Entradas

3 cremas frías para combatir el calor

Preparar platos fríos de cuchara puede ser muy fácil, ¡y más si sigues nuestras recetas! Te proponemos varias cremas frías que harán las delicias de tus comensales. Además, son tres recetas saludables, ligeras y muy fresquitas. ¡Te contamos qué ingredientes necesitas y cómo prepararlas!

3 recetas de cremas frías para el verano

Crema fría de aguacate y calabacín

Ingredientes para 4 personas:

  • 2 aguacates
  • Dos calabacines
  • 1 cebolla
  • Un yogur cremoso natural sin azúcares añadidos
  • 500 ml de caldo de verduras
  • Aceite de oliva virgen extra y pimienta negra

Preparación:

Primero vamos a dorar la cebolla. Para ello, la pelamos y cortamos en trozos pequeños. La echamos en una sartén con un poco de aceite de oliva. Cuando esté un poco dorada, retírala del fuego.

Pela y corta los calabacines en trozos pequeños y ponlos en la sartén junto con la cebolla. Coloca todo otra vez al fuego para que se terminen de hacer. ¿Por qué no se pochan los dos ingredientes juntos? La cebolla si se le añade junto con otros ingredientes cuesta más que se caramelice.

Ponlo todo en una olla y añade el medio litro de caldo de verduras. Deja cocer durante unos 5 minutos. Mientras se hace, preparamos los aguacates. Corta con cuidado los aguacates por la mitad para separarlos y quita con cuidado el hueso. Retira la piel y ponlos la olla.

Añade el yogur, una pizca de pimienta negra y un poco de aceite. Tritura bien con la ayuda de una batidora y ¡listo! Deja esta crema reposar en la nevera dos horas antes de tomarla.

Crema fría de melón con jamón serrano

Ingredientes para 4 personas:

  • Melón (1)
  • Cebolla (1)
  • 120 ml de leche evaporada
  • 500 de caldo de pollo o carne. Pero también puedes hacerlo con caldo de verduras.
  • 50 gramos de jamón serrano cortado en cuadraditos
  • Aceite de oliva virgen extra y una pizca de pimienta negra

Preparación:

Primero pochamos la cebolla en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra. Para ello, pelamos la cebolla y la cortamos en trozos pequeños. Cuando la cebolla esté dorada, la pasas a una olla.

Dentro de esta olla vierte el medio litro de caldo y el melón cortado a trozos y sin piel ni pepitas. Déjalo cocer durante 25 minutos.

Pasado ese tiempo, añade el yogur, la nata y la pizca de pimienta negra. Tritúralo todo con una batidora hasta obtener una crema. Reserva un par de horas en la nevera para tomarla fría.

A la hora de servir, puedes poner encima los cuadraditos de jamón serrano al natural o también puedes calentarnos un minutos en el microondas. ¡Esto le dará un toque crujiente muy sabroso!

Crema fría de zanahoria y mango

Ingredientes para 4 personas:

  • Medio kilo de zanahorias
  • Un mango
  • Medio litro de agua
  • 100 ml de leche evaporada
  • El zumo de un limón
  • Sal y una pizca de pimienta negra.

Preparación:

Pela las zanahorias y córtalas en trozos. Haz lo mismo también con el mango, pero te cuidado que tiene hueso en su interior.

Pon en un cazo el agua a hervir con las zanahorias durante 20 minutos. Cuando termine de hacerse, vierte los trozos de mango, la leche evaporada, el zumo de un limón y un poco de sal y pimienta negra. Tritura todo con una batidora para obtener una crema suave. Déjala reposar un par de horas en las nevera antes de tomar y ¡qué aproveche!

¡Esperamos que con estas receta de cremas frías pases un verano muy saludable y refrescante! ¿Quieres más recetas frías? Te damos 3 ideas de cenas ligeras para el verano.

Cuando el calor aprieta, las articulaciones pueden resentirse. En este caso, puedes incorporar la infusión Articulaciones en tu día a día. Gracias a la cúrcuma y al harpago, ayuda a proteger la movilidad y flexibilidad de las articulaciones. Puedes aprender más sobre esta planta en el artículo sobre el harpago y las articulaciones.

 

 

 

 

 

 

 

polos caseros con infusiones

Polos caseros con infusiones

Con el verano, ¡llegan los polos! Y es que no hay nada más refrescante que a media tarde tomarse uno bien fresco. Además, son ligeros, más saludables que el helado y refrescantes. Por ese motivo, vamos a darte varias recetas para que hagas paso a paso tus propios polos caseros con infusiones de Susarón. Eso sí, sin colorantes, conservantes ni azúcares. Para realizar los polos necesitas moldes. Pero si quieres una idea más económica, te pueden servir los envases de los yogures.

3 recetas de polos caseros con infusiones

Polo de limón, menta y té rojo

Como nuestras infusiones son funcionales, estos polos te aportarán una ayuda extra. ¡Es la combinación perfecta para el verano! Te daremos lo ingredientes para unos 8 polos. Este polo se hace con Adelgasana, una infusión que facilita la pérdida de peso y ayuda eliminar líquidos.

Ingredientes: 2 bolsitas de Adelgasana, 1 litro de agua, ralladura de la piel de limón (un poco) y el zumo de un limón.

Preparación:

Primero hacemos las infusiones. Ponemos a hervir el litro de agua y después añadimos las dos bolsitas de la infusión Adelgasana durante 5 minutos. Pero si quieres que tenga más sabor, puedes dejarlo dos o tres minutos más. Después, añade a esta infusión un poco de ralladura de limón y el zumo de limón. Remueve bien y vierte la mezcla en los moldes de polos. Déjalo reposar en el congelador durante unas 4 horas y ¡ya tendrás tus polos listos!

