretodo ¿cómo incorporarlos en nuestro día a día? Te adelantamos algo: la clave está en la alimentación y en mantener un estilo de vida saludable.

¿Cómo actúan los antioxidantes?

En nuestro cuerpo, el funcionamiento normal de las células, la respiración y otras funciones habituales generan radicales libres. Por suerte, el cuerpo cuenta con mecanismos propios que inactivan estas sustancias. A través de algunos alimentos también aportamos antioxidantes que contribuyen a que estos mecanismos funcionen, pero no podemos relajarnos. Algunas situaciones y hábitos poco saludables generan más radicales libres y van a requerir un esfuerzo extra para neutralizarlos. ¿Sabes a qué nos referimos?

Factores implicados en el envejecimiento celular

Tabaco, alcohol, exposición solar, contaminación, estrés, alimentación desequilibrada… Hay factores que aumentan la cantidad de radicales libres a los que el cuerpo tiene que enfrentarse y, con ello, puede incrementar la oxidación celular. En estas situaciones, no solamente es necesario aumentar la ingesta de antioxidantes, sino que además hay que reducir los factores que predisponen a la oxidación.

Ideas para incorporar más antioxidantes en tu día a día

¿Cómo lograr un equilibrio favorable de antioxidantes en nuestro cuerpo? Estas son algunas sugerencias:

1.    Pásate a una alimentación saludable, como nuestra Dieta Mediterránea, rica en vegetales, fruta fresca y frutos secos. Estos alimentos están llenos de distintas clases de antioxidantes, como los polifenoles y algunas vitaminas y minerales.
2.    Asegúrate de consumir un mínimo de 2 raciones de hortalizas y verduras variadas al día, y que una de las raciones sea cruda: por ejemplo, una ensalada o un gazpacho. Tomate, brócoli, pimiento, zanahoria, escarola… ¡Escoge según tus preferencias!
3.    Las frutas son tus aliadas. Se recomienda consumir un mínimo de 3 piezas de fruta al día, como por ejemplo a media mañana y como postre en la comida y la cena.
4.    La vitamina E del aceite de oliva es un potente antioxidante. Utiliza la variedad virgen extra tanto para cocinar como para aliñar, ya que aporta una cantidad superior de vitamina E que los aceites de oliva refinados.
5.    Al cocinar, es importante no tostar demasiado los alimentos y vigilar especialmente que el aceite no humee. en este caso, es mejor desechar el aceite sobrecalentado, ya que se han generado radicales libres.
6.    Algunas plantas, como por ejemplo el té verde, aportan antioxidantes y se pueden utilizar para sustituir bebidas no tan saludables como zumos envasados, refrescos o bebidas alcohólicas. ¡Es cuestión de hábitos!
7.    Por último, no olvides reducir o evitar tabaco, alcohol, exposición solar sin protección… y otros factores que generan oxidación.

Si quieres aprovechar al máximo las propiedades antioxidantes del té verde, te recomendamos Antiox: alía el té verde con la raíz de cúrcuma, dos ingredientes con actividad antioxidante reconocida. 2 o 3 bolsitas al día te darán el plus de antioxidantes para que, junto con una alimentación saludable, ayudes a tu cuerpo a luchar contra el envejecimiento celular.

cocinar.jpg

Alimentación tras las vacaciones de navidad

Las vacaciones de Navidad han llegado a su fin y un nuevo año nos da la bienvenida. Tras los excesos navideños, nuestro organismo puede verse alterado, por ello, en enero, junto a los propósitos de año nuevo, debemos adoptar buenos hábitos saludables y procurar devolver a nuestro organismo su estabilidad.

La vuelta al trabajo tras unos días de desconexión puede ir acompañada de una gran carga de trabajo y estrés. La alimentación, como hemos visto en otros artículos, puede ser clave para afrontar cada momento con energía, pero después de las fiestas, puede que queramos tener en cuenta algunos aspectos para recuperar el equilibrio.

Come poco a poco

¡Sobre todo en el trabajo! Es cierto que tenemos mucho trabajo, pero la comida es muy importante también. Si comemos poco a poco daremos tiempo a nuestro cuerpo a enviar señales al cerebro cuando ya esté saciado y evitaremos comer de más. ¡Para eso ya estaban las fiestas! ;)

Como siempre: menús equilibrados

Una vez más, la alimentación debe ser equilibrada. Haz un buen aporte de verduras y hortalizas, acompañándolas de cereales y alimentos ricos en proteína como el pescado, huevos, legumbres o carnes magras. ¡No olvides guardar sitio para el postre! Un yogur natural, si lo prefieres descremado, o bien, una pieza de fruta, son una opción ideal para redondear la comida.