Polo de fresas, té verde y guaraná

Este polo se hará con la infusión de Quemagrasas, que contiene cola de caballo, té verde y rojo y guaraná. Ya lleva fresas, pero le añadiremos trozos de fruta para convertir este polo en una opción aún más saludable y natural. ¡Toma nota de los ingredientes! Te damos las indicaciones para que hagas unos 8 polos.

Ingredientes: 2 bolsitas de Quemagrasas, un litro de agua y 200 gramos de fresas cortadas en dados o bien laminadas.

Preparación:

Tenemos que hacer primero la infusión. Para ello, pon a hervir el litro de agua. Cuando esté listo, mete las dos bolsitas de Quemagrasas y deja reposar 5 minutos. Si quieres que tenga más cuerpo la infusión, puedes dejar reposar las bolsitas dos minutos más. Después, puedes añadir las fresas bien lavadas y troceadas o laminadas. De este modo, encontrarás trozos de fruta en este polo, ¡lo cual será una agradable sorpresa! Vierte la mezcla en cada molde o en los envases de yogurt que te hemos dicho que también puedes usar. Déjalos en el congelador mínimo unas 4 horas antes de servir y ¡listo!

Polo detox de frutas del bosque, té verde y té rojo

Este polo lo haremos con la infusión Detox, que viene genial para el verano. Con el calor solemos tener un poco más de retención de líquidos, así que tener una ayuda extra nos vendrá estupendamente para drenar nuestro cuerpo. Le daremos un toque dulce con las frutas de bosque. ¡Toma nota de los ingredientes para preparar 8 polos!

Ingredientes: 2 bolsitas de la infusión Detox, un litro de agua y 200 o 250 gramos de frutos del bosque. Puedes escoger una selección variada o bien escoger lo que más te guste. Puedes poner fresas, moras, grosellas, arándanos, frambuesas o incluso cerezas (sin hueso).

Preparación:

Pon el litro de agua a hervir y luego añade para infusionar las dos bolsitas Detox durante 5 minutos. Si quieres que tenga un color más oscuro la infusión, puedes dejar las dos bolsitas en reposo durante dos o 3 minutos más. Corta los frutos rojos en trozos pequeños o bien laminados. Puedes escoger los frutos rojos que quieras y mezclarlos en la infusión. Coloca después esta mezcla en los moldes de polos y déjalos durante 4 horas en el congelador.

Con estas tres recetas de polos caseros con infusiones te podrás refrescar este verano. Te damos un consejo extra. Si quieres estos polos un poco más dulces, puedes añadir opcionalmente endulzante natural. El nuestro lo hacemos, con frutas, sin gluten, sin conservantes y con un bajo índice glucémico. Puedes poner una o dos cucharaditas de Endulsana.

 

 

 

¿Qué es el índice glucémico? Aquí te lo explicamos

¿Has oído alguna vez eso de que los alimentos ricos en hidratos de carbono, engordan? También se ha dicho esto sobre las grasas, en ocasiones se ha llegado a hablar de que ciertas combinaciones de alimentos son las que provocan que aumentemos de peso y que, por eso, deben consumirse ciertos alimentos por separado. Vamos a ver qué hay de verdad, sobre todo en lo que se refiere a los hidratos de carbono. ¡Prepárate para descubrir que es el índice glucémico y su función en nuestro peso!

Los hidratos de carbono.

Vamos a empezar hablando de los hidratos de carbono, porque para hablar de índice glucémico, hemos de entender que éste índice solo se encuentra en alimentos que aporten hidratos de carbono.

Pero, ¿qué son los hidratos de carbono? Son uno de los tres macronutrientes más importantes del organismo. Los hidratos de carbono son conocidos por su función energética dentro de nuestro organismo: proveen de energía a las células.

Los alimentos que aportan hidratos de carbono son los cereales como el arroz, la avena…, las frutas y verduras, la pasta, las patatas, el pan…

Hasta ahora se clasificaban como “hidratos de absorción lenta e hidratos de absorción rápida”. No es una clasificación errónea, pero como veremos en la definición de índice glucémico, no es la más completa.

Esta clasificación nos venía a decir que los hidratos de carbono de absorción rápida son aquellos que aportan energía de manera rápida, y si no se consumen rápido se acumulan. Los hidratos de carbono de absorción lenta eran aquellos que aportan energía de manera paulatina y que, por lo tanto, al organismo le daba tiempo de ir quemándolos poco a poco y se evitaba así su acumulación en forma de grasa.

Ahora entra en juego el índice glucémico.

Qué es el índice glucémico.

El índice glucémico es la medida de la rapidez en la que se eleva el nivel de azúcar en sangre (glucosa) después de haber consumido un alimento.

Los alimentos con índice glucémico bajo, aumentan lentamente el nivel de glucosa en sangre. Esto enlentecerá la liberación de la insulina, la hormona encargada de hacer entrar este azúcar a la sangre, de tal manera que, una vez se vaya agotando la glucosa de la sangre, la insulina residual es poca, hay poca cantidad.

¿Por qué es importante que la insulina desaparezca poco a poco?

En el caso de alimentos con IG (índice glucémico) alto, es decir, que provocan un aumento en los niveles de azúcar en sangre, estos obligan a que se segregue de nuevo insulina, de tal manera que una vez esta ha entrado todo el azúcar de la sangre en las células de manera rápida, se produce una hipoglucemia (una bajada de azúcar en sangre) y esto provoca un pico de hambre.

Este punto es importante ya que, en el caso de querer controlar el peso, los alimentos que deben predominar en nuestra alimentación son los que tengan un IG bajo o moderado.

La clasificación de los alimentos según su índice glucémico parte del 100 que es el valor de la glucosa. Por lo tanto, los alimentos que se acercan al 100 son de IG alto. Cuanto menor es el valor, más bajo es el índice glucémico.

Algunos IG de alimentos son: las zanahorias cocidas tienen un IG de 92, la miel de 87, las patatas cocidas 70, el pan blanco 69, el maíz dulce 59, las patatas fritas 51, las naranjas 40, la leche entera 34, los melocotones 26, los cacahuetes 13.

El índice glucémico de los alimentos se puede modificar.

Así es. La velocidad en la que vamos a absorber estos hidratos de carbono depende de otros factores. El IG puede modificarse en función de cómo acompañemos estos hidratos, por ejemplo. Si mezclamos un alimento con IG alto, con un alimento rico en grasa o fibra, se absorberán con más lentitud, por lo que provocará un aumento del nivel de azúcar en sangre más lento. Un ejemplo claro es el caso de los cereales: los cereales integrales poseen un índice glucémico más bajo que los cereales refinados, ya que los primeros van acompañados de fibra.

 Otro caso es el tipo de cocción de los alimentos. Por ejemplo, en el caso de la pasta, si está muy cocinada se absorbe mucho más rápido que en el caso de la pasta si está al dente. O en el caso de la fruta: si la trituramos o hacemos zumo, el IG de sus hidratos será mucho más alto que si la comemos entera.

¿Y cómo endulzar sin que se resienta el índice glucémico?

Una opción es la fruta. Podemos añadir trozos de fruta a nuestros preparados, ya que la fruta suele tener IG moderados o bajos. Pero hay alimentos a los que añadir un trozo de fruta no es posible, por ejemplo, un café o ciertas tartas, pasteles o galletas. Si quieres cuidar tu índice glucémico, puedes optar por Endulsana de Susarón, que es un extracto 100% de frutas (algarroba, manzana y uva), sin regusto alguno y que, gracias a su bajo índice glucémico, es un alternativa natural y saludable al azúcar.

¡Qué manera más dulce de cuidar los niveles de azúcar en sangre!

 

 

 

 

¡Añade cúrcuma a tus infusiones!

Seguro que has oído hablar de la cúrcuma, ¿pero sabes para qué sirve?, ¿dónde la puedes añadir?, ¿qué sabor tiene? Sigue leyendo que te explicaremos de dónde procede la cúrcuma y beneficios para nuestro cuerpo. Siéntate tranquilamente con tu infusión y prepárate para saber más sobre esta especie de color tan llamativo.

Qué es la cúrcuma

Es una planta originaria de la India, que necesita un ambiente cálido y húmedo para su crecimiento. La parte que se usa de la cúrcuma son sus rizomas, lo mismo que utilizamos con el jengibre. Estos rizomas son unos tallos subterráneos engrosados y ramificados. De ellos extraemos el polvo que será la que se consuma tanto como condimento, especia o colorante.

La cúrcuma tiene un color amarillo anaranjado muy fuerte. Se empezó a utilizar como colorante textil. Incluso para uso cosmético en rituales. Más tarde, y hasta la actualidad, se ha ido añadiendo en diferentes preparaciones culinarias como condimento y colorante. Por eso, tendremos que vigilar al usarla si no queremos que nuestros dedos se queden teñidos de amarillo cuando la utilizemos.

Qué propiedades tiene la cúrcuma

Se le atribuyen diversas propiedades y beneficios. Entre sus beneficios, se le atribuye una acción antiinflamatoria, antioxidante y la mejora de la función hepática. Incluso se dice que puede ayudar a reforzar la memoria y el sistema inmunológico.

Por la acción antiinflamatoria que ejerce dentro de nuestro cuerpo, puede ayudar a atenuar los dolores articulares, síntomas propios de enfermedades como la artrosis y artritis. O el síndrome premenstrual, para este último te proponemos que pruebes Susarón Menstruación. Esta infusión ayuda a aliviar los dolores menstruales. Está compuesta a base de cúrcuma y canela, entre otros ingredientes.

La cúrcuma contiene sustancias antioxidantes. Los antioxidantes protegen a nuestro organismo del estrés oxidativo. Evita que nuestras células envejezcan y se deterioren. También, hace que funcione mejor el sistema inmunológico. Recuerda que los antioxidantes se encuentran en muchos alimentos, como las frutas y verduras de colores vivos.

Otro beneficio atribuido a la cúrcuma es que regula el correcto funcionamiento del hígado y lo protege a su vez. Hace que segregue y fabrique más ácido biliar, lo que ayuda a mejorar la digestión.

Cómo añadir cúrcuma en tu día a día

La cúrcuma la encuentras de diversas formas en el mercado. Se suele utilizar para condimentar los platos, ya sea sola o mezclada con otras especies. Como es el caso del curry. Añade una cucharadita de postre a tus platos de arroz, carne o verduras, ¡ya verás que color y sabor les da!

Esta especie tiene un sabor entre dulce, ligeramente picante, pero con un toque amargo. Se puede utilizar en infusiones. Entre nuestros productos, tenemos Susarón Antiox, deliciosa mezcla de cúrcuma y té verde que ayuda a mantener la piel saludable, ¿te atreves a probarla?

¿Sabías que el uso más habitual de la cúrcuma es en la industria alimentaria en forma de aditivo natural? Bajo la nomenclatura E100, se utiliza como colorante. Su color tan llamativo hace que forme parte de mostazas, quesos, mantequillas, pero en dosis tan pequeñas que no notamos su sabor. Seguro que en más de una ocasión hemos probado la cúrcuma, pero ni nos hemos dado cuenta.

Si no te atreves todavía a añadirlo a tus platos puedes empezar con probar las infusiones Susarón que ya la incluyen mezclada con otras plantas. La puedes tomar a cualquier hora del día, pero después de comer para favorecer la digestión será ideal. ¿Ya la has probado? ¡Te encantará!

r a cualquier hora del día, pero después de comer para favorecer la digestión será ideal. ¿Ya la has probado? ¡Te encantará!

 

 

 

 

.

 

 

 

 

.