Una botella de agua siempre contigo

Ya sabes que hidratarse es muy importante. Lleva contigo una botella para ir bebiendo, o si lo prefieres, aprovecha para tomar infusiones y tés. Los refrescos o las bebidas alcohólicas ya han tenido su papel en estas fiestas.

Cuida tus preparaciones

Estos días trata de cocinar algo más sano y ligero: vapor, hervido, horno… o plancha si usas poco aceite. Deja de lado los fritos y las salsas durante un tiempo. Evita, también, añadir mucha sal a los platos, y si te gustan los sabores intensos, añade hierbas provenzales u otras especies que añadan protagonismo a tus platos.

Siempre en movimiento

Recuerda que el ejercicio físico es básico en cualquier etapa de nuestra vida. El deporte, además, puede ayudar a nuestro cuerpo a regularse y mantenernos sanos.

Complementa tu dieta con infusiones SUSARÓN

Podemos recurrir a infusiones para ayudar a devolver a nuestro cuerpo su estado de normalidad tras estas vacaciones, en las que han reinado las comilonas y las sobremesas por encima de las dietas y el ejercicio. Infusiones como SUSARÓN Sanatens o SUSARÓN Adelgasana son ejemplos de infusiones que te ayudan a cuidarte por dentro mientras disfrutas de su sabor. Sanatens incluye hojas de olivo en su composición,  a las que se le atribuye la capacidad de regular la tensión arterial, mientras que Adelgasana es la infusión aliada de todos aquellos que estén siguiendo una dieta para mantener la figura y sentirse ligeros.

Ahora que empezamos el año, ¡no descuides tu salud! Recupérate de los excesos navideños, sigue unos hábitos saludables, y seguro que cumplir con los propósitos que te planteaste unos meses atrás, será mucho más fácil.

Cola de caballo una planata depurativa para tu bienestar.jpg

Cola de caballo: Una planta depurativa para tu bienestar

¿Conoces la Cola de caballo? Es una planta muy popular en Sudamérica a la que se le atribuyen culturalmente distintas funciones. Es revitalizante, ya que mejora el aspecto de la piel y el cabello. También tiene la capacidad de participar en el mantenimiento del peso corporal, principalmente por su efecto diurético. Además, podría formar parte de la defensa del organismo, especialmente contra los hongos, aumentando la respuesta inflamatoria para librarse de ellos. Te contamos algunos de sus beneficios y funcionalidades para que empieces a disfrutar de la Cola de caballo:

Contra infecciones vaginales
Una de las principales aplicaciones de la Cola de caballo es la prevención de infecciones vaginales. Se le atribuye la capacidad de regular las defensas y propiedades diuréticas. Estas características, podrían ayudar a impedir que las bacterias se adhieran a las zonas vaginales y produzcan infecciones. Además, si seguimos una dieta saludable estaremos facilitando el trabajo de nuestro organismo. De este modo, podrá protegerse con mayor facilidad de agentes externos que puedan causar infecciones.

Efecto detoxificante
Los riñones, los pulmones, el hígado y la piel se encargan de “detoxificar” nuestro cuerpo. Para que este proceso natural funcione correctamente es necesario adoptar un estilo de vida que incluya la práctica de ejercicio físico y una alimentación saludable. Se recomienda beber abundante agua, consumir alimentos ricos en fibra y realizar desayunos completos y cenas ligeras. Además, puedes tomar infusiones que contengan Cola de caballo como SUSARON Detox que está elaborada con plantas naturales reconocidas tradicionalmente por ayudar a eliminar las toxinas del organismo de forma natural.

Función antioxidante
Otra de los beneficios de la Cola de caballo es su poder antioxidante. La Cola de caballo contiene flavonoides que son sustancias antioxidantes, que podrían favorecer la protección contra radicales libres y agentes externos. Éstos son provenientes de factores como los rayos ultravioletas o la contaminación ambiental que pueden dañar las células de nuestro organismo y promover procesos de envejecimiento y de inflamación corporal. ¡Recupera tu juventud!

La Cola de caballo nos aporta muchos beneficios para nuestro cuerpo tanto a nivel interno como externo. Recuerda que, a pesar de sus numerosos beneficios, como todo, no debe consumirse en exceso. Es recomendable que moderes el consumo y tomes como máximo dos infusiones SUSARON Detox al día. En el caso de embarazo, lactancia u otras patologías, consultar a tu médico el consumo recomendado. ¡Cuida y disfruta tu bienestar!