 

 

Si eres fan de las semillas te explicamos qué son y las características nutricionales de las más usadas en alimentación

Propiedades de las semillas mas usadas en la alimentación

Lino, chía, sésamo, calabaza…¿Añades semillas de forma habitual a tus platos? En este artículo te explicamos sus beneficios, las características nutricionales de las semillas más populares, y cómo incluirlas en tu alimentación.

¿Qué son las semillas?

Las semillas son aquella parte de un fruto que contiene el embrión de una futura planta. En algunos casos, las semillas se destinan para un uso alimentario y no solo agrícola, como es el caso de las semillas de sésamo, girasol,  lino o amapola, por ejemplo.

Beneficios de las semillas

Aunque es cierto que algunas de las características nutricionales de las semillas pueden ser distintas en función de la variedad, algunas de ellas son bastante generales. Las semillas son una buena fuente de fibra, grasas insaturadas y una gran variedad de minerales. La mayoría de ellas aportan antioxidantes en forma de polifenoles.

 

También aportan buenas cantidades de proteína vegetal, que puede variar en función del tipo de semilla, puedes encontrarás más información sobre las proteínas vegetales en el artículo del blog “Descubre todo sobre las proteínas vegetales”.

Tipos de semillas

Amapola

Las semillas de amapola se extraen del cáliz una vez la flor se ha marchitado y desecado. Son ricas en ácidos grasos esenciales, proteínas y fibra. Entres sus minerales cabe destacar que son una de las semillas que contiene más calcio, pero también presentan importantes cantidades de hierro, fósforo y potasio. Además son ricas en polifenoles, un tipo de antioxidantes.

Cáñamo

Las semillas de cáñamo se obtienen de la planta del cannabis, aunque estas no poseen ninguna sustancia estimulante, lo que si que poseen son interesantes características nutricionales.

En ellas predominan los ácidos grasos poliinsaturados omega 3 y 6, pueden llegar a contener aproximadamente un 35% de proteínas y son fuente de fibra. Entre los micronutrientes, los más destacados son el hierro, el magnesio, el fósforo y el cinc.

Lino

Las semillas de lino se caracterizan, como todas las demás, por fuente de proteínas y tener un alto contenido en fibra, especialmente fibra soluble. Además, contienen buenas cantidades de ácido alfa linolénico (ALA), el cual es precursor de los ácidos grasos esenciales eicosapentaenoico (EPA) y docosahexaenoico (DHA). Ambos resultan muy importantes para la salud cardiovascular. También hay que destacar su contenido en antioxidantes, como por ejemplo los lignanos, que también tienen un efecto cardioprotector en el organismo.

Pipas de calabaza

Las semillas o pipas de calabaza se extraen del interior de la calabaza y, habitualmente, se comen tostadas. Su cantidad de proteína puede llegar casi al 30% y son una gran fuente de ácidos grasos insaturados. Contienen cantidades importantes de hierro, fósforo y potasio así como vitamina B1. Contienen antioxidantes como los lignanos, que pertenecen a la familia de los polifenoles.

Pipas de girasol

Las pipas de girasol crecen el el disco floral del mismo, y para poder recolectarlas es necesario esperar que los pétalos se marchiten y caigan y la planta se seque. Nutricionalmente, las pipas de girasol son bastante parecidas a las de calabaza. También tienen altos contenidos de proteína y grasas insaturadas, además de ser fuente de fibra. Y como las pipas de calabaza, también contienen polifenoles. En cuanto a minerales, destacan el fósforo y el cinc y en referencia a las vitaminas contienen cantidades importantes de vitamina E y ácido fólico.

Sésamo

En cuanto a las semillas de sésamo, existen 2 variedades, el sésamo negro y el dorado, ambas variedades son muy populares. Observando su composición nutricional, estas tienen un alto contenido en grasas insaturadas y fibra. En cuanto a micronutrientes, tienen un alto contenido en calcio, hierro, magnesio, fósforo y cinc y también es fuente de vitaminas del grupo B. también contienen cantidades importantes de antioxidantes en forma de polifenoles.

Chía

Las semillas de chía son de origen mexicano, pero últimamente se han vuelto muy populares entre algunos países occidentales como España. Una de sus características nutricionales más destacadas es que tienen un alto contenido en ácidos grasos poliinsaturados omega 3, que son esenciales para el organismo. Además, su contenido en proteínas es bastante destacable teniendo un buen perfil de aminoácidos, lo que hace que sea una proteína bastante completa. En cuanto a minerales tiene un alto contenido en calcio, hierro, fósforo, magnesio y cinc.

¿Cómo incluir semillas en la dieta?

Las semillas en general pueden ser bastante versátiles en la cocina, y en general pueden intercambiarse entre ellas fácilmente. Puedes añadirlas como “toppings” en ensalada, macedonias o en batidos. Te proponemos algunas opciones para que incluyas las semillas en tu alimentación.

  • Yogur vegetal con granola semillas de cáñamo y arándanos.
  • Tostada con mermelada de chía y fresas acompañada de la infusión Antiox, para empezar la mañana con un plus de antioxidantes.
  • Hummus de remolacha con semillas de sésamo y crudités
  • Bol de kiwi y naranja con semillas de amapola acompañada con la infusión Laxasana, una opción rica en fibra que te ayudará con el tránsito intestinal.
  • Ensalada verde con pipas de girasol y calabaza.

¡Incluye semillas en tu alimentación habitual para disfrutar de todos sus beneficios nutricionales!

 

 

Consejos para descansar mejor con Infusiones Susarón

Las claves para el correcto descanso nocturno

Seguro que has escuchado alguna vez que hay personas que, con tan solo 5 horas de sueño se sienten frescos como una rosa. ¿Es cierto? ¿Es un mito dormir 8 horas? Pues lo cierto es que cada persona tiene sus propios ritmos internos y necesidades nocturnas para descansar. Puede que con 5 horas tengas suficiente, pero lo cierto es que dormir entre 7 y 8 horas, es mejor para que el cuerpo pueda realizar bien todas sus funciones.

Nuestra edad también altera las horas de sueño que necesitamos. Por ejemplo, los bebés necesitan entre 14 y 17 horas. Los niños y adolescentes de media duermen unas 9-10 horas. En adultos se recomienda entre 7 y 8 horas. Pero las personas mayores, necesitan cada vez menos horas de sueño y suelen dormir menos de 7 horas. Pero, recuerda que cada persona es diferente y tiene unas necesidades de descanso diferente. ¡Te contamos qué beneficios tiene el descanso nocturno y unas claves para descansar mejor!

Claves para el descanso nocturno

La rutina de irse a dormir

Lo importante es crear un hábito. Vete a la cama siempre a la misma hora y realiza las mismas acciones. Esto puede ser, por ejemplo, lavarse los dientes, tener un vaso de agua en la mesita de noche, bajar la persiana. Son pequeños gestos que nos ayudan a preparar a nuestro cuerpo para el sueño. Cada uno tiene su mantra, pero procura repetirlos siempre para crear el hábito y la rutina.

Tomar una infusión relajante

Otra cosa que ayuda bastante es tomar una bebida caliente. Ayuda a relajar los músculos y la mente. Te proponemos que pruebes con nuestra infusión Duermesana, que favorece un sueño saludable. Lleva plantas que ayudan a la relajación muscular como la pasiflora, la valeriana y el espino blanco. Estos tres ingredientes sirven para calmar el estrés de nuestro día a día y que el cuerpo se prepare para el descanso que merece. Además, tiene un sabor cítrico gracias a la naranja.

Toma conciencia de tu respiración

Si eres de los que les cuesta dormir cuando están en la cama y la cabeza no para de darle vueltas a las ideas. ¡Te recomendamos una técnica de relajación que funciona! Consiste en tomar conciencia de nuestro cuerpo y de nuestra respiración. Cuando te tumbes en la cama, centra toda tu atención en tu respiración. En cómo se llena de aire tu cuerpo, y lo sueltas por la boca. Presta atención a tus músculos. ¿Tienes los hombros apretados? Libérate de toda la tensión. De forma inconsciente, puede que tengamos el cuello, los brazos o los muslos en modo vigilia. Sigue controlando tu respiración mientras libera “peso” de tu cuerpo. ¡Verás como al relajarte, descansas mejor!

¿Qué beneficios tiene el descanso nocturno?

Nuestro corazón trabaja mejor

¿Sabías que al dormir se bajan las pulsaciones por minuto? ¡Entramos en el modo reposo! Nuestro ritmo cardíaco no necesita ser elevado cuando dormimos y bajan las pulsaciones para que el cuerpo pueda reposar. De esta manera, se relajan los músculos y el corazón bombea la cantidad de sangre necesaria para que los órganos de nuestro cuerpo trabajen con eficacia. El correcto descanso nocturno da como resultado un buen estado cardiovascular.

¡Mejora el buen humor!

Y es que nuestras emociones van muy ligadas con el descanso. A todos nos afecta negativamente una noche de interrupciones. ¿Cuántos no hemos mirado el reloj en mitad de la noche para contar las horas que nos quedan antes de la hora de levantarnos? Parece una tontería, pero dormir de un tirón hace que nos levantemos con la sensación de haber descansado, con energía y más felices. ¡Siempre se despierta uno feliz si duerme del tirón!

Ayuda a reforzar la memoria

A lo largo del día, tenemos muchas tareas estresantes y hemos entrenado a nuestro cerebro a ser nuestra memoria para todo. Cuando estudiamos o con tareas más simples como recordar cerrar el gas, coger las llaves al salir, etc.

Para que el cerebro funcione correctamente, necesita pasar por las fases del sueño. La más importante es la fase REM que ayuda a codificar todos los datos obtenidos durante el día y consolidar la memoria y el aprendizaje. Es el momento en que la información útil se queda en nuestra memoria. También es verdad que en este momento es cuando realiza una limpieza de aquellos conceptos o recuerdos que no son necesarios recordar en el día a día. ¡Es normal no acordarse de todo lo que hemos visto, hablado y oído!

Esperamos que estos consejos te ayuden a tomar conciencia de la importancia que tiene el descanso nocturno y puedas descansar mejor por las noches. Si quieres conocer más consejos para dormir, te recomendamos que leas otro artículo que tenemos sobre tips para dormir mejor.

 

 

 

 

Protege tu piel del sol con estos consejos - Infusiones Susarón

Protege tu piel frente al sol

La luz del sol tiene algunos beneficios en nuestra piel, pero también comporta un riesgo. Por eso conviene tomar precauciones para proteger la piel y mantenerla lo más saludable posible. Es mejor que no nos expongamos frecuentemente y de forma prolongada al sol para que la piel no se resienta ni dañe. Por eso, te damos unos consejos y te indicamos qué protección solar necesitas según tu piel.

Consejos para tomar el sol

Las mejores horas para exponerse

La intensidad de la luz solar es más baja antes de las 12 de la mañana y después de las 17 horas. Intenta evitar el sol del mediodía, ya que es cuando el sol está más arriba en el cielo y suele ser más fuerte.

Además de la piel, protege tus ojos.

Puedes llevar sombrero para cubrirte la cabeza y que el pelo no absorba tanto calor. Protege tu vista con unas gafas de sol y tu piel con camisetas y prendas ligeras de algodón que ayuden a transpirar.

Bebe mucha agua

Hidrata tu piel para que mantenga un aspecto terso y su elasticidad. Con el calor y el sudor, perdemos líquidos, y es importante restaurar la hidratación.  Lo recomendable es beber 1,5 litros de agua al día, pero esto dependerá de tu actividad física, la temperatura, e incluso tu alimentación. Puedes complementar tus tomas de agua con infusiones. Por, ejemplo, puedes tomar Antiox Susarón, una infusión con antioxidantes gracias a sus ingredientes: té verde y cúrcuma. Estos dos ingredientes ayudan a mantener un aspecto saludable en nuestra piel y a protegerla de la oxidación prematura. Además, ¡su sabor a piña te dará un toque exótico y refrescante!

Los días soleados son los que más queman

Cuando salgas un día con muchas nubes en el cielo, no te confíes. Los rayos ultravioletas del sol traspasan igualmente las nubes y si no protegemos adecuadamente la piel, nos exponemos más de lo normal por la sensación de que no pasa nada. Así es como te quemas y tu piel se pone de color rojo intenso.

Aplícate protector solar

Ponte crema media hora antes de la exposición al sol y cada dos horas vuélvete a aplicar la crema o después de cada baño. También puedes aplicarte protector labial o cacao para mantener los labios hidratados. Recuerda que, si vas a la piscina o a la playa, el agua refleja todavía más los rayos solares. Lo mismo pasa si vas a la montaña con nieve, ya que el blanco refleja más la luz del sol y hace que aumenten las posibilidades de quemarte.

¿Qué protector solar necesito según mi tipo de piel?

Para proteger tu piel de los rayos ultravioletas, causantes del deterioro de la piel, necesitas un factor de protección solar (FPS). Todas las pieles deben protegerse con filtro solar, pero hay algunas que, según el fototipo, tienen que hacerlo de manera más concienzuda.

Fototipo I y II

Se les asigna a las personas con la piel muy blanca, con pecas y cabello pelirrojo o rubio y ojos de color claro. Su piel suele cambiar muy poco de pigmentación El mejor FPS es el 50.

Fototipo III

Este tipo es para personas de piel clara, cabello castaño o rubio oscuro y ojos marrones o grises. El mejor FPS es entre 30 y 50. Su piel suele quemarse moderadamente por la falta de costumbre.

Fototipo IV

Corresponde a personas con el pelo y ojos oscuros y la piel morena. Suelen broncearse fácilmente y quemarse un poco. Necesitan protegerse del sol, con un factor 30 como mínimo.

Fototipo V

Tienen la piel bronceada o con un ligero tono marrón, por lo que no suelen quemarse con el sol. De todos modos, su piel necesita protección solar.

Fototipo VI

Las personas con la piel muy oscura no suelen quemarse ni la piel se broncea más al exponerse al sol. Pero para cuidar su piel debidamente, tienen que ponerse filtro solar.

Es importante remarcar que, en el caso de los niños, sea cual sea el fototipo, es imperativo protegerles y evitar la exposición al sol adecuadamente: filtro solar, gorro, gafas, o incluso camisetas con tejido especial con filtro solar.

Esperamos que con estos consejos puedas tomar el sol de manera responsable y segura. ¡Disfruta del buen tiempo y realiza actividades al aire libre cuidando tu piel! Si te has quedado con ganas de saber qué más puedes hacer para cuidar tu piel, te contamos en otro artículo qué puedes hacer para mimarla en casa.

 

 

 

 

Infusiones y los planes de adelgazamiento

Infusiones, eficaces aliadas en los planes de adelgazamiento

Las infusiones las podemos tomar a cualquier hora y en cualquier momento. ¿Sabías que existe una gran variedad de plantas para realizar infusiones? Dependiendo del objetivo que queramos, utilizaremos unas u otras. Incluso, ¡se pueden mezclar! Descubre cuál de estas plantas son las más indicadas cuando realizas una dieta de control de peso. 

Consejos para seguir una dieta de adelgazamiento

Cuando tratamos de hacer cambios en nuestros hábitos, pueden surgir dudas o nos podemos sentir estancados. Así que te damos unos cuantos consejos para seguir tu dieta de adelgazamiento de forma saludable. Recuerda que, ante todo, la alimentación saludable y la actividad física son 2 pilares para tener salud, independientemente del peso.

El método del plato

¿Sabes qué puede ayudarte a comer de manera equilibrada? El método del plato es una herramienta muy fácil y en auge. Sirve para saber cómo hacer una comida principal equilibrada. Imagina que divides tu plato en tres partes. Una mitad destinada a las verduras, una cuarta parte restante para las proteínas y el otro cuarto del plato para los hidratos de carbono (arroz o pasta integral o patata cocida).  Así, se crean menús basados en una buena proporción de hidratos de carbono, proteínas y verduras.

Más verdura y fruta

Incluye verdura en cada comida principal. Hay bastantes opciones en el mercado e ideas. Desde ensaladas hasta recetas a la plancha, cocidas o salteadas. ¿Sabes lo que te proporciona comer más verdura y hortalizas? Aportan a nuestro cuerpo vitaminas, minerales y fibra. Además, son alimentos que contienen pocas grasas y calorías.

En cuanto a la fruta, se recomienda tomar mínimo 3 raciones al día. El mejor momento para consumirla es al final de cada comida como postre o entre horas en el almuerzo y merienda.

Evita los fritos y los alimentos procesados

Los alimentos procesados se componen, sobre todo, de grasas saturadas, cantidades elevadas de sal y azúcares añadidos. Por eso, nuestro consejo es que elabores tus propias recetas para controlar la cantidad de ingredientes que añades y puedas consumir platos con menos sal o azúcar. Puedes sustituir la sal por las hierbas aromáticas y especies para aportar sabor.

Cambia las salsas por aceite de oliva y vinagretas

Cuando quieras aliñar tus ensaladas, te recomendamos que le eches aceite de oliva virgen extra. Este aceite contiene grasas saludables gracias a su contenido en ácido oleico, muy beneficioso para nuestro cuerpo.

A la hora de cocinar, procura usar muy poco aceite o nada. Para ello, puedes cocinar con diversas técnicas más saludables: plancha, vapor, papillote o al horno.

Disminuye el consumo de azúcares libres

Ya sabemos que el azúcar está muy presente en todos los alimentos, ¡incluso en las verduras! Una forma de reducir el consumo de azúcar en nuestro organismo es evitar las bebidas azucaradas, la bollería, los zumos envasados, y otros dulces. Además, intenta poco a poco, reducir la cantidad de azúcar que le añades a tus bebidas calientes como infusiones o café.

Por qué tomar infusiones en tu día a día

Beber es muy importante para nuestro organismo. Nos ayuda a recuperar los líquidos que perdemos y a depurar el organismo. Es importante hidratarse a lo largo del día, aunque no se tenga sed. Aunque hayas oído que hay alimentos ricos en agua, es mejor ir bebiendo. Pero si te cuesta beber agua, siempre puedes incluir infusiones a diferentes horas para hidratarnos. Ya sea fría o caliente, elige aquellas infusiones con los sabores que más te gusten. ¿Sabías que las infusiones también aportan una ayuda extra a nuestro organismo? Hay plantas que sirven para saciarnos y así, evitar picar cualquier otra cosa que no nos convenga.

Plantas que puedes incluir en tus infusiones

Las plantas que puedes incluir mientras sigues una dieta de adelgazamiento pueden ser muy variadas. Existen preparados que favorecen la eliminación de toxinas, para drenar tu organismo, que evitan la retención de líquidos o que sirven para quemar grasa. En Susarón tenemos varias infusiones con estas características como son Detox, Adelgasana, Quemagrasas. Sin duda, ¡tus aliados para tus dietas de control de peso! Estas infusiones mejor tomarlas sin azúcar, y puedes tomar una o dos al día. Aquí tienes algunas de estas plantas y la actividad que tienen en nuestro organismo.

Cola de caballo

Esta planta facilita la pérdida de peso y ayuda a incrementar la eliminación de líquidos.

Té verde       

Ayuda a la pérdida de peso, ayuda a quemar la grasa y tiene efecto diurético.

Té rojo

Ayuda al drenaje del organismo, ayuda a quemar la grasa y prevenir su aparición.

Sen

Ayuda a perder peso y a mantener la regularidad intestinal.

Guaraná

Contribuye al metabolismo de las grasas y apoya la pérdida de peso.

Menta

Ayuda a mantener el apetito normal.

 

¡Atrévete a probarlas! Siempre acompañadas de una dieta equilibrada y variada y actividad física.

 

 

hacer una infusión

Cómo hacer una infusión perfecta

Cómo hacer una infusión de la mejor manera posible

Si te gustan las infusiones, este artículo te interesa porque vamos a explicar cómo puedes preparar tus bebidas preferidas, con opciones rápidas, tradicionales o alternativas. Corre a prepararte una de tus infusiones preferidas y ¡siéntate cómodamente a leer esto!

Tipos de infusiones

¿Podrías decir cuál es la infusión que más te gusta? Seguramente tienes varias en mente, una para cada ocasión. Y es que hay muchos tipos de infusiones, y no todas ellas son iguales.

Las infusiones comprenden cualquier líquido elaborado con plantas que han sido hervidas o escaldadas en agua. El producto resultante, es una infusión. Pero dentro de infusiones podemos encontrar tés, por ejemplo. Podríamos decir que hablar genéricamente de infusiones no es un término adecuado, ya que no es lo mismo hacer una infusión de té que una de plantas medicinales o simplemente plantas aromáticas. Las propiedades de cada una de ellas son diferentes.

  • Tés. Los tés son infusiones de brotes y hojas de la planta del té. Tiene un sabor ligeramente amargo y astringente. La planta del té, Camelia Sinensis, contiene sodio, potasio, hierro, magnesio, fósforo y calcio. En su composición también encontramos polifenoles, conocidos por su efecto astringente.
  • Infusiones medicinales. Estas bebidas se obtienen de flores, raíces, hojas o cortezas. A estas plantas tradicionalmente se les han otorgado propiedades medicinales con efectos sobre distintas afecciones. Las infusiones medicinales son remedios típicos de la medicina tradicional que han resistido al paso de las generaciones.
  • Infusiones aromáticas. Este tipo de infusiones se obtienen de plantas, raíces, cortezas… con propiedades aromáticas. Su único beneficio es el aporte hídrico del agua con un sabor agradable.

Lo cierto es que en el mercado se pueden encontrar estos tres tipos de infusiones o, a veces, con el fin de otorgar deliciosos sabores, o potenciar propiedades, pueden ser mezclas entre estos tipos.

Una vez escogida… ¡tipos de preparación!

Ahora, una vez has escogido la infusión que quieres tomar para ese momento de relax o cuidados, es momento de prepararla. ¿Qué maneras conoces para preparar una infusión?

Antes de empezar con las preparaciones, te interesarán saber algunas cosas que pueden hacer que tu infusión sea más exitosa. ¡Toma nota!

Una buena agua para hacer una infusión perfecta

Parece obvio, pero a veces no prestamos atención a uno de los ingredientes básicos de la infusión: el agua. Es recomendable un agua filtrada, que no sea mineral. Para hacer una buena infusión, hay que calentarla hasta que hierva y sacarla. No usar un agua que se ha hervido dos veces o durante mucho rato, ya que, si es así, se pierde mucho oxígeno y puede afectar a la calidad de la infusión.

Un poquito de leche o bebida vegetal

Sí, en el caso de los tés, sobre todo, existe la opción de agregar un poco de leche o bebida vegetal. Se suele recomendar hacerlo en el caso de tés intensos, como los negros (clásico, English Breakfast…) o muy especiados como el Chai. Son infusiones que admiten, si se quiere, un poco de leche o bebida vegetal para suavizar el sabor.

Tiempo para hacer una infusión

Los fabricantes suelen anotar el tiempo que requiere cada infusión para lograr un óptimo sabor a la par que obtener el máximo beneficio de las plantas que componen esa infusión. Pero si te encuentras que tiene que preparar alguna de estas infusiones, por ejemplo, un té, y tienes dudas, recuerda: para el té negro, lleva el agua a hervir y retírala. Échala en la taza junto con el té y deja que infusione durante 3 minutos si son saquitos. Si va a preparar té verde, retira el agua cuando arranque a hervir y espera un par de minutos antes de echarla en la taza con el saquito con tal de que baje la temperatura. Luego déjalo infusionar durante 3 minutos en el caso de saquitos.

 

Y ahora ya podemos clasificar los tipos de preparación según el tiempo del que dispongas. ¡Pruébalas todas para sacar tus propias conclusiones!

  • Preparación de infusión con tetera. Este es el método tradicional. Puedes colocar agua y poner a calentar o bien calentar el agua a parte y verterla dentro una vez haya hervido. Una vez el agua de la tetera esté caliente, agrega las hojas de la infusión o el saquito que quieras infusionar y respeta el tiempo que se recomienda. ¡Y ya puedes servir!
  • Preparación de infusiones con olla. Puedes calentar agua en una olla o cazo y cuando arranque a hervir, retirarla del fuego. Agrega tu infusión favorita y espera a que pase el tiempo recomendado. Luego retira las plantas y sírvela.
  • Preparación de infusión en microondas. Coloca una taza con agua en el microondas y pon a calentar. El tiempo hasta que hierva el agua depende de cada microondas así que estate atento. Cuando arranque a hervir, saca la taza con cuidado y pon tu infusión en ella. Respeta el tiempo para que se infusione, luego retírala y siéntate a disfrutarla.

En cualquier caso, la infusión debe hacerse una vez calentada el agua, y no durante el proceso en el que se calienta ésta, pues puede cambiar las propiedades y sobre todo el gusto de la bebida final.

 

¿Y tú? ¿Cómo preparas tus infusiones? ¿Quieres ampliar tu fondo de armario de infusiones con extraordinarios sabores y propiedades? Revisa tu despensa y anota tus próximas adquisiciones de deliciosas infusiones con las que desearás que se acerque tu momento del día para degustarlas. ¡Disfruta!

 

 

 

 

Cosas que desconocías sobre infusiones Susarón

5 cosas que no conocías sobre las infusiones Susarón

100 años de infusiones

Susarón es una marca con tradición. En 1929 el Doctor Froilán Rascón Reyero, aprovechando los recursos naturales que le ofrece la peña de Susarón de la puebla de Lillo, León, decide fundar Infusiones Susarón.

Comercializaba su selección de plantas en el apeadero del tren transcantábrico que paraba diariamente en Boñar. De esto hace ya 100 años, y el afán por seguir ofreciendo productos adecuados a las necesidades de los consumidores ha seguido intacto desde entonces.

¿Qué hace Susarón por ti?

Susarón se adapta a los consumidores. Consumidores que cada vez están más formados y son más exigentes y que desean cubrir sus necesidades con un toque de placer.

Por eso nuestra prioridad es encontrar ingredientes que puedan ser una ayuda en tu día a día a la vez que disfrutes de tu momento por su sabor mientras te cuidas.

Las infusiones Susarón han seguido esa tradición del Doctor Froilán, apostando por nuevas tecnologías que aseguren mayor calidad en los productos.

Susarón, garantía de calidad

Si hay algo que caracteriza nuestra marca es nuestro sistema exclusivo de control de calidad que ha sido desarrollado por el Instituto Tecnológico de Castilla y León. Y al ser una marca internacional, cumplimos con las legislaciones vigentes de todos los países donde se comercializan nuestros productos.

Materias primas de calidad

Para garantizar esta calidad empezamos por controlar la calidad de la materia prima. Para ello, y gracias a la tecnología más puntera, eliminamos riesgos de contaminación bacteriana o microbiológica, evitando pérdidas de sabor, aromas y propiedades de nuestros productos. Para ello, la materia prima es esterilizada en cámaras de vacío mediante técnicas de temperatura y vapor, sistema Maba Therm ®. Este sistema garantiza la esterilidad total de las plantas incluso contra la samonela.

Innovación Susarón

Siguiendo con el afán de ofrecer soluciones a las necesidades actuales de los consumidores, en Infusiones Susarón S.L. dedicamos gran parte de nuestra facturación a la investigación. De esta manera logramos encontrar soluciones a los problemas estético-sanitarios de la sociedad.

Alguna de las novedades que hemos incluido en los últimos meses en nuestros productos es la bolsita de doble cámara, que mejora la extracción de todas las propiedades beneficiosas de las mezclas, potenciando su aroma y sabor. Además, el diseño de estas bolsitas no utiliza ni grapas ni pegamentos, para evitar impactar de manera negativa en el medio ambiente y en la seguridad alimentaria.

Otra de las novedades es el nuevo sobre de aluminio con triple capa, que permite así conservar todas las propiedades organolépticas y beneficiosas hasta el momento de su consumo.

 

Susarón es una marca comprometida con sus consumidores, con el medio ambiente y la seguridad alimentaria. Esta marca de infusiones, escucha a sus consumidores para ofrecer productos adaptados a sus necesidades y adaptados a las exigencias actuales sobre sostenibilidad y ecología.

Ahora que ya nos conoces un poco mejor,  ¿sabes que hemos renovado la imagen de nuestras infusiones funcionales? Ya puedes encontrarlas en tu punto de venta habitual. Si quieres descubrir la nueva imagen de las infusiones Susarón y consultar información sobre cada una de ellas, puedes hacerlo en la web.

¿Qué te parece si lo celebramos tomando tu infusión preferida mientras te das un momento?  Disfruta, nosotros te cuidamos. Infusiones que saben bien, te sientan bien